1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La nefasta herencia de Wert

El ministro dejará el Gobierno con el sector educativo en pie de guerra contra la LOMCE, el 3+2, el tasazo y los recortes en profesorado y becas. Y sin haber rectificado la subida del IVA cultural hasta el 21%

Carlos Larroy 3/06/2015

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Todas las quinielas señalan que José Ignacio Wert será uno de los ministros que saldrán del Ejecutivo en cuanto Mariano Rajoy anuncie el lavado de cara de su Gobierno forzado por los malos resultados electorales y la presión de sus barones regionales. El titular de la cartera de Educación dejará una herencia nada deseable para su sucesor, ya que el ministro, aplicando el rodillo de la mayoría absoluta, ha conseguido poner a Gobiernos autonómicos y a las principales partes del sistema educativo en su contra. Se marchará, de hecho, sin saber qué va a pasar con el incendio que ha provocado su polémica reforma universitaria del 3+2 ni con otra de sus medidas estrellas, la LOMCE, que sigue provocando huelgas e insumisiones y que tanto PSOE como Podemos han prometido derogar si llegan al Gobierno.

El principal problema de Wert desde que asumió el mando del ministerio ha sido su falta de diálogo, un error monumental teniendo en cuenta que este es un sector especialmente dividido, con mucho obispo y lleno de sanctasanctórums. Y sus frecuentes polémicas declaraciones, quizá fruto de su pasado tertuliano (como que la fuga de cerebros “nunca puede considerarse un fenómeno negativo”), tampoco le han ayudado demasiado. Ambas actitudes hicieron que en pocos meses pasara de ser el ministro más desconocido a convertirse en el peor valorado (obtiene un 1,36 sobre 10, según el CIS). Aunque, más allá de sus peculiaridades, lo realmente importante es que su afán reformista ha ido directo a recortar el gasto en educación . 

Estas han sido sus principales reformas. 

1. EL TASAZO UNIVERSITARIO. Igual que ocurrió en Sanidad, Wert comenzó muy pronto a aplicar fuertes recortes para cumplir con la regla de oro de reducir el déficit. Cuatro meses le bastaron para aprobar su famoso decreto de medidas urgentes para reducir el gasto educativo, que incluyó desde un aumento de las horas de clase del profesorado hasta el conocido como tasazo universitario. Este exigió a las comunidades que cobraran al menos el 15% del coste real de la carrera a los universitarios, poniendo un tope del 25%, lo que produjo desde el principio un importante encarecimiento de la primera matrícula.

Como publicó recientemente CTXT, el tasazo ha hecho que, de media, los estudiantes tengan que pagar 800 euros más por sacarse un grado, un aumento del precio del 65%. Cataluña y Madrid han sido las comunidades que mejor han aprovechado este recorte de Wert, ya que sus estudiantes deben abonar hoy de media el doble que hace tres años por cursar la misma carrera. Y los másteres no habilitantes, cada vez más necesarios por la filosofía de Bolonia y por la alta tasa de paro juvenil, también han subido un 46%.

 2. RECORTE DE BECAS. El tasazo, no obstante, no habría minado tanto la igualdad de oportunidades si las becas se hubieran reforzado con el objetivo de que todos los españoles pudieran acceder a la universidad. El problema es que Wert hizo todo lo contrario poco después. Aprobó una compleja reforma del sistema, y luego reconoció que había producido un recorte medio de 300 euros en lo que recibe cada becado y que alrededor de 19.000 personas habían perdido la ayuda. Además, empezó a reclamar parte de la beca a aquellos alumnos que no aprobaran al menos el 50% de los créditos.

Mención especial requiere el recorte de las becas Erasmus, ya que el titular de Educación se enredó en una fuerte polémica con Bruselas --aseguró que la Unión Europea iba a reducir el dinero que transfería a España por este programa, algo que fue inmediatamente desmentido por el organismo comunitario (un portavoz de la UE llegó a decir que las declaraciones de Wert eran “basura”)--. Sea como fuere, lo cierto es que el nuevo programa del ministerio solo ayuda a los estudiantes a estar un semestre en una universidad extranjera, mientras que antes duraba todo el curso. También algunas comunidades han reducido sus propias ayudas e incluso algunas las han eliminado, como es el caso de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Murcia.

3. MÁS HORAS Y RATIOS, MENOS INTERINOS. El profesorado, que en su condición de funcionariado ha sufrido importantes recortes desde 2010 y una tasa de reposición del 10% hasta el año pasado, también ha visto cómo se le exigía un mayor número de horas de clase. Los docentes de la ESO se han visto obligados a impartir un mínimo de 20 horas de clase a la semana --antes algunas comunidades lo tenían fijado en 18--, lo que les resta tiempo para prepararlas, para gestiones administrativas, atender a las familias o dar refuerzos para alumnos con necesidades especiales o que tienen dificultades con alguna asignatura concreta.

Esta y otras medidas, como el aumento de las ratios máximas de alumnos por clase (se elevó en primaria de 25 a 30 chavales y en la ESO de 30 a 35), así como que solo se pudiera sustituir profesores con personal interino cuando el titular llevara más de 10 días de baja (antes había comunidades, como Andalucía, que lo hacían a las 48 horas), han permitido rebajar también el gasto en personal y que sea menos necesario que nunca contratar a interinos. Unos profesionales que, por otro lado, han visto reducida la oferta de oposiciones a la mínima expresión por la mencionada tasa de reposición.

4. LA SUBIDA DEL IVA. Tras este decreto, la subida del IVA que aplicó el PP, solo dos años después de que Zapatero ya hubiera aprobado otra, llegó en septiembre de 2012 y se cebó especialmente con la cultura y los espectáculos, que pasaron a tributar de un 8% a un 21%. Aunque esta es una medida achacable a Montoro, el sector explotó y continúa acusando a Wert de ahogar a la industria. En varias entregas de premios ha sido ruidosamente abucheado, y numerosos escritores y artistas se han negado a estrecharle la mano o han rechazado premios del ministerio.

De hecho, en un momento en el que el Gobierno está dando marcha atrás en muchas de sus reformas más polémicas -asistencia sanitaria para inmigrantes ilegales, tasas judiciales...-, llama la atención que no se haya rectificado en este punto, como sí se ha hecho por ejemplo con los floristas (su IVA ha bajado este año del 21% al 10%). 

En materia de Cultura, otra medida de dudosa eficacia ha sido la tasa Google, reclamada por los editores de prensa tradicional --y rechazada por muchos medios nativos digitales--, que supuso que el gigante informático decidiera eliminar Google News. Sin embargo, el motor de búsqueda ha encontrado otra forma de mostrar estos contenidos sin pagar nada a cambio, simplemente incluyéndolos en una nueva pestaña denominada 'En las noticias'. Gracias a ello, los medios apenas han perdido el tráfico que les llegaba desde el indexador Google News. 

Además, el ministro hizo a principios de este año un balance “muy positivo” de su nueva Ley de Propiedad Intelectual, de la que dijo que ha permitido que 100 webs que ofrecían contenidos piratas cerraran y que otras retiraran enlaces ilegales. No obstante, si España decide escoger esta política contra la piratería, está claro que esta ley no ha dado los resultados deseados: sigue siendo relativamente sencillo descargar música y películas o ver series online.

5. ADIÓS CIUDADANÍA, HOLA RELIGIÓN. Volviendo al tema educativo, Wert no solo ha aprobado reformas para reducir el gasto. También las ha habido con un marcado tinte ideológico. La aprobación de la LOMCE a finales de 2013, que no contó con el apoyo de ningún otro partido, es el mejor ejemplo de ello. El ministro, en uno de los pocos compromisos electorales cumplidos por el PP, decidió eliminar del contenido curricular la asignatura Educación para la Ciudadanía, creada por el PSOE y que algunos altos cargos del PP habían calificado en su día como adoctrinadora.

Además, reforzó la asignatura de Religión, lo que para las asociaciones que apuestan por una escuela pública laica representa un notable retroceso con respecto a la anterior ley. La nueva obliga a todos los centros a ofertarla y a que aquellos que no la elijan cursen 'Valores sociales y cívicos'. Lo que sí hace la séptima ley educativa de la democracia es que la nota de Religión compute para la nota media del estudiante y, por tanto, su resultado tenga el mismo valor para acceder a la universidad que las asignaturas de Matemáticas o Lengua.

Otro caballo de batalla, que le ha enfrentado especialmente con Cataluña y el País Vasco, es que la LOMCE recentraliza en el ministerio buena parte del poder para diseñar el currículo, de forma que las autonomías tienen menos margen para configurar sus contenidos. En este sentido, sigue habiendo un fuerte malestar por la supuesta pérdida de peso de las lenguas cooficiales con este nuevo sistema. Por ejemplo, Cataluña se basa en un sistema de inmersión lingüística (el catalán como lengua vehicular) y ahora se exige que se ofrezca también la escolarización en castellano. En medio de la polémica, Wert pronunció otra frase que quedará para la historia: dijo que la LOMCE iba a ayudar a “españolizar a los alumnos catalanes”. 

6. ¿EXÁMENES EXTERNOS O ESCUELAS DE PRIMERA Y DE SEGUNDA? Otra novedad de la LOMCE es la aparición de exámenes externos --los hace el Ministerio de Educación en todos los centros-- en 3º y 6º de primaria, 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. Los dos primeros han nacido como pruebas de detección precoz de posibles problemas de los alumnos en la adquisición de competencias en matemáticas y lengua. Pero los padres de la escuela pública lo ven como una posible fuente de segregación. 

El problema, argumentan, es que los sistemas de escolarización están diseñados para que los chavales puedan estudiar cerca de casa y que se da la circunstancia de que hay barrios donde la situación socio-económica es peor que en otros, un factor que, según demuestran los informes PISA, tiene una correlación directa en los resultados de los estudiantes. Por eso, añaden, estos exámenes podrían hacer que los colegios que sacaran buenos resultados los publicitaran para atraer a los mejores alumnos, mientras que otros centros se verían relegados a una especie de colegios o institutos de segunda, con alumnos con peores calificaciones. El Ministerio argumenta que no se van a hacer rankings, pero lo cierto es que los resultados sí que serán públicos porque los centros tendrán la obligación de informar a sus respectivas comunidades educativas. 

Otra medida polémica es que los alumnos de 3º de la ESO, con solo 14 años, tendrán que elegir si quieren enfocarse hacia la Formación Profesional o el Bachillerato. Es una política que busca precisamente potenciar la FP para reducir el abandono escolar temprano. Pero sindicatos y comunidad educativa creen que puede crearse una distinción entre los alumnos listos (que escogerán Bachillerato) y los menos listos, que se verán 'relegados' a la FP.

7. EL INCENDIO DEL 3+2. Wert se iba a marchar dejando de herencia un sector educativo mucho menos fuerte tras los recortes y más dividido que nunca. Pero a finales del año pasado se sacó otra drástica reforma de la chistera: la universitaria, que pretende modificar el actual sistema de grados de cuatro años y un curso más de máster (4+1) por el 3+2, que consiste en carreras de solo tres años y posgrados de otros dos. Los rectores rechazaron de inmediato esta medida y pospusieron su aplicación tres cursos porque entienden que aún no ha habido tiempo para evaluar el resultado que han dado los grados de Bolonia --aún están saliendo las primeras promociones--.

Pero la principal queja, en la que más inciden los estudiantes, es que esta reforma, unida al tasazo, puede dar la puntilla a la educación universitaria. Esto se debe a que, como el propio ministerio reconoce, los grados pasarán a dar un contenido “generalista” y, por tanto, se hará más necesario que nunca cursar un posgrado de dos años para especializarse. Y la clave reside ahí: en la actualidad, un año de máster cuesta de media el doble que un año de carrera, de forma que si el cuarto curso pasa a ser ya de posgrado, el coste final de estudiar cinco años costaría unos 1.250 euros más que ahora. 

Y aunque Wert tiene razón al afirmar que muchos países de la UE --como Francia, Alemania o Finlandia-- apuestan por el sistema 3+2, no lo es menos que estudiar en esos países resulta más barato que en España tras la aplicación del tasazo (en Finlandia, de hecho, es prácticamente gratuito) y que el coste tanto del máster como del grado es similar. Por ello, incluso los responsables de algunas consejerías de Educación de comunidades gobernadas por el PP señalaron en su día que, si finalmente se llega aplicar este decreto en algún momento, habría que buscar fórmulas para que el coste de estudiar cinco años no se encarezca aún más.

Todas las quinielas señalan que José Ignacio Wert será uno de los ministros que saldrán del Ejecutivo en cuanto Mariano Rajoy anuncie el lavado de cara de su Gobierno forzado por los malos resultados electorales y la presión de sus barones regionales. El titular de la cartera de Educación dejará una...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Carlos Larroy

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mr. Galois

    Que se carguen la ley si queiren, pero que mantengan la diferenciación de itinerarios desde los 14 años. Estoy de acuerdo con educación obligatoria hasta los 16, pero con 14 años ya hay personas que tienen claro que no irán a la universidad y por tanto deben seguir un itinerario de formación profesional. Obligarlos a estudiar ciertas materias implica una desmotivación que tira el nivel del aula hacia abajo. Todos pierden con el sistema actual.

    Hace 6 años 4 meses

  2. Max Stirner

    Por favor, dejad de decir que determinadas cosas (como la educación en Finlandia) son gratis, porque no hay nada gratis. Los finlandeses financian su educación a través de los impuestos, por lo tanto no es cierto que sea gratuita. Cuando el político de turno habla de una sanidad o una educación "universal y gratuita" se trata de una falacia. La educación o la sanidad no son gratuitas, las paga todo hijo de vecino (unos más que otros, ciertamente) de sus impuestos. Por favor, un poco más de rigor. Gracias.

    Hace 6 años 5 meses

  3. Juan de Mairena

    Es un análisis lleno de imprecisiones. La enumeración de los asuntos controvertidos de la legislatura podría ser la correcta, no así su exploración. Como libelo es impecable, como texto que contribuya al cuestionamiento y a la crítica razonada de la gestión del ministerio es manifiestamente mejorable.

    Hace 6 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí