1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

#Cambiamos, ¿y ahora qué?

El cansancio de lo mismo y la necesidad de respirar otro aire pudieron más que el miedo al cambio en la victoria de Mauricio Macri

Raquel Garzón 23/11/2015

<p>Mauricio Macri durante su primer discurso como presidente del Gobierno de Argentina.</p>

Mauricio Macri durante su primer discurso como presidente del Gobierno de Argentina.

Facebook Mauricio Macri

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

"Hoy es un día histórico, un cambio de época. Un cambio que nos tiene que llevar al futuro. Este cambio no puede detenerse en revanchas o ajustes de cuentas (...) tiene que poner la energía en la Argentina que viene", definió el domingo por la noche, visiblemente emocionado y ante un auditorio exultante, Mauricio Macri (56 años), candidato del frente Cambiemos y vencedor del primer balotaje presidencial del país.

El actual jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires se impuso, según el recuento provisorio, por un margen estrecho con el 51,4% de los sufragios contra el 48,6% de Daniel Scioli, el candidato oficialista. Una diferencia de unos 700.000 votos que pone fin a 12 años del kirchnerismo en el Gobierno, pero que le obligará a un diálogo permanente y a una sana búsqueda de consensos, pues su fuerza no tendrá mayoría en ninguna de las cámaras del Parlamento. Primera conclusión: el tiempo que se abre será por decisión ciudadana más equilibrado y menos prepotente que el ciclo de poder protagonizado por Néstor y Cristina Kirchner.

El cansancio de lo mismo y la necesidad de respirar otro aire pudieron más que el miedo al cambio, caballito de batalla sobre el cual se montó la campaña de Scioli, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires. Algunos de cuyos seguidores llegaron a comparar a Macri en declaraciones disparatadas con Hitler.

Los excesos de esa campaña --que el kirchnerismo llamó de "esclarecimiento" y Cambiemos, "sucia"-- fueron objeto de bromas que se viralizaron en Internet y restaron densidad política al debate de ideas.

Causas aún abiertas como la de Hotesur, en la que se investiga a la familia Kirchner, y la que se sigue por la muerte violenta del fiscal Alberto Nisman son casos testigo cuyo avance podría graficar un cambio de era

Rápido de reflejos y con un equipo de jóvenes colaboradores muy activos en las redes sociales, pasadas las diez de la noche del domingo 22, después de que Scioli reconociera la derrota, Macri tuiteaba: "¡Sí, se puede! #Cambiamos", reflejando en el hashtag el viraje del deseo subjuntivo a la concreción del triunfo. Macri asumirá la presidencia el 10 de diciembre y se presume que esta semana dará a conocer los nombres de sus futuros ministros.

Sólo a nivel económico, lo que tiene por delante el presidente electo bien podría situarse entre los doce trabajos de Hércules. Sincerar una economía con retraso cambiario, 25% de inflación anual, reservas casi nulas, cerca de un 30% de trabajo informal y una pobreza estimada en el 29%, sin desamparar a los más desprotegidos en ese proceso, es una tarea que requerirá temple y saber de cirujano cardiovascular.

Y también, coordinar las tareas de un equipo que deberá ser tan capaz como sensible para no arrojar al niño junto con el agua sucia de la jofaina tras el baño, mientras se avanza hacia adelante y se alienta la independencia de poderes para permitir a la justicia investigar hacia atrás lo hasta ahora cajoneado, cumpliendo con otro reclamo imperioso de la ciudadanía: terminar con la impunidad y la corrupción. Causas aún abiertas como la de Hotesur, en la que se investiga a la familia Kirchner, y la que se sigue por la muerte violenta del fiscal Alberto Nisman son casos testigo cuyo avance podría graficar un cambio de era.  

Pero el domingo, en el búnker de Cambiemos todo era fiesta todavía. "Hicieron posible lo imposible con su voto (...). Yo estoy acá porque ustedes me pusieron acá. Les pido ahora que no me abandonen", dijo Macri invitando a quienes no lo votaron a "que se sumen" al esfuerzo conjunto. Agradeciendo a un espinel infinito de familiares, aliados políticos y colaboradores (incluso a Anita Moschini, la secretaria que, contó, lo cuida desde que tenía cinco años y a quien fue a buscar para abrazar sobre el escenario), Macri aprovechó su primer discurso como presidente electo para reafirmar las tres prioridades de su gobierno: erradicar la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos, hastiados de la dialéctica amigo-enemigo que fue tan eficaz para el kirchnerismo durante más de una década en su construcción de poder.

Macri aprovechó su primer discurso como presidente electo para reafirmar las tres prioridades de su gobierno: erradicar la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos 

¿Por qué perdió el oficialismo? "Explíquemelo como si yo tuviera cuatro años", pedía a sus interlocutores Joe Miller, el abogado interpretado en la película Filadelfia por Denzel Washington. Otro hombre de Hollywood, Eli Attie, guionista de series como The West Wing, exasesor del presidente Bill Clinton y autor de los discursos del vicepresidente Al Gore, decía hace algunos días: "Una de las reglas de una campaña negativa es que te hiere tanto como a tu oponente. La esperanza, si apelas a una campaña negativa, es que le cause más daño al otro que a ti, y no siempre es así."

Algo así pudo haber pasado y funda la segunda conclusión: cuando el bumerán que lanzó contra Macri regresó cortando cabezas, Scioli no pudo eludirlo. Cambiemos consiguió cuatro millones de votos más que en primera vuelta, una rueda electoral que, recordemos, el oficialismo había ganado, quedando arriba por tres puntos.

Con fama de candidato incombustible y dialoguista, capaz de sortear la imagen negativa que el kirchnerismo más duro despertaba en gran parte de la ciudadanía argentina, Scioli equivocó la estrategia tras la primera vuelta electoral del 25 de octubre, que le arrebató al peronismo la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Se kirchnerizó.

Fogoneado por encuestas que daban cuenta del crecimiento de Macri, Scioli llamó a la militancia a salir a la calle y trocó su amable impasibilidad por una agresividad que lo acercó más al perfil de un kirchnerismo duro de cuyos modos siempre se había distinguido. Afirmó que las ideas de Macri eran un "peligro" para la sociedad, que había pactado "con todos los diablos" y que representaba uno de los vértices de "un triángulo de retroceso al pasado", completado por "los fondos buitre y el FMI."

A pocas horas de la elección, sus exhortaciones al electorado rozaron la desesperación y el patetismo: llegó a pedir el voto en tribunas y programas televisivos garantizando mantener el dólar a 10 pesos para que la gente pudiera irse tranquila de vacaciones en enero, mientras algunos de sus asesores aclaraban en otros canales que para febrero o marzo el dólar ya estaría en "11 o 12", asumiendo lo inevitable de una devaluación que hasta ese momento había puesto sólo en las intenciones macristas.

Scioli equivocó la estrategia tras la primera vuelta electoral del 25 de octubre, que le arrebató al peronismo la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Se kirchnerizó

El temor impactó en muchos, pero no alcanzó para ganar. Macri sacó 900.000 votos más que Scioli en Córdoba, una provincia largamente ignorada por el kirchnerismo, y no pudo conquistar el fervor de los bonaerenses. En la provincia que gobierna desde hace ocho años, Scioli apenas superó a su contrincante por 200.000 votos, quizá el costado más doloroso de la derrota para el gobernador. Las imágenes de cientos de militantes del Frente para la Victoria, algunos de ellos envueltos en lágrimas y banderas, abrazados en Plaza de Mayo dieron la vuelta al mundo. A todos ellos, tanto Macri, como la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, les prometieron "un gobierno para todos".

Aunque sin mayorías para ningún color político, el resultado electoral del domingo 22 de noviembre define un mapa de fuerzas inédito hasta ahora que alinea bajo el mismo frente --Cambiemos-- a la nación, la provincia y la ciudad de Buenos Aires. Un cuadro que será contrapesado por catorce gobernaciones en manos del peronismo (algunos de ellos no kirchneristas). Otra vez: la búsqueda de consensos es una clave de lectura del tiempo por venir.

Aunque le sepa hoy a acíbar, esta derrota puede transformarse también en la imprescindible renovación del movimiento fundado por Juan Perón ("Ese recuerdo que da votos", según la aguda definición de Julio Bárbaro, militante de la primera hora, enfrentado hoy al kirchnerismo), que debe sintonizar con el estilo de liderazgo del nuevo siglo. Esta es otra de las conclusiones de esta hora.

Haber perdido obligará al partido a una profunda introspección y a una purga imprescindible. Para volver a ganar el favor de la mayoría, el PJ necesita más de dirigentes al estilo de Juan Manuel Urtubey, joven gobernador de Salta, que de figuras como Juan Manzur, ex ministro de Salud de Cristina Kirchner, hoy gobernador de Tucumán, elegido en agosto en medio de un escándalo que incluyó quema de urnas, denuncias de fraude electoral y manifestaciones multitudinarias exigiendo justicia.

"Es hoy, es aquí, es ahora", arengaba Mauricio Macri a los argentinos el jueves pasado en su discurso de cierre de campaña presidencial en Humahuaca, Jujuy, al norte del país y a 1.620 kilómetros de Buenos Aires. Esa localidad, que simboliza en su lejanía de la capital el abandono en el que se encuentra el norte argentino, es conocida por todos los chicos del país gracias a una canción que se aprende en las escuelas: allí vive una vaca estudiosa, abuela ya pero empeñada en ir a la escuela, que imaginó María Elena Walsh preguntando en medio de las burlas de sus compañeros: "¿Por qué no puedo estudiar yo?".

Elegir ese lugar --la fuerza escénica de los cerros de colores, a cielo abierto y no alguno de los grandes centros urbanos de la Argentina-- perfiló una propuesta federal y ojalá sea un augurio del país que viene, porque los argentinos nos animemos a exigirlo: una tierra que volverá a crear trabajo en cada rincón y protegerá los derechos bien logrados de su ciudadanía en los cuatro puntos cardinales de su territorio, respetando una democrática alternancia entre fuerzas diversas. Suena deseable, normal y es lo que han hecho otros países de la región como Uruguay y Chile. ¿Por qué no nosotros?

"Hoy es un día histórico, un cambio de época. Un cambio que nos tiene que llevar al futuro. Este cambio no puede detenerse en revanchas o ajustes de cuentas (...) tiene que poner la energía en la Argentina que viene", definió el domingo por la noche, visiblemente emocionado y ante un auditorio...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Raquel Garzón

Raquel Garzón es poeta y periodista. Se especializa en cultura y opinión desde 1995 y ha publicado, entre otros libros de poemas, 'Monstruos privados' y 'Riesgos de la noche'. Actualmente es Editora Jefa de la Revista Ñ de diario Clarín (Buenos Aires) y Subdirectora de De Las Palabras, un centro de formación e investigación en periodismo, escritura creativa y humanidades.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Claudia

    Se han pasado por alto una buena cantidad de datos (positivos) sobre cómo deja el actual gobierno el país. Pero claro, esa ha sido y es la intención de Clarín. Lo llamativo es que sea la de ctxt también.

    Hace 6 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí