1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LAS CIUDADES DEL CAMBIO

Cádiz: gobernar con el viento en contra

Kichi y su equipo de gobierno avanzan solos en el Ayuntamiento gaditano, uno de los símbolos de la política del cambio y laboratorio de la batalla por la hegemonía de la izquierda

Gerardo Tecé 24/05/2016

<p>Fachada del Ayuntamiento de Cádiz. </p>

Fachada del Ayuntamiento de Cádiz. 

CTXT

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En la plaza de San Juan de Dios una pareja con aspecto de turistas nórdicos mira hacia arriba, señala y fotografía con el móvil el balcón del Ayuntamiento de Cádiz. Gobernado durante dos décadas por el PP de Teófila Martínez, hoy del balcón del consistorio cuelga una pancarta que dice “Por una Europa de puertas abiertas. Las fronteras matan”. “Estas son las cosas del Kichi, que le gusta lucirse, que se dedique a quitar el paro”, dice en voz alta una señora que pasa enfadada por la plaza cargando unas bolsas del supermercado. Hoy día, el turista que llegue a España sin saber nada de política nacional podría visitar las plazas de los ayuntamientos e ir identificando con el dedito y su cámara en el móvil cuáles son los del cambio. Ese sí. Ese no. Es sencillo: son los que tienen pancarta en el balcón. El simbolismo de las pequeñas cosas juega un papel importante en los municipios gobernados por propuestas políticas que, hace justo un año, tuvieron la fuerza suficiente para, recién nacidas, encabezar urnas que durante décadas fueron feudos inexpugnables de partidos tradicionales, pero que no tienen la fuerza necesaria para, con el bastón de mando ya en la mano, poder gobernar con estabilidad. Lo hacen solos, en minoría y con toda la oposición en frente. Gobiernan consistorios normalmente asfixiados por una deuda de décadas, que dificulta poner en marcha esas políticas para las que estos partidos municipales nacieron. El día a día viene condicionado por el reformado artículo 135 de la Constitución (el pago de la deuda tiene preferencia sobre otros gastos) que les aprieta el cuello. En casi todos los casos el único apoyo institucional externo que tuvieron estos nuevos equipos de gobierno fue aquel puntual que ya pasó, aquel que les dio el PSOE en la investidura para apartar gobiernos longevos del PP. Un año más tarde, el partido que los dejó, por activa o por pasiva, acceder a esas alcaldías, no es aliado, sino oposición.

Es el caso de la ciudad de Cádiz, símbolo de los autodenominados ayuntamientos del cambio en plena Andalucía de Susana Díaz, en el laboratorio de la batalla por la hegemonía de la izquierda. El de Cádiz fue el Ayuntamiento del cambio con un parto más complicado. En Sevilla, en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez, pareja del ahora alcalde de Cádiz, se plantaba ante una Susana Díaz a la que no le salían las cuentas para ser investida presidenta de Andalucía. Pocos kilómetros más al sur, Por Cádiz Sí Se Puede necesitaba del PSOE de la lideresa para acceder a la alcaldía. 24 horas antes de la sesión de investidura, ni Kichi ni nadie sabía si Susana iba a cobrarse o no el feo. No se lo cobró. Al menos en aquel momento no lo hizo. Aquellos consistorios, que nacieron de las elecciones de hace un año, se mueven con facilidad en lo simbólico pero sudan tinta para sacar adelante la parte de números sobre el papel, para aprobar unos presupuestos que, en el caso de Cádiz, vienen prorrogados desde los últimos que aprobó la anterior alcaldesa, Teófila Martínez. Después de meses de negociación entre el gobierno municipal (Por Cádiz sí se puede-Ganar Cádiz) y el PSOE, el alcalde José María González, Kichi, se hace la foto que no quería hacerse: aprobando los nuevos y esperados presupuestos en solitario y mediante la fórmula de aprobación en Junta de Gobierno, con toda la oposición en contra (PP, PSOE y C’s) posando también en la instantánea. Cádiz es una ciudad pequeña y las batallas políticas, al contrario que pueda suceder en las grandes capitales como Madrid o Barcelona, se respiran en lo personal. David Navarro, concejal de Economía y Hacienda de Cádiz, se pone al teléfono y su tono es de resignación ante la soledad de la foto cuando se le pregunta por la vinculación con el PSOE: “La relación a día de hoy con el equipo del PSOE es nula, incluso a nivel personal, salvo alguna excepción. Cuando nos sentamos a negociar los presupuestos parecía que coincidíamos en las prioridades, pero a medida que fuimos reuniéndonos percibíamos que no tenían ninguna intención de que sacásemos esto adelante. Querían dejarnos solos. Te quedas con la sensación de que se han reído de nosotros durante todo el proceso”. Según Fran González, actual líder del PSOE gaditano, no es así. Su oposición a los presupuestos se debe a cuestiones técnicas: “No podemos apoyar unos presupuestos que están inflados, no son reales, están basados en partidas que no existen. Son los presupuestos de alguien que está más pendiente de viajar a Madrid, a Barcelona, a Zaragoza o La Coruña --da la lista de los ayuntamientos de color morado-- que de Cádiz y los gaditanos”. 

El motivo de la soledad del equipo de gobierno de Cádiz, si nos vamos al papel sobre el que se negociaron los presupuestos, se reduce a que el nuevo consistorio no quiere limitarse a la gestión de los gastos del Ayuntamiento (sueldos, deuda y gastos corrientes). “Estamos gestionando el día a día y reduciendo la deuda, pero nosotros estamos aquí para hacer políticas sociales, como la de vivienda”, explica David Navarro. En los presupuestos recién aprobados en solitario, Kichi y los suyos aportan para políticas sociales partidas que de momento no están y quizá ni se las espere, si hacemos caso a esa teoría de la batalla en el barro entre PSOE y Podemos. Ocho millones y pico de euros dependen de que la Junta de Andalucía pague una deuda que el Ayuntamiento de Cádiz reclama. Otros tantos millones vendrían de la hipotética futura venta de un hotel junto al Estadio Carranza, que, de no meterse en el plan de presupuestos, iría directamente a pagar deuda por el dichoso artículo 135, explica el concejal. La última vez que el hotel se sacó a concurso, la oferta quedó desierta, explican desde el PSOE. Esta es la causa de la soledad y este es el dinero con el que el nuevo equipo espera contar para no limitarse al papel tecnócrata, sino para confirmar negro sobre blanco y desde las instituciones el lema de sí se puede. “Son castillos en el aire”, argumenta el líder local del PSOE. “Si se quedan en el aire es porque desde la Junta alguien se encargará de que así sea por motivos electorales”, responden del Ayuntamiento.

En la esquina de la calle que lleva de la Plaza de San Juan de Dios a la Catedral se concentra por la tarde una docena de hombres que rondan la cincuentena. Montaron una plataforma de desempleados en la ciudad con el récord nacional de paro y desde la época de Teófila Martínez exigen, en turnos de mañana y tarde, que las administraciones se pongan las pilas. Lo piden a los tres niveles, según la pancarta: Gobierno central, Junta y Ayuntamiento. El día que le tumbaron los presupuestos a Kichi, varios representantes de la plataforma estaban presentes como público en el salón de plenos, pancarta en mano. Política de gestos, el alcalde los señaló para abroncar a los partidos de la oposición: “Esta gente está en paro y pide que se lo solucionemos. Les da igual si es desde Madrid, Sevilla o Cádiz, pero es aquí, al Ayuntamiento de Cádiz, a donde vienen a pedir que les echemos una mano, porque este es su Ayuntamiento y es aquí donde tenemos que hacer algo”. La batalla por ser el que tenga la razón en una ciudad pequeña en la que todos se conocen es distinta a las batallas políticas a nivel nacional o en las grandes ciudades. En Cádiz, además de en la prensa, se disputa en plenos de puertas abiertas, ante los vecinos que se acercan a quejarse y ahí Kichi, aunque se ha llevado algún que otro revolcón, sabe defenderse bien. Se ha criado en el barrio de la Viña. La oposición, más sobria en apariencia, lo resume con el mismo reproche que le hacía la señora de las bolsas, “qué le gusta lucirse”. En la batalla de la prensa la cosa cambia. Uno de los gastos que el nuevo consistorio entendió como superfluo nada más llegar fue el de la publicidad institucional. Después del tijeretazo, los medios locales no tienen a Kichi en un altar. “Hemos reducido el 70% el gasto en publicidad. Esto nos da pistas de por qué tenemos a la prensa local en contra. Ese 70% de presupuesto era autobombo que durante años usó Teófila. Nosotros nos negamos a usar dinero público para decir que somos maravillosos”, explica el concejal de Hacienda.

Visto el ambiente institucional en Cádiz y la relación de fuerzas, uno se extraña de que mañana mismo no haya una moción de censura que devuelva a Kichi a sus clases como profesor de Geografía e Historia. “Esa sombra no nos asusta porque siempre ha estado sobrevolando desde que entramos en el  Ayuntamiento. Siempre se ha barajado en los mentideros de la ciudad”, cuentan desde el entorno de Kichi. Y es precisamente esa relación de fuerzas que hace parecer inminente el desalojo la que de momento permite que la aventura de quienes acabaron con el Teofilato siga teniendo cuerda. “El PSOE critica mucho a Kichi, pero es quien lo sostiene, porque por aritmética la única alternativa somos nosotros y con nosotros no van a unirse”, dice un portavoz del PP local. ¿Hay posibilidad de que eso cambie? “Rotundamente no”, responde el representante del PP con la seguridad con la que se opina en los lugares donde todo el mundo se conoce. Iremos viendo.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Bruno

    El PSOE de Cádiz, que se ha pegado dos décadas dejando hacer a Teofila con una oposición tristísima, ahora que tiene la oportunidad de colaborar para mejorar la ciudad se dedica a torpedear al gobierno. Pero de qué extrañarse, se veía venir

    Hace 4 años 10 meses

  2. Alucino

    Menuda barbaridad que metan en presupuesto como ingresos de este año, deudas de años anteriores ¿también meten lo que debe el Ayuntamiento como gasto en el presupuesto de este año?, terrible si ese es el nivel del cambio.

    Hace 4 años 10 meses

  3. CCOO

    Que se lo digan a CCOO y UGT. Kichi Dimisión.

    Hace 4 años 10 meses

  4. Santi

    Me he partido el culo con la frase "uno se extraña de que mañana mismo no haya una moción de censura que devuelva a Kichi a sus clases como profesor de Geografía e Historia". ¡Pero si se ha pasado más tiempo en excedencia y de baja que trabajando!

    Hace 4 años 10 meses

  5. Máspapas

    Muy buen artículo, como siempre Tecé lo clava, felicidades.

    Hace 4 años 10 meses

  6. Noel

    No soy de Cádiz pero sí muy aficionado a su carnaval. Cuando ponía Onda Cádiz para ver la preselección lo flipaba con los anuncios que decían "a pesar de la crisis seguimos mejorando la ciudad" Este año, por suerte, habían desaparecido.

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí