1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Cosas que nunca te dije

1. Quedan 22 meses de pensiones. Enjoy

Serie electoral. Hay cosas que es mejor no contar. El jubilado es pieza clave. Es el que más y más felizmente vota. Si la deuda es comunicación entre los nuevos puntos de poder y los Estados, en España las pensiones son el nexo entre los grandes parti

Guilem Martínez 25/05/2016

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La deuda lo es todo. Incluso es un modo de comunicación. Desde que empezó la crisis, las instancias en las que fue posible la democracia --los Estados-- se han comunicado con las nuevas instancias no democráticas y poseedoras de poder real --BCE, FMI, Comisión Europea, RFA--, a través de la deuda. Curiosamente, al parecer, a través de comunicación escrita, explícita y formal, como la carta del BCE que recibió ZP en 2010, o la carta que ha enviado Rajoy a la Comisión Europea, en la que habla de una nueva oleada de recortes. Estilísticamente, son cartas severas y ejecutivas, en las que, no obstante, se utiliza un lenguaje que aplaza u oculta la magnitud de lo indicado. Tanto la carta remitida por el BCE como la carta emitida por Rajoy, suponen una ruptura  --radical: el fin, con todas las letras, de la democracia tal y como quedó en 1945--, si bien no aluden directamente a ello. Sorprende, aun así, el uso de la palabra escrita para tratar temas escabrosos, expuestos, en el futuro, a una interpretación histórica poco épica. Quizás, la explicación es que el uso de la palabra escrita en momentos de reacción es una suerte de tradición europea. Obama --otra cultura que, por ejemplo, no gaseó a sus ciudadanos en el siglo XX-- parece ser que no optó por el mensaje escrito, sino por una llamada telefónica e informal a ZP. Una llamada muy importante pues, todo apunta a ello, fue el detonante del abandono del bienestar en 2010. ¿Por qué los europeos optan por el formalismo? ¿Por qué optan por escribir, de forma vaga pero efectiva, lo que, se supone, pactan y hablan continuamente y desarrollan, posteriormente, en documentos de orden legal? Hipótesis: posiblemente, tanto los Estados como las otras instancias tienen interés en que todo quede por escrito, por la misma razón que un oficial de artillería siempre pide por escrito la orden de disparar contra sus propias fuerzas. Para corresponsabilizarse, para no ser el pringado que vaya a un Consejo de Guerra. Europa, en fin, y al contrario que los EE. UU., tiene una vasta tradición de barbarie que, por ejemplo, hizo que esas notas escritas, ese estilo del comunicado, proliferaran tanto en el siglo XX. Están volviendo en el XXI. Glups.

Bueno. La deuda es una suerte de comunicación entre los Estados y sus superiores. Sorprendentemente, esa comunicación se interrumpe más allá de esas dos instancias. La deuda, lo que está pasando 24 horas al día, lo que modula la política, la economía, la crisis social, no sólo aparece poco en la política oficial local, sino que aparece poco o nada en las campañas electorales, esos momentos de comunicación política en 3D. La deuda no apareció en las pasadas elecciones, en su grado y calidad. Y, al parecer, no lo hará, en la importancia que tiene, en estas. Sobre el concepto la-importancia-que-tiene: la deuda está vertebrando dos temas que, por sí solos, suponen una crisis de sistema inviable y, por lo mismo, suponen una fallida de la política local. Ninguno de los grandes partidos parece, en fin, encarar esos dos temas. O, tan siquiera, verbalizarlos. Se trata de a) el reajuste resultante de las, ejem, mentiras contables del Gobierno Rajoy a la Comisión. Se trata de un reajuste pendiente de 8.000 millones, que serán, todo apunta a ello, 10.000 tras la multa que la Comisión impondrá al Estado en julio. Se ha escogido esa fecha, se supone, para presionar la formación de un Gobierno sensible a solucionar ese nuevo recorte --la deuda, en fin, es comunicación, etc.-- y que, según la nota de Rajoy, puede integrar, por otra parte, nuevos recortes. De lo poco comunicado por los grandes partidos es que confían negociar el interés y el plazo, posibilidad inaugurada esta semana en Grecia. Lo que es muy poco y lo que presagia un nuevo desballestamiento, incalculable y ya difícil de imaginar, en el Bienestar.

Informe del Fondo de Reserve 2015. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

Informe del Fondo de Reserve 2015. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

Aun así, el tema a) es la buena noticia, si consideramos en su verdadera dimensión dramática el tema b).  Tema b): el Fondo de Reserva de la Seguridad Social tiene líquido para poco más o poco menos de dos años. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social es el fondo, invertido en deuda, que garantiza el cobro de pensiones. Fue creado en 2000, a la luz del Pacto de Toledo, un acuerdo tan sobrepasado en el tiempo que, en ocasiones, se confunde con el Concilio de Toledo, en el que los visigodos abandonaron el arrianismo y abrazaron la fe verdadera. En 2011 el Fondo estaba rollizo y alcanzó un superávit histórico de 66.815 millones de euros. Al año siguiente, el Gobierno Rajoy empezó a utilizar este fondo intocable, y que hasta ese momento sólo había crecido, para pagar pensiones, a falta de otro líquido. En tan sólo 5 años de esa dinámica de meter la mano en el cajón, tan telúrica, el fondo se ha visto reducido hasta la cifra de 32.461 millones. Es decir, ha perdido cerca de su 40%. Si prosigue esa progresión, hay fondo de pensiones --es decir, pensiones-- hasta  2018. “O 2017. Todo esto esta en la web de la Seguridad Social, sorprende, por tanto, que nadie haya dado la voz de alarma", me dice Juan Moreno-Yagüe, diputado autonómico andaluz por Podemos y vicepresidente de la Cámara. La única voz de alarma, de hecho, ha sido una sordina del PSOE, emitida en esta precampaña, proponiendo crear un nuevo impuesto para sufragar unas pensiones que, en breve, carecerán de Fondo que las garantice y haga efectivas. Este problema, y su solución mediante endeudamiento, es lo que convirtió a Grecia en el Laboratorio de la Humanidad del siglo XXI.

Será curioso cómo nuestra clase política se encuentra de morros con estas dos consecuencias de la deuda y la austeridad, públicas y publicitadas, pero no comunicadas por ellos ni, al parecer, asumidas. Y será curioso ver cómo encara la segunda. En el sistema español, el pensionista es una pieza clave. Es el que más y más felizmente vota. Hasta cierto punto, es el sostén electoral de los grandes partidos. Si la deuda es comunicación entre los nuevos puntos de poder y los Estados, en España, las pensiones han sido la comunicación entre los grandes partidos y sus votantes decisivos. Tal vez, la única efectiva y que les pita, a estas alturas de partido. Al menos, hasta 2017 o 2018.

Una campaña que no se centre en estos dos temas sería un chiste. Y es posible que lo sea.

Autor >

Guilem Martínez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Stuart Medina

    Hace unos meses escribí un artículo sobre el tema en InfoLibre. http://chartalismo.blogspot.com.es/2016/03/la-cortina-de-humo-del-fondo-de-reserva.html

    Hace 4 años 10 meses

  2. archivista

    El comentario es muy oportuno. Sin embargo … es más fácil creer la información cuando es correcta. Veamos: si en 2011 había 66.815 millones y en 2015 quedaban 32.481, lo que ha volado no es “casi el 40%”, sino el 51%, algo más de la mitad. Y ha sido en cuatro años, no en cinco. En promedio, se han perdido 8.583 millones al año. A ese ritmo, el fondo duraría 45 meses, no 22. Nada de esto cambia la urgencia de debatir sobre el problema, pero … ¿qué diríamos de un periodista que confundiera las declaraciones de Rajoy con las de Rivera? El rigor importa

    Hace 4 años 10 meses

  3. Santi

    Es fundamental que el gobierno no se lo coman los del coletas la siguiente legislatura, que va a ser una carnicería.

    Hace 4 años 10 meses

  4. karlggest

    Hola. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social es un mecanismo por el cual el Estado en época de bonanza económica aporta cada año una cantidad de dinero para constituir un fondo que pudiera utilizarse en épocas de crisis para garantizar que el Estado puede afrontar los pagos de la seguridad social, lo que incluye a las pensiones. Por definición, acusar a un gobierno de utilizar el dinero de un fondo para el fin previsto en el mismo fondo es un poco absurdo. De hecho, quien primero tenía que haber echado mano de este fondo fue el gobierno del PSOE, y quien sabe cuánto de esta crisis nos habríamos evitado. El problema de este fondo concreto es que nace en el contexto del debate sobre el sostenimiento de las pensiones a medida que cambia la distribución de la población de un país desarrollado. Como siempre que los debates son copados por partes interesadas, suelen eludirse los aspectos principales y quedarse con los accesorios. Si a medida que la población estudia más (la tendencia es a extender la educación obligatoria y la secundaria) y aumenta la esperanza de vida, puede verse que el sistema elegido en su momento, que las aportaciones a la Seguridad Social deberían ser suficientes para financiar su gasto, fracasará antes o después. Y más si aparecen "cosas" que el estado pueda querer incluir en la Seguridad Social -tratamientos de determinadas enfermedades que resultan caras, etc. Que un fondo como éste no puede ser garantía del pago de las pensiones es fácil de entender si se le dedican unos momentos de reflexión: 10 millones de pensionistas a 600 €/mes, son 600x10= 6.000 millones de euros al mes, 72.000 millones en 12 pagas y 84.000 millones en 14 pagas. Así que el fondo que teníamos estaba lejos de poder cubrir estos pagos durante un año, y es difícil determinar cuánto tiempo llevaría conseguir que el fondo dispusiese de una cantidad suficiente para poder ser garantía efectiva de nada.

    Hace 4 años 10 meses

  5. Pedro Aviles

    ¿Que risa eh! Carlitos? Ya te tocará a ti o algún allegado tuyo...veras que risa ....

    Hace 4 años 10 meses

  6. Carlitos

    Ni te cuento Carlos cómo te vas a reir cuando seas tú primero el que no cobres tu nómina jejejejeej ¿Seguirás votando podemitas?

    Hace 4 años 10 meses

  7. Xabier

    Muy bueno el artículo. Eso sí, deberías revisar un poco esas matemáticas (en realidad, nos han robado casi el 50 %, y no «solo» el 40 %): «[...] alcanzó un superávit histórico de 66.815 millones de euros. [...] En tan sólo 5 años [...], el fondo se ha visto reducido hasta la cifra de 32.461 millones. Es decir, ha perdido cerca de su 40%.»

    Hace 4 años 10 meses

  8. Q

    Supongo que las pensiones serán lo último en caer. Podrían ir quitando, con toda su jeta,de lo que en principio iba a ir destinado a otras partidas (educación, defensa, etc). No veo tan extraño que en un país con una mentalidad tan cortoplacista, donde la clase política (como otras) es nuestro reflejo, se opte por una decisión de este tipo, en plan "ya correrán otros mañana".

    Hace 4 años 10 meses

  9. Carlos

    Yo trabajo en un centro de mayores, buenoby la gran mayoría son votantes del PP por una sencilla razón, para que no les quiten su pensión, si vieran lo que yo me río cada vez que escucho esto.....el día que no puedan cobrar su pensión.....seguirán votando al PP ???

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí