1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

Breve anatomía del desastre

El triunfo del PP valenciano sobre la nueva política puede descansar en la movilización social que ha ejercido el PP y que la nueva política ha decidido no ejercer. Un análisis extrapolable al resto del Estado

Francesc Miralles 29/06/2016

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Pasadas las 24 horas de rigor mortis y luto por el desastre del 26J, como así fue para el espectro progresista y poseedor de una mínima vocación transformadora, aquí van algunas reflexiones rápidas y a modo de autopsia: 

1. Es cierto que hasta que no contemos con la tabla-electoral del CIS, o equivalente, es precipitado hacer lecturas definitivas del resultado, pero el análisis rápido de los datos habla de un incremento de 700.000 votos para el PP debido a tres factores: trasvase desde Ciudadanos --unos 400.000--, movilización de un perfil abstencionista --otros 300.000-- y sin olvidar, por supuesto, los beneficios de la Ley Electoral y la prima de escaños que supone. Un 33% de los votos no es un porcentaje espectacular en perspectiva comparada en un sistema parlamentario proporcional, pero sirve de sobra para ser primeros en un entorno multipartidista. El PP ha entendido que necesitaba, más que una estrategia catch all como en los viejos tiempos, cohesionar a los convencidos. Rajoy y la gestión conservadora de los tiempos vuelve a ganar a sus ilusos enterradores. #since2004

2. El PP, y especialmente el valenciano, ha cifrado parte de su éxito en una estrategia de polarización respecto a la amenaza de la izquierda: en el campo económico, de un lado --donde la perspectiva del Brexit y el viernes negro ha ayudado, no sabemos hasta qué punto, pero seguro que sí en términos de framing-- y sobre todo articulando, cohesionando y movilizando en cantidad suficiente a su base social. El PP --y el caso valenciano es un gran ejemplo-- ha sabido recurrir con éxito a entornos sociales que escapan a su militancia estricta, tales como los que se articulan alrededor de la Iglesia Católica  --la escuela concertada, etcétera--, tales como el apoyo explícito de la jerarquía católica y sus campañas --como el arzobispo de Valencia, la defensa de la Virgen María--. El PP ha hecho una precampaña y campaña en la calle trascendiendo la estructura del propio partido.

El PP ha hecho una precampaña y campaña en la calle trascendiendo la estructura del propio partido

3. El factor fundamental, sin embargo, ha sido el hundimiento de la izquierda, desigualmente repartido: el PSOE se ha dejado cien mil votos, pero Unidos Podemos/confluencias pierde un millón cien mil sobre la suma de sus candidaturas separadas en diciembre. Cualquiera de los motivos esgrimidos por unos u otros --condena al no acuerdo entre las izquierdas, condena de la busca de “butacas” en las negociaciones, castigo al radicalismo comunista, castigo a la estrategia de la cal viva, etcétera-- tendrían que haber detectados en alguna encuesta de las realizadas en los últimos meses. Pero, muy al contrario, todas indicaban la misma tendencia de voto que, incluso, podría incrementarse. Los motivos, pues, los tenemos que buscar en otros aspectos que el voto consciente, dado que tampoco parece haber habido transferencias entre los partidos “progresistas” --todos pierden bastante-- ni parece demasiado plausible que los votos desaparecidos de Unidos Podemos/confluencias hayan ido hacia el PP.

4. El gran factor que ha variado respecto a las elecciones de diciembre es la participación --del 73’20% de diciembre al 69’84% de junio [no incluye datos de participación de residentes en el extranjero]--, 3 puntos escasos de diferencia, que en votos absolutos se pueden cifrar en alrededor de un millón. Podemos presuponer a grandes rasgos que los 100.000 votos perdidos del PSOE y los 400.000 de C’s pueden compensarse más o menos con los 700.000 que gana el PP --recordamos que el CIS y otras encuestas hablaban de un 32’4% de indecisos; un 10% de los cuales dudaban entre PP y C’s, que estimando sobre censo serían alrededor de 800.000 votantes; un 9’4% dudaba entre PP y PSOE; es decir, unos 700.000 y pico--. Por lo tanto, el gran diferencial previsible entre la previsión y la realidad sería el millón y pico de votos menos de Unidos Podemos/confluencias, que no es probable que haya tenido grandes capitales de transferencia con un PSOE que también ha perdido votos.

Podemos presuponer a grandes rasgos que los 100.000 votos perdidos del PSOE y los 400.000 de C’s pueden compensarse más o menos con los 700.000 que gana el PP

El error de la encuesta a pie de urna de TVE-Sigma Dos permite afinar esta suposición: estimó un resultado a partir de los votantes que habían participado en las primeras horas del día, simulando la participación en las horas restantes. Pero si bien a las 14 horas la participación era prácticamente clavada a la del 20 de diciembre, casi toda la abstención diferencial se concentró por la tarde. No es ningún secreto qué perfil de edad acostumbra a votar por la mañana después de misa y qué perfil espera hasta la tarde, y más siendo domingo: los jóvenes. El hecho de ser verano, temperaturas superiores a los 30 grados en buena parte del Estado y una Eurocopa en marcha, tampoco contribuía precisamente a favorecer la participación después de comer. Aquí añadiré impresiones de carácter estrictamente personal basadas en aquello observado y comentado de apoderados e interventores de diferentes partidos en los comicios del 26-J: parece ser la sensación general que hubo muy poca afluencia de jóvenes a los colegios a lo largo del día. Y una consulta rápida en mi entorno cercano apunta a un puñado de abstencionistas de más frente a los comicios de diciembre, por no hablar ya de los de mayo de 2015: no tiene ningún tipo de valor estadístico pero la impresión flotaba en el ambiente y las conversaciones durante todo el día y la noche.

5. En clave estatal, los contendientes internos en Podemos y, en menor medida, en el interior del PSOE, no han tardado al afilar los cuchillos. El clima en la Plaza de Pilar de Valencia [sede electoral de Compromís y, por extensión, de ALaValenciana], el domingo 26 por la noche, era de funeral, pero también de imputación cruzada de culpabilidades con escasa autocrítica; en la posterior fiesta oficiosa del PSPV-PSOE, en la Plaza del Negret, tampoco predominaban precisamente las caras de alegría. En clave de izquierda radical no han tardado las voces que han querido leer --con más o menos acierto-- el fracaso del 26-J como un ajuste de cuentas, bien con la hipótesis populista, bien con la estrategia verticalista surgida del congreso de Vistalegre, reivindicando las esencias del 15-M y la horizontalidad; también las que atribuyen la culpa al miedo, a una sociedad immadura y a quienes votan a los corruptos, en la peor tradición nuñista-gaspartista.

El clima en la Plaza de Pilar de Valencia, el domingo 26 por la noche, era de funeral, pero también de imputación cruzada de culpabilidades con escasa autocrítica

Más allá de la concentración del voto al PP donde el Brexit puede haber influido, en la abstención diferencial de izquierda y, en concreto, en el entorno de Unidos Podemos y confluencias, yo aventuraría hipótesis más simples: una campaña que ha interpelado poco o nada los jóvenes que son el motor de este espacio político --comparamos el vídeo de Podemos de 2014, anticasta y apelando a la ilusión de la juventud, con el de 2016 con la voz de José Sacristán explicando que la victoria de Unidos Podemos en realidad no supondría ningún cambio práctico, y con gente de edad avanzada como protagonistas--. El resto --el énfasis en gobernar con el PSOE, las loas a Zapatero, lo elegía a la socialdemocràcia, los banderines españoles, y el apoyo a la Selección, con un sospechoso de proxenetismo de menores como guardameta, han hecho el resto: no sólo no se han sumado nuevos votos de mayores de 50 años sino que seguramente se han desmovilizado las propias bases. Y tampoco es necesario despreciar el efecto de las encuestas, que pueden haber hecho que buena parte de las bases se confiaran. Sólo el tiempo lo dirá.

6. Todas estas impresiones son, está claro, una simplificación forzada: hay comunidades autónomas donde la participación sube, otras donde baja y también algunas donde se mantiene. En el País Valencià, y respecto a diciembre, el saldo total es negativo en más de 2 puntos, del 76’58% hasta el 74’08%. Es decir, de 89.614 votos menos en total. Por barrios, el PSPV-PSOE gana unos 6.494 votos y el PP se incrementa en 79.623, mientras que C’s pierde 37.795 votos. Pero el contingente principal es, también aquí, el de ALaValenciana: frente al resultado sumado de Compromiso-Podemos e IU en diciembre, pierden 129.617 votos.

Si en un ejercicio acrobático de simplificación imputamos al PP los votos perdidos por C’s, nos queda un saldo positivo para el PPCV de 41.468 provenientes de indecisos y/o de la abstención; si le restamos a este saldo los votos desaparecidos de ALaValenciana nos da un resultado de 88.149 votos negativos, que encaja nada sorprendentemente con la abstención diferencial entre diciembre y junio, cifra que tampoco varía demasiado incluso si los añadimos los pocos millares que gana el PSPV-PSOE. Dejando claro que son cábalas muy aproximativas, podemos inferir la hipótesis de que buena parte del abstencionista proviene de este espacio político.

 7. Si comparamos el resultado de ALaValenciana no sólo con #ÉsElMoment de diciembre sino también con la suma de Compromís, Podemos y Esquerra Unida de las autonómicas de mayo de 2015 --con un 71% de participación--, encontramos un saldo negativo de 182.762 votos menos en conjunto que por separado, teniendo en cuenta, claro, que se trata de comicios distintos. Para el caso, las fuerzas valencianas de izquierda parecen sumar más por separado que juntas en una misma lista.

Detrás de estos resultados hay algunos datos: un estudio del politólogo Anselm Bodoque apuntaba a que Compromís es a) la fuerza valenciana que menos rechazo produce entre el electorado valenciano --mientras que Podemos es la que más--, b) está mucho mejor situada cerca de las preferencias de los electores que no Podemos o IU, c) con mucho mejor predicamento entre clases medias y medias-altas, y d) entre directivos, técnicos y obreros cualificados. Y otro estudio, este de la consultora ESTE2, apuntaba a que un 20% de los votantes de Compromís procedía del PPCV. Hay motivos para pensar que estos sectores --más “centristas”-- se hayan podido alejar de las coaliciones con Podemos y ahora IU en un contexto de polarización derecha-izquierda. Todo un aviso para navegantes que puede tener consecuencias en el futuro: no hay que dar por supuesta ninguna fórmula de coalición pensando en las autonómicas y municipales: se tendrá que negociar cada vez desde cero. Tampoco hay que echar las campanas al vuelo con conclusiones apresuradas: ya avisaba Levante-EMV que el voto, también aquí, es dual entre autonómicas y estatales.

Un estudio del politólogo Anselm Bodoque apuntaba a que Compromís es la fuerza valenciana que menos rechazo produce entre el electorado valenciano, mientras que Podemos es la que más

8. También en clave valenciana, la encuesta de junio de Invest Group para Levante e Información apuntaba a que la financiación autonómica ha pasado a ser problema prioritario para un 22,4% de valencianos, así como la inversión del Estado en el País Valencià, que ha entrado con un 16,1%. La supervivencia del Consejo y los partidos del Pacto del Botánico --y más si es con un gobierno potencialmente hostil en Madrid en un contexto de recortes, crisis y austeridad europea-- depende de la expansión horizontal de estas problemáticas entre los valencianos. Es evidente que por esta concienciación es necesario un sistema audiovisual propio, pero paradójicamente la reapertura de RTVV sólo preocupa un 14’3% de los encuestados.

9. No sería mala idea que, igual que ha sabido hacer el PP con su entorno social, la izquierda tomara conciencia de que los temas prioritarios no se tienen que trabajar sólo desde los gobiernos y partidos, sino también desde la sociedad civil. Si una lección se puede extraer del 26-J y la victoria del PP es que antes de ir a convencer nuevos sectores dudosos, es prioritario movilizar y cohesionar los propios; los sectores conservadores han hecho trabajo de movilización a conciencia que seguramente ha faltado en la “nueva política”.

Seguramente el primer déficit es el mediático. La “nueva política” se ha revelado como muy dependiente del formato televisivo y, en concreto, de los formatos de espectáculo de las televisiones privadas oligopólicas. Tampoco sería bueno dejar el aggiornamento de los medios de comunicación sólo en manos del sector público: en Cataluña existen iniciativas privadas donde han tenido especial protagonismo grupos cooperativos --como el diario Ara y otras publicaciones-- y, yendo más allá, existe el vasco Gara --de accionariado y capital totalmente popular--. Más espacio hay en diarios online, donde Crític, Eldiario.es, CTXT y algunos otros funcionan ya en buena parte gracias a los suscriptores. Aquello que decía Arthur Miller --que un buen diario es un país que habla consigo mismo-- continúa siendo cierto: habrá que repensar la financiación y el formato. Y esto vale por diarios, revistas, radios y televisiones: en todas partes faltan espacios propios de expresión, reflexión, pensamiento, y también entretenimiento.

Asimismo, sería importante que existieran estructuras fuera de los partidos capaces, no sólo de movilizar y concienciar los propios, sino también de hacer oposición y hacer mover las instituciones y partidos --por más “del cambio” que se proclaman-- en un sentido progresista y transformador; de manera equivalente y en sentido contrario a cómo hacen los lobbies y poderes fácticos tradicionales a que se ven expuestos los cargos electos. En los Estados Unidos hay MoveOn, en Cataluña ha tenido mucho de éxito la Asamblea Nacional Catalana y los sectores ultracatòlicos deben mucho a la plataforma HazteOír. Ya tuvimos aquel embrión denominado En Movimiento, cuestionando con pocos medios la lógica de la representatividad, el enfoque sobre la corrupción, o la privatización de las cajas de ahorro: quizás sea hora de reflotar algo similar.

A trabajar se ha dicho, que hay prisa: sólo quedan tres años. O -según cómo quede el nuevo gobierno en Madrid- quizás menos.

Este artículo ha sido publicado en lapaginadefinitiva.com

Pasadas las 24 horas de rigor mortis y luto por el desastre del 26J, como así fue para el espectro progresista y poseedor de una mínima vocación transformadora, aquí van algunas reflexiones rápidas y a modo de autopsia: 

1. Es cierto que hasta que no contemos con la tabla-electoral...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Francesc Miralles

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. javier

    Envidiosos llorones!!! xD me parto

    Hace 5 años 3 meses

  2. Francesc Miralles

    Sí, estimado Jesús, todo es un horror. Soy el autor del artículo, soy independentista y lo que es peor: ¡el artículo original estaba escrito en catalán!

    Hace 5 años 3 meses

  3. Jesús

    En un tocho de artículo, hablando de las elecciones en España, el autor no utiliza ni una sóla vez el nombre del país, pero sí cinco veces "Estado". No hace falta nada más para saber qué ideología gasta el susodicho y qué dice en el supuestamente sesudo artículo.

    Hace 5 años 3 meses

  4. Miguel Mayol tur

    Abstención de votantes de IU (EUPV) 20D milagroso nuevo voto por correo de abstencionsitas del 20D 100% al PP Desastrosa gestión de los gobiernos y co gobiernos de Compromís SIN DENUNCIAR NI UNA malversación, sin ahorrar con AUTO ABASTECIMIENTO ni obras públicas (contratación directa al último ejecutante) 50 %-75% ni medicinas (50%) ni TACs (50%-75%) Siquiera JUSTA LEY ELECTORAL VALENCIANA y presentación ESTATAL (aunque al tumben) para que no haga falta coaligarse y cada uno se pueda presentar. Y respecto a simpatías ojalá En Comú se presente frente a Compromís en el País Valenciano todas als próximas elecciones (y ya pactaremos en el parlament) con una LEY ELECTORAL JUSTA, apra a través de las acciones y propuestas después de este "todos contra el PP", quien es más simpático y aprece más eficiente y eficaz a la ciudadanía.

    Hace 5 años 3 meses

  5. Miguel Mayol tur

    ¿Desastre? más bien ERROR, 1 Millón de votantes de las izquierdas (yo no) han expresado BIEN CLARO que quieren un SISTEMA ELECTORAL JUSTO y no coaliciones para aprovecharse de uno injusto temporalmente y diluyendo peculiaridades como bien mostraba con humor La vida de Brian con su pasaje sobre el frente popular de Judea enemigo del frente judaico popular. ¿Se hará o siquiera propondrá un SISTEMA ELECTORAL VALENCIANO justo, respetando el derecho a un VOTO IGUAL del art 21 de la DU de los DD HH ¿Vigente?? y por supuesto uno ESPAÑOL, que en el caso valenciano podría hacerse repartiendo los escaños por regla de tres (cociente hare) y primero como si de uan circunscripción única se tratase Y en el aspecto gubernamental ¿Se hace o se va a hacer AUTO ABASTECIMIENTO que ahorra sin recortar? Medicinas, TACs y obras públicas serían al emnso un 50% más baratas. Porque ¿Que ha hecho este gobierno valenciano QUE FUNCIONE, excepto no robar, que se agradece? Por cierto pregunte lo "simpático" que cae PODEM y COMPROMÍS al 50% de castellano parlantes, usted lo sabe, y preveian que PODEM les iba a ganar las generales hasta en "Madrit" decidieron sepultar PODEM CV que ojalá desaparezca para crearse un En Comú confederado con Baleares y Calatunya tras el ninguneo y cunerismo además de ensalzamiento del rival electoral (por muy coaligado que vaya) exacervado

    Hace 5 años 3 meses

  6. que mas da

    El porcentaje de españoles que van a misa los domingos es pequeño. Yo creo más que se trata de que los de la derecha madrugan más (propio de gente trabajadora) y los de izquierdas se levantan tarde (propio de gente gandul). Simplificando, claro.

    Hace 5 años 3 meses

  7. Jesús Díaz Formoso

    Como escribió Marguerite Yourcenar, en referencia a la época del Emperador Adriano, en la actualidad podemos decir, en referencia a la clase política, que “hubo un tiempo en que el Hombre fue libre. Los Dioses habían muerto y Dios no había nacido”. En efecto, los viejos Partidos están muertos, mientras los nuevos partidos aún no han nacido; son abortos. Son pastiches, remedos, caricaturas de sus antecesores. Muy a menudo con vinculaciones genéticas directas (hijos y deudos de la antigua Casta, convertidos en la nueva Kasta).

    Hace 5 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí