1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Pablo Iglesias / Secretario General de Podemos

“Un buen político apuñala por la espalda. Yo de eso no soy capaz”

Mónica Andrade / Miguel Mora AVE Madrid-Zaragoza , 15/09/2016

<p>Pablo Iglesias, durante una entrevista en CTXT.</p>

Pablo Iglesias, durante una entrevista en CTXT.

Rosa Muñoz

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Pablo Iglesias, el líder de Unidos Podemos, viajó en uno de los primeros AVEs de la mañana del 15 de septiembre desde Madrid a Zaragoza para arropar a su compañera Violeta Barba en la toma de posesión como presidenta de las Cortes de Aragón. A pesar de lo intempestivo de la hora, Iglesias aceptó con amabilidad responder a algunas preguntas de CTXT sobre la situación política. Su análisis es que probablemente habrá terceras elecciones, porque Ciudadanos no quiere pactar con Podemos (y viceversa) y porque el PSOE no dejará a Pedro Sánchez pactar con Podemos y los nacionalistas.

Ante la nueva crisis abierta en Podemos Madrid, Iglesias aparece preocupado, o quizá dolido, pero tras haber atizado el fuego prefiere ponerse la piel de cordero: asegura que la amistad y la política son “tristemente” incompatibles y deja una frase memorable que resume su sensación ante los movimientos de Íñigo Errejón, Rita Maestre y Tania Sánchez, a quienes no menciona: “Soy un mal político. Un buen político apuñala por la espalda. Y yo de eso no soy capaz”.

¿Cómo ve la situación política?

Creo que básicamente hay tres posibilidades. Puede que después de las elecciones vascas y gallegas a Pedro Sánchez le den un golpe los partidarios de que deje gobernar al PP. Es una posibilidad remota, porque Pedro siempre puede apelar a las bases. Segunda posibilidad, un acuerdo con nosotros, un acuerdo de gobierno y negociar con ERC y Convergència. Difícil, difícil. Difícil pero posible, porque yo creo que la Generalitat, y estos partidos se ven como el Gobierno de la Generalitat, tendría interés en que en España haya un gobierno menos agresivo que el que suponen el PP y Ciudadanos. Tercera posibilidad, elecciones. Creo que las elecciones no están vistas por Pedro Sánchez como el peor escenario, porque esto no le cuestiona como secretario general a corto plazo. Creo que hay una ensoñación en este partido de ir al pasado. Quieren unas elecciones de la Restauración, que puedan, por lo menos, garantizar el papel en la oposición del PSOE. Mi opinión es que les podría ir muy mal. Creo que el Partido Socialista se encontró con un resultado maravilloso respecto a sus expectativas el 26 de junio, y nosotros a estas elecciones iríamos sin presión. A nosotros no nos fue bien, después de que todas las encuestas nos colocaran como segundos y como alternativa de gobierno. Ahora Podemos está liberado de ese peso, de esa responsabilidad. Y ahí funcionamos mejor.

Puede que después de las elecciones vascas y gallegas a Pedro Sánchez le den un golpe los partidarios de que deje gobernar al PP

¿Se les puso cara de gobierno de repente? ¿Y eso moderó el discurso, alejando a algunos irreductibles? ¿Es ese su análisis final?

Nunca lo podremos saber del todo. Tendríamos que hacer un análisis, muy difícil, de por qué algunas personas se quedaron en su casa. Pero creo que sí, que hay mucha gente a la que le gusta un Podemos que dice las cosas claras, que toma distancia con respecto de los otros partidos. Ese Podemos que está todo el rato llamando a las puertas no gusta tanto. No nos sentaron bien esos meses sentados en el Parlamento. 

Dice que el escenario más probable son unas terceras elecciones. Algún sondeo da siete diputados más al PSOE, siete menos a Podemos. Pero no parece que, aun así, sea posible el desbloqueo.

Las últimas elecciones han revelado que, con las encuestas, nunca se sabe. Otra convocatoria electoral tendría consecuencias imprevistas. De cualquier manera, yo creo que el problema no es aritmético, sino político. Lo que nosotros definimos como una crisis de régimen tiene un cierre institucional el 20 de diciembre, con un cambio en el sistema de partidos. Y creo que el PSOE no ha entendido eso. El PSOE tiene que elegir entre dos opciones. Una, que defienden muchos sectores del Partido Socialista, y sobre todo la vieja guardia, que es la de buscar acuerdos estratégicos con el Partido Popular, porque sienten cierta cercanía con ese partido, aunque les haga perder algo de retórica y pueda ser arriesgado en lo electoral. Y la otra opción es gobernar con nosotros. Abrir el espacio a lo que nosotros definíamos como una nueva socialdemocracia, recuperar la política redistributiva, las políticas fiscales expansivas... Me parece que no se han decidido. Y creo que no tomar esa decisión puede hacerles mucho daño. Fue esa indecisión la que provocó esa primera repetición electoral. Estuvieron al borde de dejar de ser esa primera fuerza política de la izquierda. Si yo estuviera en su lugar, no tentaría a la suerte y me decidiría por una u otra opción.

Ya vio que ayer salieron, en tromba y como búfalos, los barones, que habían pasado unas semanas en silencio. Parece que Podemos es la hipótesis que menos les gusta. ¿Se ha visto usted con Pedro Sánchez?

Sí, me he visto con Pedro. Además, Irene [Montero] está en contacto permanente con Juanma [Serrano], el jefe de gabinete de Pedro. Íñigo [Errejón] habla con [Antonio] Hernando de manera regular. Mi impresión es que cuando ellos apelan a un imposible como que nos pongamos de acuerdo con Ciudadanos, viendo que cada día Ciudadanos dice que no, que con nosotros, no, solo están ganando tiempo. Puede ser que Pedro Sánchez lo quiera intentar pero que no le dejen. Puede ser que Pedro Sánchez quisiera intentar aclararse con Esquerra y con Convergència y que, sin embargo, en su partido no le dejan y lo máximo que pueda hacer es aguantar y ganar tiempo. Pero creo que eso es una irresponsabilidad política.

Puede ser que Pedro Sánchez quisiera intentar aclararse con Esquerra y con Convergència y que, sin embargo, en su partido no le dejan y lo máximo que pueda hacer es aguantar y ganar tiempo

Un columnista de CTXT, Miguel Pasquau, ha propuesto que Ciudadanos y Podemos vayan a ver al Rey, sin negociar, y le digan que van a votar a favor de la investidura de Sánchez para desalojar al PP del Gobierno. 

Claro, lo que pasa es que nosotros hemos tenido cinco millones de votos. Y creo que esos votantes no nos perdonarían un cheque en blanco. Un gobierno no se entrega a cambio de nada. Eso es una irresponsabilidad. Un gobierno se entrega como resultado de una negociación. Y tiene que haber una proporción de lo que representa cada uno. Porque por esa misma regla de tres, ¿por qué no nos dan la investidura a nosotros y luego ya después hablamos? No hay tanta diferencia entre 85 diputados y 71. Creo que ese tipo de planteamientos, al tiempo que irresponsables, porque nadie puede gobernar con 85 diputados, minusvaloran el cambio de escenario político que ha vivido este país.

Lo de los 85 diputados es un argumento de Susana Díaz.

Claro, claro. Es una de las cosas que ha dicho que tienen cierto sentido. El problema es que ella no quiere que gobiernen con nosotros, pero que con 85 diputados no se puede gobernar es una evidencia. 

¿Y no cree que un mal menor a la desesperada es mejor que un nuevo Gobierno del PP? Con la que está cayendo, permitirles gobernar otra vez, ¿no es muy complicado de asumir?

Absolutamente, pero ahí la responsabilidad fundamental tiene que ser del que quiere ser presidente. Nadie puede plantear “bueno, pues hagamos una cosa, que el PSOE no haga nada, que no haga absolutamente nada para intentar gobernar, que no busque ningún acuerdo, y seamos los demás los que lo hagamos todo y entreguemos un cheque en blanco”. No, hombre, no. Eso no ha ocurrido nunca. Y es absurdo. Si Pedro Sánchez quiere ser presidente, ya sabe lo que tiene que hacer: programa social, programa de políticas fiscales expansivas, de redistribución y dialogar con un cierto tono en lo que se refiere a la cuestión territorial. ¡Bueno, pues a hacer política! Si tienes 85 diputados, tendrás que hacer política y ponerte de acuerdo. Tampoco es sencillo para nosotros llegar a un acuerdo de gobierno.

Pedro Sánchez quiere ser presidente, ya sabe lo que tiene que hacer: programa social, programa de políticas fiscales expansivas, de redistribución y dialogar con un cierto tono en lo que se refiere a la cuestión territorial

La crisis de régimen de la que habla se ve en la enorme división que hay en los partidos. En la descomposición del PP, convertido en asociación de malhechores. En la fractura del PSOE... ¿Afecta también a Podemos, recién nacido y con tantas intrigas internas? Emmanuel Rodríguez ha escrito que el gran problema de Podemos es Madrid. ¿Es así?

Bueno... Todos los espacios de centralidad mediática se redimensionan. Creo que ahora mismo va a haber un proceso precioso en Cataluña de constitución de una nueva fuerza política, el nuevo partido liderado por Ada Colau. Estoy convencido de que los medios que trabajan para el adversario nos van a dar hasta en el carné de conducir por el hecho de que Podemos reconozca en pie de igualdad a En Comú Podem como organización hermana. Y eso forma parte de las reglas del juego. En Madrid va a haber diferentes opciones políticas que van a competir con planteamientos diferentes respecto a cómo tiene que ser la relación con el PSOE, a cómo tiene que ser el estilo de Podemos, un estilo más dócil o más normalizado o más duro. Y es normal que nos aprieten porque esas son las reglas del juego. Yo creo que eso es revelador de que Podemos está vivo, de que hay debate. Seguramente el hecho de que Podemos lo montáramos inicialmente gente que éramos muy amigos y que nos queríamos mucho le da un cierto dramatismo a los debates internos. Yo creo que es una cosa en la que seguramente tendremos que madurar, pero eso es normal. Al fin y al cabo, de lo que se discute en Podemos es de política. Eso en el Partido Popular no ocurre.   

¿Es verdad eso que ha escrito Manuel Monereo, que la amistad es incompatible con la política?

Tristemente, sí. Yo a eso no me he acostumbrado, y creo que nunca me voy a acostumbrar, y por eso nunca voy a ser un buen político. De hecho, no lo soy para ciertas cosas, y eso tiene ciertas ventajas, sobre todo en momentos de crisis, pero tiene desventajas: un buen político apuñala por la espalda, y yo de eso no soy capaz. Y un buen político pone el interés político por delante de la lealtad, y yo de eso tampoco soy capaz. Soy en ese sentido un mal político, pero si no lo hubiera sido creo que Podemos no existiría, y creo también que a una inmensa mayoría de la gente de Podemos le gusta que sea un mal político.

Un buen político apuñala por la espalda, y yo de eso no soy capaz. Y un buen político pone el interés político por delante de la lealtad, y yo de eso tampoco soy capaz

¿Se siente amenazado o traicionado por sus amigos?

A esa pregunta no contestaré, porque es una cuestión personal, pero políticamente creo que el proceso está vivo, y es un proceso bonito, y que el debate político es siempre valioso. Es verdad que cuando discutíamos en el ámbito puramente intelectual todo era maravilloso; debatir intelectualmente y tomarte luego unas cervezas era casi la mejor manera de cultivar una amistad. Cuando eso se traduce en proyectos distintos, en peleas, y te metes en el barco de los aparatos y las cuotas de poder, es más desagradable. Pero la política es así.

Éramos una buena oportunidad para que algunos sectores reflexionaran, y dijeran “esto es lo mejor que le puede pasar a Europa”, pero nos han vetado

El panorama en Europa tampoco alienta al optimismo. Esta crisis de régimen y de ingobernabilidad, que coincide con el surgimiento de Podemos, ¿está mandando un mensaje al resto de países de que aquí está pasando algo muy grave?

Es muy llamativo, y yo creo que revela… Recuerdo algunos editoriales de PRISA, que siempre leo con mucho cariño, que decían que somos irrelevantes. Somos probablemente el espacio de la izquierda más importante de Europa en estos momentos. Y eso revela hasta qué punto Podemos ha sido increíble, y la dimensión histórica que tiene. Además, a pesar de que no nos haya funcionado electoralmente, somos totalmente pragmáticos. Nosotros hemos dicho “bueno, aquí lo que se puede hacer es asumir el euro, a pesar de que la autoridad monetaria es el Banco Central Europeo. Lo que se puede hacer son políticas socialdemócratas, que es una cosa que la izquierda siempre ha llevado en su programa, porque nosotros hemos tenido vocación de gobierno”. No nos queda más remedio que buscar una alianza con el PSOE, a pesar de los pesares, y hay que buscar alianzas con la socialdemocracia europea, e invitarles a que abandonen el fracaso de la tercera vía, y el camino a mi juicio erróneo emprendido por [François] Hollande. Y eso revela dos cosas: por una parte, que hemos sido la vanguardia de lo que se puede hacer en Europa, y, por otra parte, que hemos sido enormemente responsables en una Europa en la que, de alguna manera, la crisis se ha expresado con el éxito de algunas propuestas o bien de extrema derecha, o bien abiertamente antieuropeístas, que no es nuestro caso. Éramos una buena oportunidad para que algunos sectores reflexionaran, y dijeran “esto es lo mejor que le puede pasar a Europa”, pero nos han vetado, y nos han colocado en una posición que habrá que ver cómo se desarrolla en el futuro. Yo estoy orgulloso de que hayamos llegado hasta aquí, y creo que Unidos Podemos va a ser un espacio político que va a seguir creciendo en España, y que más temprano que tarde gobernaremos, y que tendrán que acostumbrarse.

 

Autor >

Mónica Andrade / Miguel Mora

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

37 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. juan

    Jesús, todos los intentos de socialismo real a largo plazo han fallado, han fallado por lo mismo que está fallando el capitalismo, la condición humana. Prometer un socialismo real perfecto no tiene sentido porque nada de lo que hagan personas imperfectas y todas con nuestros defectillos lo será. Si uno ve los discursos de Raúl Castro en los últimos años son tremendamente autocríticos a pesar de que emplea un tono con ciertos toques de ironía y humor. No tiene sentido ir allá donde otros que lo han intentado honestamente vuelven. Hay que pensar que sistema podría funcionar para todos, que sistemas de equilibrio han de consensurarse, y yo sinceramente no veo ningún sistema concreto propuesto por los llamados anticapitalistas para poder debatirse socialmente.

    Hace 4 años 6 meses

  2. Jesús Díaz Formoso

    Juan: Le llamas Socialismo y no lo es!! Saludos

    Hace 4 años 6 meses

  3. juan

    Sigo sin entender lo que muchos quieren...para descalificar totalmente el capitalismo habrá que presentar una alternativa, y lo que es presentar no se presenta. El socialismo real ha demostrado no solo que pasada la fase de remar todos para adelante, el no incentivo individual genera un estancamiento de la producción y un ir para atrás. Aparte desde el principio los regímenes socialistas generan su propia burguesía, son los del partido los que tienen palacetes, dachas en Crimea, hijos que estudian fuera etc. Querer seguir confundiendo tenderos y pequeños empresarios con el neoliberalismo y los abusos de las multinacionales es un discurso que echa para atrás a mucha gente, máximo como sus proponentes practican un anticapitalismo de pandereta...mucho apología del cooperativismo pero muchos tiene su vida más que resuelta por algo de lo más injusto que hay en términos de perpetuar desigualdades, las herencias. Y si no consúltense algunas declaraciones de bienes tanto del Ahora Madrid o del sector anticapi de Podemos en la Asamblea de Madrid.

    Hace 4 años 6 meses

  4. Pablo Castrillo

    Me gustaría soñar con un partido que consiguiera orquestar al unisono los intereses sociales. UNIDOS PODEMOS ser SOCIALISTAS Si es que son inevitables las terceras elecciones, este seria un desenlace feliz y lleno de esperanza. Unidos por un fin. Así, sin lugar a dudas, las terceras como las de Allende serán las vencidas, lo preocupante vino después.

    Hace 4 años 6 meses

  5. Jesús Díaz Formoso

    http://canarias-semanal.org/not/19005/alvarez-solis-la-izquierda-se-ha-ubicado-en-el-modelo-capitalista-con-objetivos-claramente-reformistas-/ - Antonio Álvarez Solís, es un veterano periodista español. Fue director fundador semanario Interviú y, también , uno de los fundadores de la revista Por favor, cuya tercera página firmó hasta la desaparición de la revista. Fundó y dirigió "Economía Mediterránea" y dos revistas de gastronomía y turismo. Como consejero editorial del Grupo Zeta, colaborando con la salida de El Periódico. Ideológicamente se le considera próximo a la izquierda. En 1986 encabezó la lista del Partit dels Comunistes de Catalunya. Es el autor del artículo publicado esta semana, titulado "El problema de la izquierda", del que aquí hacemos un extracto. "El problema de la unidad de la izquierda, que le daría el poder si la consigue, es que la izquierda se está quedando sin contenido si atendemos a lo que históricamente pretendía, que era la creación de otro Sistema social. La izquierda, en la mayoría de sus manifestaciones, se ha incardinado en el modelo capitalista con un pusilánime objetivo reformista que la lleva a múltiples incoherencias y a una debilidad creciente en sus actuaciones políticas. Realmente no cree posible, al parecer, otro modelo de coexistencia social, lo que reduce el posible soplo creador a una retórica muy temerosa de las urnas y a unas habilidades maniobreras que quiere justificar en nombre de la eficacia. Ser rotundamente eficaz ante las crecientes carencias sociales debiera constituir su verdadero destino, pero la izquierda, repito que en la mayoría de sus expresiones, da un sentido muy circunstancial y corto, cuando no totalmente equivocado, a esa eficacia. Incluso disminuye cada día el área cívica de esa eficacia y, desde luego, repuebla confusamente el lenguaje cuando llega al hueso de las cuestiones graves, introduciendo en él una contención que lo invalida como herramienta realmente útil para cambiar de aguja la historia. La izquierda habla muchas veces para producir un simple eco de algo que no es posible identificar. Es poco más que un ruido. Los últimos meses del conflicto electoral se han ido por el sumidero de una derecha cada vez más reaccionaria y violenta, y únicamente parece soñar con ser paje del señor de los anillos. Esa izquierda a la que me estoy refiriendo no puede conseguir una unidad de contenido radical, que es lo que precisan los trabajadores para salir de la granja, si no aclara tres cosas esenciales: qué entiende por cambio de modelo de convivencia, con qué espíritu va a sostener la nueva materialidad a la que dice aspirar y hasta qué profundidad puede llegar su eficacia operativa. Todo lo que no sea eso es pura espuma de cerveza o fogata de virutas. Nada pueden hacer los partidos de la izquierda sin uniformar en sus filas, con propuestas básicas entendidas por todos, a una calle profundamente contaminada con teorías aviesas como la de la muerte de la historia o la reducción de la personalidad humana a un plano esencialmente mecánico. Pero a esa calle no hay que halagarla con proteccionismos regalados sino con la exposición de una nueva y potente realidad que revigoricen unas urnas que ahora ya no deciden prácticamente nada. O los trabajadores son el partido o el partido, sea el que sea el que se reclame de izquierda, reducirá su existencia a puras y desordenadas agitaciones de su aparato producidas por un viento peligrosamente variable. O el partido es la delegación disciplinada de una calle consciente que quiera establecer sólidamente el sentido de su circulación o toda la política de futuro popular morirá con diputados recamados de progresistas escalando ansiosamente las gradas del hemiciclo parlamentario. Esto es bueno que lo medite con decisión la ciudadanía en círculos y convenciones repletas de soberanía activa o potencial para ejercer también la capacidad democrática que pregona vanamente poseer ahora por habérselo concedido no más que una constitución convertida en papel de estraza que envuelve los despojos de una gran mentira… …La izquierda está llamada a reconstruir, desde la calle y con diputados claros de pensamiento, un mapa humano que clarifique las aguas negras que bajan por eso que llamamos redes. Y para lograr tal clarificación hay que tener en cuenta tres cosas fundamentales: que la izquierda ha de proceder con una unidad que se base en irrenunciables y claras aspiraciones vitales y no se entregue a redactar cartapacios tácticos; que esa unión persiga la eficacia en la acción y no se glorie en conflictos adjetivos o de retaguardia; que purifique todos los deseos de proximidad entre las capas sociales para robustecer un espíritu de dignidad y justicia que hoy sobrevive penosamente entre ruinas… ….Cuando uno contempla los ires y venires de muchos dirigentes conceptuados como izquierdistas se sorprende de que su disposición al compromiso se disuelva en absurdos debates canónicos servidos por una liturgia de sacristía mientras la derecha pura y dura procede a endurecer la banca, empobrecer los salarios, facilitar el desempleo, robustecer los cuerpos represivos, sustentar los medios de información cada vez más adictos, envilecer los parlamentos, reducir la universidad a producir máquinas con piel humana… Ante todo ello la izquierda va ofreciendo pactos evanescentes, acuerdos de mínimos y remedios transeúntes que solamente sirven para debilitarla ante la sociedad y, lo que es peor, ante si misma…. El derecho al sufragio, tal como hoy funciona, no ha sido sometido tampoco a un proceso crítico por esa izquierda que se postra ante las urnas sin preguntarse si esas son sus urnas y si por ellas han de renunciar a la gran herencia ideológica que han ido consumiendo en su sumisión a los mercados. La izquierda ha de fundirse en una explosión de vida que funcione como un volcán y no como un infiernillo. Ser o no ser, esa es la cuestión…

    Hace 4 años 6 meses

  6. juan

    Una pregunta, ¿hay que estar al son que toque Pablo? Yo estaba muy de acuerdo con Pablo en aquel discurso del Foro del Cambio en el que dejó claro que IU no era el camino a nada. Él que ha cambiado es Pablo pero no quiere reconocerlo, porque quiere que la gente le siga a él independientemente de lo que diga cada día. Quien está por una idea no puede cambiar el paso porque su líder caprichosamente lo cambie, no es un tema de estar contra Pablo a quien se le debe mucho, es estar por el rumbo por el que uno se unió a Podemos.

    Hace 4 años 6 meses

  7. un veí de Carcaixent

    La primera vez que vi presencialmente a Pablo Iglesias fue el “25 d’abril” de 2.014 en Xàtiva, el impacto que produjo en mí, confirmó con creces la idea que me había hecho de él por sus intervenciones en radio o televisión. E inmediatamente, me puse a colaborar en la campaña para las elecciones europeas. Recuerdo hacerme buena parte de la ciudad de Carcaixent , repartiendo octavillas, con la firma de quien llegaría a ser mi Secretario General. Incluso, las repartía metiendo una hoja dentro de cada revista a todo color, que al mismo tiempo repartía la potente Compromís, porque pensaba que dejarla suelta en los buzones no iba a favorecer su lectura. Intenté reunir a gente a través de un medio digital muy activo con la política local, pero nadie se ofreció a empoderarse. La campaña la hice yo, pero tras los resultados electorales se levantó una polvareda por la que mucha gente se interesó en Podemos. Los cabecillas de este movimiento en la ciudad no solo no habían querido formar círculo, sino que ni siquiera quisieron saber nada de nadie que no siguiera sus directrices. Supe entonces que una buena dirección era imprescindible para la supervivencia del proyecto. La dirección de Podemos no solo es buena, es magnífica y hercúlea, pero sobre todo es humana. Iglesias es el más y mejor autocrítico que existe en la organización. Dejando aparte su talento, solo por sus condiciones humano-políticas, nadie en la organización debería creerse con derecho a actuar de forma desleal con nuestro Secretario General, porque eso también es actuar a contracorriente.

    Hace 4 años 6 meses

  8. un veí de Carcaixent

    La primera vez que vi presencialmente a Pablo Iglesias fue el “25 d’abril” de 2.014 en Xàtiva, el impacto que produjo en mí, confirmó con creces la idea que me había hecho de él por sus intervenciones en radio o televisión. E inmediatamente, me puse a colaborar en la campaña para las elecciones europeas. Recuerdo hacerme buena parte de la ciudad de Carcaixent , repartiendo octavillas, con la firma de quien llegaría a ser mi Secretario General. Incluso, las repartía metiendo una hoja dentro de cada revista a todo color, que al mismo tiempo repartía la potente Compromís, porque pensaba que dejarla suelta en los buzones no iba a favorecer su lectura. Intenté reunir a gente a través de un medio digital muy activo con la política local, pero nadie se ofreció a empoderarse. La campaña la hice yo, pero tras los resultados electorales se levantó una polvareda por la que mucha gente se interesó en Podemos. Los cabecillas de este movimiento en la ciudad no solo no habían querido formar círculo, sino que ni siquiera quisieron saber nada de nadie que no siguiera sus directrices. Supe entonces que una buena dirección era imprescindible para la supervivencia del proyecto. La dirección de Podemos no solo es buena, es magnífica y hercúlea, pero sobre todo es humana. Iglesias es el más y mejor autocrítico que existe en la organización. Dejando aparte su talento, solo por sus condiciones humano-políticas, nadie en la organización debería creerse con derecho a actuar de forma desleal con nuestro Secretario General, porque eso también es actuar a contracorriente.

    Hace 4 años 6 meses

  9. Eusebio

    Una pena que las discrepancias políticas sirvan para erosionar. Dejo mi comentario publicado http://opinionesabocajarro.blogspot.com.es/2016/09/de-un-licenciado-entre-grillos-y_15.html

    Hace 4 años 6 meses

  10. José Navarrete

    Que un buen político tiene que ser capaz de dar una puñalada por las espaldas? Pero que dices, Iglesias? El buen político no necessita ser desleal ni a las personas ni a los princípios morales. El buen político es aquel que aspira a servir al Estado. El Estado es de los ciudadanos. Es decir, el buen político es aquel que lo que debe y puede hacer por el bien común, lo hace. NO NECESITA DAR PUÑALADAS A NADIE.Como los recursos que dispone el Estado son siempre escasos, hay que tener prioridades. PERO NO DISCUTE LA LIBERTAD Y LA LEALTAD A LOS PRINCIPIOS MORALES> Pronto, tio. Deja lloriquear pidiendo que te amen. Vete a.. bah!. Y ahora, para amenizar, repito uma canción del gregoriano: "Ecce quomodo moritur justus. Et nemo percibit corde. Et virii justi....(aaay) tolluntur". Que te estás haciendo el Cristo, Iglesias!!!

    Hace 4 años 6 meses

  11. Cómplice

    "La política es así.." triste frase, porque Podemos vino a cambiar las reglas políticas y al final las existentes se lo han comido.

    Hace 4 años 6 meses

  12. Jaime

    Tremenda la periodista que habla de los 85 diputados y de los 71... y que no están tan lejos... y bla bla bla... pero no habla de los 137 diputados del PP que está claro que son los que deberían gobernar pues así lo han dicho las urnas. Con concesiones y con dura oposición pues no tienen mayoría absoluta para aprobar según qué... pero deberían gobernar.

    Hace 4 años 6 meses

  13. Mario Palta

    Qué tu no apuñalas por la espalda, jaja, pero si lo llevas haciendo toda la vida, pobre corderito entre tanto lobo, jaja.

    Hace 4 años 6 meses

  14. Cándido Conde Corrompompido

    Bueno lo que diga o deje de decir esta nulidad de personaje pues fíjate tu, como si el publireportaje se lo hace una comercial de colacaos.

    Hace 4 años 6 meses

  15. adela

    un buen político... ¿te refieres a soltar en una rueda de prensa un evite con el que tratas de pactar? Anda ya. Te estas cargando la alternativa. Tu y muchos otros, a pesar de tenerla por bandera. Mucho Maquiavelo y mucho Laclau. enhorabuena campeón de despacho universitario !

    Hace 4 años 6 meses

  16. Charo

    Hola :Creo que en este país el bloqueo político está relacionado con La Monarquía,y responsables de esta situación son entre otros todas las personas que tienen cargos políticos,se declaran republicanos-as,y no hacen absolutamente nada al respecto.Y Pablo Iglesias ya está en el parlamento,y entonces también es responsable de no dar posibilidad al cambio.Un saludo cordial.

    Hace 4 años 6 meses

  17. Pepe Grilo

    ¿Esta pidiendo a gritos ue volvamos a la socialdemocracia, potenciando sus excelsos valores y pretende representar una tercera vía...?

    Hace 4 años 6 meses

  18. Manuel

    Me parece enormemente hipócrita e irresponsable desde el punto de vista de los intereses de la clase trabajadora y de todos los ciudadanos en general que están sufriendo las consecuencias de la crisis , cerrar toda posibilidad a cambiar el gobierno del PP mediante una alianza con el Psoe y C,s que le está buscando valientemente e insistentemente Pedro Sánchez en contra de los propios barones del PSOE. Pablo Iglesias sabe perfectamente que la alianza con los nacionalistas no es posible en el momento actual como lo fue en el pasado y del que sacaron enormes ventajas en su respectivos territorios por la sencilla razón de que actualmente quieren imponer por las bravas su programa de rotura de la sociedad española cuando no tienen la suficiente legitimidad ni votos para llevarla a cabo y que supondría la voladura de la nación española como comunidad social y política de ciudadanos iguales en derechos y obligaciones , sustituyéndola por naciones separadas unidas solo por un vinculo jurídico en el mejor de los casos como pretenden los nacionalistas que buscan suprimir todo sentimiento de pertenencia a una comunidad nacional común compartida como la española fuera de sus propios territorios . Es evidente que tal cínico proyecto no es aceptado actualmente por la mayoría de la población ni en los mismos territorios donde los nacionalistas han ejercido el poder de forma casi absoluta promoviendo su versión puritana y excluyente de la identidad nacional con recursos públicos y sin ningún tipo de vergüenza ni la oposición de los grandes partidos nacionales atados por sus ambiciones de mantenerse en el poder a toda costa con el apoyo de los nacionalistas sin tener en cuenta los principios de igualdad , justicia y solidaridad entre todos los ciudadanos que debe promover todo autentico gobierno que busque el bien común .

    Hace 4 años 6 meses

  19. eleusipo

    ¿ ... que "un buen político apuñala por la espalda"...? ¿ ése es el concepto aceptado por ti y traído para este XXI con el carácter de "nueva política" en oposición a aquella "casta" andrajosa e impresentable, Pablo Iglesias Turrión...? Hombre, amigo, no, no me digas que has aportado tal concepto de oro para salvarnos, no me digas... Saludos.

    Hace 4 años 6 meses

  20. Rosebud

    ¿Ha visto alguien la pelicula The Reef (el arrecife)? En ella un gran tiburón blanco acecha a unos jóvenes náufragos que luchan por llegar a un pequeño saliente del océano, escaso y resbaladizo, para salvar sus vidas... En la política española y, aún en la europea, Podemos, con todas sus contradicciones, representa a ese pequeño punto de agarre y de esperanza... Esos náufragos hacen lo imposible por llegar a él, pero algunos sucumben ante el gran depredador... ese frío e inhóspito y feo coral esta esperándoles, no lo rechazan, de ello depende su esperanza.

    Hace 4 años 6 meses

  21. Manuel

    Resulta divertido de ver como muchos de los que aquí opinan, le exigen a los demás lo que ellos no aportan. Una viva muestra, de una buena parte de la población de este país.Llora critica, se indigna y cuando llega la hora de la verdad o no vota o vota PPsoe. Y lo peor no aporta nada mas que el voto, en el mejor de los casos. Solo hay que mirar a Francia para entender lo que digo. ¿Donde están los sindicatos españoles? ¿donde esta la sociedad civil? Podemos y Iglesias sera lo que queráis pero se mueve, ¿y vosotros que aportáis?

    Hace 4 años 6 meses

  22. Josema

    Somos un país de pandereta, porque mientras más paro hay, más corrupción, más desequilibrios hay entre la población por los recortes del PP y Psoe, más aplauden a sus candidatos. Podemos sale con fuerza de los movimientos más importantes de esté país, sin embargo, parece , que contra más intenta proteger a la población de los dictadores del capital, más criticas de los mismos se hace. Hemos avanzado sin querer, ahora las posiciones están claras, tenemos 3 partidos pagados y subvencionados por bancos de Estados unidos y sus inversores y tenemos un plataforma ciudadana que quiere fomentar para nuestros jóvenes y nuestros mayores más bienestar social , ´más atención medica para cuando alguien caiga enfermo, y mejores dotes para los estudiantes. La gente no es transparente con su conciencia y trata de actuar como un juez, cuando habla o escribe, simulando su interpretación como si hubiera estudiado la carrera de juez. Es imprescindible tomar conciencia colectiva y entender que nosotros pertenecemos a el y el poder reside en la unión y la solidaridad entre todos.

    Hace 4 años 6 meses

  23. Katie

    "Su gente", como tú dices, no recuerdo yo que descalificaran en absoluto a Sergio Pascual. Y la destitución fue una de las mejores decisiones políticas que Iglesias ha tomado. No ya sólo por el hecho de que Echenique parece que está haciendo un trabajo ejemplar, sino simple y llanamente porque Pascual era pésimo. El hecho de que no supiera solucionar o, al menos, aplazar la dimisión en bloque de los 10 errejonistas de Madrid, y de que no informara a Iglesias previamente de lo que allí estaba ocurriendo es tan solo la punta del iceberg. Hubo 7 crisis territoriales que no supo manejar; además, algunas de ellas fueron incluso provocadas por él. Algunos de los que dimitieron reconocieron haber estado sometidos a presiones por parte de la cúpula de Madrid, pero exculpaban a Iglesias, e incluso alguno reconoció haberle escrito una carta al Secretario General para informar en privado de lo ocurrido. Y me produce risas ver a Errejón defender la neutralidad ante procesos electorales cuando él viajó personalmente a algunos territorios para hacer campaña por su candidato y los defendió a través de las redes sociales, al igual que Rita Maestre, Pablo Padilla, Auxiliadora Honorato o el mismo Pascual. Quizá el error fuera no ser más transparente y explicar las razones del despido de Pascual, pero viendo la inmadurez de ciertos miembros del partido tras la destitución, entiendo que el periodo de negociaciones de gobierno no era el idóneo para decir verdades.

    Hace 4 años 6 meses

  24. ignacio

    Una excelente entrevista y aunque el titular es muy llamativo, no deja de ser la guinda. La sociedad española es muy poco participativa, miedosa y con muy poco talante democrático. No necesita buenos políticos, porque lo bueno o malo esta en función de los intereses. Pero lo que está haciendo Podemos, es lo mejor que le ha pasado a la política, en los últimos 8 años y equiparable a lo mejor de los últimos 40.

    Hace 4 años 6 meses

  25. Enrique

    Lo que si ha aprendiso Iglesias es a mentir , Si lo que hizo en la anterior legislatura no es apuñalar por la espada se le parecia mucho.La vicepresidencia,"sonrisa del destino" "cal viva",era un intento burdo de apuñalar por la espalda un intento cierto de echar a Rajoy ,Y de propina se cargo la ilusion de lo que podia haber sido PODEMOS, y todo por su unico principio LA AMBICION.

    Hace 4 años 6 meses

  26. Eddy Román

    El problema que existe en Podemos es que entre sus principales figuras existe tambien un Ego, no es lo mismo un intelectual politico, que un politico intelectual, y ese es el problema.

    Hace 4 años 6 meses

  27. Mentalmente

    Pablo Iglesias apuñaló por la espalda a millones de ciudadanos de España. Con la simulación de proceso ciudadano democrático, amañado, que le llevó a él mismo al poder. El si que sabe de apuñalar por la espalda, las ilusiones de millones de personas. Ahora conforme el desengaño sale a la luz todo lo que queda es recibir castigos de la ciudadanía, uno tras otro, y desinflarse y desinflarse la burbuja/estafa que se inventó. Que se apliquen el cuento, él y sus compiches de apuñalamiento. Procesos democráticos limpios y justos, sin condiciones ideológicas, sin posibilidad de elegir a los fundadores. Palabras son razones y obras son amores.

    Hace 4 años 6 meses

  28. Mentalmente

    Podemos tendría que explicarme por qué rehúsa proponer un pacto con condiciones al PP, PSOE y a C's. No sin recordarle que son partidos que han votado el conjunto de los ciudadanos. Parece que eso se les olvida.

    Hace 4 años 6 meses

  29. Uno

    Cada vez veo menos diferencia entre la palabreria progre del PSOE y la de Podemos, y aun menos diferencia de fondo, los dos que se declaran abiertamente partidos socialdemocratas. Podemos -como lo fueron antes el PSOE y el PCE- esta dispuesto a renunciar a todo por llegar al poder. Lo de no aceptar un gobierno en minoria del PSOE en diciembre no fue obviamente por purismo ideologico (es que la alternativa, un gobierno de Rajoy, es mejor? Claro que no!) Lo que pasa es que Podemos se plantó porque no les ofrecieron ningun ministerio ni nada. Y por eso estamos donde estamos. Poder o nada y mientras el país al carajo

    Hace 4 años 6 meses

  30. PARMENIDES

    Después de las pasadas elecciones donde la ventana de oportunidad de asalto a los cielos que Podemos preconizaba ha quedado, si no cerrada por lo menos entreabierta, en un hueco que de momento no permite cruzarla, se dice, por parte de sus dirigentes, que ahora toca una fase más normalizada y menos “sexy” de su política. Podemos es una propuesta vertebradora en construcción, algo que en sí mismo explica su fortaleza y su debilidad, dialécticamente hablando, una propuesta que la aboca a una especie de interinidad que se mantendrá durante un tiempo. Esto le permitirá, en un concepto dinámico y de gran vitalidad política, incorporar nuevas propuestas y actores políticos del cambio. Una plataforma política como Podemos nunca funcionará de manera eficaz contraponiendo tácticamente razón y emoción. Ambos atributos deben configurar una nueva “racionalidad política”, que impida que Podemos devenga en un partido de “viejo cuño”, o en un grupo de “inquietos adolescentes”. Ah y otra cosa, la política hecha con honestidad no tiene porque ser incompatible con la amistad. Mensajes como ese de Monereo responden a una vieja cultura política que Podemos tiene que superar.

    Hace 4 años 6 meses

  31. Carioca

    Es tan transparente, abierto y democrático el debate en el seno de Podemos que todavía estamos esperando que Monedero explique las razones por las que dimitió, que Iglesias explique por qué cesó al secretario de organización y que las candidaturas que se están preparando en Madrid informen a la ciudadanía de lo que proponen. Pero no tenemos prisa. Creemos en Pablo Iglesias y le seguiremos a donde vaya y creeremos lo que diga, que al parecer en eso consiste la nueva política.

    Hace 4 años 6 meses

  32. Yop

    "Un buen político apuñala por la espalda"... Pues menuda opinión tiene Iglesias de sí mismo y de sus colegas. Según los clásicos todos debemos ser políticos, es decir, preocuparnos por la "polis", por la ciudad...Si para ser uno bueno, es decir, alguien realmente interesado en la mejora de la sociedad, tenemos que ser capaces de apuñalar por la espalda, menuda sociedad tendríamos. Iglesias, quédate en tu casa y deja la política a gente mejor. Me vas a obligar a mirar cada dos por tres a mis espaldas para evitar que me apuñalen. ¿Y tú eres profesor universitario? Creo que deberías elegir otra cosa.

    Hace 4 años 6 meses

  33. Torpedo

    No me queda más que reírme del titular, porque para puñaladas en Podemos las que han dado Pablo y su equipo calavera (Montero/Mayoral/Del Olmo). Que le pregunten a los que han sido despedidos por apoyar otros proyectos, que pregunten a Pascual y la célebre carta de la belleza, a Bescansa que ha quedado de jarrón chino, etc etc

    Hace 4 años 6 meses

  34. Fer

    Pues no parece que seas muy congruente Pablo, esta claro que eres la opción menos mala de las presentes pero tu acercamiento al PSOE supone un alejamiento del espiritu de romper con lo injusto del 15-M, pero parece ser que sólo tienes 2 oportunidades de ser presidente, esta legislatura o la siguiente y te quieres agarrar a ello, en lugar de un gobierno "impersonal" dedicado a paliar las injusticias, es decir, lo que se pedía en el 15-M y que ya tan lejano parece.

    Hace 4 años 6 meses

  35. Katie

    "Su gente", como tú dices, no recuerdo yo que descalificaran en absoluto a Sergio Pascual. Y la destitución fue una de las mejores decisiones políticas que Iglesias ha tomado. No ya sólo por el hecho de que Echenique parece que está haciendo un trabajo ejemplar, sino simple y llanamente porque Pascual era pésimo. El hecho de que no supiera solucionar o, al menos, aplazar la dimisión en bloque de los 10 errejonistas de Madrid, y de que no informara a Iglesias previamente de lo que allí estaba ocurriendo es tan solo la punta del iceberg. Hubo 7 crisis territoriales que no supo manejar; además, algunas de ellas fueron incluso provocadas por él. Algunos de los que dimitieron reconocieron haber estado sometidos a presiones por parte de la cúpula de Madrid, pero exculpaban a Iglesias, e incluso alguno reconoció haberle escrito una carta al Secretario General para informar en privado de lo ocurrido. Y me produce risas ver a Errejón defender la neutralidad ante procesos electorales cuando él viajó personalmente a algunos territorios para hacer campaña por su candidato y los defendió a través de las redes sociales, al igual que Rita Maestre, Pablo Padilla, Auxiliadora Honorato o el mismo Pascual. Quizá el error fuera no ser más transparente y explicar las razones del despido de Pascual, pero viendo la inmadurez de ciertos miembros del partido tras la destitución, entiendo que el periodo de negociaciones de gobierno no era el idóneo para decir verdades.

    Hace 4 años 6 meses

  36. juan

    De acuerdo con Pablo en hacer valer la proporcionalidad, un gobierno de cambio es posible pero como lo ha votado la gente, no puede haber un gobierno del 22%, 85 diputados, no entiendo que haya tantos artículos en ese sentido y ninguno intentando hacer entrar en razón al PSOE de que la ciudadanía ha votado gobierno plural y coopetición. En desacuerdo con Pablo cuando se hace la víctima. Su trato a Sergio Pascual con descalificaciones y lanzando a su gente también a descalificar también es considerable puñaladas. Respecto a la lealtad, a lo mejor lo que le pasa a Pablo es que está anteponiendo su lealtad y amistad a personas (Garzón, Anguita, Monereo, Urban) que usan eso para virar un rumbo de Podemos que de hecho Pablo fue el más vehemente defendiendo, el de renunciar a la izquierda identitaria o de salón y conseguir mayorías sociales al margen de etiquetas.

    Hace 4 años 6 meses

  37. garibruclin

    muy buenas preguntas y respuestas.

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí