1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

El PNV triunfa y reafirma su liderazgo

Tres de cada cuatro de los parlamentarios elegidos se ha comprometido, durante la campaña, con el derecho a decidir de los vascos. Además de los nacionalistas, Bildu y Elkarrekin Podemos darían su apoyo a una iniciativa en este sentido

Isabel Camacho / Gorka Castillo Bilbao , 26/09/2016

<p>El candidato a lehendakari, Íñigo Urkullu, abraza al presidente del PNV, Andoni Otuzar.</p>

El candidato a lehendakari, Íñigo Urkullu, abraza al presidente del PNV, Andoni Otuzar.

EAJ-PNV

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El PNV arrasa en las elecciones vascas, supera el bajón de los comicios generales y obtiene 29 escaños de un total de 75, dos más que en las anteriores autonómicas. Este triunfo le permitirá pactar con cualquiera de las otras fuerzas políticas aunque es mas que probable que se decante por el PSE-EE, con el que llegó a acuerdos en el Gobierno, diputaciones y municipios en la pasada legislatura.

Los socialistas han sufrido la mayor debacle de su historia con una pérdida de 7 escaños. Sin embargo, los 9 logrados sumados a los de los nacionalistas logran la mayoría absoluta en el Parlamento de Vitoria. EH-Bildu aguanta la aparición de Elkarrekin-Podemos y se convierte en la segunda fuerza con 17 representantes. La marca morada rompe las expectativas generadas en los dos comicios generales cuando fue la más votada y se estrena en la Cámara vasca con 11 parlamentarios. El PP supera los malos augurios preelectorales y solo pierde un escaño, quedándose en 9. Ciudadanos no logra entrar en el escenario político vasco de los próximos cuatro años.

Estos resultados, sin duda, colocan a Pedro Sánchez en una situación de debilidad extrema frente a los barones del partido que buscan la cabeza de su secretario general y, con ella, una abstención en el Congreso que permita gobernar a Mariano Rajoy. Su destino en Euskadi seguirá siendo orbitar alrededor de los jeltzales para no alimentar lo que Idoia Mendia pretende neutralizar: que los nacionalistas encuentren el sustento que necesitan para gobernar con garantías con los dos partidos que defienden“el derecho a decidir”como EH Bildu y Elkarrekin Podemos porque el PP queda descartado de antemano.

En las conversaciones que el PNV iniciará con el resto de fuerzas en las próximas horas se mirará de reojo a la evolución de los acontecimientos que se produzcan en Madrid. Con los resultados del domingo, para los nacionalistas vascos no es lo mismo negociar en un escenario donde Pedro Sánchez sigue intentando conformar un gobierno alternativo al PP, o con Mariano Rajoy en La Moncloa, tras consumarse el posible golpe de Estado del que tanto se habla en Ferraz. Y si hay terceras elecciones, las negociaciones se producirán de nuevo en el enrarecido ambiente de una campaña.

Por lo que respecta a los resultados vascos, hasta el último momento, no se despejó la incógnita. Con más del 99% de los votos escrutados seguía en juego que el PNV lograra o no la mayoría absoluta con los votos socialistas. Se la jugaba en un puñado de papeletas. Era el último escaño, correspondiente a Bizkaia. En liza: el PNV y EH-Bildu. Finalmente, la última pieza del puzle se colocó en el lado del partido de Iñigo Urkullu, que repetirá en la presidencia del Gobierno vasco con un resultado extraordinario.

El pragmatismo de Urkullu y su templado discurso no parecen ajenos al triunfo. Su gestión de gobierno en tiempos malos para la economía y la irrupción de un nuevo partido como Podemos, que llegó a  superar en votos al PNV en las últimas generales, no han sido un obstáculo para que el PNV refuerce su supremacía: 397.664 votos —2.898 más que hace cuatro años—, dos escaños por encima de los 27 que ya tenía y el 37,65% de los votos emitidos y se convierta en imbatible y en el único que no solo no pierde poder, sino que asciende. 

Apenas a ocho escaños de la mayoría absoluta, el PNV podrá gobernar con infinitas casuísticas. Podrá consensuar pactos de investidura, de legislatura y lo que se denomina geometría variable, que es lo mismo que decir que dependiendo de los asuntos a debatir, se inclinará por unos u otros. El PNV está acostumbrado a pactar con quien haga falta: lo hizo en su tiempo con Izquierda Unida, lo ha hecho con el PSOE y con la izquierda abertzale. Con ellos, sacó la Ley Municipal adelante la pasada legislatura mientras que los presupuestos salieron gracias al respaldo socialista.

El PNV está acostumbrado a pactar con quien haga falta: lo ha hecho con Izquierda Unida, con el PSOE y con la izquierda abertzale

Los sondeos preelectorales se aproximaron al pronosticar el triunfo del PNV y la derrota del PSE-EE pero erraron al establecer la lucha por el segundo puesto en igualdad entre EH-Bildu y Elkarrekin-Podemos, la marca vasca y al augurar que el PP perdería la mitad de sus representantes. Claro que el éxito nacionalista no se lo esperaban ni sus dirigentes. Urkullu repitió con prudencia durante la campaña que 23 o 24 escaños serían un buen resultado teniendo en cuenta que un nuevo partido aparecía en el mapa político de Euskadi, y a tenor de lo que había pasado en las generales, lo hacía arrollando. Todo lo que fuera más de 27 escaños constituiría un “triunfo”. Así que, 29 ha debido de parecer al nacionalismo vasco lo más parecido a volver a la infancia y levantarse la mañana de Olentzero con los zapatos rodeados de juguetes.

Urkullu, poco dado a los excesos, ha dicho sentirse “feliz e ilusionado” en su comparecencia ante la militancia --que en su alborozo gritaba “independencia”-- y los medios de comunicación.  Lo mismo que Andoni Ortuzar, el presidente del PNV, más proclive a la exteriorización de la alegría, quien asumió el triunfo de su partido con “orgullo, humildad y sentido del deber” pero sabedor de que la suma de los votos de los segundos y terceros (EH-Bildu: 224.254 y E. Podemos: 156.671) no logran superar a los suyos. El PNV gana en las tres capitales vascas y en la mayoría de las poblaciones, entre ellas las de la margen izquierda, en un tiempo territorios socialistas, incluso en otras como Ermua, donde el alcalde es del PSE. 

Diálogo con todos los partidos

“Asumo la responsabilidad de iniciar la formación del próximo Gobierno vasco” se comprometió Urkullu en su intervención tras saberse absoluto ganador. Reafirmó los compromisos adquiridos por el PNV “con humildad, realismo, verdad y trabajo. Vamos a garantizar la convivencia social y política. Más autogobierno, más bienestar y trabajaremos por un acuerdo institucional plural, entre diferentes”, anunció.

También repitió que dialogará con todos los partidos para alcanzar acuerdos que doten de fortaleza y permitan desarrollar un proyecto de futuro para Euskadi. Y, aunque durante la campaña no ha querido adelantar si repetirá pactos con los socialistas, parece más que probable que volverán a apoyarse en ellos para sacar adelante la gestión. Y ello a pesar de que estos han lanzado duras críticas a la gestión del PNV a pesar de su respaldo.

El 76% de los parlamentarios elegidos se ha comprometido, durante la campaña, con el derecho a decidir de los vascos

Urkullu insistirá en su próximo mandato en lograr un pacto con el Gobierno de Madrid “de igual a igual” y de manera bilateral dirigido a dotar a Euskadi de mayor autogobierno para gestionar mejor, repitió ayer. Ya lo intentó en la pasada legislatura pero se topó con el portazo directo de Mariano Rajoy frente a su pretensión de diálogo. Las relaciones Vitoria-Madrid fueron inexistentes, tal y como se han venido quejando reiteradamente los dirigentes del PNV.

Con la fuerza de los votos, Urkullu vuelve a recordar ahora que ese nuevo pacto con el Estado deberá reconocer la realidad vasca. Euskadi mira al mundo y a Europa, sostuvo. Una de las claves de la próxima legislatura será, precisamente el debate que con toda seguridad llegará al Parlamento vasco y que tiene que ver con el derecho a decidir de los vascos. Junto a esta defensa del PNV, se alinean EH-Bildu y Elkarrekin Podemos. La unión de las tres fuerzas representa el 76% de la composición de la Cámara lo que permitirá sacar adelante holgadamente cualquier pretensión en esa dirección.

Un protagonista inhabilitado

Ya lo ha recordado Arnaldo Otegi, que no pudo ser candidato  tras ser inhabilitado por el Tribunal Constitucional, pero que ha sido el protagonista durante la campaña. “El asalto a los cielos comienza esta noche de la mano de la izquierda soberanista”. La izquierda abertzale ha logrado recuperarse de los desastrosos resultados sufridos en las tres últimas convocatorias, que le colocaron al borde del abismo con la aparición de Podemos. Ahora, comienza su recuperación con la obtención de 17 escaños, y 224.254 votos (50.000 menos que hace cuatro años).  Los resultados están muy por encima de los malos pronósticos que auguraban los sondeos, lo que ha animado a un eufórico Otegi a volver a ofrecer una mano tendida al PNV para formar un Gobierno de progreso junto con Podemos. Eso solo será posible, dice, si los nacionalistas dejan de optar por “la bicicleta estática del PSE, si le dan los números, o por el PP, si no le dan”. No parece que el PNV vaya a atender su plegaria.

La posibilidad de un pacto entre esa formación y Podemos Euskadi, una de las hipótesis que se han barajado durante la campaña, dada su confluencia en temas sociales y en esa defensa del derecho a decidir, tampoco parece la más viable. Desbancar al PNV solo fue un sueño bonito para algunos mientras duró. La suma de ambas formaciones es de 28 escaños, uno menos que el PNV en solitario. Solo la unión de los socialistas les permitiría sacar adelante sus propuestas pero resulta algo improbable dada la animadversión a ambos partidos y el pacto que se barrunta con los ganadores de las elecciones, que sería el flotador que impidiera a los socialistas ahogarse tras su derrumbe electoral. 

El asalto a los cielos comienza esta noche de la mano de la izquierda soberanista

Los resultados tampoco han sido los esperados para Elkarrekin Podemos. Ha logrado un resultado histórico para una formación que concurre por vez primera a las elecciones autonómicas: 11 representantes y superar al PSE y a PP. Sin embargo, no ha logrado arrebatar el segundo puesto a la izquierda abertzale y menos aún al PNV, al que desbancó del primer puesto del ranking en las últimas elecciones generales. En esa ocasión obtuvo 333.730 votos provenientes de esa izquierda abertzale depauperada y de los socialistas, incluso de las filas del PNV. Ahora, ha visto mermado su éxito al recabar 156.586 votos. Alguno de sus dirigentes ha matizado en la noche electoral que en los comicios forales de 2015, los únicas de ámbito vasco en la que había participado hasta el 25S, obtuvo 148.626 votos. Entonces, no confluyó con IU ni con Equo, como en éstas.

El tablero vasco tan plural se conforma además con un Partido Socialista en sus horas más bajas que solo la mano interesadamente tendida del PNV no le hace naufragar en el mar del fracaso. La pérdida de 7 escaños de los 16 que poseía, y 87.000 votos, le deja en igualdad de condiciones que el PP y le obliga a colgarse el cartel con los peores resultados de su historia.

Nuevo toque al bipartidismo

En privado, algunos socialistas vascos se han quejado amargamente del flaco favor que los continuos desafíos de los barones a Pedro Sánchez les han hecho; dañado aún más la dificultad que el PSE tenía para lograr unos resultados aceptables.

La secretaria general y candidata por su partido, Idoia Mendia, ha atribuido la debacle a la abstención y a la llegada de Podemos. Pero, tampoco les ha favorecido su respaldo incondicional al PNV y una campaña en la que han puesto el foco en asuntos como el euskera, en el que este partido fue clave cuando se definieron las políticas de euskaldunización. “Ha sido un mal resultado”, no tuvo más remedio que reconocer Mendia, quien anunció que defenderá la creación de empleo y no se “enredarán en proyectos soberanistas”.

La última pieza del puzle vasco lleva las siglas del PP que logra mantener 9 de sus 10 escaños.  “Hemos sacado un magnífico resultado en Euskadi. Hemos visto el inicio de la recuperación del PP para ganar en todas partes”, se ha aventurado a decir un sonriente Alfonso Alonso.

Es muy probable que el lendakari comience los encuentros con los distintos partidos esta misma semana. Ya lo anunció en cuanto se conoció el vencedor. “Asumo la responsabilidad de iniciar la formación del próximo Gobierno vasco”.

Hemos visto el inicio de la recuperación del PP para ganar en todas partes

La investidura del lehendakari suele producirse entre dos y tres meses después de las elecciones, según la experiencia de comicios anteriores, aunque no hay plazos legales fijados para ello. A diferencia de lo que ocurre en el Congreso no puede sufrir bloqueo por el formato de votación. El candidato necesita la mayoría absoluta del Parlamento (38 de los 75 escaños) en la primera votación y la mayoría simple de los votos emitidos en la última.

Hace cuatro años, en la última investidura, Urkullu fue designado lehendakari 53 días después de que los vascos acudieran a las urnas. La futura cámara vasca estará compuesta por 40 mujeres y 35 hombres.

El PNV arrasa en las elecciones vascas, supera el bajón de los comicios generales y obtiene 29 escaños de un total de 75, dos más que en las anteriores autonómicas. Este triunfo le permitirá pactar con cualquiera de las otras fuerzas políticas aunque es mas que probable que se decante por el...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Isabel Camacho / Gorka Castillo

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Sabino

    EAJ-PNV va a tener que desojar por fin, y de una vez la margarita nacional; habrá de hablar claro, claro y euskara, a los vascos/as sobre el tema nacional: independencia y estado vasco,... SÍ o NO. Se acabó ya el pactismo chalanero con Madrid, el victimismo pasivista por la violencia etarra, el nacionalismo vocinglero, de boquilla, de fin de semana ante los convencidos y la práctica regionalista el resto de la semana, el engaño de vender un pragmatismo conservador sectario, peseteril, miope y burocratizante como aranismo patriótico nacional vasco. La via catalana ha abierto los ojos a mucha gente en Euskal Herria. Aurrera, Euskadi!

    Hace 5 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí