1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Rubén Juste / Sociólogo. Autor de ‘IBEX35, una historia herética del poder en España’

“El Ibex tomó el mando definitivamente en 2010 a través de un cambio radical en el Gobierno de ZP”

Guillem Martínez 26/02/2017

<p>Rubén Juste, sociólogo y autor de ‘IBEX35, una historia herética del poder en España’</p>

Rubén Juste, sociólogo y autor de ‘IBEX35, una historia herética del poder en España’

Imagen cedida por el entrevistado

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El Dobladillo, nuestro mensual en papel ecológico e interactivo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Rubén Juste (Toledo, 1985) es sociólogo. Pertenece a una generación inexplicable. Esta mañana a primera hora, por su formación y capacidad de hilvanar puntos de vista, debería de copar una universidad y unos medios, cerrados ya a varias generaciones y lecturas del mundo abiertas y sexis. Doctor en Sociología, ha formado parte de la diáspora universitaria española. Personalmente, me lo encontré de morros en CTXT, medio para el que ha dibujado análisis en los que mezcla un conocimiento inaudito del Ibex35, y con los que crea otro periodismo y otra agenda de la política española. Novedosa, sólida y, snif, pesimista en cierta manera. Fue él, en uno de sus análisis, el que dibujó el futuro político y las posibilidades de gobierno y política durante la anterior y fallida legislatura, cuya solución explicó y coincidió con la que, finalmente, se produjo. En cierta manera, Rubén Juste nos explica la política actual a través de un ulterior conflicto interno en el Ibex35.

Acaba de salir su IBEX35. Una historia herética del poder en España (Capitán Swing, Madrid, 2017). El libro es una exposición clínica del nacimiento, evolución, etapas y obra, ejem, social, del Ibex35, que viene a describir también su estado actual, en guerra entre un capitalismo financiero en cierta manera patriota, y la vorágine ultraliberal internacional actual. El libro describe un Estado dentro, al lado, o alrededor del Estado. Describe la política en un país desindustrializado y en crisis como un fenómeno opaco, que se ubica detrás de la política. Es, sin duda, uno de los libros del año, que dota  la cultura local de una descripción de las dinámicas políticas de su capitalismo financiero. Es un libro singular, un objeto, por tanto, del que no disponen otras culturas. Se lee de un tirón, a pesar de las ganas de tirarlo por la ventana y pedir asilo. Y plantea un problema a la nueva política --a la vieja, me temo, no--. Éste: una vez descrito el poder en una ubicación que no es la política, ¿qué se puede hacer contra ello?

¿De dónde sale? ¿Cuál es su formación? ¿Cómo se topó con el Ibex35 en su itinerario?

Termino Sociología en la Complutense en un momento de grandes cambios. Era la época de Zapatero, pero también el momento en que la crisis azota con más fuerza. En la facultad conocí a profesores que habían estudiado la estructura de poder en España, y me empecé a interesar por ello. La crisis hizo el resto de la labor, y lo que empezó siendo una inquietud académica terminó siendo una inquietud existencial. Al Ibex llego buscando explicar qué había pasado durante esa crisis y por qué la peor parte se la llevaba la ciudadanía. Es el mismo aspecto que motivó el 15M, sólo que en mi caso lo viví desde una cierta lejanía, desde el extranjero, el único lugar donde entonces se podía encontrar algo de trabajo, y no precisamente cualificado.

¿Es posible investigar sobre el Ibex35 con el desparpajo que muestra? ¿La información es tan fácil de obtener? ¿Hay algún coste?

Si el Ibex permanece invisible es también por una cierta actitud elitista de la academia. Explorar la élite del poder es como comer en un bar de mala muerte. No tiene, o al menos no tenía valor, no estaba de moda. Pero sí tenía valor para la gente, y eso me animó a seguir investigando este tema. La verdad es que no fue fácil recopilar la información. Principalmente, porque del archivo de la CNMV no se puede extraer la información si no es imprimiéndola. La información sobre consejeros no empezó a pedirse con regularidad hasta 2003. Antes de eso hay que buscar en distintos soportes. Calculé que si hubiera tenido que imprimir simplemente los informes donde estaban esos nombres, habría gastado unos 2.000 euros. Fue un proceso al final artesanal, pero me sirvió para ver el doble mundo en el que estábamos. Allí en registro llegaban preferentistas, les mareaban mandándoles al Banco de España, y de allí les mandaban a la CNMV. También llegaban becarios de bufetes prestigiosos que depositaban información sobre las sociedades cotizadas. Y luego estaba yo, que no sabían muy bien para qué quería esos nombres. Esa sala demostraba la locura en la que había entrado el país.

¿Qué es el Ibex35? ¿Tiene consciencia de que es algo formal y, a la vez informal? ¿Sabe cuál es su función real? ¿Se intelectualiza a sí mismo?

El Ibex es formalmente un índice bursátil que concentra las 35 empresas de mayor liquidez. Sus títulos tienen más movimiento que el del resto de empresas cotizadas en Bolsa. Luego el Ibex funciona como un club, eso lo dicen ellos. Formar parte del Ibex es formar parte de la élite económica. Te da un prestigio y una influencia. Al mismo tiempo, este prestigio e influencia se entremezclan con el elitismo de la estructura económica española. Sólo Amancio Ortega y algunos que ahora han entrado en Bolsa pertenecen a un empresariado surgido más o menos de la nada. Eso hace que se conciban como una clase superior. No sólo es el puesto en el Ibex, también los apellidos a los que están asociados, que unen el Ibex con los grandes apellidos de ministros y empresarios de los últimos 150 años de historia de España. De eso son absolutamente conscientes, y por eso hay tan poca renovación en los consejos de administración de estas empresas. La media de edad es altísima, tampoco hay mujeres. Es una situación muy diferente a la que existe en los consejos de las grandes empresas de EEUU, por ejemplo.

No sólo es el puesto en el Ibex, también los apellidos a los que están asociados, que unen el Ibex con los grandes apellidos de ministros y empresarios de los últimos 150 años de historia de España

Plantea el Ibex35 como un Estado, sin el Estado. ¿Es una singularidad planetaria? ¿Existe un paralelo, en cuanto a poder político interno, del Ibex35 en otros Estados o instancias? ¿Cuál es su originalidad española?

Yo al Ibex lo comparo con el Club de Campo de Madrid. Es un club muy restringido, al que hay que entrar por lista, que está parada desde hace décadas. Al mismo tiempo, ese club es una concesión en la que participa el Ayuntamiento de Madrid en un 50% del capital. Es decir, un club absolutamente elitista es financiado por los ciudadanos, los cuales no pueden acceder a él. Esa es la originalidad, es un ejemplo del patrimonialismo español. El Ibex se ha construido desde el Estado, desde las antiguas empresas públicas, se financia desde entes públicos como el ICO, pero no tiene pudor al rechazar socializar los beneficios con el resto de la población. Que es lo que hace al generar un entramado en paraísos fiscales y no pagar los impuestos que le corresponden. El matrimonio entre el Estado y el Ibex es un fenómeno propio de nuestra historia, que ha hecho que una élite pueda manejar los resortes de la economía y la política sin demasiada supervisión. Es un sistema que funciona en otras partes, como en Corea del Sur, con una modernización capitalista similar, y donde los altos funcionarios del Estado funcionan en la práctica como correas de transmisión de Samsung. La diferencia es que aquí hacemos carreteras, puentes, y no móviles o televisores.

¿Cómo eran el mundo financiero y la política locales antes de la formulación del Ibex, en el 92?

El mundo financiero funcionaba por clanes. Estaban vinculados por proximidad geográfica, por parentesco, vinculados a los grandes bancos, al Banesto, al Central, al Hispano, al Urquijo. En los 80 se vive la fiebre de la Bolsa, y ahí se ponen en guardia ante un mundo que desconocían. Los chicos del PSOE, particularmente Solchaga, Boyer y los Ordóñez, fueron una bendición para este grupo. Organizaron la desindustrialización y concentraron el sector bancario, al mismo tiempo que colocaban sus propios peones en el sector. Fueron los años de grandes pelotazos en Bolsa, pero sobre todo de enormes movimientos en el sector empresarial, gracias a la venta de empresas del Estado. El PSOE puso en forma a las grandes familias del franquismo. Al mismo tiempo creó una red paralela, que no participaba ni era consciente de esos manejos, y que era la mayor parte del partido en comunidades, municipios. La política se vivía en dos niveles, los que apuntaban a la globalización y los que creían en la democratización del país y salir del franquismo. Eran dos grupos casi antagónicos.

El PSOE puso en forma a las grandes familias del franquismo

Su libro dibuja otra historia reciente y otras agendas periodísticas que no se han producido. Incluso otra teoría del evento, esa cosa básica en el periodismo y la cultura españoles. Propone, por ejemplo, otra percepción de los JJ.OO. de Barcelona.

Lo bueno que tiene esta crisis económica es que ha desatado el nudo del pañuelo que nos tapaba los ojos y ahora es más fácil hablar de grandes eventos en la historia de España sin por ello tener que pedir perdón por ser antipatriota, o tener miedo por sacar fantasmas del pasado. Es síntoma de una nueva cultura democrática que no pueden controlar los partidos tradicionales, y tampoco los nuevos. Vamos hacia un momento de intensa relectura del pasado, y eso es cierto que da un poco de respeto. Cualquier evento es bueno para analizar y los juegos aún más. Era el gran evento para probar las alianzas entre la vieja élite económica y la nueva élite socialista.  

Repasemos los jalones Ibex de su libro. Corríjame mi lectura. ¿El Ibex35 es una reflexión de un Estado invitado a desindustrializarse?

Va mucho más allá. Es una forma institucional de las élites salidas del franquismo para reinventar el Estado. Para reinventar la desindustrialización o el franquismo. Es una fórmula estable de poder porque carece de elecciones.

Plantea que Aznar planteó, a través del Ibex35, una idea de globalización española. ¿Qué queda de eso?

Queda el espejismo de la política de la Restauración. Creer que no se ha perdido todo, pero en realidad España ha vuelto a ser más semiperiferia que nunca, aunque una periferia privilegiada, eso sí. España es muy dependiente de las decisiones de Bruselas en materia económica, y sobre todo financiera, que es el gran pulmón para que se expandan estas multinacionales. Las grandes multinacionales españolas dejarán de tener bandera nacional en un periodo no muy largo, aunque no podemos descartar que vuelva Aznar para rescatarlas.

Plantea que el Ibex35 también es una respuesta a las tensiones territoriales con Euskadi y Catalunya.

El Ibex era la garantía de un reparto clásico con la burguesía vasca y catalana, bajo la protección del Estado central. Las empresas públicas se repartieron entre La Caixa y el BBVA, eso calmaba las aspiraciones de estas burguesías, que por otro lado nunca ambicionaron separarse. Ahora el Ibex no está tan cohesionado como antes, gracias en parte a la voladura de las cajas de ahorros. Era lo que permitía al PSOE y al PP plantar cara a las ambiciones de estos grandes empresarios y seducirlos con financiación.

Plantea que, con ZP, el Ibex35 adquiere un carácter ecuménico, pactado entre las élites políticas y financieras y no excluyente entre ellas. ¿Con ZP, el Ibex es, definitivamente, el Régimen?

Durante la etapa de Zapatero se crea una idea de Ibex como el gran protector del territorio patrio. El hecho de que una constructora se hiciera con una eléctrica no se veía mal si era además española. El que se endeudara hasta niveles inasumibles no era problema, tampoco el que fueran las cajas de ahorro las prestamistas. Fue una época de sueño entre las políticas sociales de Zapatero y el Ibex, que vivía sin muchos condicionantes. Todo eso hasta que la burbuja estalló y el Ibex ya puso firme al Gobierno. 2010 fue la fecha clave de divorcio: se produjo la subida de edad de jubilación y la reforma laboral, con un nivel de paro del 20% mientras el Ibex aumentaba sus beneficios un 24%. Los empresarios del Ibex hicieron mucha presión para que se tomaran esas medidas, y Zapatero vio que ya no era posible llevar a cabo sus políticas. Fue el año en el que el Ibex definitivamente tomó el mando a través de un cambio radical en el gabinete de Zapatero y la entrada de la vieja guardia, la misma que entró al mismo tiempo en los consejos de administración del Ibex, la liderada por González.

2010 fue el año en el que el Ibex definitivamente tomó el mando a través de un cambio radical en el gabinete de Zapatero y la entrada de la vieja guardia

Plantea, con la crisis, una guerra en el seno del Ibex, entre un acceso patriótico y otro internacional. ¿Es nacionalista el Ibex?

El Ibex es un medio de supervivencia de las grandes familias de empresarios de España. Muchos son dueños de esas empresas, otros participan en sus consejos. Ninguno de ellos quiere perder ese poder. Por eso les interesa que los dos partidos se entiendan, necesitan volver a organizarse para retomar el poder económico, que lo han perdido frente a Europa y a los grandes fondos extranjeros. El hecho de que hiciera una quita del 70% de la deuda que tenía el Estado con Abengoa muestra este intento del Estado por restaurar este poder. También es cierto que ser representantes de los fondos extranjeros también supone generosas plusvalías. Por ello, no auguro mucho futuro al polo patriótico. Si tiene que vender lo que queda de soberanía económica del país, lo hará.

¿Cuál es el actual momento político y el actual momento Ibex?

Es un momento de expectación ante la ola de nacionalismos en el mundo. El Brexit puede ser terrible para las empresas del Ibex, pero al mismo tiempo esperan que Trump les facilite una nueva fase de expansión. La gran coalición tiene cierta solidez política, pero cojea en su poder económico. No pueden hacer grandes cambios ni en empleo público, ni en el sector eléctrico. Por tanto es un periodo de parálisis y también de defensa. Los intereses entre el PP y el Ibex se han mimetizado tanto que les cuesta distinguirlos, y eso puede ser un problema a la hora de proponer una agenda medianamente social o de enfrentar los nuevos desafíos en Europa. Tienen que consultarlo todo. Pero su capacidad de veto en el Parlamento va a funcionar como un cortafuegos y eso al menos tranquiliza a las élites.

Los intereses entre el PP y el Ibex se han mimetizado tanto que les cuesta distinguirlos, y eso puede ser un problema a la hora de proponer una agenda medianamente social o de enfrentar los nuevos desafíos en Europa

Dígame algo del futuro, a través de la disciplina que se ha inventado, que no sepamos.

Difícil, aunque estamos en tiempos en que Diego de Torres y Villarroel --famoso por sus almanaques de predicciones, en el siglo XVIII-- se haría millonario. Sus almanaques se hicieron muy populares en la época. Ahora que las encuestas fallan, me atrevo a alentar a cambiar de método. Creo que para saber quién va a gobernar es más útil mirar quién compone un consejo de administración de una gran empresa que ser muy escrupuloso en el diseño muestral de una encuesta. No falla.

Ubica un poder político que nunca antes había sido verbalizado en su desmesura. ¿Qué puede hacer la política contra él?

Mi tesis, planteada en CTXT, es que si el IBEX tiene su segunda cara en el Estado, por protección o subvención, es la reforma del Estado la que puede revertir su poder. A través de la reforma del Estado. Creo que en Catalunya se han planteado el problema de un nuevo orden constitucional, para reformular la estructura del poder vigente, controlada por el Estado central. Ese debate, una reformulación de la Constitución, se tendría que afrontar a través de un proceso constituyente en todo el territorio. Un proceso constituyente que reformulara sólo la jefatura del Estado, por ejemplo, reformularía determinados canales de comunicación privilegiados con el Ibex, a favor de una democratización de la economía.

¿Qué recepción está teniendo su libro entre, glups, sus protagonistas?

Imagino que lo que viene en el libro no va a gustar, pero los datos son los que son. De momento no he recibido grandes críticas, pero imagino que se darán. Es parte del trabajo de estudiar este campo y sobre todo de darle difusión.

CTXT necesita 300 suscriptores mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. En febrero te puedes suscribir por 50 euros al año. De regalo, te mandamos El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Ara Connor

    Una puntualización. No estoy del todo de acuerdo con la comparación con el Club de Campo. El Club de Campo está en una zona donde no hay apenas dotaciones deportivas ni parques y en los distritos de Moncloa y Chamberí vive todo tipo de gente. El acceso está restringido sólo para ser abonado (con pago de cuota anual de unos 700€ - 60€ al mes) como en cualquier otro polideportivo del Ayuntamiento y con las mismas tarifas; cualquiera puede entrar pagando la entrada y la tarifa correspondiente para la actividad que quiera hacer. La restricción es por evitar la masificación y el deterioro como en cualquier otro polideportivo municipal donde también hay cuotas de abonados. La mayoría de la gente de los distritos más cercanos que juegan allí al golf o van a la piscina, ni de lejos podráin pagarse un Club de Golf privado como el Puerta de Hierro. Hay muchos médicos, abogados o taxistas..... Lo que fue escandaloso en el Club de Campo fueron los pases VIP gratis total de los que gozaban periodistas y expresidentes y gente que sí podría pagar las exclusivas instalaciones del Puerta de Hierro (al que, por cierto, el Ayuntamiento de Madrid pagó una indemnización de 1.395.321€ por construir un colector en suelo público en 2008) pero es otro tema. No entiendo la falta de información al respecto que muestra el autor.

    Hace 4 años 7 meses

  2. Antonio Tostón De la Calle.

    Está claro que para aprobar las leyes es necesario tener el poder del Gobierno. No obstante aunque la respuesta es la misma, no es más sencillo nacionalizar estas empresas que en un principio eran patrimonio de todos los españoles y que se vendieron a precio de saldo entre el PSOE y el PP?. Sabemos, como todo el mundo, que siempre se privatizan empresas con ganancias.No empresas con déficits. En los ayuntamiento se está realizando lo que llaman la "remunicipalización" de los servicios de aguas y basuras con indudable éxito. Y por ahora es el poder de esos ayuntamientos donde se están dando avances que el ciudadano puede observar ante sus propios ojos. Es precisamente el punto sobre elque hay que incidir para llegar al anhelado poder donde se puede llegar también a modificar esas leyes que los gobiernos de estos dos partidos han convertido el país en un lodazal de putrefacción.

    Hace 4 años 7 meses

  3. Nobilis Bellator

    Acabas de terminar tu presentación en YouTube sobre tu libro IBEX35. NO he podido resistir y lo he pedido en Amazon.es, pero está en ruptura de Stock y tendre que esperar. Ya tengo ganas recibirlo. Enhorabuena y un millón de gracias por el labor de gigante que me parece habrás hecho.

    Hace 4 años 7 meses

  4. Jesús Díaz Formoso

    “En un gobierno corrompido, puesto que en todos se hallan extinguidos la religión y el temor de Dios, el juramento y la fe dada rigen solamente en cuanto son útiles; de lo cual se valen los hombres, no para observarlos, sino como medio para poder más fácilmente engañar; y cuanto más fácil y seguro resulta el engaño, mayor gloria y alabanza se adquiere. Por ello los hombres nocivos son alabados como industriosos y a los buenos como a tontos se les critica.” // “En los gobiernos corrompidos, los jóvenes son ociosos, los viejos lascivos y cada sexo y cada edad están llenos de malos hábitos; a lo cual las buenas leyes, por estar ellas mismas minadas con las malas costumbres, no ponen remedio.” // “De tal corrupción nace aquella avaricia que se ve en los ciudadanos, aquel apetito, no de verdadera gloria, sino de honores reprobables, del cual derivan los odios, las enemistades, los sinsabores, las sectas, que a su vez generan la aflicción de los buenos y la exaltación de los malvados, porque los buenos, confiados en su inocencia, no andan, como los malos, en busca de quienes les defiendan y honren, tanto que, indefensos y sin honor, caen en la ruina.” // “De este ejemplo de corrupción nace el amor a los partidos y su potencia, pues por avaricia y ambición los malos, y los buenos por necesidad, la siguen; y lo más pernicioso es ver cómo, con un piadoso vocablo, hacen que los móviles de esos partidos, sus intenciones y sus finalidades, aparentan ser honestos.”// “De tal corrupción nace que las disposiciones y las leyes, no para la pública, sino para la propia utilidad se dictan.” // “De tal corrupción nace que las guerras, las paces, las amistades, no para gloria común, mas sí para satisfacción de unos pocos se deliberan.” // “En una ciudad mancillada con tales desórdenes, las leyes, los estatutos, los mandatos civiles, siempre fueron y serán ordenados, no ya según el bien público, sino de acuerdo a la ambición de aquel partido que haya permanecido superior a los demás.” - MAQUIAVELO

    Hace 4 años 7 meses

  5. LG

    @chifus - sin dejar de estar de acuerdo en muchas cosas que dices, me parece que el atentado contra aznar fue ANTES de que él ganara las elecciones generales. Y que la bomba no estaba en el coche, sino en la calle. Estilo Carrero.

    Hace 4 años 7 meses

  6. Angel Fernandez

    Para tu conocimiento, En elblogsalmon se produce una crítica indirecta -a través de un twit de Irene Montero donde se copia una página de tu libro. Te adjunto un comentario al respecto Buenos días, hay que tratar de ser objetivo y no desacreditar a la ligera. Veamos los datos: - Irene Montero parece que no es economista, el comentario es de un Twit y parece que lo que pretende es mostrar que con un valor patrimonial tan alto de las empresas del IBEX, sus cifras de empleo son menos importantes. - Por tanto, no se puede desacreditar alegremente un comentario, pues se puede desacreditar uno mismo, como hace REMO en su artículo: = La critica que hace REMO sobre magnitudes flujos y fondos es correcta en parte, pero solo si se hace en términos relativos, no en términos absolutos. Así, el peso del beneficio de Santander España solo es relevante si nos facilitase el peso comparado con otros países del empleo. En España, Santander tiene el 12% del empleo y Brasil tiene el 24% (como puede comprobarse en el link que acompaña: Informe Financiero del Santander). Es decir, Santander España tiene más peso relativo que Brasil en beneficios que en empleo. = Igualmente REMO mientras habla del peso del beneficio en cuota %, sobre el empleo utiliza magnitudes Fondo: empleo en términos absolutos. O lo pone en cuota y lo compara con otros países. = También se equivoca NEMO cuando cita las cifras. El empleo en Grupo Santander -según puede comprobarse en el link que acompaña- es de 188.000 no de 57.000. = Nuevamente NEMO mezcla churras y merinas cuando cita las magnitudes absolutas del estudio de la Agencia Tributaria sobre Grandes Empresas para "desmontar el gran impacto de las PYMES a la hora de generar empleo" sin citar ninguna cifra de las PYMES. - Es muy fácil comprobar en los informes periódicos de la Agencia Tributaria, dos ratios que facilita para comparar quien fomenta el empleo y quien NO. Grandes Empresas. Resto Gastos Personal/Valor Añadido. 55,5%. 83,6% Margen Bruto explotacion/Ventas. 10,1%. 4,9% La conclusión parece obvia, las Grandes Empresas obtienen el doble del beneficio y generan mucho menos empleo, por tanto, se deberia mejorar la recaudación de Grandes Empresas para redistribuir renta. Salud Angel Fernandez

    Hace 4 años 8 meses

  7. xavimik

    Se puede ser más jilipollas que Mr. Bean?.Pues sí,y se parece muchísimo a él,es español y en su momento tuvo todo el poder.

    Hace 4 años 8 meses

  8. antonio

    "Snif", "ejem", glups", "plantea que Aznar planteó".... He leído pocas entrevistas supuestamente sesudas que se presenten tan mal escritas por parte del autor.

    Hace 4 años 8 meses

  9. antonio

    "Snif", "ejem", glups", "plantea que Aznar planteó".... He leído pocas entrevistas supuestamente sesudas que se presenten tan mal escritas por parte del autor.

    Hace 4 años 8 meses

  10. explorador

    El cambio fue después dela reunión del Club Bilderber en Sitges, donde el sionista Rockefeller le marcó el camino de la reforma de la Constitución.

    Hace 4 años 8 meses

  11. Mariano GL

    A falta de la lectura del libro esbozado en la entrevista, siempre he sospechado que la expansión de Ciudadanos haya sido alentada (y alimentada) por ese sector bursátil no representado por el Ibex35 patrio, y que está a la espera de actuar como intermediarios en el troceamiento y venta del grueso del Ibex35 en el mercado global. ¿Podrían existir ciertas tensiones en el seno del PP (y de un Ciudadanos a la espera) que respondan a lo descrito en la enatrevista?

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí