1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La mitad de las federaciones deportivas suspenden en transparencia

Un informe realizado por Transparencia Internacional España revela además que 21 de las 65 federaciones nacionales obtienen un cero en el apartado de contrataciones y suministros

Ricardo Uribarri 13/06/2018

<p>Ángel López Maraver, actual presidente de la Real Federación Española de Caza, durante la presentación de su candidatura al cargo. 2017. </p>

Ángel López Maraver, actual presidente de la Real Federación Española de Caza, durante la presentación de su candidatura al cargo. 2017. 

Cazawonke (Youtube)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Las federaciones deportivas españolas no tienen obligación de facilitar ningún dato económico que de manera individual solicite un ciudadano haciendo uso del derecho de acceso a la información pública. Por su carácter de entidades privadas, no están sujetas con carácter general a la “Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno”, aunque sí deben cumplir algunas disposiciones de la normativa cuando reúnan una serie de requisitos. Tal vez por eso, su compromiso en esa materia deja mucho que desear. Así lo demuestra un estudio de Transparencia Internacional España, que desvela que la mitad de las federaciones nacionales, 33 de 65, no llega al aprobado en el global de los parámetros analizados.

La legislación vigente sólo obliga a las federaciones a realizar publicidad activa (la que deben publicar sin esperar una solicitud concreta de información por parte de terceros) “cuando perciban ayudas o subvenciones públicas, durante el periodo de un año, por un importe global superior a 100.000 euros, o cuando al menos el 40% del total de sus ingresos anuales tenga el carácter de ayuda o subvención pública siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros”. En ese caso, ¿qué están obligadas a publicar? Además de una información institucional donde se dé a conocer la estructura organizativa con los responsables de los diferentes órganos, su perfil y trayectoria profesional, así como las retribuciones económicas brutas percibidas en el ejercicio anterior, también deben dar a conocer los contratos y convenios suscritos con una Administración Pública, las subvenciones y ayudas recibidas, las cuentas anuales y los informes de auditoría. Esa es la teoría.

La realidad es que no todas ofrecen la información exigida ni cultivan la transparencia como deberían. La nota media obtenida por el conjunto de las federaciones deportivas españolas en el índice elaborado por Transparencia Internacional España supera por poco el aprobado, 53,8 sobre 100 puntos. Sólo hay seis que hayan obtenido una calificación de sobresaliente: Tiro con arco (97 puntos), Golf (96), Piragüismo (95), Hípica (92), Aeronáutica (91) y Ciclismo (91). Otras 16 federaciones han sacado una nota de notable, mientras que 11 llegaron al aprobado. A la cola están Caza (10 puntos), Pentatlón Moderno (11), Fútbol americano (17) y Surf (18). Hay nada menos que 87 puntos de diferencia entre la primera y la última federación.

El presidente de Transparencia Internacional España y catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, Jesús Lizcano, reconoce a CTXT que para ellos no han sido una sorpresa las conclusiones del estudio. “Cuando ponemos en marcha un índice de transparencia tenemos cierto temor de que los resultados sean deficientes, ya que las entidades evaluadas no suelen tener a priori una pronunciada cultura de la transparencia, y es por ello por lo que las valoraciones en la primera edición suelen ser bastantes mediocres, como ha sido el caso de las federaciones deportivas”.

En el bando de las suspendidas llama la atención el caso del fútbol, situada en el puesto 56 de entre 65, con apenas 27 puntos. En su página web no aparecen ni sus presupuestos. Y la última información sobre la retribución del presidente y las subvenciones y ayudas públicas data de 2013. El nuevo presidente de la Federación, Luis Rubiales, ya ha calificado esta situación de “inadmisible” y se ha comprometido a darle un vuelco. “Pronto estaremos a la vanguardia. Seremos modelo y referencia”. Para Lizcano, la nota obtenida por Fútbol “no es de recibo y denota el necesario cambio radical que este organismo tiene que introducir en materias de transparencia, dado además el importante interés social y la gran repercusión económica de este deporte en España”.

El anterior presidente de la Federación de Fútbol, Ángel María Villar, argumentó muchas veces como coartada para no ofrecer información económica que el organismo había rechazado las subvenciones del Consejo Superior de Deportes. Sin embargo, durante la presentación del análisis, los responsables de Transparencia Internacional España aportaron el dato de que la institución recibió 18,5 millones del erario público en 2016. “La fuente de ese dato es un informe de auditoría, lo que al menos viene a evidenciar que es real, si bien no podemos hacer valoraciones adicionales a este respecto al no tener más información”. Un puesto por debajo del fútbol en el ranking aparece la Federación de Motociclismo, otra de las que debería estar bastante más arriba. 

La RFEC ha pasado por un proceso muy duro de inestabilidad económica y orgánica en los últimos cuatro años

Ángel López Maraver es, desde febrero de 2017, el presidente de la Federación Española de Caza, la que peor posición ha obtenido en el informe. Justifica el resultado por la situación en que se encontró el organismo a su llegada. Explica a CTXT que no está “ni sorprendido ni disgustado con la nota obtenida. La RFEC ha pasado por un proceso muy duro de inestabilidad económica y orgánica en los últimos cuatro años con el anterior equipo de Gobierno, y en este primer ejercicio el principal objetivo del nuevo equipo directivo ha sido su recuperación. El asunto de la transparencia hemos empezado a trabajarlo ahora y esperamos que no vuelva a darse esta situación. Ya tenemos unas medidas pautadas y ahora hay que desarrollarlas”.

Parece evidente que la transparencia en las federaciones no está relacionada con la capacidad económica del ente. Basta decir que el presupuesto de la de fútbol, 134,7 millones, equivale al conjunto de las 64 restantes, mientras que el de la de Tiro con Arco, la que mejor nota ha obtenido, es de apenas 1,1 millones. “La transparencia es una cuestión de actitud, ya que federaciones pequeñas, con escasos recursos personales y materiales, han obtenido una buena nota, lo que viene a dejar en entredicho y sin justificación la escasa voluntad de transparencia de algunas federaciones grandes que han obtenido en el INFED unas valoraciones bajas, o muy bajas”, afirma Lizcano.

El Índice de Transparencia de las Federaciones Deportivas (INFED) se ha realizado basándose en cinco áreas que incluyen un total de 50 indicadores: a) Información sobre la Federación; b) Relaciones con los Aficionados y público en general; c) Transparencia económico-financiera; d) Transparencia en las contrataciones y los suministros; y e) Indicadores de la Ley de Transparencia. En esta última, que es la que incluye la información que les obliga a dar la Ley, es donde las federaciones obtienen la mejor nota media, un 71,4. En segundo lugar queda el apartado sobre la Información sobre la Federación, con una nota de 61. A continuación figura el de Relaciones con los Aficionados con un 52,3. En los dos ámbitos que quedan, las federaciones no llegan al aprobado. En Transparencia económica-financiera sólo alcanzan una nota de 43,1. Donde peor resultado obtienen es en el de Transparencia en las contrataciones y suministros, con una puntuación media de apenas 35,7. En esta última área, hay 21 federaciones que han sacado un cero.

El presidente de la federación que más cultiva la transparencia, la de Tiro con Arco, es Vicente Martínez. En su caso tiene una doble motivación para prestar la máxima atención a este asunto. “Yo presido la comisión de buena gobernanza y transparencia de la Federación Internacional de Tiro con Arco. No parecería lógico que no aplicara a nivel nacional los criterios que predico a nivel mundial. Éticamente no me quedaba más remedio. Además, nuestra federación estuvo inmersa hace tiempo en una controversia sobre un uso inadecuado de recursos. Quería demostrar que no tenemos nada que ocultar y que está abierta a lo que debe estar una entidad gestionada con parte de recursos públicos”, explica a CTXT.

Fomentar la transparencia no es un proceso barato

Martínez, que junto al gerente de la federación son las dos personas que se dedican a tener actualizada esta parcela en la página web, explica que “fomentar la transparencia no es un proceso barato porque hay que destinar recursos. Pero si Tiro con Arco ha demostrado que se puede hacer, está claro que las demás también. Habrá federaciones que se dedican a su día a día y pasan de esto. Y hay que decirles que no se puede pasar. Tienen que tener a alguien que se encargue de ello y hacerlo por narices. Es obligatorio demostrarle a la sociedad cómo se gobierna y cómo se hace uso de los recursos que se te entregan, tanto de los privados como de los públicos”.

Además de la Ley Estatal 19/2013, hay comunidades autónomas que tienen sus propias leyes de transparencia. Y en algunos casos, como puede ser los de Andalucía, Aragón o Murcia, se da la paradoja que incluyen requisitos más exigentes para las federaciones deportivas autonómicas que los de la nacional de su propio deporte. En estas comunidades, por ejemplo, la Ley les obliga a contestar directamente a las solicitudes de información que realicen los ciudadanos. Lizcano reconoce que “existe efectivamente una diferencia de criterios legales, y por lo tanto de niveles de obligaciones de transparencia en unas y otras comunidades autónomas. Se trata de una realidad legislativa que difícilmente se podrá cambiar en el corto plazo”.

Quizá con una mayor supervisión y tutela por parte de organismos como el Consejo Superior de Deportes o el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno los resultados podrían ser mejores

Es llamativo que muchas federaciones hayan mejorado su nota desde que Transparencia Internacional España inició la evaluación de cada una de ellas hasta que otorgó la nota final. Así, la puntuación media inicial apenas era de 26,5 sobre 100, que se elevó hasta el ya citado 53,8 después de que las entidades corrigieran algunas deficiencias durante ese periodo. Eso indica que quizá con una mayor supervisión y tutela por parte de organismos como el Consejo Superior de Deportes o el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, organismo independiente creado hace algo más de tres años, los resultados podrían ser mejores. Hay que señalar que a pesar de ser entidades privadas, las federaciones deportivas ejercen, por delegación, funciones públicas de carácter administrativo y que actúan como agentes colaboradores de la Administración Pública. Vicente Martínez señala sobre esto que “el que tiene la fuerza la puede usar. Si una federación no tiene ni un aprobado en los 50 parámetros previstos pues a lo mejor el Consejo la tiene que borrar del catálogo de asociaciones deportivas, por decir algo. Habría que llegar a un término en el que las federaciones entendieran que se tienen que poner a esto”.

El CSD aprobó en 2015 un Código de Buen Gobierno de las Federaciones Deportivas Españolas para contribuir a una mayor transparencia en la gestión de las mismas, en particular sobre la gestión del dinero público que reciben. Sin embargo, este estatuto se limita a formular recomendaciones que las federaciones pueden adoptar o no. La única “presión” que ejerce el CSD es que su cumplimiento constituye un baremo a la hora de concretar el importe de la subvención que distribuye cada ejercicio a cada una de ellas.

Lizcano apunta que “creemos que este índice y sus resultados pueden ayudar al CSD a considerar con un carácter más prioritario el control de la transparencia de las federaciones, y de alguna manera tener en cuenta su nivel de apertura informativa a la hora de conceder las subvenciones, sobre todo cuando se trata de cantidades significativas de dinero público”.

El presidente de Transparencia Internacional España espera que los resultados mejoren en una próxima evaluación. Y basa esa previsión en la experiencia extraída de otros estudios realizados en el ámbito deportivo. “Hemos hecho ya dos ediciones del Índice de Transparencia de los Clubs de Fútbol (INFUT), que son en general sociedades anónimas deportivas, esto es, entidades privadas, y los resultados en la primera edición fueron igualmente mediocres, si bien es cierto que en la segunda edición, como suele ocurrir habitualmente, se pusieron las pilas en mayor medida y mejoraron sustancialmente sus resultados, lo cual esperamos que también ocurra cuando hagamos en su caso una segunda edición del INFED”.

Cabe preguntarse si las federaciones deportivas españolas son más o menos transparentes que las de otros países. La respuesta no es fácil de encontrar por la falta de estudios similares. “Creemos que es la primera vez que se hace en el mundo un Índice de Transparencia de Federaciones Deportivas, por lo que no es posible conocer el nivel de transparencia de las federaciones en otros países”, explica Lizcano. “En todo caso hay delegaciones de Transparencia Internacional en otros países, como es el caso de Argentina, que se han interesado por este índice y es posible que igualmente lo implementen, con lo que se podrían en el futuro realizar análisis comparativos en este terreno”, concluye.

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí