1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

POSTPROCESANDO

El material con el que se hacen los sueños

El juicio es un paso importante y de calidad hacia la subnormalización del concepto comunidad-nacional, que de por sí nunca ha sido muy avispado

Guillem Martínez 2/02/2019

<p>Entrada principal del Tribunal Supremo, Madrid. </p>

Entrada principal del Tribunal Supremo, Madrid. 

Cberbell

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Hola. Este es el último Postprocesando. Mi proyecto de vida inmediato es a) este último Postprocesando, con el estado de la cuestión antes de llegar a juicio, b) otro articulete en breve, en el que les hablaré de las dinámicas culturales que nos han llevado a este punto tan gilipichas de la vida y, c), ser feliz a ambas manos, a pesar de y frente a los malos. Luego y durante, empezaré con lo del juicio –cuando empiece, que se retrasa; dicen que hasta el 12F–. Hasta que acabe. Posible título de la serie: Perdiendo el Juicio, o Juicio Perturbado, o algo así que, vamos, de pie a entender que nos estamos volviendo majaras, y que el juicio es un estadio avanzado de la locura. O de la política en el siglo XXI, esa locura mítica que está cogiendo forma en UK, USA, Rusia, Turquía, Hungría, España, Catalunya...

2- La idea es que este juicio es una derrota. ¿Para quién? Para todos –más, snif, para los escasos esp y cat no practicantes, que anhelan un Estado X no nacional cargado de derechos hasta el culo; y que, otro snif, ni está ni se le espera; esa será la batalla del siglo XXI; las primeras escaramuzas, las hemos perdido; por KO–.  

3- El juicio es un paso importante y de calidad hacia la subnormalización del concepto comunidad-nacional, que de por sí nunca ha sido muy avispado. Hablamos, concretamente, de dos naciones. Una, que es Estado, se lo puede permitir. Porque es Estado. Se permitirá en este juicio, incluso, ganar por KO. La otra, pues no. Las naciones sin Estado deben de ser sexis, o mueren. De aburrimiento. De ser sólo ellas mismas. Para ser tú mismo debes de ser tonto del bote, con una boina y una tiza homologadas. Y aún así, hay días que no lo consigues. Ya veremos como sale de esta. Es posible que no salga jamás de esta locura comunitarista y católica. Puede ser, sí, que de todo este drama salga algo bueno. Si bien –pregunten a Edipo cuando le vean vendiendo cupones– nunca sale nada bueno de un drama. 

4- En Finlandia, tras una guerra civil dramática/balcánica/ibérica, pasó algo bueno. Los vencedores vieron que se habían pasado un güevo y, en vez de plasmar el Estado autoritario, ultranacionalista y anticomunista que llevaban en la cabeza mientras mataban, hicieron un Estado del Bienestar cachas e inclusivo. Tal vez por una suerte de remordimiento saludable. El remordimiento mola. Mola más ahora, cuando todo el mundo es inocente y posee un deber milenario sobre sus hombros que les limpia de toda culpabilidad. Aquí abajo, en fin, nunca pasa eso que pasó en Finlandia. Si pasara eso, aquí-abajo se llamaría Finlandia. Y no una serie de naciones que gastan no mercy. Periódicamente, por si fuera poco, hay una crisis que limpian Esp y Cat de finlandeses, de seres no-nacionales, de raros.

5- Bueno, al turrón. ¿Cómo va la cosa? La cosa va por barrios. Como todo.

El juicio es una ruina política. Sería la monda que también lo fuera juidicial. Lo que no es descartable

6- En el barrio Estado, afinando. El juicio es una ruina política. Sería la monda que también lo fuera juidicial. Lo que no es descartable. En la sesión previa del juicio, fiscalía, recuerden, meó fuera del tiesto. Exemplum: aludió al hecho de que la declaración fake del 27O no solo no era fake, sino que apareció publicada en el DOGC –no se puede seguir con fidelidad al procés siguiendo el DGOC; no salió allá casi nada de lo señalado por el procés, tan solo un par de leyes, que no se respetaron ni un segundo; el procés no es DOGC, sino todo lo contrario, piquillo–. Por lo que sea, no le costará mucho al TS encarar la cosa y sus condenas king-size sin despeinarse, y sin alejarse de su tradición y sin escandalizar, gracias a ello, a Europa.  

7- Sobre la tradición: en Francia, en la última ola de protestas, han muerto 10 personas, 200 han sido hospitalizadas –de verdad–, y 400 han sido detenidas. Es una rebelión. O, al menos, se le parece mucho más que lo que aquí abajo ha sido calificado como tal. Pero en Francia hay otra tradición. Sería incompresible –es decir, fuera de tradición– que un juez o un fiscal francés actuaran de oficio por ese delito, incluso con el escenario bélico descrito. Aquí, pues no. Hay otra tradición. Legalista. Esto es una Democracia Legalista –el concepto creo que es de Enric Juliana–, como lo anterior fue una dictadura legalista. No es lo mismo la Ley que la Justicia. La Ley son leyes, la Justicia muchas más cosas. La Ley tiende a proteger al Estado. La Justicia nos defiende del Estado. No le costaría nada a una democracia o dictadura legalista aplicar el delito de rebelión, tal y como está tipificado en el Código Penal. No le costará nada a la democracia legalista participar en esta pesadilla política sin tener que sobreactuar.  

8- Y no está claro que este juicio colabore a especificar las contradicciones y tradiciones legalistas de la justicia española, que en esta crisis democrática, social y económica iniciada en 2007 no ha estado al quite. Las sentencias que han mejorado la vida de la ciudadanía, verbigracia, durante ese periodo han venido de Europa. La crisis institucional en Esp se diferencia de la crisis italiana de los 90's en la ausencia de protagonismo de la Justicia. Aquí no hubo Mani Pulite, quizás porque en los 90's, los juristas que tenían que haber montado el pitote Mani Pulite, aceptaron no montarlo a cambio de entrar en la política. Lo que es una metáfora de la justicia esp. Y de la cat, si algún día la hubiera, tal y como quedó plasmado en la Llei de Desconexió. Glups. Estamos rodeados. 

9- Por lo que se ve, el TS se la va a coger con papel de fumar. Va a ser todo lo fino que puede ser. Al menos, está atendiendo, y en ocasiones admitiendo, un grueso de lo que solicita defensa. Para que cuando lleguen al TDHE no le pillen por ahí. Sí, tendrá un problemón con lo de la prisión preventiva y la ausencia de segunda instancia. Pero Esp es famosa en el entorno europeo por su apego a preventizar a niveles industriales, y por sus juicios sin segunda instancia en el TS. Parece que los acusados, en el juicio, recibirán trato plástico especial. No acudirán esposados, y se evitaran imágenes plásticas de detención. Otra cosa son los observadores. 

10- Hay, que yo sepa, dos organismos que han pedido ser observadores en el juicio. El Col·legi d'advocats y una ONG. Les han dicho que no. Lo que, me dicen, tampoco es tan espectacular. La vista será televisada. Como el juicio a O. J. Simpson. Habrá más de 100 medios, y diversas instituciones –Exemplum: el Parlamento Vasco– estarán en la sala –es curioso que el Parlament Cat y la Gene aún no hayan pedido silla; me temo que es una metáfora de una suerte de ausencia de previsión y de lectura de lo que va a pasar, de lo que ha pasado–. Por otra parte, no existe en el mundo mundial –me dicen, corríjanme, que todo es nuevo– la figura del observador judicial. Un juicio se puede controlar, y muy bien, por otros medios no presenciales. Incluso se puede participar, de alguna manera, en el control de la sentencia, de la fiscalía, o participar en la emisión de defensa, a través de la figura del Amicus Juriae. Respecto de la ONG, se debe decir que convoca asociaciones judiciales solventes –si bien no aparecen, por lo que veo, sus logos en sus comunicaciones, lo que mosquea–, y juristas esp y cat también muy solventes. Respecto a los cat, parece ser que todos son procesitas, esa escuela tan ausente de claridad y tan dada a la confusión jurídica. Lo que induce a pensar que la función de los observadores puede ser más propagandística que efectiva. Dicho lo cual, ¿qué más le da al Estado reservar sillas a observadores? Nada.

11- Con observadores o sin, será, por otra parte, difícil observar el juicio en sus dimensiones reales. Es decir, inabarcables. La respuesta majara del Estado al Procés se ha traducido en más de 20 juicios futuros. O un millar, si finalmente van a juicio los alcaldes cat investigados por fiscalía. Será difícil no sólo controlar todo eso, sino simplemente observarlo. El bosque impedirá ver los árboles. Lo que supondrá una ventaja para el Estado. ¿Les he dicho que todo esto es una locura?

12- Vaya, ya hemos cambiado de barrio. ¿Cómo llega el procesismo al juicio? Chungo. 

13- Los presupuestos cat están paralizados. Comuns se ha retirado de las negociaciones. Aprobar o no presupuestos no es muy importante –se renuevan y tal–. Pero en esta época líquida se está convirtiendo en un jalón estético, que explica si un gobierno se lo ha currado. En el caso cat, si curra.

14- Se está aprovechando el juicio, por otra parte, para pirarse de algunos otros anclajes a la realidad pactados por el Govern. Como una reunión de diálogo entre partidos. Al parecer, por otra parte, de haber empezado el juicio en la fecha inicial prevista –sobre el 6F– Torra hubiera ido al juicio, y no a la sesión de control del Parlament. Un indicio de lo que va a ser el juicio para el procesismo: otra ocasión para no ser controlado. Llevan desde 2012.

15- Por otra parte, el procesismo es un proceso electoral. Y hay elecciones en mayo. Por lo que, como es tradicional en el procés, todos los partidos están a la greña.

16- El juicio supondrá una focalización cotidiana en Junqueras/ERC –los chicos PDeCAT son más de medio pelo–. Por lo que se está gastando una energía descomunal –y electoral– en posicionar a Puigdemont en la realidad para los próximos meses.

17- El intento a) es reactivar su votación en el Parlament como Presi de la Gene. La idea es votar a Puigde, que vuelva de Waterloo rodeado de eurodiputados, y que se le detenga. Sí, sería espectacular. Y un elemento contradictorio para el Estado. Hasta que uno piensa que eso, volver rodeado de prohombres y promujeres europeos, lo podría haber hecho esta mañana a primera hora.

18- La cosa no consiste, por tanto, tanto en nombrar a Puigde Presi, sino en evidenciar que ERC no hará nada para posicionarse en la ilegalidad y propiciar esa votación. Es, vamos, Chicken Game de toda la vida, con el que Puigde pretende chulear a ERC, y escenificar su carácter tibio y, patrióticamente cuestionable. El hecho de que Puigde haya llevado a la Mesa de Parlament al TC –lo que tiene narices; te independizas, te exilias y sigues reconociendo al TC– se ubica en esa línea. 

La respuesta majara del Estado al Procés se ha traducido en más de 20 juicios futuros. O un millar, si finalmente van a juicio los alcaldes cat investigados por fiscalía

19- Otro intento, o intento b) de puigdemonización de la realidad, es la creación de la Crida, el partido de Puigde, que fue fundado el pasado finde. O no fue fundado, lo que es un lío. La cosa Crida se ha registrado como partido, pero también como asociación. Es un intento de unificar todo el procesismo bajo unas solas siglas. Es decir, es el intento de comerse a ERC con patatas, el enésimo. Pero, también a PDeCAT, que no está por la labor. Esta mañana a primera hora la Crida está en el limbo. Es una asociación o un partido que existe, pero que carece de programa y, al parecer, de listas para mayo. Pero no tiene por qué estar en el limbo en el futuro. Puigdemont, en breve, será la única persona libre del pack Procesismo'2017. Es decir, la única que pueda hacer declaraciones diarias y propuestas de vuelta, o de cualquier otro tipo, que le hagan existir en los medios. El futuro, diría, es suyo. Y más si ERC se empeña en ser dirigida verticalemente –que es como se dirigen los partidos por aquí abajo– por un señor que está en la cárcel. Es decir, que no está. 

20- Sobre el pitote y la desunión en el procesismo, ese –no lo olvidemos– mecanismo electoral. En este momento, hay 5 posibles listas procesistas que competirían en BCN para las municipales: ERC, Barcelona es Capital, PDeCAT, Crida y una lista que impulsa Mascarell –las tres últimas, sí, pueden acabar yendo juntas–. PDeCAT, o la Crida, que no se sabe, cuenta como número 1 a Forn –junto con Trapero, cuenta con la mejor defensa, pero eso no implica que salga libre–. Es decir, el número 1 será alguien que no será alcalde. Para las europeas, el lío es mayor. ERC irá con Bildu y BNG. PDeCAT, o Crida, que no se sabe, con PNV. O no. 

21- Más sobre desunión. Puigde y Junqueras han empezado a polemizar sobre el carácter ético de haberse pirado. Este tema es la madre del cordero –no fue coordinado, y comprometió la salida con fianza de los que se quedaron–. Y el primer intento de Junqueras de jugar al Chicken Game en su campo. Que, digo yo, llega tarde. 

22- Más sobre desunión: ANC ha convocado, o va a convocar, acampada frente al Palau de la Gene, para exponer que las políticas del Govern son autonomistas, no indepe –no me lo puedo creer, en esta casa se juega, etc.–. Por primera vez, vamos, la ANC afearía a un Govern.

El procesismo no supo ser política, no supo ser ruptura. Porque no era nada de todo eso

23- La falta de unión está solventada –desde 2012– por los medios procesistas, que vertebran unidad, necesidad de unidad y condena a quién no quiere o no se deja. Para ello, es posible, tendrán que retransmitir otro juicio. Los acusados, por lo que se sabe, han pactado mínimos para no molestarse en sus defensas. Vamos, que van por libre. Algo que puede llevar a iconografías contradictorias, según como evolucione la partida de Chicken Game. O, incluso, poco edificantes, conociendo el personal. Son presos políticos, sí. Pero también políticos que han mentido copiosamente a su sociedad. Y que, en el último año, han declarado distintas cosas, según hablaran con el juez o con su sociedad. Por lo que se sabe de las defensas –vete a saber si cambian una vez iniciado el juicio–, la defensa no va a ser política ni –salvo Font– netamente jurídica. Es posible, cruel y contraproducente, que sean, como todo en el procés, accesos propagandísticos y electoralistas. Esta semana, los medios procesistas han explicado que el TSJC ha archivado la causa contra Buch y Lloveras por desobediencia, como un precedente de lo que puede pasar en el TS, si bien es otro delito –desobediencia– y otro marrón –lo acusados no lo fueron por sus cargos institucionales/no eran Estado; es decir, les amparaba la libertad de expresión–. Es una buena noticia no extrapolable, para nada, a la causa del TS.

24- En el último discurso de Junqueras –un discurso virtual, en el que estaba, en forma de holograma, en una sala–, era perceptible algún indicio de que su defensa podría ser más agresiva de lo anunciado. Ni idea. Su abogado, por otra parte, ha pedido que se retrase el inicio del juicio tres semanas. No es previsible que se lo concedan. Pero esa petición engarza con el eje que parecen compartir todas las defensas. Aportar testigos, pruebas, traducciones, documentos para dilatar el inicio del juicio. Sí, puede ser una táctica de defensa. Las hay mejores. Y mucho peores. Pero también un indicio de lo que está pasando, o punto 25.

25- No hay ganas. En un principio, el procesismo confiaba en el juicio para realizar sus campañas electorales de mayo. Durante un tiempo, intuí que aportar tanto papeleo era un intento, desde las defensas, para que le juicio se alargara hasta mayo. Empiezo a intuir que ahora no quieren que, en verdad, empiece y se encabalgue con la campaña electoral. Lo que puede hablar de la desunión absoluta entre los acusados y, aún más, entre los acusados y exiliados.

25- El procesismo no supo ser política, no supo ser ruptura. Porque no era nada de todo eso. Su reto, y no está claro que lo consiga, será no hacer el ridículo en un juicio político. Hasta ahora, ha utilizado un lenguaje mágico y místico para evitar la política y la ruptura. Ese lenguaje no funciona en un juicio. Un juicio que es un lío, un absurdo, una desproporción, pues se juzga algo que sólo fue lenguaje.

26- Ejemplo: esta semana Junqueras ha vuelto a explicar que organizar un referéndum en Esp, desde 2005, no es delito. Y sí, ese año desapareció del Código Penal una aportación de Aznar, que por la cosa Ibarretxe había codificado articulete al uso, si bien el delito quedaba fijado en otro apartado. Supongo que bajo el trade-mark usurpación de funciones. Los tertulianos lo han repetido lo que han podido. Y, al parecer, el procesismo minion, amarillo, de a pie, se lo ha creído. Espero que todo eso sea palique, y que cuenten con otra defensa. Lo espero. Lo espero. Lo espero.

1- Hola. Este es el último Postprocesando. Mi proyecto de vida inmediato es a) este último Postprocesando, con el estado de la cuestión antes de llegar a juicio, b) otro articulete en breve, en el que les hablaré de las dinámicas culturales que nos han llevado a este punto tan gilipichas de la vida y, c), ser...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mariano

    La máscaras no esconden caras. Sólo esconden máscaras que esconden máscaras que esconden máscaras hasta el infinito.

    Hace 2 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí