1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

Feijóo manda a la oposición gallega de vacaciones

Podemos, los nacionalistas de Anova y los municipalistas de las Mareas llegan a un acuerdo en Galicia

Aníbal Malvar 20/02/2020

<p>Alberto Núñez Feijóo durante un acto de precampaña en Galicia. </p>

Alberto Núñez Feijóo durante un acto de precampaña en Galicia. 

@FeijooGalicia

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

[Última hora: A falta de comunicado oficial (el plazo para coaligarse expira en la medianoche de este viernes), fuentes de la dirección de Anova confirman a CTXT que habrá coalición entre la denominada izquierda rupturista de Galicia de cara a las elecciones del 5 de abril. La corriente municipalista de las denominadas Mareas y la formación soberanista Anova (escisión del Bloque Nacionalista) se integrarán en las listas del candidato de Galicia en Común, el diputado de Podemos en Madrid Antón Gómez Reino. “Hay acuerdo de igualdad entre las distintas fuerzas. Ninguna de las distintas sensibilidades quería cargar con el estigma de que no hubiera cambio político en el país. La renuncia de Anova y de Martiño Noriega (exalcalde de Santiago) a la pelea por encabezar esta coalición fue capitalizada para poder tratar de tú a tú a Unidas Podemos. El acuerdo ha sido aprobado por ambas direcciones, aunque todavía quedan algunos flecos. Puede suceder cualquier circunstancia... Somos muy de darle emoción a las cosas”, remata la fuente de Anova con ironía.]

No es lo mismo un 5 de abril en Euskadi que en Galicia. A pesar de que, en ambas comunidades, los piadosos celebren ese día el Domingo de Ramos. Y a pesar de que, ese mismo domingo, gallegos y vascos estén llamados a las urnas. Los vascos empiezan sus vacaciones de Semana Santa el día 9. Los gallegos, sin embargo, estarán liberados desde la víspera de la jornada electoral hasta el 13. Eso lo sabía el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, cuando el pasado 10 de enero anunció solemnemente el adelanto de unos comicios que ‘tocaban’ a finales de septiembre o principios de octubre. Los más cándidos analistas aceptan las explicaciones del ‘popular’ Feijóo: el adelanto es para evitar la contaminación del resultado con la hipotética coincidencia con unas elecciones catalanas que no se sabe cuándo serán. O por las supersticiones del presidente gallego, que lleva tres convocatorias haciendo coincidir sus urnas con las vascas y logrando tres mayorías absolutas¡Virgencita, virgencita, que me quede como estoy!

Algunos malician que la decisión de Feijóo de llamar a votar dos días después de la ‘operación salida’ esconde la artera intención de reducir la participación democrática

Otros malician, sin embargo, que la decisión de Feijóo de llamar a votar dos días después de la ‘operación salida’ esconde la artera intención de reducir la participación democrática, un escenario que, sobre el papel, podría favorecer a los ‘populares’, desmovilizar a la izquierda y quizá evitar que Vox arañe algún escaño en la inercia de patada adelante que parece estar poniendo el turbo a los de Santiago Abascal en toda España. En las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre, la formación neofascista, machista, ultracatólica y homófoba recogió en el hogar de Breogán una nada despreciable gavilla de 114.834 papeletas. A solo 5.000 votos del Bloque Nacionalista Galego, cuarta fuerza gallega y que sí colocó un diputado en Madrid. 

Y en el jeroglífico gallego aún falta por computar a la izquierda rupturista que se agruparía bajo el árbol de Podemos. En las autonómicas de 2016, bajo la marca En Marea, sucumbió a la mayoría absoluta de Feijóo, pero logró auparse como segunda fuerza autonómica sorpassando al Partido Socialista de Galicia-PSOE. Este adelanto electoral les ha pillado en un San Valentín con poco amor. Hace tres años, Pablo Iglesias ya se vio obligado a intervenir, pública y rotundamente, para amartelarlos y que se presentaran en coalición. Hoy no será tan fácil. La boda tiene que anunciarse antes del 21 de febrero, fecha límite del calendario electoral para las fuerzas políticas que deseen concurrir en coalición. Y es esta una coalición que ha de machihembrar tres proyectos políticos de muy distinta naturaleza: el federalista de los podemitas gallegos, el soberanista de Anova (escisión del BNG) y el municipalista de las mareas que ya gobernaron los ayuntamientos de Santiago de Compostela, Ferrol y A Coruña entre 2015 y 2019.

Las pocas encuestas publicadas hasta la fecha oscilan entre una mayoría absoluta exigua de Feijóo (por un escaño) y la posibilidad de una mayoría progresista que aún no está ni siquiera totalmente articulada

Así como el día 5 de abril se adivina en Euskadi predecible y sosegado, en Galicia se anuncia incógnito y proceloso. Las pocas encuestas publicadas hasta la fecha oscilan entre una mayoría absoluta exigua de Feijóo (por un escaño), la dependencia del PP a pactar con Vox si quiere volver a gobernar, y la posibilidad de una mayoría progresista que aún no está ni siquiera totalmente articulada. Lo que parece irrefutable es el declive de Feijóo, que en 2019 logró, en dos ocasiones, los peores resultados históricos, suyos y del PP gallego, en unas generales: 447.562 el 28 de abril del año pasado y 470.041 el 10-N (datos del Censo electoral actualizado por el INE a 2020, con 2.237.062 electores, de los que 462.443 son residentes en el extranjero) frente a 770.764 votos en 2008; 855.732 en 2011; 605.178 en 2015 y 643.827 en 2016. 

El diputado de Podemos en Madrid Antón Gómez Reino (A Coruña, 1980) ya ha anunciado su candidatura a las primarias para ser candidato a la presidencia de la Xunta por la formación morada. Recibe a CTXT en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, donde habita desde 2015, apenas tres días antes de tomar una decisión que desde el anuncio de elecciones se daba por cantada en los mentideros compostelanos. Es de los que sospechan que Feijóo convoca en periodo vacacional para alejar de Galicia el ímpetu hormonal del voto joven: estos comicios incorporan al censo electoral gallego a 73.000 nuevos votantes que cumplieron 18 tras la última victoria de Feijóo, gran acaparador del voto jubilado y rural. En Galicia, el PP solo es mayoritario entre los votantes mayores de 50 años. Entre los menores de 40, es la tercera fuerza por detrás de PSOE y Podemos.

“En esta campaña hay que trabajar mucho el voto joven”, señala. “Pero no solo. Galicia tiene hoy una mayoría progresista. Se percibió ya perfectamente en las elecciones municipales de 2015. Tres de las siete ciudades rebeldes [las que fueron gobernadas por los bautizados como alcaldes del cambio] del Estado eran gallegas. Es fundamental que la gente joven y, en general, del marco progresista, vaya a votar. La estrategia de Feijóo convocando en vacaciones de Semana Santa es buscar la desmovilización”. 

En Galicia, el PP solo es mayoritario entre los votantes mayores de 50 años. Entre los menores de 40, es la tercera fuerza por detrás de PSOE y Podemos

En cuanto a la posibilidad de que Vox pueda acabar convirtiéndose en la muleta de Feijóo, el diputado de Podemos no lo tiene muy claro. A la pregunta de si cree que en Galicia, Euskadi y Catalunya existe una especie de cordón sanitario-cultural (la lengua, la conciencia de nación con o sin Estado) que pone barreras a la irrupción de la ultraderecha, contesta cauto: “Ese cordón que tú dices sí existe. Pero también existe en el País Vasco y allí hubo diputados de UPyD, sin querer parangonar un partido con otro. Y, en Catalunya, aparecieron manifestaciones de la extrema derecha, como aquel partido Plataforma por Cataluña [disuelto en febrero de 2019 para integrarse en Vox]. No tuvo representación, pero fue el primer fenómeno ultra que hubo en el Estado. Y llegó a tener presencia en ayuntamientos [17 concejales en distintos consistorios catalanes tras las municipales de 2007]. Es evidente que la composición social, cultural y nacional de nuestro país, como las de Catalunya y Euskadi, es totalmente diferente a la del resto del Estado. En Galicia el PP tiene un electorado anfibio: recoge todo el voto de la derecha nacionalista y ultranacionalista española, pero no verás aquí un solo acto del PPdeG con banderas españolas”. 

El politólogo, historiador y periodista Anxo Lugilde (Lugo, 1970) ha escrito varios libros sobre el comportamiento electoral de los gallegos: Fraga después de Fraga (La Voz de Galicia, 2011)El voto emigrante (Ed. Galaxia, 2007) y De Beiras a Podemos (Ed. Praza, 2014). Para Lugilde, el cordón sanitario-cultural que refiere el periodista como aislante de Vox en Galicia, Euskadi y Catalunya es una falacia: “Vox no entró el 10-N por Galicia porque es un territorio poco propicio. Carece de una circunscripción grande, verdaderamente proporcional, como Barcelona. En Cataluña, Vox obtuvo dos diputados con un 6,3% de votos. En Galicia no consiguió ninguno con un 7,8%. Es un error creer que, en Galicia, Vox es residual. Sí lo es en Euskadi, donde no llegó al 3%. No sé si Vox conseguirá entrar al parlamento gallego. Más bien parece que no. Pero no se puede descartar. Los proyectos más españolistas siempre fracasaron en Galicia, como UPyD, C’s y, antes, Blas Piñar. Pero el auge de Vox tiene una parte de respuesta al desastre que es el PP de Pablo Casado”.

Por la izquierda, en España nadie sabe qué es Anova. Pero Anova, según el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, es el germen de Podemos. Podemos, como el realismo mágico, nació en el Macondo político de Galicia. “Sin la experiencia de Alternativa Galega de Esquerda, probablemente Podemos no existiría”, decía en mayo de 2015 el líder de la formación morada.

Un año después de la eclosión del 15-M en la Puerta del Sol madrileña, el histórico líder nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras (Compostela, 1936) decidía abandonar el Bloque Nacionalista Galego que lideraba y fundar una nueva formación llamada Anova, sustentada en el asamblearismo, en la base, en las plazas, en el denigrado movimiento perrofláutico de participación ciudadana. Era 2012 y contrató como asesor a un joven y brillante profesor llamado Pablo Iglesias. De la confluencia de Anova con la Izquierda Unida gallega, auspiciada por Beiras y asesorada por Iglesias, nació AGE (tercera fuerza en las elecciones al Parlamento gallego de ese mismo año). “Sin la experiencia de Alternativa Galega de Esquerda, probablemente Podemos no existiría”. Tampoco las mareas municipalistas que, en 2015, arrebataron al PP las alcaldías de Santiago de Compostela, A Coruña y Ferrol. “Galicia fue el laboratorio electoral de Podemos”, resume el politólogo e historiador Anxo Lugilde.

Hoy, aquel germen confeso de Podemos, Anova y las mareas –perdieron sus tres grandes alcaldías en las municipales de 2019–, negocia con la formación morada su integración en un frente republicano gallego que dispute el espacio de izquierda al PsdeG-PSOE y al BNG. Pero no a cualquier precio. Las negociaciones para esta gran coalición no son fáciles. Podemos parte de una posición de fuerza, desde el gobierno central, difícil de discutir. El antiguo asesor de Beiras luce hoy tratamiento de excelentísimo señor vicepresidente Iglesias. La vieja camarada ferrolana Yolanda Díaz, que tanto contribuyó como líder de Esquerda Unida a la fundación de Anova, es hoy ministra de Trabajo y Economía Social. 

Anova ya ha anunciado, si no llega a entenderse con Podemos, que se presentará en solitario. Y Martiño Nogueira se ofrece a ser cabeza de cartel si se lo piden

Martiño Noriega (A Coruña, 1975) es solo exalcalde de Santiago. Y el muñidor de las conversaciones de Anova con Podemos para la candidatura conjunta. “Anova se ha desangrado con el proceso de la llamada unidad popular. Ha priorizado el acuerdo sobre una posición egoísta de parte. Una gran parte de la organización ha dado el aval para que se explore ahora una candidatura conjunta, pero no de una manera humillante, sino equilibrada. Si la izquierda federal [Podemos] antepone una posición de marca sobre lo que debería ser el frente republicano gallego, no vamos a tener ni frente ni republicano ni gallego. Eso será complicado de explicar en un momento en el que las expectativas son grandes o, al menos, la incertidumbre está encima de la mesa”. 

Se le pregunta si, en este proceso de posible confluencia, la soberanista Anova no corre el riesgo de traslucirse bajo la sombra morada y poderosa de Podemos: “La dilución no es un problema mientras se haga con dignidad. Nadie le niega a Podemos su centralidad en el debate de la izquierda en el Estado. Pero es diferente en unas elecciones gallegas, con características nacionales específicas, y donde lo que se ha premiado a lo largo de estos últimos años ha sido la capacidad de entenderse con el soberanismo [Anova] y el municipalismo [mareas]. Yo soy un hijo mestizo no solo de la unidad popular, sino también de las estructuras soberanistas y del municipalismo, porque he tenido cuatro años de gobierno en Santiago”. 

Anova ya ha anunciado, si no llega a entenderse con Podemos, que se presentará en solitario. Y Martiño Nogueira se ofrece a ser cabeza de cartel si se lo piden y “si no es para distorsionar”. Algo que puede tener, o no, repercusiones en la posibilidad de lograr desbancar a Feijóo. Porque la fragmentación del voto no tiene aritmética de ciencia exacta. Lo analiza Anxo Lugilde, quien considera que el mínimo del 5% por circunscripción provincial, para obtener representación en Galicia, no es siempre dogma de fe: “Una cosa es la barrera electoral, la legalmente establecida, y otra la real, la que hay que superar para tener escaños. A menudo no coinciden. Por ejemplo, para el Congreso, es del 3%, pero Vox quedó fuera en Cuenca con un 18%. En Lugo y Ourense, en este momento, creo que se puede entrar en el Parlamento gallego con algo menos del 6%, pero podría ser hasta más. En A Coruña y Pontevedra sí llega con pasar del 5%”. Meigas demoscópicas.

Ni desde Podemos ni desde Anova dan por rotas las conversaciones. Aunque Gómez-Reino recuerda que “Anova ya no participó en los dos últimos procesos electorales. Pero tenemos total disposición a que no solo los compañeros y compañeros de Anova, sino la sociedad civil, el ámbito sindical, el ámbito sanitario y el ámbito profesional de toda clase se sumen”. 

–Pero siempre bajo la marca Podemos.

–Bajo la marca Galicia en Común-Unidas Podemos. Creo que todo el mundo entiende que no tendría sentido que volviéramos a cambiar la marca. 

–¿Se habló algo de cambiar la marca?

–Conmigo, nadie habló de eso. Si los compañeros de Anova se suman, tendrían que sentirse cómodos en la formulación de lo que es Galicia en Común.

–¿Os sentiríais vosotros cómodos con el espíritu soberanista de Anova?

–Si en algo se caracterizó nuestro espacio político es en defender de forma innovadora, y diría que casi vanguardista, la plurinacionalidad del Estado y los mecanismos de expresión y participación pública y ciudadana. Creo que, además, somos una fuerza política que se toma en serio de verdad la soberanía popular y la participación, pero también la reivindicación de la soberanía ante los poderes económicos y financieros.  

Mientras, el PsdeG-PSOE de Gonzalo Caballero espera a que resuelvan las trifulcas sus potenciales aliados. A solo 10.000 votos del PP en las últimas generales (460.213 votos frente a los 470.041 del PP) aguarda a que la inercia de Moncloa le dé el último empujón hacia la presidencia de la Xunta. Caballero necesitará, junto a todo el virtual y proceloso bloque de izquierdas, el apoyo del BNG, que también navega en aguas plácidas con representación, otra vez, en el Congreso de los Diputados, y un ascenso de 93.000 a 119.000 votos entre las dos convocatorias generales de 2019. Su candidata, Ana Pontón, es el político gallego más valorado en las encuestas, pero acaba de tener una niña y no sería elegante molestarla. El único representante de la formación nacionalista en el Congreso es Néstor Rego (Vicedo, Lugo, 1962): “Se ha reforzado nuestra posición con la presencia del BNG en el Congreso y nuestro apoyo a la investidura de Pedro Sánchez. Sin dependencia de fuerzas estatales. Esas fuerzas apoyaron el proyecto de presupuestos [no aprobados] de 2019 con 757 millones de inversiones para Galicia. Los peores en 17 años. Que fueron votados a favor por PSOE y Podemos. En 2009 habíamos conseguido 2.145 millones con dos diputados del BNG. Tres veces más. Es la diferencia entre ser independiente e, independientemente de los diputados que tengas, acabar votando lo que es beneficioso para Galicia o lo que manda tu dirección en Madrid”. La suerte no está echada. Ni mucho menos.

[Última hora: A falta de comunicado oficial (el plazo para coaligarse expira en la medianoche de este viernes), fuentes de la dirección de Anova confirman a CTXT que habrá coalición entre la denominada izquierda rupturista de Galicia de cara a las elecciones del 5 de abril. La corriente...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. lokis

    Anova y mareas cantamañas españoleiros! Que se presenten solos Podemos e IU a ver cuantos votos cosechan.

    Hace 2 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí