1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Carta abierta a la UEFA

"Los racistas siguen en el estadio, solo que en un lugar diferente"

Asociaciones de aficionados denuncian intentos de acuerdo entre clubes y radicales para silenciarlos en partidos europeos y la nula voluntad de erradicar el racismo

Documentos CTXT 17/02/2016

<p>Stop racismo.</p>

Stop racismo.

FURIBUNDO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Casi un centenar de asociaciones de aficionados al fútbol de 18 países han enviado una carta a la UEFA para denunciar que los castigos que impone el organismo europeo para castigar actitudes racistas en los estadios lejos de erradicar estos actos, perjudican a los aficionados.

Según advierten en la misiva, que firman asociaciones de clubes, agrupaciones nacionales de asociaciones y de selecciones nacionales, hay clubes que llegan a acuerdos con los sectores más radicales para que en los partidos europeos, con una vigilancia más severa, no se produzcan estos incidentes. Todo ello a cambio de "privilegios" en el resto de partidos, lamentan "mientras el resto de aficionados son marginados cada vez más".

"Los racistas siguen dentro del estadio realizando actos racistas, solo que en un lugar diferente, mientras que los aficionados no racistas o antirracistas no se sienten seguros ni empoderados para iniciar sus propias actividades", sostienen. Asimismo, piden el desarrollo de estrategias entre la UEFA y las asociaciones de aficionados para erradicar actitudes racistas --"más allá de proveer imágenes artificialmente aceptables o superficiales para la televisión o el público en general"--.

Las asociaciones pide a la UEFA que revise su política de "castigos indiscriminados". Según defienden, más que perseguir el fin de las acciones racistas, "se percibe cada vez más como una lucha contra todos los aficionados", pues con el cierre de los estadios --que priva la asistencia tanto de aficiones visitantes como aquellos locales que no participan en estas acciones-- se castiga a todos, incluso a aquellos que "pudieran también haber sido víctimas o intimidados".

A continuación reproducimos íntegramente la misiva junto a la lista de firmantes, entre los que se encuentra, además de varias asociaciones de aficionados de clubes españoles, la asociación FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español):

Estimados miembros del Comité Ejecutivo de UEFA:

Nos dirigimos a ustedes desde todos los rincones de Europa para resaltar nuestra gran preocupación y apelar a UEFA para que reconsidere su política disciplinaria por comportamientos racistas y discriminatorios de aficionados.

Debemos recalcar primero que los firmantes de esta carta abierta estamos expresamente a favor de la política de “tolerancia cero” de UEFA en lo que respecta al racismo. Los grupos de aficionados firmantes y UEFA estamos juntos en la firme creencia de que el respeto por el otro debe ser parte integral de los valores fundamentales de nuestro deporte – y esto debería ser así para todos los participantes, tanto dentro como fuera del campo.

El castigo a una amplia mayoría de aficionados por los actos de una despreciable minoría, mediante medidas como “partidos a puerta cerrada” como sanción estándar por incidentes con conductas racistas de aficionados muestran una gran falta de respeto por los aficionados inocentes a quien también afecta tan drástica medida. Especialmente los aficionados visitantes que no han cometido ningún acto sancionable y han reservado su viaje son los que pagan el más alto precio por una sanción impuesta por UEFA a otro club por la conducta de otros aficionados.

Sancionar el comportamiento irrespetuoso e inaceptable de un pequeño grupo con falta de respeto a todos pone en gran riesgo la credibilidad del compromiso de UEFA contra el racismo. Aquellos que podrían ser el grupo mejor y más numeroso de aliados en la lucha contra la discriminación en el fútbol, los aficionados a menudo calificados como “el alma del deporte”, se ven degradados a ser la única causa de un problema.

Ante este estado de cosas, les urgimos a cambiar las distintas reglas para llegar a un sistema que puede de manera creíble y sostenible contribuir a eliminar la discriminación respetando los intereses de los aficionados como grupo afectado principal. Debemos todos fomentar comportamientos constructivos de los aficionados al fútbol – en vez de debilitar el compromiso positivo y apoyar el desarrollo de comportamientos destructivos, que desencadena el sistema actual, como así muestran las cifras oficiales de incidentes.

En el Congreso Europeo de Hinchas de Football Supporters Europe (FSE) de 2015 en Belfast, los aficionados demostramos con muchos ejemplos concretos que el sistema actual de sanciones colectivas no sólo conduce al castigo fundamentalmente de hinchas inocentes. Además NO alcanza el objetivo deseado de erradicar el racismo de manera sustancial y de forzar a los clubes a tomar medidas sostenibles, idealmente con el apoyo de los aficionados.

En particular los clubes “sospechosos habituales, razón por la que en principio se endurecieron las reglas, han reaccionado de tres maneras principalmente:

1.     Culpar al mensajero (el vigilante de antirracismo que denuncia el incidente o los grupos de aficionados dentro del estadio activos contra el racismo) o a UEFA, conduciendo cazas de brujas públicas contra ellos mientras siguen sin reconocer el problema real. Empoderando a los racistas que causan el incidente que se unen encantados a la cacería.

2.     Muchos han intentado llegar a acuerdos secretos con los aficionados (racistas) para que “se estén quietos” en partidos europeos a cambio de incrementar sus privilegios en la competición liguera. Empoderando a los racistas que se aproximan al club mientras el resto de aficionados son marginados cada vez más.

3.     El club reubica a los aficionados en otras partes del estadio y prepara algunas actividades contra el racismo de cara a la galería vendiéndolas en público como iniciativa de los aficionados. Los racistas siguen dentro del estadio realizando actos racistas, solo que en un lugar diferente, mientras que los aficionados no racistas o antirracistas no se sienten seguros ni empoderados para iniciar sus propias actividades.

Lo que apenas ha ocurrido desde la implantación de estas medidas es que los clubes se hayan plantado ante el problema y hayan comenzado a implementar planes a largo plazo de actuación creíbles contra el racismo que empoderen a la mayoría de aficionados no racistas, que no solo no se oponen sino que estarían dispuestos a apoyar la lucha contra la discriminación. En vez de eso, se ven castigados junto a los racistas culpables, ignorando el contexto y si ellos mismos pudieran también haber sido víctimas o intimidados por estas personas.

Como consecuencia de esta situación, muchas organizaciones de aficionados han iniciado la campaña “Respect Fans” que ha sido respaldada por numerosos grupos de hinchas de diferentes clubes que juegan competiciones europeas. A día de hoy, grupos no racistas o antirracistas de en torno a veinte clubes de siete países europeos han apoyado la iniciativa. Football Supporters Europe (FSE) organización que agrupa a los grupos de aficionados europeos, reconocida por UEFA como interlocutor en temas de aficionados ha mantenido numerosas conversaciones con representantes de UEFA y presentado muchas propuestas de alternativas o elementos complementarios al actual sistema, elegidos sobre la base de casos de éxito y evidencia científica proveniente de experiencias de toda Europa.

Hasta el momento, UEFA no ha querido escuchar y tan solo ha acordado denegar también a los patrocinadores el derecho a asistir a partidos a puerta cerrada... pero justo tras renovar sus respectivos contratos por varios años.

Creemos que la responsabilidad social del fútbol en esta importante área y la más importante aun de las entidades que gobiernan nuestro deporte, deberían ir más allá de proveer imágenes artificialmente aceptables o superficiales para la televisión o el público en general sino que deberían hacer una aportación sostenible para erradicar el problema de la discriminación en nuestro deporte directamente a nivel de los clubes.

Nuestra experiencia proveniente de diferentes países ilustra en la práctica que sólo se puede lograr una mejora sostenible del comportamiento de los aficionados trabajando en cooperación cercana con ellos. El sistema actual, diseñado para reforzar la lucha contra el racismo, se percibe cada vez más como una lucha contra todos los aficionados.

Los firmantes de esta carta somos grupos y organizaciones nacionales de aficionados que compartimos la oposición al racismo y la discriminación y, con este ánimo, queremos invitar a UEFA a emprender juntos la lucha contra la discriminación y otras formas de conducta inaceptables. Apelamos a UEFA para que revise la política de castigos colectivos y muy en particular a eliminar la evidente injusticia de excluir a las aficiones visitantes que no han tenido nada que ver con el incidente a castigar.

Como paso siguiente, se deberían desarrollar estrategias efectivas en colaboración con los aficionados que pueden erradicar el racismo no sólo en las fotografías o imágenes de televisión de los estadios en que se jueguen partidos europeos, sino que también sirvan para desencadenar un cambio positivo en las mentes de los allí presentes.

Quedamos a la espera de su, esperemos, pronta respuesta

Los miembros del Comité de Football Supporters Europe

Los grupos participantes en la campaña RESPECT FANS!

ORGANIZACIONES NACIONALES Y REGIONALES DE AFICIONADOS:

Fußballfans gegen Homophobie Österreich (Austria), Belgian Supporters vzw(Bélgica), INSIDE (National association of disabled supporters) (Bélgica), Danske Fodbold Fanklubber (Dinamarca), Football Supporters Federation (FSF) (Inglaterra y Gales), ProFans (Alemania), Queer Football Fanclubs Alemania (Alemania), Bündnis Aktiver Fußballfans (BAFF) (Alemania), Fußballfans gegen Homophobie / Football Fans Against Homophobia (Alemania), Unsere Kurve (Alemania), BBAG - Bundesbehindertenfanarbeitsgemeinschaft (Alemania), Queer Football Fanclubs Nederlands (Holanda), Norsk Supporterallianse (NSA) (Noruega), FASFE (España),Svenska Fotbollssupporterunionen (SFSU) (Suecia), Queer Football Fanclubs Suiza(Suiza), Taraftar Hakları Dayanışma Derneği (TarafDer) (Turquía), Taraftar Hakları Derneği (THD) (Turquía), Tribúny sú naše (Eslovaquia)

GRUPOS DE ANIMACIÓN DE SELECCIONES NACIONALES:

Official Fanclub 1896 (Bélgica), De Danske Roligans (Dinamarca), Roliganklubben Bornholm (Dinamarca), AONISC Irlanda del Norte), You Boys in Green (YBIG)(República de Irlanda)

GRUPOS DE AFICIONADOS EUROPEOS ACTIVOS A NIVEL DE CLUB:

First Vienna Football Club 1894 Supporters (First Vienna Football Club 1894, Austria),Antifa Döbling (First Vienna Football Club 1894, Austria), Faninitiative Innsbruck(Wacker Innsbruck, Austria), Beerschot – Wilrijk Supportersfederatie (FCO Beerschot Wilrijk, Bélgica), Supportersverbond KSTVV (ST Truiden, Bélgica), OSV KRC Genk (KRC Genk, Bélgica), OOSC Patro Eisden (Patro Eisden, Bélgica), Esseveefans (SV Zulte Waregem, Bélgica), Supportersclub KFC SPARTA PETEGEM (KFC Sparta Petegem, Bélgica), Front282 (Sporting Lokeren, Bélgica), Amicale des Clubs de Supporters du RCSC (RCS Charleroi, Bélgica), Supportersfederatie KAA Gent (KAA Gent, Bélgica),Supportersclub De Steenbakkers (K. Rupel Boom F.C, Bélgica), White Angels Zagreb(NK Zagreb 041, Croacia), The Green Pride (Viborg FF, Dinamarca), AGF Fanclub (AGF Fodbold, Dinamarca), Brøndby Support (Brøndby IF, Dinamarca), SIFosis (Silkeborg IF, Dinamarca), Auxilia (Aalborg BK, Dinamarca), Blue Vikings (Lyngby Boldklub, Dinamarca),Wild Tigers (FC Nordsjælland, Dinamarca), The Crazy Reds (Vejle Boldklub, Dinamarca),1894 Group (Manchester City, Inglaterra), Everton Supporter’s Trust (Everton, Inglaterra), Manchester United Supporters Trust (M.U.S.T.) (Manchester United, Inglaterra), My Old Man Said (Aston Villa, Inglaterra), ADAJIS (Paris Saint-Germain, Francia), Horidos 1000 (SpVgg Greuther Fürth, Alemania), Supporters Karlsruhe 1986 e.V. (Karlsruher SC, Alemania), Monaco Queers (FC Bayern Munich, Alemania), Blaue Bengel (Arminia Bielefeld, Alemania), Supporters Club Düsseldorf 2003 e.V. (Fortuna Düsseldorf, Alemania), Rainbow Borussen (Borussia Dortmund, Alemania), Eiserner VIRUS (Union Berlin, Alemania), Queerpass Bayern (Bayern Munich, Alemania), Club Nr 12 (Bayern Munich, Alemania), Munich's Red Pride (Bayern Munich, Alemania),Löwenfans gegen Rechts (1860 Munich, Alemania), Fanladen St Pauli (FC St Pauli, Alemania), FPMG Supporters Club e.V. (Borussia Mönchengladbach, Alemania), Corrillo Ultras (SC Freiburg, Alemania), Fanclubsprecherrat der Fanclubs des FC St.Pauli (FC St Pauli, Alemania), Queerpass St. Pauli (FC St Pauli, Alemania), Aktionsbündnis gegen Homophobie und Sexismus (FC St Pauli, Alemania), Frenetic Youth (1. FC Kaiserslautern, Alemania), WarmUp95 - Fanclub (Fortuna Düsseldorf, Alemania),Dissidenti Ultra (Fortuna Düsseldorf, Alemania),             Navajos (FC Cologne, Alemania),MyROMA (AS Roma, Italy), Ajax Supportersvereniging (Ajax Amsterdam, Holanda),Roze Regahs - Fanclub (ADO Den Haag, Holanda), CSKA Fans Against Racism (CSKA Moscow, Rusia), Ultras Trenčín (FK AS Trenčín, Eslovaquia), Brigate Plavi (NK Nafta 1903, Eslovenia), APASCF (Sevilla FC, España), APAVCF (Valencia CF, España), Asociación Valores del Madridismo (Real Madrid, España), Señales de Humo (Atlético de Madrid, España), APMAE (Espanyol, España), Supporterklubben Änglarna (IFK Gothenburg, Suecia), Allmänna Supporterklubben (ASK) (AIK Stockholm, Suecia), Black Army (AIK Stockholm, Suecia), Gefle Blue Boys (Gefle IF, Suecia), Supporterklubben Sky Blues(Gefle IF, Suecia), Östra Stå (Örgryte IS, Suecia), Balders Hage (Örgryte IS, Suecia),Järnkaminerna (Djurgårdens IF, Suecia), Bollklubben Support (Halmstads BK, Suecia),MFF Support (Malmö FF, Suecia), Halbzeit / Gemeinsam gegen Rassismus (BSC Young Boys, Suiza), KaraKizil (Genclerbirgli, Turquía), Taşra (Fenerbahce, Turquía), TekYumruk(Galatasaray, Turquía), Beşiktaş Beleştepe (Besiktas, Turquía), 1907 ÜNİFEB - Üniversiteli Fenerbahçeliler Birliği (Fenerbahce, Turquía), Vamos Bien (Fenerbahce, Turquía)

Casi un centenar de asociaciones de aficionados al fútbol de 18 países han enviado una carta a la UEFA para denunciar que los castigos que impone el organismo europeo para castigar actitudes racistas en los estadios lejos de erradicar estos actos, perjudican a los aficionados.

Según advierten en la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Documentos CTXT

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mnur

    ¿Alguien se ha preguntado por qué en deportes tan mayoritarios como el fútbol o baloncesto americano no se dan este tipo de actitudes? En dichos deportes la política de tolerancia cero es algo más que un eslogan. Por otro lado, conviene recordar que la tolerancia cero debe incluir toda discriminación: racismo, xenofobia, sexismo u homofobia. En concreto el racismo es quizá contra lo que más se ha luchado, aunque queda mucho por hacer, pero se debe cortar cualquier tipo de discriminación.

    Hace 5 años 3 meses

  2. Patatamon

    La idea es buena, y es una iniciativa que apoyo y comparto. Pero una vez dicho esto... ¿que tal si los aficionados socios de un club, en lugar de poner el peso de la acción en la UEFA, envían a su propio club algo parecido? ¿Que tal si se plantan y les hacen saber como se sienten? Si a un club el, digamos, 30% de sus socios se plantan y se niegan a seguir siéndolo si la situación de dejadez del mismo continúa, tendrán que empezar a echar cuentas, y eso también pues hacer que más socios se lo planteen. Pero si el socio decide que no puede hacer eso porque ante todo hay que "apoyar al club", no es diferente de los directivos que permiten y premuan a radicales para " tener más apoyo en los partidos"

    Hace 5 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí