1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Margarita Robles/ Diputada del PSOE y presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso

"La única competencia de la Gestora es convocar un congreso"

Miguel Mora Madrid , 23/11/2016

<p>Margarita Robles, durante la entrevista.</p>

Margarita Robles, durante la entrevista.

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT necesita la ayuda de sus lectores para seguir siendo un medio radicalmente libre e independiente. ¿Nos echas un cable?

---------------------------------

Nacida en León en 1957, crecida, licenciada y opositada en Barcelona, la jueza Margarita Robles fue la primera mujer que presidió una sala de lo Penal, la primera en presidir una Audiencia --la de Barcelona-- y la tercera en llegar al Tribunal Supremo. Tras pasar por el último Gobierno de Felipe González como mano derecha de Juan Alberto Belloch en Justicia e Interior --impulsó los juicios rápidos y la investigación sobre lasa y Zabala--, y ser vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PSOE, en mayo pasado decidió dar el salto a la política como número dos de la lista socialista por Madrid, que encabezaba Pedro Sánchez.

Robles pidió una excedencia en el Supremo, pero el CGPJ decidió que su salida implicaba perder su condición de magistrada del tribunal. Seis meses después, tras el golpe contra Sánchez de Susana Díaz y los barones, la diputada independiente socialista fue una de los ocho rebeldes del PSOE que votaron No en la segunda investidura de Mariano Rajoy. Sin Supremo y sin Sánchez, rebelde en el Grupo Parlamentario y díscola ante la Gestora, Robles se encuentra en una situación difícil, aunque de momento le han permitido seguir siendo presidenta de la Comisión de Justicia.

En esta entrevista, realizada el lunes 21 de noviembre, la diputada deja clara su oposición tanto al PP ("Nos ha devuelto a tiempos predemocráticos"), como a la Gestora ("no tiene competencias, está en una situación de provisionalidad y de absoluto vacío normativo"), pide a Pedro Sánchez que diga cuanto antes si piensa presentarse o no a las primarias, y reclama a González, Zapatero y Rubalcaba que sean generosos y trabajen "conjuntamente para el partido". 

Parece que la Gestora del PSOE ha intentado dividir a los disidentes castigando a unos más que a otros… ¿Es así?

Creo que en mi caso no han podido. Aunque la intención era clarísima... Pero se encontraron con el tema de Jorge Fernández Díaz y, además, creo que a mí me tienen más miedo... No me he callado en mi vida y no me voy a callar. Respeto mucho a la gente que está en los partidos pero no entiendo que no se pueda hablar y que cualquiera te pueda decir lo que tienes que hacer. En el caso de la Comisión de Justicia se juntó el tema de perder la presidencia, que era importante... Así que han quitado a los portavoces, porque a Zaida Cantero no la han quitado de secretaria ni de vicepresidenta, a Odón Elorza no le han quitado de vicepresidente… Yo no tenía ninguna portavocía, con lo cual no me han quitado más porque no tenía más, no podían.


¿Cuál es la situación de Los ocho del No, los disidentes que votaron en contra en la investidura? ¿Siguen agrupados, solidarios?

Sí, absolutamente. Lo importante es mantener el espíritu de las razones que nos llevaron a votar No. A partir de ahí, no conduce a ninguna parte estar mirando al pasado. Tenemos al PP gobernando y lo que tiene que hacer el PSOE es una oposición seria, rigurosa, y que la gente vea que no vamos a dejar que el PP haga lo que quiera.

¿Cree que el PSOE está dispuesto a discutirle los Presupuestos al PP, por ejemplo? Hacer oposición a un partido cuando le has dado el gobierno es complicado.

No lo sé. El problema que yo veo es que hay una situación de vacío porque la única competencia de la Gestora es convocar un congreso. Hay un vacío de poder clarísimo. ¿Quién marca las directrices políticas? El drama es ese.

Parece que lo hace Susana Díaz, en la sombra.

Ya, pero entonces quien marca las directrices políticas lo tiene que hacer desde la sombra. Y no puede ser que el Partido Socialista, que tiene que ser la primera fuerza de la oposición, que tiene que llenar el espacio de la izquierda, no tenga dirección política. La Gestora tiene tal provisionalidad, en cuanto a su vida y en cuanto a sus competencias, que lo que puede hacer en convocar un congreso. El estatuto no prevé otras competencias, no la dirección política. Al parecer, y eso no lo sé con seguridad al no pertenecer al PSOE, se está preparando una conferencia política.

Sí, al parecer la está organizando Rubalcaba.

Ahí vamos a ver qué sucede. ¿Va a suponer un cambio en los estatutos del PSOE? ¿Va a fijar la definición ideológica y territorial del partido? ¿Es el marco la conferencia política?

Al decir Rubalcaba parece significar: ganar tiempo, evitar un congreso rápido.

Bueno, eso lo han dicho, que hay que ganar tiempo para que el partido se estabilice. Pero yo pienso que es justamente al revés. Cuanto más tiempo pase, mayor es la sensación de provisionalidad. Es importante que un partido dé una imagen de que tiene no solo un liderazgo en una persona sino un proyecto compartido, y que dé un modelo de definición ideológica, política, territorial para España. Esta situación de provisionalidad va en perjuicio del PSOE. Visto desde fuera, creo que hay un divorcio muy grande entre los cargos orgánicos del partido y los militantes y la sociedad. Los cargos orgánicos están pensando exclusivamente desde un punto de vista puramente interno del PSOE --quién llega a la secretaría general, quién integra la Ejecutiva--, cuando aquí lo que hay que pensar es en España y en el proyecto de izquierda que necesita este país. Para mí lo prioritario, quizá porque no soy del partido, son las cuestiones de la sociedad; y por eso no entiendo que se dilate el tiempo para convocar un congreso aduciendo que el partido necesita estabilizarse. Es justo al revés. Tendría que ser el congreso, las ponencias, que la gente se presentara, que hubiera proyectos compartidos, que se definieran las líneas ideológicas y a partir de ahí empezar a trabajar. 

El problema es que el diseño del golpe calcula dejar un año de gobierno a Rajoy, que Susana Díaz gane el Congreso y en 2018 tumbar el gobierno con Ciudadanos, ir a elecciones y ganarlas. Este parece, grosso modo, el proyecto...

Mariano Rajoy va a estar cuatro años de legislatura, de eso no tengo ninguna duda. Cuando la gente dice que es muy difícil gobernar estando en minoría, no es verdad. El gobierno tiene un poder inmenso, inmenso. Tiene el BOE, los nombramientos de altos cargos, los organismos reguladores, muchísimas cosas. Es verdad que tendrá una minoría para sacar leyes, pero aquellas leyes que vea que no van a salir no las saca. ¡Si el PP durante estos últimos cinco años ha hecho ya un entramado que no necesita nuevas leyes! 

En este momento el Partido Socialista ha dejado el espacio de la izquierda 

Usted que ha visto de cerca el poder del PSOE, ¿sigue siendo un partido de izquierda?

En este momento el Partido Socialista ha dejado el espacio de la izquierda. Nos guste o no nos guste, que cinco millones de personas voten a Podemos… En esos cinco millones hay un 80% de votantes potenciales del PSOE. ¿Y por qué se han ido a Podemos? Yo creo que unos, desencantados con la clase política en general, que es un aspecto importante, y otros porque creen que el espacio de la izquierda lo está ocupando Podemos y no el Partido Socialista. Por eso, para mí, es imprescindible que el Partido Socialista ponga su ideología y su proyecto para España antes que los cargos orgánicos: si no seguirá perdiendo apoyo. 

La Gestora no tiene competencias, está en una situación de provisionalidad y de absoluto vacío normativo

Como jurista, ¿piensa que la Gestora ha actuado legalmente?

Hay varias cosas. La primera, resulta difícil entender, y lo he dicho muchas veces, que, cuando a un secretario general se le elige en un proceso de primarias, yo no sé qué le pasa al PSOE que duran poquísimo. Le pasó a Pedro Sánchez y le pasó a Borrell. Eso acrecienta más mi idea del divorcio entre las estructuras orgánicas del partido y la militancia, porque si se había elegido a Pedro Sánchez en un proceso de primarias, quien tenía que haberle dicho a Pedro Sánchez te tienes que ir eran los militantes. En segundo lugar, la Gestora, a nivel estatal, no está prevista en los estatutos. Se puede decir que se monta por analogía a lo que pasa a nivel autonómico, a nivel provincial, que hay una Gestora. Vamos a aceptar que aun no estando previsto en los estatutos por analogía permitimos que haya una Gestora, porque hay una situación de descabezamiento. Los estatutos, y yo en eso soy muy jurista, en teoría, aunque no exista el órgano, permitirían una única competencia, la convocatoria de un congreso extraordinario; con una única finalidad: preparar un congreso extraordinario para elegir un secretario general. En mi opinión, todo lo que exceda de eso, si no hay una competencia atribuida, no puede hacerse. Y creo que la Gestora está en una situación de provisionalidad y de absoluto vacío normativo. Por lo tanto, si hay un vacío normativo y no hay unas competencias, todo lo que realiza la Gestora, si la gente lo quiere aceptar porque lo quiere aceptar, bien, pero si la gente no lo quiere aceptar, no tiene competencias. Se ha hablado de romper las relaciones con el PSC, creo que ahí han estado prudentes. Creo que Javier Fernández, que, aunque no es jurista, tiene una muy buena formación jurídica, se ha dado cuenta de que no pueden hacer nada porque no tienen competencia. 

¿Y las denuncias por coacciones que se han presentado tienen alguna base? 

Una vez que está judicializado, no voy a entrar. Dicho esto, a mí no me gusta que se judicialice la vida política. Igual que creo que no es bueno que se politice la justicia, no es bueno que se judicialice la política. Aquí ha sucedido un tema político muy relevante: que un secretario general deje de serlo; pero tiene que resolverse políticamente. No soy partidaria de que los tribunales entren en estas cosas, porque si no, al final, hoy es este tema pero mañana es otro. La política debe tener los mecanismos internos –en un partido o fuera de él– para resolver estas cuestiones sin acudir a los juzgados.

Pero si no se cumplen los estatutos, ni valen las normas internas…

Tiene que ser el último recurso. Dicho esto, sobre los procedimientos judiciales que hay en marcha prefiero no opinar y que los jueces decidan lo que consideren. Si hay militantes que creen que tienen que acudir a los tribunales… Nos hemos partido la cara para que España recoja en la Constitución el derecho a tener una tutela judicial efectiva. Ahora, con carácter general, no es bueno ni judicializar la política ni politizar la justicia.

¿Ha visto o hablado con Pedro Sánchez últimamente?

No, la última vez que le he visto fue el día anterior a que dejase su escaño, y luego hablé con él antes de que se fuese a Estados Unidos.

Pedro Sánchez tiene que tomar una decisión ya. Hay muchísima gente en este momento que le apoya

¿Cree que sigue siendo posible que vuelva?

Siempre digo lo mismo: voy a respetar cualquier decisión que tome Pedro. Respeto la de cualquier persona y mucho más la de Pedro Sánchez, al que tengo mucho aprecio. Pero también creo que, y lo digo desde el absoluto cariño y respeto, tiene que tomar una decisión ya. La que sea. Tiene que decidir si quiere volver a presentarse a las primarias, y que sean los militantes los que le digan sí o no. Insisto en lo que decía antes: si los militantes lo han nombrado, son ellos los que tienen que decir si continúa o no. Pero tiene que tomar una decisión, la que sea. Si se quiere presentar o si no, pero decirlo. Porque hay muchísima gente en este momento que apoya a Pedro.

Pero no se sabe si va a haber primarias…

Ahora mismo el marco estatutario dice que tiene que haber primarias. Y si Pedro dice que se presenta, sería muy duro que no se sabe muy bien quién quitara las primarias. Cuando se ha llegado a procesos de democratización en los partidos, todo lo que sea un retroceso en ese sentido no es bueno. Tenemos un ejemplo: lo que ha pasado en la derecha francesa, que ha permitido un proceso en el que han votado 4 millones de personas –pagando dos euros y con una firma en la que declaran que son simpatizantes–. Cuando en Francia la derecha hace ese proceso abierto, con cuatro millones de personas, sin miedo… ¿Cómo podría el PSOE, que tiene recogidas en sus estatutos las primarias, decir que no? No lo entendería nadie.

Aquí nunca han sido primarias abiertas… Las del Partido Socialista francés lo fueron ya hace años…

Si la derecha francesa nos da un ejemplo, ¿cómo el PSOE, que tiene que ser en mi opinión la izquierda de este país, va a retroceder en aquello que no sea abrirse a la sociedad y a los militantes? Nadie lo entendería

¿Por qué el Partido Socialista va perdiendo votos? Porque mucho votante de izquierdas se va a Podemos

¿Usted nota una afinidad del PSOE con el PP más allá de lo ideológico? Hablo de una manera de ver el mundo, los negocios, los medios, la relación entre partidos, la economía…

Creo que el Partido Socialista tiene que reflexionar sobre la pérdida de tantísimos votos. No es verdad que se hayan perdido por un tema de liderazgo, no se trata de echarle la culpa a Pedro Sánchez. Todo el mundo sabe que no es verdad. ¿Por qué el Partido Socialista va perdiendo votos? Porque mucho votante de izquierdas se va a Podemos. Ese es el gran debate que hay que hacer. Porque existe el riesgo de que mucha gente joven, y eso está pasando en este momento, gente sobre todo menor de 35 años, identifique el Partido Popular con el Partido Socialista. Al final, esa expresión de la casta va mucho más allá de la broma que podamos hacer. No, la gente ve en los partidos tradicionales unas máquinas de defender intereses personales, económicos… Y eso es muy grave. Yo siempre he pensado que es justamente al revés. La política, y mucho más la política de izquierda, tiene que ser una vocación de absoluto servicio. En política hay que perder dinero. A lo mejor simplifico, pero en el momento en el que el ciudadano normal vea que quien está en la política la profesionaliza, y vive de ella, lo que va a generar es un rechazo. Porque no se le puede pedir a la gente que no llega a fin de mes, que está en paro, que no consigue una beca para sus hijos… que se identifique con esos procesos de listas para nombrar candidatos al Congreso, al Senado, o para ser alcalde o concejal. La gente piensa que los partidos tradicionales están velando por sus intereses internos y no se preocupan por los ciudadanos. Creo que este es otro gran debate que debemos hacer. Por eso vuelvo al principio. Cuando se antepone, o al menos se da la imagen de que el Partido Socialista lo hace, el debate interno a las necesidades de la sociedad, eso me parece muy preocupante.

Las políticas del PP nos han llevado a tiempos predemocráticos, anteriores a la Constitución

¿Cuál es ahora su proyecto personal?

Yo estaba en el Tribunal Supremo. Soy una jueza muy vocacional porque creo que la justicia sirve mucho para transformar la sociedad, y cuando me hice jueza, muy joven, fue para eso. ¡Pero estos últimos cuatro años del Gobierno del Partido Popular en el mundo de la justicia fueron tan terribles! Las políticas del PP, sobre todo las de Gallardón, con las tasas judiciales, la prisión permanente revisable, las restricciones de derechos y libertades, la justicia universal, nos han llevado a tiempos predemocráticos, anteriores a la Constitución. ¡Y la ley mordaza! Meten miedo a los ciudadanos. Cuando Pedro Sánchez me propuso trabajar desde el Parlamento, me pareció una oportunidad, si no de corregir esto, al menos, de denunciarlo. Lo que no puede ocurrir es otra legislatura de recortes en derechos y libertades. El Gobierno tiene una fuerza tremenda, pero aunque el Partido Socialista esté en minoría, esa plataforma parlamentaria para denunciar los retrocesos en derechos y libertades existe. Y es un complemento a lo que he querido hacer desde la justicia.  

Entonces, ¿piensa terminar la legislatura?

Sí, quiero completarla y hacer muchas cosas. Creo que en este país no somos muy conscientes de lo que significan los derechos y las libertades. Yo cada vez veo un mayor retroceso. Es inaceptable que haya una ley mordaza, que una persona pueda ser sancionada administrativamente por acudir a una manifestación. Eso es terrible. Ya no digo que alguien se pueda morir por culpa de la pobreza energética… Sí, me apetece trabajar en la vida parlamentaria, porque es lo que me quedaba por hacer. Yo estuve en el poder ejecutivo, en un momento muy duro, cuando ETA mataba, y en un final de etapa, el del Gobierno de Felipe González. Y otros 30 años en el mundo judicial. Así que el ámbito parlamentario, como experiencia personal, y sobre todo a partir del último Gobierno del Partido Popular, me parecía muy sugerente. Espero que no me decepcione.

¿Ha pensado en qué propuestas hará, en qué flancos va a actuar?

Sobre todo, hay que tener mucho cuidado con las propuestas que va a hacer el Gobierno. Además del funcionamiento de los órganos judiciales y la escasez de medios, me preocupa mucho lo que pretenden hacer con la abogacía, el turno de oficio y la asistencia jurídica gratuita. Quieren poner trabas a la gente para que no acuda a los tribunales. Ahí están las tasas judiciales, pero también las costas procesales…

¿Y eso es reversible?

Tiene que ser reversible. Yo espero que lo sea. El Partido Popular dice que lucha contra la corrupción, pero no es verdad. Cuando los jueces inician unos procedimientos en lo relativo a la corrupción, encuentran todo tipo de obstáculos. El caso Gürtel está ahí por el empeño de los jueces. Un ministro como Montoro salió diciendo públicamente que no daría al juez Ruz la documentación que pedía. Y María Dolores de Cospedal se permite el lujo de criticar a los jueces. Y lo que más me ha dolido personalmente, más allá de lo ocurrido con la abstención [del PSOE] es que cuando el foco hubiera tenido que ser la corrupción del Partido Popular y el caso Gürtel, el debate ha sido la situación interna del Partido Socialista. En vez de haber podido explicar cómo los jueces en este país han tratado y están tratando de luchar contra la corrupción, cómo el Partido Socialista va a ser implacable contra la corrupción, el juicio Gürtel se está yendo de rositas. Nadie ha hablado de él y el foco está en el debate interno del PSOE y en si nos sancionan o no nos sancionan a unas personas que lo único que queremos es un proyecto serio, riguroso y comprometido con los valores democráticos. A nivel personal me parece chocante que el debate no sea que dirigentes del PP están en el banquillo, y que parezca que los criminales somos los que hemos votado que no. Yo creo que esa es una reflexión muy seria que tiene que hacer el Partido Socialista. 

Pedro Sánchez habló de las intrigas de César Alierta y de PRISA. Pero no del viejo aparato del partido: Felipe, Rubalcaba y Zapatero. ¿Por qué cree que se han unido los tres contra Pedro Sánchez?

La verdad es que no lo sé. Yo tengo un gran respeto hacia Felipe González porque a pesar de lo que la gente dice, yo estuve en su gobierno y no encontré ningún tipo de obstáculo ni de traba, todo lo contrario. Hay cosas que cuando vienen de Felipe me duelen mas, y creo que todavía tiene un enorme capital en el PSOE, tiene que ser plenamente consciente de que nos jugamos mucho. Confío en que haga un análisis serio del proceso que estamos viviendo. Aunque en algunas cosas no pueda estar de acuerdo con él, pienso que es una persona que ama profundamente al Partido Socialista

Me duele enormemente que gente como Felipe, Zapatero y Rubalcaba no estén trabajando conjuntamente para el partido, deberían hacer un esfuerzo de generosidad 

González dijo en 2014 que la solución era la Gran Coalición. Zapatero se ha reconciliado con PRISA vía Rubalcaba para echar a Sánchez. ¿Que ha pasado? ¿Ha habido presiones internacionales?

Muchas veces lo que mueve las cosas, más que las teorías conspiranoicas, es el factor humano. Puedo decir que me duele enormemente que gente como Felipe, Zapatero y Rubalcaba no estén trabajando conjuntamente para el partido, porque deberían hacer un esfuerzo de generosidad dada su enorme experiencia. Aunque puedan tener discrepancias con Pedro Sánchez deberían trabajar para el Partido Socialista y dejar las cuestiones personales al margen. Quiero confiar en que los dirigentes que son la historia y tiene una responsabilidad con ella van a cuidar mucho lo que pase en el Partido Socialista. A mí me sorprende en política el cortísimo plazo con el que se miran las cosas. No se dan cuenta de que cuando deciden quitar a un dirigente están marcando la historia. No se dan cuenta de que están haciendo historia. Rubalcaba, Felipe, Zapatero han hecho historia, historia muy positiva en muchas cosas. Deseo y quiero creer que van a tener la generosidad suficiente como para ayudar a que el PSOE renazca.

Bueno, de momento le han ayudado a entregarse al Partido Popular.

Y por eso no estoy de acuerdo, por eso voté No. Respeto la posición de todo el mundo, incluso la de la abstención, pero no la compartía y sigo sin compartirla. Se decía que unas terceras elecciones hubieran sido un desastre, puede que no hubieran sido tanto desastre, eso nunca lo sabremos. Pero lo más importante, sobre todo de cara a la sociedad, es que el PSOE ocupe el espacio de la izquierda y que sea la verdadera oposición al Partido Popular. Yo entiendo que si tu abstención deja gobernar al Partido Popular siempre vas a estar más limitado en la oposición. Es mi opinión. Hay quien me dice “estás equivocada, es una abstención a cambio de nada”...

Me incorporé a un proyecto porque estaba en contra de los cuatro años de Gobierno del PP, para mí era imposible abstenerme, imposible

Lo veremos…

Soy muy respetuosa con ese análisis. Y sin embargo no lo comparto. A lo mejor en el partido tienen otras claves pero desde fuera, como ciudadana normal, a mí me parece muy difícil… Yo me incorporé al proyecto precisamente porque estaba en contra de los cuatro años de Gobierno del PP. Para mí era imposible abstenerme, imposible. Entiendo que el Partido Socialista pueda hacer sus propias composiciones pero a mí, como independiente que se incorpora a un proyecto porque considera atroz lo que ha pasado estos 4 años de Partido Popular, nadie me puede pedir que yo deje [gobernar al PP] ni un año ni medio año más. Yo me incorporo porque era Sí para el cambio; si a mí me dicen esto, pues muy bien, lo respeto mucho pero sigo trabajando en el Tribunal Supremo, donde estaba estupendamente bien. Esa es la cuestión para mí. Respeto la posición de la abstención, respeto la posición de Felipe González, pero si me incorporé a este proyecto y si tuvimos 5,4 millones fue porque iba a ser un Sí para el cambio.

¿Votará otra vez en conciencia y contra el partido si llega esa tesitura?

No quiero plantearme ese escenario. En cualquier caso, sí, por supuesto, porque es el compromiso que asumes con los demás. En el caso del No, no era solamente mi conciencia, que era clarísimamente No, sino que había asumido un compromiso con los votantes. Yo no entiendo pasarme toda una campaña electoral con los votantes diciendo una cosa para luego cambiar. Vengo de un mundo en el que los contratos hay que cumplirlos y el programa electoral, también. Y en eso discrepo un poco de Manuela Carmena, a la que tengo cariño personal, cuando dice que “los programas están ahí, no son para cumplirlos”. No, los programas son para cumplirlos.

O, en fin, al menos para no hacer lo contrario de lo que se dice...

O para no hacer lo contrario… Yo me incorporé como independiente para aportar lo poco que pueda y tengo que ser coherente. Espero que no se vuelva a dar esa situación, y si se diera miraría a mi conciencia y sobre todo a mi compromiso con los ciudadanos. Porque creo en el servicio público: me lo creí como juez y me lo creo como diputada.

---------------------------------
CTXT necesita la ayuda de sus lectores para seguir siendo un medio radicalmente libre e independiente. ¿Nos echas un cable?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Miguel Mora

Nacido en Madrid, en 1964, el director de CTXT fue corresponsal de El País en Lisboa, Roma y París. Anteriormente, trabajó durante 10 años en la sección de Cultura como reportero para temas de cine, literatura y arte. En 2011 fue galardonado con el premio Francisco Cerecedo y con el Livio Zanetti al mejor corresponsal extranjero en Italia. En 2010, obtuvo el premio del Parlamento Europeo al mejor reportaje sobre la integración de las minorías. Es autor de los libros 'La voz de los flamencos' (Siruela 2008) y 'El mejor año de nuestras vidas' (Ediciones B).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Benigno Lario

    Los cometidos de la Gestora, querida Margarita, son los que le otorgue el Comité Federal, y no los que tú quieras pensar que son. Si tanto te interesa lo que ocure y lo que debe hacer el PSOE, en vez de tocar las narices, afíliate y asume la responsabilidad de construir desde dentro, y desde la cómoda barrera que te regaló alguien que no tuvo a bien consultar a la militancia si te quería en sus listas. Claro, sabiendo la respuesta, es normal que no lo hiciera.

    Hace 5 años

  2. el tiempo.....

    Muy potable agua la que mana esta señora….sanchez ya movio ficha hoy, y los gestores siguen diciendo tonterías para justificar lo injustificable, tienen mucho miedo, o ceden y cumplen su función haciendo mas el ridículo, o creo destrozaran el psoe, susto o muerte, elegir; el discurso de sanchez es incontestable en cuanto coherencia, y eso los militantes y votantes es lo que creo mas valoran. Tiene todo en contra sanchez, sobre todo al país, prensa en general, incluida la guay, libre y tal, que saben que pudo poner en su sitio al coletas aunque lo disimulen, y al pp y voceros cavernarios por ende, que están enamorados de Susana y el turiano, hasta que no le convenga a los peperos. Veremos, jaja, igual Rajoy se volvió gilipollas y no juega sus cartas.

    Hace 5 años

  3. Enri

    ESO, ESO, LO QUE TIENE QUE HACER ESA GESTORA: CONVOCAR YA ESE GRAN CONGRESO.---y LO VEREMOS.----

    Hace 5 años

  4. Enri

    Eso, eso, ya debería convocar la Gestora ese gran Congreso del PSOE.---pero ya.----!!!

    Hace 5 años

  5. Mirado

    Me ha deslumbrado. Lastima de tantos y tan malos compañeros tiene en el P$$E

    Hace 5 años

  6. Flavio c. Juliano

    Está por gusto en tu prisión, nadie te obliga a ello.

    Hace 5 años

  7. Juan Perez

    Muy buena entrevista. Por ponerle un pero "La política debe tener los mecanismos internos –en un partido o fuera de él– para resolver estas cuestiones sin acudir a los juzgados" Sí debería poderse resolver sin tener que acudir a los juzgados. Pero para eso hace falta que todos los actores respeten la ley y las normas internas como los estatutos. En caso contrario no solo se puede sino que se debe acudir para, principalmente, se hagan respetar. Y esto es especialmente importante en un partido que pretende gobernar la nación. ¿Qué ejemplo se estaría (se está) dando? ¿Qué se haría desde el gobierno? ¿O desde la oposición? Y por último, aunque Javier Fernandez no tuviese una buena formación jurídica sí que tiene a su disposición medios de sobra para obtener una muy buena información jurídica, sobre este y cualquier otro tema que lo requiera.

    Hace 5 años

  8. Jesús Díaz Formoso

    Margarita se llama mi amor. Es posible volver a ilusionar. Y también volver a defraudar ... Es la defensa de los Derechos Humanos lo que ha de unirnos. Gracias por la entrevista. A entrevistador y a entrevistada. Gracias por la fuerza que desprende el compromiso personal. Hasta la sucesión Juez-Diputada se puede entender (otra cosa es compartir lo entendido), en el caso de la Sra Robes. Defiende que, dentro de la cuota política del Poder Judicial no solo haya voces de la Derecha tardofranquista. Y si, aunque resulte difícil de creer, mi experiencia me muestra que la mayor parte de nuestros jueces de base son honestos. Y dejan la política fuera del Juzgado. No sus convicciones personales; eso es la Independencia judicial. Gracias. Un lujazo.

    Hace 5 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí