1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Macondo del Ebro: el otro exilio interior del franquismo

El Estado sigue aplazando la restitución territorial de los pueblos afectados por pantanos y centrales, cuya construcción provocó decenas de miles de desplazados

Eduardo Bayona Zaragoza , 30/11/2016

<p>Jánovas, pueblo abandonado del municipio de Fiscal (Huesca, España)</p>

Jánovas, pueblo abandonado del municipio de Fiscal (Huesca, España)

Wikipedia

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito y se traslada a un garaje en el barrio de Prosperidad. Necesitamos ayuda para convertir la carpintería en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza. 

Donación libre:

---------------------------------

“Era para siempre jamás un costillaje anónimo de madera muerta”. La sensación que evocan las diez palabras con las que Jesús Moncada (Mequinenza, 1941-Barcelona, 2005) construyó la potente imagen del Neptuno, uno de los laúdes –barcazas-- que convirtieron el curso medio y bajo del Ebro en una vía de intenso tráfico comercial hasta mediados del siglo pasado, ha estremecido a las gentes de los valles antes y después de que él las plasmara.

Esa imagen, la barca arrancada de un muelle desierto y destrozada por la furia del mismo río que comienza a tragarse ese pueblo, cierra Camino de Sirga (Camí de Sirga, La Magrana, 1988; Anagrama, 1989), el libro en el que, a través de personajes ficticios, narra la epopeya del último siglo de “la villa”, un particular Macondo inspirado en el final real del lugar en el que nació, engullido por las aguas de uno de los pantanos que ejecutó el franquismo para cubrir las necesidades energéticas de su desarrollismo y de su disparatado proyecto territorial.

Moncada, de cuyo nacimiento se cumplen 75 años este jueves 1 de diciembre, creó con los recuerdos de su pueblo natal, la antigua Mequinenza (Zaragoza), un peculiar Macondo a orillas del Ebro que tuvo su principal exponente literario en Camino de Sirga, por el que recibió el Premio Nacional de la Crítica en 1989, y que se completaba con novelas como Estremecida memoria (1992) y La galería de las estatuas (1997) y con libros de relatos como, entre otros, Calaveras atónitas (1999), El café de la rana (1985) o Historias de la mano izquierda (1981). Su obra, no obstante, es más conocida fuera de España que dentro, con la excepción de Aragón y Catalunya. De hecho, Camino de sirga –en referencia al arrastre de las barcazas por mulas desde la orilla del río-- ha sido traducida a quince idiomas.

Casas dinamitadas para asustar al vecino

El autor nació en plena posguerra a orillas del Ebro --y del Segre y el Cinca, que confluyen allí--, comenzó el Bachillerato en Lleida y lo terminó en el colegio Santo Tomás de Aquino que dirigía la familia Labordeta en Zaragoza, ciudad en la que también cursó la carrera de Magisterio. Fue, de hecho, uno de los últimos maestros del pueblo en el que nació. Salió de él hace ya casi cincuenta años, en 1967, como el resto de sus vecinos, poco antes de que el cierre de las compuertas del embalse de Ribarroja lo sumergiera bajo las aguas del Ebro.

Para entonces hacía algo más de un año que, en febrero de 1966, había cerrado la escuela de Jánovas, en el Pirineo. El Ministerio de Educación rechazaba su clausura, pero Iberduero, empresa que proyectaba inundar su valle embalsando las aguas del río Ara –el más largo de los cauces salvajes del Pirineo--, tenía otro criterio. Una mañana de febrero, la maestra se vio en la calle: “Te dije ayer que no volvieras a abrirla”, le gritaba el empleado de la compañía eléctrica que, ante la mirada atónita y atemorizada de la docena de niños que estaban en la clase, la arrastraba hacia la calle agarrada de los pelos.

Tres lustros después de que la ejecución del embalse fuera descartada por su inasumible impacto ambiental, las puertas de la vieja escuela han vuelto a abrirse

Pronto, cuando empezaban a terminar en Mequinenza, comenzaron las voladuras de casas. Se sucedían a medida que Iberduero --Enher había hecho lo mismo en el Ebro-- se iba quedando con ellas por expropiación, en una larga agonía que tenía como objetivo atemorizar a los habitantes de los edificios vecinos y que se prolongó hasta 1984, cuando la última familia dejó el pueblo. Ahora, tres lustros después de que la ejecución del embalse fuera descartada por su inasumible impacto ambiental, y mientras las familias reclaman a Endesa la reversión de los terrenos a un precio asumible, las puertas de la vieja escuela han vuelto a abrirse, aunque no como tal sino como centro social tras su reconstrucción por los antiguos vecinos.

Miles de desplazados

El frustrado proyecto del embalse de Jánovas provocó el éxodo de cerca de 2.000 personas y la despoblación de medio centenar de localidades en la comarca oscense del Sobrarbe. De la vieja Mequinenza salieron más de 3.500, en un éxodo al que se suma otro de 1.620 en la cercana localidad de Fayón, parte de los cuales se instalaron en los nuevos pueblos construidos fuera del embalse.

Mequinenza-Fayón y Jánovas son dos de los lugares emblemáticos del peaje social y ambiental que el desarrollismo franquista hizo pagar a muchos valles –de ellos salieron más de la mitad de los desplazados por obras hidráulicas en el Ebro--, y que, a fecha de hoy, sigue sin ser resarcido. De hecho, en el último de esos lugares a las administraciones les quedan apenas cuatro meses para, antes de que caduque la declaración ambiental que avala su recuperación, poner un plan de intervención sobre la mesa y comenzar a ejecutarlo.

Leyes escritas en papel, como el Plan Hidrológico Nacional, recogen la obligación de aplicar planes de restitución en las zonas afectadas por embalses, y algún parlamento autonómico, como el aragonés, comienza a interesarse por la fecha de caducidad de las concesiones de las centrales hidroeléctricas para que sean gestionadas por los municipios en los que se encuentran. Sin embargo, ninguna de esas medidas de compensación termina de materializarse.

Leyes escritas en papel, como el Plan Hidrológico Nacional, recogen la obligación de aplicar planes de restitución en las zonas afectadas por embalses

Un informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) cifraba hace unos años en 13.083 el número de personas que tuvieron que abandonar sus casas por la construcción de embalses y en 64 el número de núcleos inundados solo en esa cuenca. Pantanos como Mediano y El Grado en el Cinca --1.200 desplazados de 15 pueblos--; Santa Anna, Canelles y Escales en el Noguera Ribagorzana –unos 1.500 de ocho--; La Peña, Búbal y Lanuza en el Gállego --430 de seis--, el de cabecera –casi 2.000 de cuatro-- o Barasona en el Ésera --453 de dos-- fueron construidos para abastecer regadíos y para producir electricidad.

En la mayoría de los casos fueron ejecutados por compañías públicas como Enher, dependiente del INI, y en otros, por empresas privadas o directamente por la Administración. Una de las escasas excepciones en la finalidad energética de las grandes obras es Yesa --1.850 desplazados de diez poblaciones--, cuyo proyecto de recrecimiento –sus riesgos geológicos tienen en vilo a la ribera del Aragón y al curso medio del Ebro-- sigue sin incluir una central.

Cuando los militares tomaron Riaño

Hay cerca de otro medio millar de pueblos bajo el agua en el resto de España por los mismos motivos. Aunque no todos fueron inundados en la misma época

Hay cerca de otro medio millar de pueblos bajo el agua en el resto de España por los mismos motivos. Aunque no todos fueron inundados en la misma época. Entre esas localidades se encuentran las nueve que anegaron las aguas del río Yuso y el Esla en el embalse leonés de Riaño, diseñado en los años 60 y construido en los años 80 entre fuertes protestas y con intervención militar –una década después de morir Franco-- hasta que sus compuertas se cerraron en la Nochevieja de 1987 desplazando a un millar de personas, mientras algo más de 500 se reubicaban en el nuevo pueblo, construido en una de las laderas del embalse.

No fue la única inundación posterior a 1975, ya que, por ejemplo y entre otros, el embalse portugués de Aceredo vaciaría cinco pueblos orensanos 17 años después y pasarían siete más antes de que Rialb obligara a emigrar a otros 500.

La construcción de embalses ha provocado en el último siglo decenas de miles de desplazados en España, una cifra reducida si se tienen en cuenta las estimaciones que establecen en más de 40 millones los afectados por obras hidráulicas en el mundo, pero que supone un elevado coste social que lleva décadas sin ser abordado de una manera efectiva por las administraciones.

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito y se traslada a un garaje en el barrio de Prosperidad. Necesitamos ayuda para convertir la carpintería en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Alfred B. N.

    No pasaría nada por remarcar que la obra de Moncada en su conjunto es en catalan (puede que por eso no sea conocida en el resto del estado a pesar de haber sido traducida a 15 idiomas?)

    Hace 4 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí