1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Redes de poder para privatizar la democracia

2. El gobierno del 'cambio' que trajo más élites: los 'zorros' de ZP

Las intenciones de administrar el poder ejerciendo una dominación legal y controlando los grupos sociales más influyentes fueron prácticamente las mismas que tiene el PP

Madrid , 17/06/2017

<p>José Luis Rodríguez Zapatero</p>

José Luis Rodríguez Zapatero

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Vilfredo Pareto fue un brillante economista y un sociólogo especialmente productivo a finales del siglo XIX. Inspirado en el pesimismo de Maquiavelo, Pareto distinguía entre dos tipos de criaturas políticas: por una parte, los leones, que imponían la dominación mediante el miedo y la coacción y, por otra, los zorros, para los que la persuasión, combinada con algunas cesiones, podía llegar a ser suficiente. En la realidad española, los leones han sido tradicionalmente los miembros del Partido Popular –descendientes de otros aún más fieros–, mientras que al PSOE le ha correspondido el papel de los zorros. Para el estudio de esta última especie, los gobiernos constituidos por José Luis Rodríguez Zapatero, especialmente el primero de ellos, representan el mejor ejemplo del ladino animal cuando este opta por el disfraz de cordero: el supuesto cambio progresista de 2004 –asediado, recordemos, por una derecha que no había aceptado los resultados del 14 de marzo– consistió en un conjunto de políticas sociales que ocultaron la progresiva venta del país a los acreedores de una burbuja de deuda inmobiliaria negada hasta la saciedad.  

Análisis de la red de poder del Gobierno del 2004. Fuente: realización propia / A. V

Análisis de la red de poder del Gobierno del 2004. Fuente: realización propia / A. V

Como en la primera entrega de la serie “Redes de poder para privatizar la democracia”, dedicada al gobierno del PP en 2012, el aspecto de este mapa de redes desvela las conexiones del gobierno socialista de 2004. ¿Qué ha pasado aquí? La cohesión del Ejecutivo de Zapatero es casi la mitad de la del primer Rajoy. Esta imagen de relativa desorganización muestra una red escasamente madura en 2004: el PSOE o bien no esperaba gobernar, o bien no tenía a demasiadas personas con quienes hacerlo. Para entender esto último hay que remontarse a la celebración de su XXXV Congreso en el año 2000. Al contrario de Rajoy, que hereda en 2004 una red creada y alimentada por Aznar, el Congreso que elige a Zapatero como secretario general supone una verdadera ruptura con la élite del pasado. La falta de experiencia política, parlamentaria y ejecutiva de la nueva generación al frente del partido priva al Gobierno de ZP de una estructura relacional con la que construir un gobierno homogéneo y fuerte, una característica que será perceptible a lo largo de las dos legislaturas. 

Al contrario de Rajoy, que hereda en 2004 una red creada y alimentada por Aznar, el Congreso que elige a Zapatero como secretario general supone una verdadera ruptura con la élite del pasado

El presidente Zapatero figura en una facción en rojo en el mapa, acompañado mayoritariamente por los miembros de la antigua corriente Nueva Vía, vencedora en el cónclave de 2000: el juez Juan Fernando López Aguilar, el economista del Estado Jordi Sevilla, la sindicalista de UGT Consuelo Rumí, la exdirigente de Juventudes Leire Pajín, el parlamentario Jesús Caldera y la diputada Amparo Valcarce, amiga y compañera de Zapatero en el socialismo castellanoleonés. Nueva Vía subraya la importancia de las políticas de la identidad (género, raza, orientación sexual...) sin ocultar la adaptación de la socialdemocracia a la ideología neoliberal, dominante. Como tantas veces ha criticado el catedrático Vicenç Navarro, Jordi Sevilla, exjefe de gabinete de Pedro Solbes (1991-1996), rechaza en su libro De nuevo, socialismo (2002) las subidas de impuestos y de gasto público como señas de identidad de la nueva socialdemocracia. Una extrema moderación que llevará a Sevilla a ocupar, tras su salida del gobierno, un puesto directivo en la auditora PriceWaterHouseCoopers, en la que otro economista del Estado, Luis de Guindos, andaba ya haciéndose un nombre. 

Solbes y los tecnócratas del euro

La mencionada facción en rojo colinda con una coloreada de rosa formada por un conjunto de tecnócratas encabezados por el exministro de Felipe González Pedro Solbes Mira. Solbes, histórico economista del Estado procedente de UCD, representa como nadie el mito del euro y el de la convergencia europea como destinos inevitables a los que supeditar toda política económica. Este halcón del gasto social procedía del Alto Comisariado de Asuntos Económicos Monetarios de la UE (1999-2004) –por el que después pasará Joaquín Almunia– y había sido miembro de la Comisión Trilateral –club elitista fundado en los años setenta por John D. Rockefeller, preocupado entonces por los “excesos de democracia”–. Solbes se marchará en 2009, exhausto tras un largo combate político con Miguel Sebastián, dirigente del segundo brazo económico del gobierno, y recalará en puestos directivos en la eléctrica Endesa-Enel, en Barclays España, en la empresa de conferenciantes Thinking Heads, así como en el patronato del think tank bipartidista “para la acción global” Fride, con Ana de Palacio, Gustavo de Arístegui, Eduardo Serra y Guillermo de la Dehesa como algunos de sus compañeros.

Pero Solbes no está solo, sino rodeado de economistas del Estado (TECO) y de inspectores de Hacienda. Especialmente, de Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), TECO, ex secretario de Economía con Miguel Boyer y de Comercio con Carlos Solchaga, directivo del FMI y del Banco Mundial y, antes de su nombramiento como segundo de Solbes en Economía y Hacienda, principal comunicador económico del Grupo PRISA, donde había expresado su preocupación por una supuesta burbuja inmobiliaria que se disparará tras ser integrado en el gobierno y, después, nombrado gobernador del Banco de España. Junto a MAFO destaca otro TECO, Manuel Conthe, excompañero ministerial de Solbes, de Solchaga y de Boyer. Conthe dará portazo en 2007 a la CNMV tras la polémica por la OPA de Gas Natural sobre Endesa, e ingresará en el Consejo Editorial de Unedisa, en Thinking Heads, en el bufete jurídico Bird & Bird y en la siderúrgica Acerinox. Como sucesora de Solbes en la cartera de Economía, cabe destacar a Elena Salgado Méndez, ingeniera industrial vinculada previamente a Abertis, a Sacyr Telecom, a Telefónica (en su etapa semipública), a Arthur Andersen y, de manera posterior a su gestión política en el gobierno central, a la eléctrica Endesa Chile-Chilectra (lo que la salvará de la Ley de Incompatibilidades), a Abertis Telecom, a PRISA Radio, a Nueva Pescanova, además de a su propia consultora, Elsa and Partners.

El grupo de Sebastián controla buena parte de los puestos económicos y lo hará aún más cuando este pase a ser ministro de Industria y promueva a David Taguas a la Oficina Económica

Sebastián y el neoliberalismo progresista

Solbes y sus economistas ortodoxos colisionarán con un conjunto de camarillas que se superponen y que representan un segundo brazo económico y empresarial. Se trata –en azul– de los ejecutivos procedentes del bróker español Intermoney, liderados por el profesor titular de universidad y exdirector del servicio de estudios del BBVA Miguel Sebastián Gascó, que ingresa en 2004 como director de la Oficina Económica del Presidente. De Intermoney también procede Manuel Arenillas, promovido a la vicepresidencia de la CNMV y esposo de Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo, profesora universitaria y gestora de varias Sicav familiares que será nombrada ministra de Educación en el año 2006. Con Sebastián y con Arenillas llega también el catalán David Vegara, exdirectivo del Banco Sabadell y expresidente de Intermoney, que había sido reclutado por la Generalitat de Pasqual Maragall (también exmiembro de la Trilateral) en 2003. El grupo de Miguel Sebastián controla buena parte de los puestos económicos decisivos y lo hará aún más cuando este pase a ser ministro de Industria y promueva al también ex del BBVA David Taguas (futuro presidente de la patronal de las constructoras, SEOPAN) a la Oficina Económica. 

Empresarios, diplomáticos y sindicalistas

Otros importantes grupos de influencia cobran relevancia con este gobierno. En primer lugar, los directivos mediáticos, encabezados por Miguel Barroso Ayats. Barroso, directivo de la FNAC y de diversas productoras y empresas entrelazadas que darán lugar al consorcio empresarial promotor de La Sexta, saldrá del gobierno tras haber impulsado el nacimiento de dos cadenas televisivas con posturas afines al Ejecutivo socialista. Barroso, posteriormente directivo, de nuevo, de la FNAC, de Young and Rubicam (Grupo WPP) y de Logista, contraerá matrimonio en 2007 con la entonces ministra de Vivienda, la tristemente fallecida Carme Chacón.

En segundo lugar, los representantes de los sindicatos mayoritarios, sobre todo de la Unión General de Trabajadores –el más próximo al Partido Socialista–, al que se encuentran vinculados tanto la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración Consuelo Rumí, el secretario general de Agricultura Fernando Moraleda –futuro secretario de Estado de Comunicación–, el secretario general de Empleo Valeriano Gómez –promovido a ministro de Trabajo para acallar el descontento social tras la reforma laboral del año 2010– y una gran revelación, el ex secretario general de las Juventudes Socialistas en los años ochenta Francisco Javier de Paz, reclutado como director general de la empresa pública Mercasa, dependiente del Ministerio de Agricultura. La carrera de De Paz, amigo de Zapatero próximo a Moraleda y a Cándido Méndez, será meteórica: exconsejero de Panrico y de la patronal del Pan y la Bollería Marca, entrará en 2007 en el Consejo de Administración de Telefónica. Precisamente de Telefónica proceden dos importantes cargos del gobierno de 2004: el abogado del Estado Joaquín Fuentes de Bardají, y el ingeniero Francisco Ros, un directivo enormemente cotizado en el círculo de las grandes empresas de tecnología, reclutado como secretario de Estado de Telecomunicaciones. 

En tercer lugar, la élite gubernamental del primer ZP se completa con el importante papel de un grupo funcionarial de excepción, el de los diplomáticos, que figuran en negro en el mapa. De este grupo administrativo de altísimo nivel –sin restar importancia a los profesores universitarios, a los administradores civiles del Estado y a los jueces, muy tenidos en cuenta por Zapatero, con el caso singular del ministro José Antonio Alonso–  procede el ministro de Exteriores y Cooperación Internacional Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé. Experto y enviado especial a Oriente Medio, Moratinos mantiene fuertes nexos con la Junta de Andalucía y con una serie de diplomáticos que, como Bernardino León Gross (admirado por el Club Bilderberg), terminarán haciendo carrera en el Ministerio de la Presidencia. La gestión de Moratinos y la gran cantidad de contactos establecidos como ministro de Exteriores le asegurarán una carrera posministerial como asesor del Emirato de Qatar en la lucha contra la pobreza y, mucho más lucrativo, como consultor y lobista (ICP Consulting) encargado de facilitar la internacionalización de determinadas empresas y el establecimiento de contratos entre instituciones públicas y privadas de numerosos países anteriormente visitados como titular de la cartera. Para este último cometido contará con otro adalid de la diplomacia internacional, precisamente el presidente Rodríguez Zapatero, además de con buena parte de su equipo de Exteriores, un modelo similar al concebido en 2006 por el entonces exministro de Hacienda Cristóbal Montoro, al crear la asesoría fiscal Montoro y Asociados (después, Equipo Económico).

las élites nacionales se encuentran permanentemente conectadas con los dirigentes de las comunidades autónomas en las que el partido que forma el gobierno tiene mayoría

Gobernar España es gobernar las autonomías, y viceversa

No solo hay puertas giratorias de las empresas privadas a la Administración. Un último rasgo destacado del Gobierno del PSOE en 2004 es la transferencia del poder territorial al Estado: las élites nacionales se encuentran permanentemente conectadas con los dirigentes de las comunidades autónomas en las que el partido que forma el gobierno tiene mayoría. Un ejemplo es el nombramiento del presidente castellano manchego José Bono como ministro de Defensa. Bono, representante del poder regional, diputado en la legislatura constituyente y peso pesado del partido desde la transición, reclutará para su cartera a cuatro de sus consejeros en el gobierno autonómico: dos de estos serán secretarios de Estado, el tercero, subsecretario, y el cuarto, secretario general de otro ministerio, el de Sanidad (en gris en el mapa). Andalucía y Extremadura están ampliamente representadas, con Magdalena Álvarez y con Carmen Calvo, exconsejeras de Hacienda y de Cultura de Manuel Chaves, respectivamente, y ministras de Fomento y de Cultura (en verde), y con María Antonia Trujillo, consejera de Vivienda de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que será nombrada titular de un ministerio con el mismo nombre. Cataluña, con José Montilla como ministro de Industria –y, después, con Chacón como titular de Vivienda y de Defensa– y Aragón, con representantes de menor rango en varios ministerios, representan otros casos de autonomías con gobierno socialista que quedan fuertemente conectadas con la élite estatal. El dato relevante para la comprensión del ejercicio del poder, lejos de ser las características de las personas, reside en el conjunto de las relaciones establecidas entre las posiciones sociales determinantes, como son las presidencias autonómicas, las de las empresas, las redes de altos funcionarios y otros grupos de influencia. 

Todo este análisis lleva a dos conclusiones significativas: la primera, que el PSOE solo se diferencia del PP en los grupos que recluta al dirigirse a un espacio del electorado ideológicamente distinto. A pesar de ello, sus intenciones de administrar el poder ejerciendo una dominación legal y controlando los grupos sociales más influyentes son prácticamente las mismas. La segunda conclusión emerge de la enorme amenaza a la separación de poderes que esto supone: el reclutamiento de numerosos miembros del grupo parlamentario, del poder judicial, de las grandes empresas y de los medios de comunicación indica una clara intención de establecer contactos y, por tanto, fuertes lazos de influencia con las instituciones en las que nuestra democracia se basa. Por estas razones, lo que está sucediendo y se está publicando hoy día no es sino una excrecencia, una consecuencia negativa de redes de poder que solo han aparecido en el debate público en fechas relativamente recientes y que deberían llamar a una acción periodística con perspectivas escasamente abordadas hasta ahora.

------------------------------- 

Andrés Villena es economista, doctor en Sociología y acaba de publicar ¿Cómo se gobierna España? (Editorial Comares).

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús Díaz Formoso

    Juan Modesto Casamayor garcia - En realidad el asunto es mucho más perverso. Cuando hay un asesinato, UN JUEZ DEBE LEVANTAR EL CADÁVER. Luego, se verá si está o no prescrito, la culpabilidad, etc. Pero cuando el asesino es el régimen franquista, los Jueces se pueden negar. CORRUPCIÓN JUDICIAL E IMPUNIDAD DE LOS JERARCAS DE LA CORRUPCIÓN GENERAL, son las dos caras de la misma moneda -falsa. Salud y Libertad

    Hace 4 años 5 meses

  2. Alberto Méndez

    Toda esta obsesión de Podemos por las supuestas elites del PSOE es ya cansina, pero cuando además proviene de un tipo que fue asesor de Magdalena Álvarez en la segunda legislatura de ZP, ya roza el paroxismo. Con su misma argumentación se podría decir que él hace carrera académica porque es hijo de la elite académica (su padre es catedrático de economía, ¿eso no es elite, ya que está tratando de elite, por igual a funcionarios y a profesores?

    Hace 4 años 5 meses

  3. Carlos Nieto

    Señores... ¡¡¡ esto es la democracia !!!, o acaso seguiremos creyendo eternamente que es el GOBIERNO DEL PUEBLO. Que no sepamos aun como reemplazarla; que nos sigan confundiendo con los grandes aportes de la civilización griega, como este engendro nacido en la esclavitud y la exclusión de los habitantes de segunda categoría(que ni siquiera merecían el calificativo de ciudadanos). Que los poderosos se hayan adueñado tan precozmente de este instrumento de opresión, escarnio y represión y, junto a otras gestas espirituales heroicas como el cristianismo, la hayan manipulado y transformado en herramientas modernas de la nueva servidumbre voluntaria, contando con la aprobación y el sometimiento de las propias víctimas, todo ello de ninguna manera lava sus orígenes, su miserable existencia y su cada vez mas claro objetivo, cual es : restaurar un medio evo moderno en el que solo tengan bienestar los amos del mundo, y nosotros, la gran mayoría, tengamos que aceptar "nuestro destino social, político y espiritual: la esclavitud moderna".

    Hace 4 años 5 meses

  4. Nui

    Sr. articulista... Buena descripcion del establisment.... solo le falta poner una cita muy cacareada en los ultimos años en las manifestaciones a lo largo de Españistan.. puede resultar vulgar para un articulo tan aseptico y objetivo pero hubiera roto las cinturas de muchos y puesto el articulo al nivel general.. Dicho eslogan es: PP Y PSOE LA MISMA MIERDA ES!!... PS. que todavia haya gente que se considera progresista y/o de izquierdas y vote a estos parasitos del PSOE da el verdadero valor de la conciencia politica ciudadana de este cutrepais... Cero, Zapatero... Salud y Republica, incluso para el Borbon!!

    Hace 4 años 5 meses

  5. Miguel Mayol

    Gracias por el artículo que explica un poco más este capitalismo de amiguetes. Pero ¿Porqué llamáis ortodoxos o liberales a los SUPER EXTREMO DERECHISTAS ECONÓMICOS? Regalar empresas del pueblo a sus amiguetes al principio con la propaganda de que eran mas eficientes, y luego ya ni molestándose en hacer esa propaganda es su política, y de paso crear paro y malestar mas primario para que esos problemas mas acuciantes no vean esta alta traición a las finanzas de todos que paradójicamente nadie propone (tampoco PODEMOS) considerar nulas además de exigir reposiciones a sus accionistas y a los responsables de este espolio.

    Hace 4 años 5 meses

  6. Juan Modesto Casamayor Garcia

    Buenos días hace años me hago una pregunta y al parecer nadie se molesta en contestármela, espero algún día alguien que no sea ingeniero se digne en darme una respuesta real, no las falacias de los panfleteros repartidores de soflamas apagados por PP PSOE Cs, ¿por que los gobiernos de Felipe y Zapatero (ellos que son tan IZQUIERDA, ANTI FRANQUISTAS, OBREROS, ETC) nunca se han dignado de sacar a los asesinados por Franco de las cunetas?. Yo a estos mierdas miserables traidores (134 años de existencia y 431 años traicionando) no les creí ni creeré nunca nada de lo que digan el PSOE es el respaldo necesario (y hace bien este trabajo) del mantenimiento en 2017 de RÉGIMEN FRANQUISTA CREADO EN 1977 a mentir en sus putas casas a sus familiares vivos o muertos y a todo súbdito española-es que siga siendo IDIOTA. Quien me responde.

    Hace 4 años 5 meses

  7. PorLaMínima

    Enero 2010. Fuentes sindicales de RTVE (...) denuncian que existe malestar porque se están usando medios técnicos externos de Overon, mientras las unidades móviles propias (25 unidades móviles) están paradas y sin utilizar. Y además –añaden- Overon no cumple siempre y a veces llegan tarde. http://sirtve.com/blog/marejada-entre-el-personal-de-tve-25-unidades-moviles-paradas-se-incumple-la-norma-de-no-usar-imagenes-de-youtube-sin-permiso-montadores-de-mediapr/

    Hace 4 años 5 meses

  8. Jose Gallardo

    Es qué la "progresía", en especial la de izquierdas, obedece mejor qué nadie a la llamada Ley de Hierro de los políticos qué reza: "Entre bomberos no hay que meterse la manguera"

    Hace 4 años 5 meses

  9. nicolas uris

    Para que esta forma de captación de gestores y de control del poder no se de, necesitamos un@s teoric@s de la política que en este país no han creado escuela. La única persona a la que he podido escuchar algo que no tenga nada que ver con lo que describe el artículo, es Manuela Carmena. Y no porque la alcaldesa de Madrid vaya del brazo con Podemos en el ayuntamiento, significa que ese partido se pueda desmarcar de la visión y práctica descrita en el artículo. Quizás habrá que estudiar sus libros y desarrollar esa visión, que dice, para empezar, que no cree en los partidos políticos.

    Hace 4 años 5 meses

  10. Jesús

    López Aguilar nunca ha sido Juez. Es catedrático de Derecho Constitucional en la ULPGC.

    Hace 4 años 5 meses

  11. matriouska

    ¿ Trama ? , ¿qué trama ?... Zorros y leones, leones y zorros con la complicidad y maridaje del entramado de pensamiento único y neoliberal de la práctica totalidad de los medios de comunicación comprados por bancos, Ibex y el gigante opaco, silencioso y extractor fondo americano Blackrock.

    Hace 4 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí