1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¿Nos tomamos en serio el cambio climático en España?

En España, el 85% de la población opina que el cambio climático es un problema muy preocupante. Sin embargo, nuestro país ocupa la penúltima posición en cuanto a legislación en esta materia

Ana Belén Sánchez 15/07/2017

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Que el cambio climático es la mayor amenaza para nuestro futuro colectivo como Humanidad ya es algo que pocos se atreven a poner en duda. Y los que se han atrevido a hacerlo, como es el caso del actual presidente de Estados Unidos, han quedado aislados en su defensa de la nimiedad del problema y la preferencia de la no acción. Hace menos de una semana, en la reunión del G20 en Hamburgo se volvió a demostrar esta circunstancia. El resultado del 19 contra 1 en las conclusiones respecto de la necesidad de actuar de manera urgente para frenar el cambio climático y dar cumplimiento al Acuerdo de Paris, mostraba el aislamiento de la administración Trump en su posición a la contra en este tema.

En España, el 85% de la población opina que el cambio climático es un problema muy preocupante y el 96% opina que se debe hacer lo posible para evitarlo. Esta unanimidad en la consideración de las enormes consecuencias que para todos tendría no lograr el objetivo de reducir el aumento de la temperatura media mundial a 2º C al menos (ya pocos creen que es posible limitar el aumento a 1,5º C) desaparece cuando pasamos a evaluar las medidas puestas en marcha para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los países que más capacidad tienen para actuar han demostrado no tener una legislación a la altura de su responsabilidad y su capacidad frente al problema. Un estudio realizado en Marzo de este año por la ONG Carbon Market Watch puntuaba cada una de las legislaciones europeas en materia climática en función de su ambición, de los avances conseguidos hasta el momento y de la existencia o no de sanciones en caso de no cumplimiento de los compromisos. Sólo Suecia obtiene una puntuación relativamente holgada, (67 puntos sobre 100) junto con Alemania y Francia. Los siguientes dos mejores países sólo obtuvieron algo más de 50 puntos sobre los 100 posibles.

España se encuentra en una vergonzante penúltima posición que refleja la falta de ambición y la falta de seriedad de la política climática española. En 2014 Europa había reducido de media un 24% sus emisiones frente a los niveles de 1990. Sin embargo España las había aumentado un 15% en ese mismo periodo. Sin el efecto de crisis económica este aumento habría sido mucho mayor. En 2007 el aumento fue del 54%, principalmente debido al crecimiento de la construcción y del transporte. La reciente recuperación económica se ha traducido en un nuevo aumento de emisiones y tanto en 2014 como en 2015 las emisiones han vuelto a crecer.

En 2014 Europa había reducido de media un 24% sus emisiones frente a los niveles de 1990. Sin embargo España las había aumentado un 15% en ese mismo periodo

El recientemente publicado Informe sobre la Sostenibilidad en España 2017 de la Fundación Alternativas analiza qué medidas deberían tomarse en marcha para asegurar que España hace lo que le corresponde para cumplir con los objetivos de París. Algunas de estas medidas son:

Sistema energético basado en el uso de fuentes de energía renovables. Transformar un país que depende en más de un 70% de la energía de terceros países en un país que base su energía en su recurso solar, eólico, hidráulico y de la bioenergía no es un reto fácil y sólo será posible alcanzarlo si los objetivos de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que está siendo negociada por los Ministerios de Energía y Medioambiente, son realmente ambiciosos e incluyen metas en el corto, medio y largo plazo.

No se ha avanzado prácticamente nada en este campo. El parón de las renovables, las trabas al autoconsumo, la sobrecapacidad del sistema eléctrico español que no deja espacio para nuevas instalaciones limpias y favorece la presión del lobby del gas y de los ciclos del carbón, las ayudas al carbón nacional y que no haya limitación al uso de carbón importado a pesar de los enormes problemas de contaminación que produce y las decisiones de continuar el funcionamiento de un parque nuclear envejecido son obstáculos que sólo podrán resolverse con objetivos realmente ambiciosos que llamen a una transición energética real.

El parón de las renovables, las trabas al autoconsumo, la sobrecapacidad del sistema eléctrico español o las ayudas al carbón nacional son obstáculos que impiden una transición energética real

Eliminar el petróleo del transporte de personas y mercancías: Tarea extremadamente difícil ya que el 80% del transporte se realiza por carretera y la práctica totalidad de este transporte utiliza petróleo para funcionar. Transformar este sector pasaría por facilitar el uso de los vehículos eléctricos, hacer del ferrocarril el principal medio de transporte de mercancías (el 4% de las mercancías españolas usan este medio muy por debajo del 17% de media europea) y mejorar la movilidad en las ciudades, mejorando el acceso y calidad a los sistemas públicos de transporte, reduciendo el uso del coche y favoreciendo el poder caminar y el uso de la bici.

Tampoco en este campo se ha avanzado. Hay muy pocos puntos de recarga para vehículos eléctricos (en el territorio español hay poco más de 2.000 electrolineras frente a las casi 11.000 gasolineras), el 45% de la red de ferrocarril está sin electrificar aún, la movilidad de las ciudades continua basada en el coche y muy pocas ciudades han comenzado a tomar medidas para que esta situación cambie.

La buena noticia es que las ciudades que sí lo han hecho han obtenido buenos resultados: En Sevilla, una de las pioneras en  programas públicos de bicis, se producen 60.000 desplazamientos diarios en bicicleta. En Vitoria, el 12% de los desplazamientos se hace en bici y el uso del coche se ha reducido en un 34%. Grandes ciudades como Madrid y Barcelona también están apostando por una movilidad más sostenible que reduzca los enormes problemas de contaminación del aire.

La Adopción de una ley de Movilidad Sostenible y una Ley de Financiación de Transporte Público (España es el único país europeo que no cuenta con regulación estatal sobre el tema), así como la reorientación del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda serían tres de las principales medidas legislativas que ayudarían a lograr este objetivo.

Incentivos (reales) para reducir las emisiones del sector industrial: El 45% de las emisiones en España son originadas por alrededor de 1.100 instalaciones industriales. Todas ellas forman parte del programa de comercio de emisiones europeo (ETS, según las siglas en inglés) que, cuando se aprobó en 2005, se consideró la herramienta más eficiente para incentivar la reducción de emisiones. Los resultados han sido limitados. En España se han reducido las emisiones del sector un 28% entre 2005-2015 pero se habrían conseguido reducciones mayores de haber reducido el número de derechos de emisión y las asignaciones gratuitas en ese mismo periodo.

La eliminación de las subvenciones a la industria y al sector energético contrarias al Acuerdo de París, la aprobación de un fondo de transición justa que ayude a crear alternativas laborales para las regiones en riesgo de cierres de empresas, fomentar la eficiencia energética en empresas, especialmente en las pymes, serían algunas de las medidas necesarias, sobre las que se ha avanzado muy poco aún.

Medidas de adaptación a los impactos del cambio climático: Esta es quizá una de las áreas de las que menos se habla cuando nos referimos al cambio climático. Sin embargo, es también la más necesaria para mejorar la calidad de vida de todos. Las olas de calor que aumentan cada año y son más duraderas afectan a la salud de todos, sobre todo mayores y niños y niñas. Los periodos de sequía y las lluvias torrenciales producen pérdidas agrícolas y ganaderas y secan embalses y pantanos. Los incendios, de mayor gravedad, cada vez serán más difíciles de apagar no sólo por la sequedad del monte, sino porque se han abandonado las tareas de mantenimiento de nuestras superficies forestales, las inversiones en prevención se han recortado hasta en un 70% en los últimos años y, a pesar de la gravedad del problema, no se han identificado las Zonas de Alto Riesgo de Incendios tal y como proponen desde hace años las ONGs ambientales.

Abordar estos impactos requiere de análisis e investigación, de interés político, de la participación de todos los colectivos involucrados en la toma de decisiones (no es suficiente con dos días de participación) y que esta participación continúe a lo largo de la implementación y del análisis de resultados tal y como ocurre en otros países europeos. Y, por supuesto, requiere también de una financiación (la partida de cambio climático de 2017 se ha reducido en un 45%) que permita la ejecución de las medidas acordadas.

Más allá de que todas estas medidas específicas son necesarias hay también otras medidas transversales: un sistema educativo que forme en sostenibilidad, un sistema fiscal que reduzca los impuestos sociales y aumente los impuestos ambientales, un sistema que mida el progreso social, económico y ambiental del país, más allá del PIB y, en general, apoyar modelos sociales y económicos - alternativas que ya se están desarrollando a nivel local y regional- donde ciudadanos y ciudadanas apuestan por modelos de banca ética, alimentación ecológica, reparación frente a compra y modelos colectivos de movilidad sostenible.

Así que, teniendo los avances alcanzados en todas estas áreas, lamentablemente la respuesta es que España (aún) no se toma en serio el cambio climático. ¿Cambiará esta situación con la nueva Ley de Cambio de Cambio Climático y Transición Energética que está desarrollando el gobierno?

 

-----------------------------------

Ana Belén Sánchez es Coordinadora del área de Sostenibilidad de la Fundación Alternativas

Que el cambio climático es la mayor amenaza para nuestro futuro colectivo como Humanidad ya es algo que pocos se atreven a poner en duda. Y los que se han atrevido a hacerlo, como es el caso del actual presidente de Estados Unidos, han quedado aislados en su defensa de la nimiedad del problema y la preferencia de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ana Belén Sánchez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jose luis

    Según Rajoy, no hay cambio climatico, pero la culpa del cambio climático es de Podemos

    Hace 4 años 4 meses

  2. Llego tarde por andar de puthas

    Mientras no afecte al sabor de la cerveza,...no hay que que preocuparse......

    Hace 4 años 4 meses

  3. otro Enrique

    (contestando e Enrique) ¿Acaso eres tu un científico para poder afirmar lo que es o no mala ciencia?. ¿En serio te ves capacitado intelectualmente para decir lo que dices en contra de la mayor parte de científicos del Mundo?, y si es asi ¿Porque no pides plaza en el CSIC y demuestras tu teoria del "calentólogo camelo"? ,¡ Igual hasta va y tienes razón !

    Hace 4 años 4 meses

  4. Anonimo

    Detrás del cambio climático, la extinción de especies, acabar con los bosques, el hambre, la pobreza, existe la superpoblación humana. Si gestionamos la superpoblación humana, controlaremos todos esos efectos secundarios. No es posible seguir robando a la naturaleza su ecosistema.

    Hace 4 años 4 meses

  5. Enrique

    Esto del cambio climático es un camelo producto de la mala ciencia, la que implica el matrimonio entre la política y los científicos. Mucha subvención de la que viven calentólogos es lo que envenena esta rama de lo que en un tiempo fue ciencia,

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí