1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Jonás en Italia

Es de temer que dentro de cuarenta días, los italianos, como los ninivitas, acaben no solo ayunando, vistiéndose con sayales, sentándose en cenizas, sino que incluso terminen clamando al Dios Mercado para que sea clemente

Gorka Larrabeiti 20/05/2018

<p>Matteo Salvini, líder de La Liga.</p>

Matteo Salvini, líder de La Liga.

European Parliament

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Italia, capital Nínive. Pierdan toda esperanza de entender perfectamente qué está pasando porque, como dice Luigi di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, en este momento se está “escribiendo la Historia”. Se han escrito y arrancado páginas cada día a la espera del “contrato” definitivo entre la Liga de Matteo Salvini y el M5Estrellas. Un día se menta un referéndum, otro la salida del euro, otro la cancelación de 250.000 millones de euros de deuda pública italiana que tiene el BCE, otro la suspensión de las obras del Tren de Alta Velocidad Turín-Lyon y al día siguiente, no quedan sino borrones y más cuentas nuevas. Se siguen negociando los nombres del gobierno. Faltan capítulos. Los días pasan deprisa. Las cuentas cuadran, no cuadran, cuadran, no cuadran. Se calcula que el programa de gobierno presentado costará entre 100.000 y 170.000 millones de euros pero se habla también de solo 550 millones de entradas seguras. Las cuentas corren peligro. Todo está siempre sin cuadrar, todo a punto de suceder.

Se está escribiendo la Historia en el laboratorio Italia, sí, y da pavor a quienes consideran que no hay nada que escribir, porque ya todo está escrito o porque son otros quienes la escriben. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker avisó de que había que prepararse para el “peor escenario, es decir, el de un gobierno no operativo”. El vicepresidente de la Comisión Europea advierte de que Italia debe mantener “el rumbo de los últimos años reduciendo gradualmente el déficit y la deuda”; el comisario europeo de Trabajo critica la propuesta de una renta de ciudadanía por considerarla “demasiado costosa”; el comisario europeo de Inmigración espera que “no haya cambios en la política migratoria”. “Roma abre las puertas a los modernos bárbaros”, brama el Financial Times. Kurt Volker, enviado especial de Trump para Ucrania, amenaza a Italia con que sufrirá graves consecuencias si levanta las sanciones a Rusia. Berlusconi que anunció una genial “abstención benévola” hacia este gobierno, ruega a Salvini “que vuelva a casa (la coalición de centroderecha)”. La Bolsa italiana sufre pérdidas; la prima de riesgo aumenta. En todas estas voces, resuena de fondo la tragedia griega de Syriza, y aún más jondo, aquel presagio infausto de Jonás: “Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida”. Vuelve la urgencia, vuelve la prisa, vuelve el ansia a Europa. Italia, sacrílega, será probablemente castigada.

Se siguen negociando los nombres del gobierno. Faltan capítulos. Los días pasan deprisa. Las cuentas cuadran, no cuadran, cuadran, no cuadran

Algo jamás visto ni oído ha sucedido en el Belpaese. El mayor terremoto político tras el Brexit, según el Financial Times. Ha sido tal el derrumbe en las últimas elecciones de los viejos partidos (Partido Democratico, Forza Italia de Berlusconi, la siniestra sinistra) que, ni siquiera a través del genial oxímoron de un “gobierno neutral” del presidente de la República, ha habido modo de evitar el pacto de gobierno entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas. Dos populismos “dispares, heterogéneos y paradójicos” según Emmanuel Macron, pero que, en sustancia, se encuentran de acuerdo en un programa diáfano de extrema derecha en materia de seguridad y fisco. Así definía la situación Steve Bannon, exideólogo de Trump poco después de las elecciones: “Italia es el centro de la revuelta mundial nacionalpopulista que ha colocado en el centro a los individuos, la clase media, a la que se ha privado de trabajo y bienestar debido a dos factores convergentes: el comercio libre y los migrantes”.

Citamos a continuación algunas de las medidas nacionalpopulistas más controvertidas recogidas en el documento programático del inminente gobierno: reforma y extensión de la legítima defensa domiciliaria, plan de construcción de nuevas cárceles y de reforma y modernización de las actuales, plan extraordinario de contratación de agentes de policía penitenciaria, acuerdos bilaterales para que los detenidos extranjeros puedan cumplir sus penas en sus países de procedencia, una política seria y eficaz de repatriación de los 500.000 migrantes irregulares presentes en el territorio, guarderías gratis para los italianos; renta de ciudadanía para los ciudadanos italianos; aumentar los fondos para las fuerzas del orden; dotar a los agentes de videocámaras en el uniforme; cierre de todos los campamentos de gitanos; obligación de asistencia a la escuela bajo pena de orden de alejamiento de la familia o pérdida de la responsabilidad de la patria potestad. Por lo que se refiere al fisco, la tasa plana (flat tax) anunciada establece como tipo marginal máximo el 20%, medida de la que se beneficiarán sobre todo las rentas superiores a los 35.000 euros según la Asociación para la legalidad y la equidad fiscales. Se prevé asimismo una suerte de condonación de deudas fiscales. 

Algo jamás visto ni oído ha sucedido en el Belpaese. El mayor terremoto político tras el Brexit, según el Financial Times

Con todo, en este contrato hay también una apuesta por la soberanía alimentaria y un oposición a la política agrícola común, se defienden las excelencias del Made in Italy, el agua pública, la economía verde y circular, la escuela y sanidad públicas, el patrimonio cultural como riqueza. Se defienden, dice Di Maio, derechos sociales que eliminó la izquierda, y se sanciona el pacto de gobierno a través de un plebiscito online en el que votan solo 44.000 inscritos a la plataforma Rousseau, solo un tercio del total de militantes usuarios de ese cuasi mítico canal de democracia representativa. La Liga también someterá a referéndum entre sus votantes el pacto. Pero lo harán en las plazas reales, no en el ágora virtual.

Algo jamás visto ni oído ha sucedido en el Belpaese. Lo realmente pertinente y novedoso es que, por primera vez, en una de las grandes economías de la UE se cuestionan abiertamente dos intocables dogmas de fe políticos  –la Unión Europea y la OTAN – en los que se basa la religión neoliberal y el Dios Mercado. Dos fuerzas soberanistas se oponen a que cuestiones como la seguridad, la defensa, las migraciones o la política económica sean per secula seculorum asuntos supranacionales. 

Pedir que se revisen los tratados europeos (Pacto de Estabilidad, Fiscal Compact...) porque sofocan la economía del país; tachar de injerencias las opiniones antes recogidas de los distintos Comisarios europeos; afirmar que “es oportuno volver a evaluar nuestra presencia en las misiones [militares] internacionales bajo el perfil de su relieve efectivo en el interés nacional”; proponer “una apertura a Rusia, que no se habría de percibir como una amenaza sino como un socio económico y comercial cada vez más relevante”; o sugerir “una retirada de las sanciones impuestas a Rusia, a quien habría que rehabilitar en cuanto interlocutor estratégico a fin de resolver crisis regionales (Siria, Libia, Yemen)” equivale a renegar de esos dogmas de la UE y la OTAN, que se fundamentan en su inquebrantable unidad y su indudable univocidad.

Se está escribiendo la Historia en Italia, pero se equivocan la Liga y el M5Estrellas si creen que solo la escribirán ellos. El presidente de la República, Sergio Mattarella, que ha guardado silencio mientras se iban filtrando los distintos borradores del contrato de gobierno, tendrá que expresarse y lo hará, a buen seguro, en calidad de garante de los acuerdos internacionales que Italia ha firmado y que habrá de respetar. ¿En qué quedará lo que Mattarella definió como “narrativa soberanista preparada para proponer soluciones seductoras e inaplicables"? 

Es de temer que dentro de cuarenta días, los italianos, como los ninivitas, acaben no solo ayunando, vistiéndose con sayales, sentándose en cenizas, sin probar bocado ni beber agua, sino que incluso terminen clamando al Dios Mercado para que sea clemente con los miles y miles de personas que no distinguen su derecha de su izquierda. Aumentará la presión mediática y las amenazas. Y el Dios Mercado neoliberal arreglará todo como suele: con la credibilidad de sus sanciones en lugar de con las sanciones mismas.

En todo caso, una página de la Historia se habrá escrito. El votante de izquierda del M5Estrellas ya no podrá refugiarse en la coartada de que el Movimiento "no es ni de izquierda ni de derecha": es patente no solo que se ha aliado con un partido de derecha nacionalista. Ha nacido un nuevo engendro que despierta los temores de Silvio Berlusconi: se trata del LigaMento. Con perdón por el manoseo del término, en adelante será como ver combatiendo la revisitación milenial del fascismo ortodoxo (nacionalsocialismo, xenófobo pero también social) con el vigente sacrosanto ordoliberismo globalizador supranacional. Al leerla en los hechos, se sabrá si este arrebato de soberanía nacional identitaria –primero, los italianos – más de la Liga que del M5E ha sido un caso de herejía, apostasía o tan solo queda en una blasfemia. Es más que probable que se trate de esto último: que impongan las políticas económicas al nuevo gobierno y que no hayamos asistido sino a un gran número, una bravuconería de la que saldrán ganando los ricos y que acabarán pagando como siempre los más desgraciados, o sea, los migrantes. Es difícil creer que algo cambie en la religión de nuestro tiempo, pero la siniestra sinistra, en lugar de ventilar con insultos facilones este experimento italiano, haría bien en no seguir entregando conceptos que fueron y han de seguir siendo suyos como el bien público o la soberanía popular. Se ve claro que siguen asustando al poder.

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gorka Larrabeiti

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí