1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

Noticia electoral sobre Vox para la izquierda

Los datos revelan que el voto a la ultraderecha depende ante todo de la identidad nacional y, en menor medida, de la inmigración. La ideología explica más bien poco

Ignacio Sánchez-Cuenca 12/11/2019

<p>Banderazo</p>

Banderazo

La Boca del Logo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Tras las elecciones del 28 de abril de 2019, publiqué en CTXT un artículo en el que intentaba mostrar cómo la identidad nacional se había ido acoplando a las posiciones ideológicas. Los partidos de izquierda obtenían mejores resultados en aquellas comunidades autónomas en las que la identidad nacional española era más débil; cuanto más fuerte era la media españolista de la comunidad autónoma, menor era la ventaja que obtenía la izquierda sobre la derecha.  Los resultados del 10 de noviembre confirman la hipótesis de que la identidad nacional es hoy uno de los principales determinantes del voto.

La gran novedad de estas elecciones ha sido el gran crecimiento de Vox. En su día defendí en estas páginas que el principal detonante del crecimiento de Vox era la sensación de ofensa de muchos españoles ante la crisis catalana. Dicha crisis contribuyó en buena medida a sacar a la superficie un nacionalismo español excluyente e intolerante que venía creciendo desde hace años. Con los resultados de las elecciones del domingo pasado es fácil mostrarlo. 

He analizado los resultados provinciales de Vox el 10-N. Hay, por tanto, 50 observaciones, una por provincia. Para tener un indicador de la intensidad españolista he tomado los datos de la llamada “escala Linz-Moreno” en la que se pregunta al entrevistado si se siente sólo español, más español que de su región, tan de su región como español, más de su región que español o sólo de su región. En concreto, he calculado el porcentaje de personas que en cada provincia dicen sentirse sólo de su región o más de su región que español. La información procede de la encuesta 3253 del CIS (la postelectoral de las elecciones autonómicas, municipales y europeas de mayo de 2019). Lo lógico habría sido poder hacerlo con la encuesta pre-electoral de septiembre, realizada con una gran muestra, pero, en una de sus decisiones erráticas, el CIS optó por no incluir la pregunta. Asimismo, he calculado, en la misma encuesta, la media ideológica provincial, siendo 1 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha en la misma encuesta. 

En el siguiente gráfico se muestra la correlación por provincia entre la media ideológica y el voto a Vox:

Gráfico 1. Voto a Vox e ideología

Aunque puede apreciarse claramente que cuanto más derechista es la ciudadanía de la provincia, mayor es el porcentaje de voto a Vox, cabe constatar también que hay muchas provincias en la parte central del gráfico y que en valores moderados de la ideología, entre el 4,5 y el 5,5, se producen grandes variaciones en el voto a Vox, lo que nos indica que la ideología es un predictor modesto (por ejemplo, Lugo y Murcia tienen una media ideológica muy parecida, pero en Lugo Vox sólo obtiene el 8,1% y en Murcia el 28%).

Por lo demás, es fácil darse cuenta en el Gráfico 1 de que las provincias con una media ideológica más izquierdista son, principalmente, las pertenecientes a País Vasco y Cataluña, las dos regiones con mayor conciencia nacional. Parece lógico entonces intentar explicar la variación provincial en el voto con la variación en la conciencia nacional. Así se hace en el Gráfico 2. 

Para mayor claridad, he calculado el porcentaje inverso al de la identidad española, es decir, el porcentaje de ciudadanos en cada provincia que declaran sentirse sólo de su región o más de su región que de España. La hipótesis es que cuanto más alto sea dicho porcentaje (cuanto menos españolismo), menor será el apoyo a Vox.

Gráfico 2. Voto a Vox e identidad nacional

Claramente, la capacidad explicativa de la identidad nacional es mayor que la de la identidad ideológica. Allí donde más débil es la identidad nacional española, menor es el voto a Vox. Las dos excepciones son Murcia y Almería, dos provincias costeras y limítrofes, con fuerte base agrícola, en las que el apoyo a Vox tiene que ver fundamentalmente con actitudes xenófobas. 

¿Podría ser que la xenofobia explique mejor el voto a Vox que la identidad nacional? Según puede verse en el siguiente gráfico, la respuesta es negativa. He tomado los datos de población extranjera del INE en cada provincia y el resultado aparece en el siguiente gráfico:

Gráfico 3. Voto a Vox y porcentaje de población extranjera

El resultado indica que no hay una relación entre el voto a Vox y el porcentaje de población extranjera. Esto no significa que la inmigración sea del todo irrelevante, pero, probablemente, el efecto sólo se produzca si se combina una fuerte presencia de extranjeros con una identidad nacional española fuerte. 

En el siguiente análisis de regresión se intenta explicar el voto a Vox en función de la ideología media de la provincia, la fuerza de la identidad no española y el porcentaje de inmigración. 

Tabla 1. Voto a Vox en función de ideología, identidad nacional e inmigración

Así como la ideología no parece tener ningún efecto una vez que se controla por identidad nacional, la inmigración sí resulta significativa, aunque débilmente, cuando se combina con la identidad nacional (por sí misma, sin identidad nacional, no funciona).

En resumen, los datos revelan que el voto a Vox depende ante todo de la identidad nacional y, en menor medida, de la inmigración. La ideología explica más bien poco. 

¿Qué consecuencias políticas se siguen de aquí? Si la identidad nacional se ha transformado en un factor fundamental de la competición política en España, la izquierda no puede quitarse de en medio diciendo que el debate territorial o identitario le perjudica. Cuanto menos habla la izquierda de la cuestión nacional, más espacio discursivo y electoral conquista la derecha, es decir, con mayor fuerza se impone la identidad española excluyente. Y, por supuesto, si la izquierda habla de la cuestión nacional en los términos en los que lo hace la derecha, pierde toda esperanza.

Tratar de hablar de los temas clásicos (redistribución, igualdad, derechos laborales, feminismo, ecología) no va a borrar de un plumazo el efecto del nacionalismo sobre la política española. Esos temas, sin duda, deben continuar siendo el cuerpo central de lo que parece será el nuevo gobierno de izquierdas. Pero si se quiere cortar el crecimiento de Vox, de tal manera que se frene la atracción que ejerce en estos momentos el nacionalismo conservador, la izquierda hará bien en perder su temor ante este asunto. Debe defender y ofrecer una forma de vivir la identidad nacional que sea coherente con su ideario. No puede escudarse en lugares comunes (“el nacionalismo es burgués”, “las fronteras son un anacronismo”, “el futuro pasa por Europa”, “las banderas son excluyentes”), sino que debe invitar a la ciudadanía a experimentar una identidad española alternativa a la del nacionalismo excluyente que está absorbiendo la política española como si fuera una bomba de succión. 

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ignacio Sánchez-Cuenca

Es profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III de Madrid. Entre sus últimos libros, La desfachatez intelectual (Catarata 2016), La impotencia democrática (Catarata, 2014) y La izquierda, fin de un ciclo (2019).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

19 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Francesc

    Es muy interesante la llamada de atención que nos hace el autor sobre el peligro de abandonar los debates sobre la cuestión nacional en manos de la derecha, porque ya sabemos cómo acaba construyendo su discurso excluyente y entonces nos sentimos atrapados en él. En este sentido falta mucho para avanzar en una senda federal donde la principal motivación sea el bienestar común y la solidaridad fraterna por encima del beneficio personal y de nuestros allegados únicamente (sean familiares o vecinos). Igual ocurre con la cuestión migratoria, que en cierto modo está vinculado con lo anterior, ya que donde se imponga la preeminencia de la pertenencia al género humano antes que a una comunidad territorial, tal vez sea más fácil trabajar conjuntamente para solventar los problemas comunes. De todos modos, falta mucho trabajo más allá de estas apresuradas conclusiones que en algún caso me suscitan bastantes dudas. Por ejemplo, en Catalunya vemos como ha crecido mucho Vox (duplicando el voto) pero especialmente en zonas muy concretas donde se concentra con frecuencia la pobreza y el incremento de la migración. Esto es muy evidente en algunos barrios periféricos de Barcelona y de ciudades del cinturón metropolitano (Badalona, Santa Coloma, Sabadell, Terrassa, L'Hospitalet, Cornellà...), pero también ocurre en la sacrosanta Girona (patria del independentismo catalán) y concretamente en Salt, una población vecina que se independizó de la capital gironina en los 80 y acabó concentrando la pobreza y la migración de la comarca (allí Vox no sólo ha doblado votos sino que incluso supera a la CUP, roza a los comunes y obtiene más votos que PP y Cs juntos).

    Hace 2 años

  2. Cántabru

    Lo que no se puede hacer es camuflar las cosas. Si es evidente que a menor españolidad, más progresismo, lo que habrá que potenciar son las identidades autonómicas, y no una supuesta "identidad española alternativa y progresista". En Cantabria ahora gana la izquierda gracias al crecimiento del Partido Regionalista, más o menos progresista, aunque no sea la panacea, como no lo son UP ni mucho menos PSOE

    Hace 2 años

  3. Xabier

    Mis sinceras felicitaciones. Tus dos artículos/estudios me parecen sublimes. Solo puedo discrepar parcialmente en la propuesta de solución que aportas (resignificar el patriotismo desde la izquierda). No es que esté en desacuerdo, al contrario, pero previo a eso sería necesario solucionar el conflicto catalán que inflama el nacionalismo español. Si la izquierda entra a alimentar la bola de la disputa nacionalista antes que eso es posible que, al participar de la agenda de la extrema derecha y del nacionalismo excluyente acabe reforzandola al dar cancha al debate nacional(ista).

    Hace 2 años

  4. Ferran Barber - Periodista - www.ferranbarber.info

    Me has dejado perplejo con lo del final. De modo que la conclusión que extraes a partir del hecho cierto, obvio y que todos intuíamos, de que Catalunya explica lo ocurrido, es que la izquierda debe construir una identidad española alternativa. Y para rematarlo, además, añades que lo de cuestiones como que 'las banderas son excluyentes' son lugares comunes. Si tú eres un digno representante de la intelligentsia española estamos jodidos. Y dicho sea de paso, o hacemos análisis o emitimos juicios, pero esta mezcla tan bizarra es bastante barata. A ver, sólo puestos a especular, y ¿por qué la izquierda no debería ahondar en su herencia internacionalista y tratar de sovacar todas esas visiones identitarias? ¿Por qué tú lo dices?

    Hace 2 años

  5. No me creo nada

    PSOE arrasaba en Extremadura y Andalucía, comunidades muy patriotas españolas (renuncio a utilizar sus sesgo de que el españolismo es excluyente y, por defecto, el separatismo o nacionalismo autonómico es inclusivo). Debería también analizar el rechazo que provoca en los votantes de VOX y muchos que no son del partido español, el feminismo totalitario marxista que no respeta la igualdad constitucional de hombres y mujres.

    Hace 2 años

  6. CeX

    Existe un sistema político que crea riqueza y prosperidad. Hay otro (que ha tomado y toma ahora distintos nombres para engañar a los incautos), que no solo arruina ahora y ha arruinado a todos y cada uno de los países en que se ha instaurado en la historia, desde que apareció en 1917, aparte de cometer los mayores crímenes contra la humanidad. Todo eso no es discutible. Son los hechos históricos. Sorprendentemente, todavía hay personas que votan a este último. ¿Cuánto más sufrimiento humano es necesario para aprender la lección?

    Hace 2 años

  7. CeX

    Existe un sistema político que crea riqueza y prosperidad. Hay otro (que ha tomado y toma ahora distintos nombres para engañar a los incautos), que no solo arruina ahora y ha arruinado a todos y cada uno de los países en que se ha instaurado en la historia, desde que apareció en 1917, aparte de cometer los mayores crímenes contra la humanidad. Todo eso no es discutible. Son los hechos históricos. Sorprendentemente, todavía hay personas que votan a este último. ¿Cuánto más sufrimiento humano es necesario para aprender la lección?

    Hace 2 años

  8. CeX

    Existe un sistema político que crea riqueza y prosperidad. Hay otro (que ha tomado y toma ahora distintos nombres para engañar a los incautos), que no solo arruina ahora y ha arruinado a todos y cada uno de los países en que se ha instaurado en la historia, desde que apareció en 1917, aparte de cometer los mayores crímenes contra la humanidad. Todo eso no es discutible. Son los hechos históricos. Sorprendentemente, todavía hay personas que votan a este último. ¿Cuánto más sufrimiento humano es necesario para aprender la lección?

    Hace 2 años

  9. Pablo

    Bien. Eso es lo que tiene manejar variables subjetivas desde los mecanismos estadísticos. ¿Me podrían decir qué es la ideología?, ¿por qué no es ideología la identidad nacional y su articulación en torno a las ideas de "unidad", "patria", "valores, etc.? Algo tan genérico como esos conceptos, que, al final, no llegan a decir sino lo que uno quiere poner en su interpretación, eso es ideología. Y el concepto de inmigración, no creo que se refiera al hecho demográfico-geográfico en que consiste la inmigración, sino a la misma interpretación de esa identidad nacional a la que se hace referencia en el artículo. Identidad nacional e inmigración forman parte del cuerpo ideológico que tenemos, sólo que interpretados en clave de otros valores, además de estos. Y es que el concepto de ideología, creo, no se ciñe a la definición formal de aquellas ideas que adscriben a "izquierdas y derechas". La ideología, insisto, no es un conjunto de ideas que podamos desmembrar para analizarlas con un método o con otro. La ideología dista mucho de ceñirse a un cuadro normativo de comportamiento. Por esto es tan difícil usarla como variable en los análisis.

    Hace 2 años

  10. Nati

    Uff... menudo gazpacho de datos, ¿para qué sirven tantas encuestas y tantos cálculos? OS PONGÁIS COMO OS PONGÁIS, VOX HA VENIDO PARA QUEDARSE, Y CADA VEZ LOS VOTARÁN MÁS ESPAÑOLES, HARTOS DE LA DICTADURA PROGRE Y DE VUESTRO TOTALITARISMO DE IZQUIERDAS. Ajoyagua.

    Hace 2 años

  11. Yo

    Bueno, pues la solución es que la izquierda haga comprender a la gente que ser español no sólo son toros, fiesta y semana santa, si no también medio ambiente, solidaridad, igualdad entre mujeres y hombres, tolerancia, etc en lo que estamos mucho más adelantados que algunos países europeos. Somos el primer país europeo que permitió el matrimonio homosexual, el primero del mundo en donación de órganos y sangre, donde a los científicos se los rifan en otros países por la buena formación (pública) que tienen, que tiene grandes inventores, etc.

    Hace 2 años

  12. Patricia

    Interesante, gracias..

    Hace 2 años

  13. Paris

    Ignacio aterriza. La única identidad nacional excluyente aquí es la que se enfrenta a la española. Aznar bien que presumía de hablar catalán en la intimidad. Defender una idea de España unida no tiene nada de incoherente con los temas clásicos de la izquierda que dices. Lo incoherente e imposible es lo que pides: un nacionalismo español que reivindique España a la vez que defienda el derecho de algunos a trocear lo que entre todos hemos construído. EL problema es que la única idea de la izquierda española de España es la idea de su disolución como dice Pedro Ínsua. Lo preocupante no es que tal secuestre con el nacionalismo español para excluír a los otros nacionalismos. Lo preocupante es que la defensa de los fraccionarios de la izquierda española hace que quien quiera defender a España sólo tenga a la derecha para ello. Porque además ni siquiera existe una izquierda española al defender esta tales mezquinidades.

    Hace 2 años

  14. Julio

    Estoy de acuerdo con Pedro, además otra fuente de confusión puede ser por el origen y nivel socioeconómico de los extranjeros en una provinicia. Puede que el nivel de xenofobia en Murcia y Almería sea más alto que el de Alicante o Baleares por el simple hecho de que los grupos de extranjeros son de origen y nivel socioeconómico diferente. Sería interesante analizar los datos relativos a la inmigración un poco más en profundidad. Por lo demás, gracias por realizar este análisis.

    Hace 2 años

  15. Feli

    Los datos, que siempre son más difíciles de rebatir que las percepciones. Es otra demostración de la sempiterna lucha entre el "nacionalismo castellano" (usualmente llamado "nacionalismo español") -que intenta diluir a los otros nacionalismos de España-, contra el resto de nacionalismos -que intentan sobrevivir para no ser absorbidos-. Teruel y Cantabria, los últimos en darse cuenta de que el llamado "nacionalismo español" defiende en primer lugar los intereses de castilla, y luego los de las "regiones simpatizantes". Pero ya se han cansado de este Estado centralizado, de infraestructuras radiales, que como un tornado succiona hacia el centro los recursos de su alrededor, y ya no se fían de él y marcan diferencias. Otro caso paradigmático es el de las "embajadas autonómicas" (Oficinas comerciales), creadas para suplir la representación oficial Española identificada igualmente como que favorece antes al centro de la península que a las regiones periféricas y a la "España despoblada". Estos últimos 2 casos, junto con el aumento del "voto identitario" demuestran que los españoles se identifican con un estado plurinacional (o "pluri-identitatio"). Hasta que no se reconozca esta "plurinacionalidad global" y se empiece a descentralizar de manera real el Estado, pocos se van a ver atraidos para formar parte de una España global, integradora, que trata por igual todas las regiones/autonomías/naciones, y entiende y fomenta su diversidad.

    Hace 2 años

  16. Enrique B.

    Parecería que la deriva reaccionaria de la izquierda de que escribía Ovejero y otras muchas figuras de la izquierda -que se quitó y me quitó la venda de los ojos ante el putsch catán- han obtenido, de repente, aval científico de Don Ignacio. Enhorabuena, Don Ignacio, se ha caído usted del caballo, como el tal Saulo. PD: a ver, indague acerca del patriotismo constitucional alemán, a ver si podemos acogernos, porfavó.

    Hace 2 años

  17. Jorge

    Efectivamente, hace falta un proyecto territorial distinto. Es hora de que el nuevo gobierno empiece a hablar de república federal. Tiene 198 potenciales escaños detrás de esa idea, una de largo recorrido histórico.

    Hace 2 años

  18. Antonio Rubio

    Felicidades y enhorabuena Ignacio (Foro Opinión de Torrent)

    Hace 2 años

  19. Pedro

    Perdonad mi atrevimiento pero creo que este artículo tiene un par de errores: 1. "Las dos excepciones son Murcia y Almería, dos provincias costeras y limítrofes, con fuerte base agrícola, en las que el apoyo a Vox tiene que ver fundamentalmente con actitudes xenófobas. " Esta frase es erronea puesto que Murcia y Almería no son excepciones a la regla propuesta por el gráfico. Por lo menos Murcia, que es el paradigma de la relación "Más VOX cuanto menos nacionalismo regional" 2. Relacionar el nivel de xenofobia al porcentaje de población extranjera es un error de bulto. precisamente, cuantos menos extranjeros hay en una región más miedo al extranjero hay y más xenofobia. En alemania, las regiones donde hay más votantes de AFD y más racismo es donde menos inmigración hay. Esto tiene sentido, ya que si vives en tu barrio con extranjeros los conoces, los ves en la calle, en los bares y te das cuenta de que son igual que tú. Un abrazo, gracias por el magnífico artículo.

    Hace 2 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí