1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Lavorare con lentezza

La mesa y la investidura: dos paradojas

Mientras los partidos de izquierdas no pueden exigir nada al PSOE ante la lógica de que cualquier cosa es preferible a un gobierno de las derechas, Puigdemont y Junts están planteando cuestiones políticas de fondo

Pablo Iglesias 16/08/2023

<p>CATdado. / <strong>Carlos Echevarría</strong></p>

CATdado. / Carlos Echevarría

Carlos Echevarría

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

¿Es posible una amnistía para los presos y exiliados políticos catalanes? Por supuesto que es posible. De hecho, casi todo es posible en la política y en el Derecho si se cuenta con voluntad y poder suficientes. ¿Es posible una reforma del Estado que afronte el agotamiento histórico del sistema autonómico? Es perfectamente posible, del mismo modo que, si el PP y Vox tuvieran la mayoría suficiente, podrían recuperar para el Estado central las competencias autonómicas. No olviden que, en política europea, todo lo que permitan la OTAN y el Banco Central Europeo es posible y no necesariamente tan difícil. Les aseguro que hoy un referéndum de autodeterminación en Catalunya o sobre la continuidad de la monarquía es mucho más viable que uno sobre la permanencia de España en la OTAN. También sería posible reformar el sistema de elección del CGPJ, permitir la libre sindicación de policías y guardias civiles, nacionalizar empresas estratégicas, limitar los oligopolios mediáticos e incluso derogar la ley mordaza. No lo digo por molestar; es así. 

Lo que resulta un tanto ridículo, discúlpenme de nuevo, es que se hable de amnistía y de una transformación del modelo territorial solo porque Pedro Sánchez necesita que los diputados de Carles Puigdemont le apoyen para tener el control de la mesa del Congreso y para ser investido presidente del Gobierno. Es como si Sánchez aceptase un referéndum sobre la república a cambio de los cinco diputados de Ione Belarra.

Resulta ridículo que se hable de amnistía y de una transformación del modelo territorial solo porque Pedro Sánchez necesita los diputados de Carles Puigdemont

No me interpreten mal. Soy favorable a la amnistía y a la república, pero no creo que estos objetivos se puedan lograr si el PSOE no está mínimamente dispuesto a recorrer ese camino. Aunque la derecha presente a Sánchez como un personaje sin escrúpulos, ya les digo yo que Sánchez no va a aceptar ni un referéndum de autodeterminación ni otro sobre la monarquía, ni la amnistía, a cambio de ser presidente. No olviden que ni siquiera se atrevió a quitarle a la derecha el control del CGPJ ni a re-equilibrar un poder mediático que acabó denunciando en campaña. 

Pero aquí llegan las dos paradojas.

La primera es la paradoja de la izquierda. No es que los partidos de izquierdas no puedan exigir en este momento ni la república, ni la autodeterminación, ni la amnistía. Es que en realidad no pueden exigir al PSOE nada. La lógica según la cual cualquier cosa es preferible a un Gobierno de las derechas tiene implicaciones obvias que todos debemos reconocer. Todas las formaciones políticas de la izquierda, desde Bildu, pasando por ERC y el BNG, hasta todos y cada uno de los partidos de la coalición Sumar, han reconocido más o menos explícitamente que darán el sí a Pedro Sánchez en la mesa y en el Congreso. Y bien podría ocurrir que en el PSOE acabaran decidiendo que un Gobierno en solitario les va mejor que uno de coalición, por mucho que Yolanda Díaz y los ministros que nombrara les resulten mucho más cómodos que Podemos. De hecho, si finalmente Sánchez lograra la abstención de Junts y el apoyo de Coalición Canaria, el presidente en funciones sabe que jamás Yolanda Díaz comprometería su investidura aunque se quedara fuera del Gobierno. Ni ella, ni Podemos, ni ERC, ni Bildu, ni el BNG ni el PNV negarían a Sánchez el sí a la mesa y a la investidura aunque el líder del PSOE les presente el más desagradable plato de lentejas. Los socios no pueden reconocer esto, pero yo sí lo puedo decir y ustedes saben que digo la pura verdad. Sánchez sabe que si logra un acuerdo con Puigdemont, la investidura le sale casi gratis. Cualquier cosa es preferible al fascismo, pensamos en las izquierdas. Y aunque el PNV tiene más dudas y podría bailar con el PP, los de Ortuzar saben que la sociedad vasca les castigaría; Podemos les ganó en 2015 y 2016 dos elecciones generales y Bildu les acaba de ganar ahora.

El presidente en funciones sabe que jamás Yolanda Díaz comprometería su investidura aunque se quedara fuera del Gobierno

Pero la segunda paradoja llega ahora. Solo Puigdemont y Junts están planteando cuestiones políticas de fondo para llegar a acuerdos con el PSOE. Lo que piden es muy claro y no puede sorprender a nadie. Quieren que Sanchez reconozca a Puigdemont (tiene que haber foto en Bélgica) y quieren hablar de amnistía, de autodeterminación y, por lo tanto, de Estado. Los empresarios catalanes y los nostálgicos del posibilismo pujolista pueden decir misa, pero la partida crucial para Junts se juega en Catalunya y no hace falta ser muy listo para saber que la estrategia de Puigdemont tiene que ser siempre diferente a la de ERC porque está en juego precisamente quién manda en Catalunya. Se ha comprobado que el electorado de Junts y el de ERC son diferentes y no parece que el pragmatismo nostálgico de los tiempos de hegemonía convergente vuelva a tener un partido como el que tuvo. 

Si no se interviene sobre estas paradojas, el principal problema de nuestro país no será que haya repetición electoral o no la haya. Si el PSOE se hace con la mesa y la investidura de Sánchez sale adelante pero no se afrontan las cuestiones de régimen y de Estado que el PSOE no quiere enfrentar, tendremos una legislatura breve con presupuestos prorrogados y mucho decreto-ley de difícil convalidación. Si por contra se produce una repetición electoral, parece que la mejor opción del PSOE sería un mayor respaldo en las urnas que debilitara a los partidos a su izquierda y que no le hiciera depender de Junts, manteniendo el cheque en blanco de sus socios. Pero, ¿cuánto puede durar ese cheque en blanco?

¿Es posible una amnistía para los presos y exiliados políticos catalanes? Por supuesto que es posible. De hecho, casi todo es posible en la política y en el Derecho si se cuenta con voluntad y poder suficientes. ¿Es posible una reforma del Estado que afronte el agotamiento histórico del sistema autonómico? Es...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pablo Iglesias

Es doctor por la Complutense, universidad por la que se licenció en Derecho y Ciencias Políticas. En 2013 recibió el premio de periodismo La Lupa. Fue secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. juan-ab

    Lisandro Prieto Femenia, en su instructivo artículo “Desacreditando la adoración a la necedad”, abre con una cita de Ortega y Gasset: “El malvado descansa algunas veces; el necio, jamás”. Unas líneas más abajo, continúa: “En latín, “nescius” , “nes”, sin “scire”, saber, no denota explícitamente la característica propia de la necedad, a saber, el acto voluntario de renuncia al conocimiento de manera porfiada, es decir, insistente y obstinado. Está claro que a diferencia del ignorante, que es simplemente el que no conoce una porción de la realidad por falta de preparación, estudio o experiencia, y el necio, radica puntualmente en que éste, pudiendo escuchar, leer, aprender, decide no querer hacerlo para abrazar ciegamente un punto de vista de la realidad construido con la precariedad de su razonamiento o con las fuentes dudosas del mundo del “se dice”. Otra manera de caracterizar la vida necia es mediante el mecanismo de repetición constante, por pereza, de opiniones infundadas e injustificadas proferidas por medios masivos de comunicación: al necio se lo reconoce inmediatamente cuando sostiene un argumento erigido sobre la base de haberlo aprendido por la televisión o las redes sociales. En este sentido, el sujeto necio es crédulo de la estupidez y del engaño fácilmente, y muy incrédulo de las ciencias y los conocimientos rigurosamente logrados, sea en el campo del saber que sea. En otras palabras, el necio prefiere el sostenimiento de la mentira o de la simple opinión no contrastada racionalmente porque le da placer no tener que realizar el proceso de discernimiento de pasar por el tamiz de la razón aquello que le es dado como resuelto.” Estimado Pablo, tus artículos y análisis políticos tienen, por una parte, un indudable interés formativo para quienes pretendemos seguir aprendiendo; pero, por otra, -a la vista está- tienen la peculiaridad de ser una especie de bacina donde algunos vienen a vomitar sus rencores e iracundos humores. Y no por lo que escribes sino por ser tú quien lo escribe. Como en el “fúrbol”, vienes a ser la figura del árbitro sobre el que vierten lo más primitivo que les viene a la boca cuando a su equipo le va mal (o cuando la cosa no va bien con su parienta). Como sabes, soltar toda esa adrenalina es importante porque relaja y baja la tensión arterial, uno se queda más tranquilo, incluso es capaz de mostrar afecto hacia quien los rodea. Estoy seguro de que el Consejo Editorial de CTXT ya ha visto -además del valor instructivo de tus artículos- la importancia de su función terapéutica y seguirá manteniendo que por el módico precio de una suscripción (¡muchísmo más barata que el carné de socio merengue!) algunos de tus obsesivos lectores puedan seguir haciendo tan benefactora terapia. ¡Gracias, doblemente!

    Hace 9 meses 25 días

  2. luisbombadil

    Hace casi 10 años, Podemos, encabezado por Iglesias, logró crear un tormenta de ilusión política en unas circunstancias mucho más adversas que las de hoy. Nos hicieron creer en un futuro mejor, crearon y relanzaron muchos dispositivos sociales valiosísimos (aunque cerraron muchos otros), hicieron que muchos nos levantáramos un poquito mejor cada mañana. Toda esa capacidad de ilusionar ha sido completamente destruida por todas las circunstancias de esta década, y hoy, de Pablo Iglesias sólo queda un comentarista cínico, desencantado, incapaz de hacer otra cosa que echar madera a sus guerras personales. Iglesias podría seguir siendo un catalizador de cambio desde la televisión, y sería una gran baza, pero convertido ya en el enano gruñón que siempre señaló como inútil políticamente, hemos perdido esa figura. Espero que no irrecuperablemente.

    Hace 9 meses 26 días

  3. joamella

    Aunque no es el tema principal del artículo no puedo dejar de pasar para otro momento los dardos que dispara sobre Sumar y Pedro Sánchez. Es una obsesión. Que se lo haga mirar, algún amigo le podrá ayudar, claro que para ello será necesario que anteponga la lealtad que la amistad comporta a la ciega fidelidad ¡Hooligans, abstenerse! Es tal su obsesión que se olvida del papel crucial de otros actores políticos, nada dice de qué y porqué debería, a su juicio, defender, apoyar, Junts, dado el papel que le ha tocado en esta coyuntura al único partido, tan independentista como de derechas, que puede inclinar la balanza del lado del "melindroso" Sánchez o de los herederos legítimos del franquismos o, también, de una repetición electoral. Estos análisis nunca los realiza, pasa sobre ellos sin mentarlos, no sé si es porque no los ve con su aguda mirada política, porque no los considera importantes o, simplemente, porque no sabe qué decir o, tal vez, porque no se quiere mojar. En cualquier caso es que el analista político está en modo reposo. Con idéntica estrategia de Podemos se limita a decir que apoyará a Pedro Sánchez antes de que haya un gobierno de la derecha. Aunque lo que habría que decir sobre esa formación en concreto, aunque no solamente de ella, es qué lealtad institucional, así como los porqués, van a mantener en el Parlamento y ante las afirmaciones en los medios. Esa es la cuestión. La respuesta en el caso de Podemos, por desgracia, es fácil de suponer dado de que parten de dos premisas: La primera es: La deuda que tienen los partidos de izquierda y centro izquierda por sus "sacrificios" en pos de la unidad de la izquierda. La segunda premisa es: que solamente ellos otean el horizonte lejano y el próximo con la agudeza y precisión de las aves de presa. Eso sí, se exculpan de sus permanentes fracasos electorales, culpando exclusivamente a los medios. Es cierto que dicen que no son perfectos y que han cometido errores, eso sí, sin especificar y menos personalizar; obvian sus declaraciones públicas exigiendo el pago de lo que les deben; consideran naturales sus veladas y no tan veladas críticas a Sumar. De esta tan rabiosa como poco sutil forma logran ante su potencial electorado y simpatizantes que se les vea como un partido tradicional más, de ahí buena pate de sus fracasos electorales.

    Hace 9 meses 26 días

  4. juan-ab

    “Obsérvala con atención y verás que la ola no miente”, esa es la primera regla que cualquier experto comparte con quien desea iniciarse en el surf; la segunda, “no lo olvides, pero cuanto antes olvides a la ola, mejor”. De ahí que el surf nada tenga que ver con la política. El surf es un deporte en el que UNA persona se apoya en UNA tabla especialmente diseñada para su fin, que no es otro que una corta y lúdica navegación impulsada por la fuerza de la ola, una especie de baile que el surfista desarrolla sobre la tabla únicamente para su disfrute personal (si acaso también para quién lo observa). Cualquiera que se haya parado a contemplar en una playa a un grupo de surfistas comprobará fácilmente lo heterogéneas que son las evoluciones de cada uno de ellos. Los hay pacientes e impacientes; los que creen que la ola que viene es buena y se preparan, y los que prefieren dejarla pasar, tal vez la siguiente sea mejor; en el instante de “cogerla” unos lograron levantarse y otros no: o se precipitaron o se demoraron; los indecisos y los que van a por todas (con resultado desigual); los que lo intentan una y otra vez mientras la marea es óptima y los que siempre confían en que habrá una ola más y terminan viendo la puesta de sol con la tripa en la tabla... Un deporte en el que los aciertos y los errores, recompensas y sinsabores afectan exclusivamente al deportista. No, la política no tiene nada que ver con eso. Tal vez Zapata se haya dado cuenta y por eso termina su anodino artículo con un símil más apropiado al mencionar “velas, barcos y brújulas que señalen el horizonte”. Y aun así, curiosamente, se olvida de quién lee brújula y vientos, y señala el rumbo a su tripulación, quizá porque sabe que no hay navegación posible cuando la tripulación opina y discute más de la cuenta. No hace mucho Gerardo Tecé decía acertadamente que “liderar no es que te sigan, es hacer que te sigan”. También capitanear. ¿Pero qué sucede cuando la tripulación termina por descubrir a un capitán (o capitana) con la misma obsesión de Ahab: acabar para siempre con la ballena blanca? ¿Sabrán, entonces, decirle NO al verdugo? (Monsieur Blissett, cuando cite haga el favor de entrecomillar: como no había leído el batiburrillo de Guillermo Zapata, por un momento creí que el texto que estaba leyendo lo había escrito usted...).

    Hace 9 meses 27 días

  5. Salvador Blissett

    Los agoreros tienen todos los motivos del mundo para indicar las tormentas en el horizonte, pero no hay que hacerles muchísimo caso, porque eso lo vemos todos. Necesitamos velas, barcos y brújulas que señalen bien al norte, no descriptores de tormentas. - El no, saber decir que no, aguantar en el no, establecer en torno a ese no una línea que divide el mundo entre un nosotros y unos otros es una de las palancas de la transformación social. - Sólo en la configuración 'diversos vs guardianes del monstruo' la película podía llegar a buen puerto. Sólo en ese eje, el auténtico monstruo de la película era el antagonista y, sobre todo, el que estaba sólo. - 'El Estilo Sumar' es la articulación de mayorías a través de la pluralidad y la diversidad y eso vale tanto para explicar el grupo plurinacional que conforma la coalición, como la propuesta política de la misma hacia afuera. - La construcción de un eje de diversidad e inclusividad lo que plantea es que esas dos cuestiones, 'derechos' y 'soberanía' no están separadas, sino que se entrelazan y son la misma cosa. Por eso entiendo que la competición entre Bildu y el PNV o la competición entre ERC y Junts no es el obstáculo para que exista el gobierno de coalición, sino al contrario, su garantía. - El surf es lo que hace que no todos 'los noes' sean posibles, que no todos los alineamientos sean posibles, en definitiva, que 'no todo' sea posible, pero también es el recordatorio de que sólo a la espera no puedes atravesar las olas. Guillermo Zapata Sumar, 'El Verdugo', 'La Forma del Agua' y el surf https://blogs.publico.es/otrasmiradas/75230/sumar-el-verdugo-la-forma-del-agua-y-el-surf/

    Hace 9 meses 27 días

  6. fpg999

    Coincido con Juan-ab hasta la imagen de un Feijóo más perdido que un pulpo en un garaje. A partir de ahí, y aprovechando su alusión a la película, reconozco que me siento como un espectador de “La huella”; es decir incapaz de adivinar el desenlace de las negociaciones de Sánchez para tratar de recabar los apoyos necesarios para ser investido presidente. 

    Hace 9 meses 28 días

  7. juan-ab

    Releo tu artículo (como es habitual) tan interesante, y me digo que es un privilegio tenerte en este medio analizando la política nacional. Como has visto bien, la Mesa del Congreso se ha conseguido satisfactoriamente con un par de considerados gestos hacia los partidos nacionalistas, en particular Junts, que han dejado Feijóo como al pulpo del garaje. Pero esto no ha hecho más que empezar. Preveo una trama a la altura de la magnífica película "La huella" (Joseph L. Mankiewicz): ¿Se creerá Peo Sánchez a la altura de Wyke? Algo me dice que, como no sea muy generoso y vaya de "sobrao" se encontrará, a no mucho tardar, con su Milo Tindle. Expectante, espero ya tu próximo lúcido análisis.

    Hace 9 meses 29 días

  8. joamella

    Creo que el artículo de Joaquín Urías sobre la constitucionalidad de la amnistía evidencia las dificultades del gobierno para establecer tanto una amnistía como un referéndum aceptable por Junts y por el resto de la ciudadanía española, más allá de los voceros de la Inquebrantable Unidad dela Patria que ciertamente alimentarán el fuego de la discordia tan ciertamente como los intereses económicos que defienden y ocultan bajo el paraguas de la I.U.P. Pablo Iglesias en su artículo hace un ejercicio de información política sobre quién manda realmente y de lo que es posible hacer y no hacer, y de lo que cada uno de los actores políticos puede o no hacer, sea del PNV, sea de BILDU, ERC, BNG, Yolanda Díaz o el conserje del Parlamento. Lo que no hace Pablo Iglesias, por cierto nunca hace, es plantear soluciones. Analiza, describe, pero si puede hacerlo es porque ha sido vicepresidente, por lo tanto tendrá que plantear posibles soluciones y los argumentos que las sustentan. Sus artículos, con los que comparto buena parte aunque con matices, siempre dejan un vacío que se consuma en el ¿Y ahora qué? La pregunta que nos debemos hacer es sencilla, ¿qué país queremos ser? Ese es el quid de la cuestión. A esa pregunta tiene que contestar en estos momentos Junts y el resto de posibles socios del gobierno de coalición en el Parlamento en la próxima legislatura. La segunda pregunta es:¿Será la lealtad institucional similar a la lealtad constitucional del PPVOX? La tercera pregunta es: ¿Estarán a la altura de las circunstancias el resto de los actores políticos, PSOE incluido? Aquí ya entra por pleno derecho la oportunidad de oro para los independentistas, según la portavoz de Junts, que han propiciado estas elecciones. Y tiene razón: oro puro, pero me temo que no en el sentido que supone esa portavoz, sino en el de que se les presenta por primera vez desde 1978 la opción de ser, todos los partidos independentistas, no únicamente los catalanes, sino también los de otras comunidades con representantes independentistas, de ser partidos políticos de Estado. Y esta es realmente su oportunidad de ORO. Junts tiene en su mano la capacidad de unir a todos los votantes que apoyan el posible gobierno de coalición. Que no la desperdicien por mor de competencias electorales con ERC, del mismo modo que no la desperdicien PNV y BILDU por idénticos motivos, así como el resto de formaciones independentistas gallegas o canarias o andaluzas o castellanas o aragonesas o riojanas o asturianas o leonesas o vallisoletanas o murciana o valencianas o ceutís o melillenses. No sé que será España dentro de cincuenta o cien años, sé que para su ciudadanía de cualquier comunidad autónoma será peor o mejor en función de la decisión que Junts adopte. Como Junts razone en base a estimaciones electorales en su circunscripción le harán un flaco favor a su ciudadanía e incluso a sus ideales independentistas. Siempre hay que tener presente que la historia es la que es y no la que pensamos que debería haber sido- La que deseamos que sea la historia del futuro debe basarse en la que realmente ha sido. La historia de España es la que explica el miserable y cruel 1 de octubre del 207 e hizo que los Marchena de turno tuvieran la oportunidad de juzgar retorciendo la legislación, también esa misma historia explica que el gobierno de Puigdemont adoptara decisiones unilaterales que ahondaban en esa misma historia. Esta es la gran oportunidad de ORO para virar esa historia y que no nos condene a repetirla. Lo que parece mejor para todos es mejor para uno, lo que es mejor para uno no conlleva necesariamente lo mejor para todos. Así es o así me lo parece.

    Hace 9 meses 29 días

  9. Salvador Blissett

    Que en una situación de pura política el artículo de Pablo Iglesias tenga 2 comentarios lo dice todo, es un fracaso absoluto para él y obviamente para nuestro proyecto colectivo en CTXT que debería hacer reflexionar al equipo directivo y de redacción: alguien derrotado políticamente de una forma inmisericorde solo puede pretender aportar pomposidad y el ajuste de cuentas. Y la inercia es clara, ¿o es que la Cadena Ser prescindiría de cualquier voz que ampliara la perspectiva, incidiera en la reflexión colectiva...; sin embargo se prescinde de quién amparándose en un saber superior aprovecha cualquier canal para reivindicar constantemente sus propios fantasmas (eso sí, Canal Red no hará ningún especial sobre el ERE de Podemos de su siempre admirada Ione Belarra aunque sí obligará a alguno de sus fieles a realizar un programa en su canal de Youtube para criticar al Grupo Prisa). Fantasmas que ya estuvieron bien presentes en su anterior columna (que después reprodujo sin despeinarse en un editorial en Canal Red, ¿nos ha devuelto lo que le pagamos (esa información opaca que Miguel Mora sobrevoló pero no quiso decir en una larga columna que escribió) o nos conformamos con la autocita a nuestro medio como publicidad? Recuerdo vagamente alguna de sus "10 tesis" pero sí la razón última de alguna de ellas y era el fracaso de Sumar -que de forma coordinada Belarra nos recordó en una rueda de prensa fantasmagórica-. Abrase visto malandrín una falta de escrúpulos de una dimensión que no cabe en su desorbitado ego. Y así una tras otra...

    Hace 9 meses 30 días

  10. Avila20

    ¿Y de dónde saca usted la información de que quieren foto en Bruselas? ¿está utilizando información privilegiada cuando todo se hace en secreto? ¿quiere usted torpedear un posible acuerdo? ¿se le ocurre a usted algún otro tipo de gobierno de izquierdas en España en los próximos años sin el PSOE? Hablar por no callar. Se puede tener la razón en algunos argumentos, pero.... ¿adónde queremos llegar?

    Hace 9 meses 30 días

  11. ecac

    Discrepo ya que nunca puedo comprender cómo el "mayoritario" PSOE, que dicen ser de izquierdas y siempre están en fuera de la juga u orsay en la Liga Internacional Progresista Izquierdas Globales y Plurales". Denigran dicho centro zurdo absurdo a IZQUIERDA SOCIALISTA y desde mi punto de vista, 79 años, opinión, traicionan el "Espíritu Mayo 1879" de LA ROSA ROJA", PABLO IGLESIAS POSSE. Cada vez con menos espinas y pétalos rojos debido a los numerosos batacazos electorales, de todos conocidos y sabidos. Y la guinda, para que no les falten nada de nada, es la opereta tragicómicas de los primos hermanos políticos PP&PSOE CONSTITUCIÓN EXPRÉS.-Versiones casos: Acoso y derribo *IZQUIERDA UNIDA PODEMOS".-MANGLANO (PP).-PEGASUS (PSOE).-JUAN CARLOS I. Sigue vigente sin visos de caducidad en tiempos democráticos irreales "Traspaso de PODERES desde EL PARDO hasta el trueque-cambalache en LA ZARZUELA: el "TODO ATADO-Amamantado-Anexionado y BIEN ATADA-Amoralidad-Aprovechada".-REGIMINES 1936-1978. ¿Hasta el viernes 18-07-2036: CENTENARIO GOLPE DE ESTADO FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE? dentro de 13 años y días vistas, tan sólo su vencimiento nefasto día.-Ignoran adrede de que "HASTA EL RABO TODO ES TORO FRANQUISTA".-EN LA PIEL DE TORO ESPAGNISTÁN

    Hace 9 meses 30 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí