1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Kevin Anderson / Sociólogo

“Marx era un pensador multilineal, no determinista ni eurocéntrico”

Josefina L. Martínez 9/05/2024

<p>Kevin Anderson. / <strong>Verso Libros</strong></p>

Kevin Anderson. / Verso Libros

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

¿Era Marx un pensador interseccional? Esta es la provocativa hipótesis de Kevin Anderson, cuyo libro, Marx en los Márgenes, acaba de ser publicado en castellano por Verso Libros. El libro recorre las posiciones anticoloniales de Marx sobre India y China, los escritos periodísticos sobre la guerra civil norteamericana, sus reflexiones sobre la emancipación de Polonia e Irlanda, así como la actividad práctica de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) en apoyo a estas causas.

En el que será su próximo libro, Kevin Anderson revaloriza los escritos del “último Marx”. Como otros autores, se basa en el estudio de los cuadernos  que fueron encontrados en la casa de Marx en Londres. En particular, los agrupados bajo la rúbrica de “Cuadernos etnológicos”. En estos, destaca el interés de Marx por el estudio de sociedades precapitalistas y no occidentales como Rusia, India, Indonesia, Argelia y América Latina.

En el Prefacio que Anderson escribió para la edición española de Marx en los márgenes, señala que su objetivo es “ayudar a las nuevas generaciones a descubrir la multidimensionalidad de Marx”. Para “que quienes luchan contra las formas modernas de opresión dialoguen con la obra marxista en su conjunto, incluida su crítica fundacional del capital y la clase”. En este sentido, contribuye a “desacreditar la idea de que Marx era un pensador eurocéntrico atrapado en los estrechos marcos teóricos de su época (mediados del siglo XIX) y por ende incapaz de abordar temas contemporáneos como el colonialismo, la raza o el género.”

Por su recuperación de las posiciones de Marx sobre la cuestión racial, la opresión nacional, el género y la cuestión colonial, el libro de Anderson es un gran aporte para los debates actuales. Aunque las conclusiones que el autor propone de su lectura del “último Marx” son más debatibles, es una lectura imprescindible para quien se interese por estos temas. 

Kevin B. Anderson (1948) es profesor en el Departamento de Sociología en la Universidad de California, Santa Barbara. Tuve el gusto de conversar con él en Madrid, café de por medio, antes de la presentación de su libro, en el mes de abril.

¿Qué me puede contar del nuevo libro que está escribiendo?

Bueno, aun no tengo el título exacto, algo aproximado podría ser: “Los caminos revolucionarios del último Marx”. 

Vaya, qué interesante. 

Es muy interesante porque, en mi opinión, su investigación no trata acerca de los orígenes de la humanidad. No trata de duplicar a Rousseau, sino de encontrar nuevos caminos para la revolución.

Desde hace unos años, hay un nuevo impulso en los estudios sobre el Marx tardío. Resulta muy sugerente analizar sus cuadernos, porque aportan otro punto de vista sobre su obra. ¿Cuáles son los debates más importantes sobre el tema?

Tenemos tres grandes puntos de vista sobre este período. Y esto se remonta en realidad cuarenta años atrás porque hubo una discusión preliminar alrededor de los años 80. Después se publicó un libro de Teodor Shanin, Late Marx and the Russian Road. [El último Marx y el camino ruso]. Lawrence Krader publicó los Cuadernos etnológicos. Y mi mentora, Raya Dunayevskaya, publicó Rosa Luxemburgo, la liberación femenina y la filosofía marxista de la revolución.

La primera posición sostenía que el último Marx estaba muy bien, pero no era realmente tan nuevo. Aportaría más bien una clarificación sobre algunas cuestiones. El segundo punto de vista, en cambio, ve al Marx tardío como una ruptura. Un Marx más allá de El Capital, incluso más allá del materialismo histórico. Y luego, el tercer punto de vista, que es el de Raya Duyanevskaya, es que hay una evolución en Marx. Que hay muchas ideas nuevas desarrolladas entre 1870 y 1880. Pero que también hay mucha continuidad. Es una evolución, no una ruptura. No una ruptura epistemológica.

Me gustaría ahora conversar sobre su libro Marx en los márgenes que por primera vez se publica en castellano. Muchos críticos postcoloniales dicen que Marx era eurocéntrico o que el marxismo ha sido siempre “ciego” al racismo, al género o a la cuestión colonial. El libro de Edward Said, Orientalismo, marcó una línea en ese sentido. Su libro me gusta porque muestra que este tipo de críticas no tienen sustento. ¿Lo puede comentar?

Bueno, ese tipo de ideas decoloniales probablemente llegaron primero a los Estados Unidos. Quiero decir, allí es donde Edward Said estaba escribiendo. Así que este era un tema muy importante. Yo conocía estos últimos escritos de Marx. El libro se suponía que iba a ser sobre los últimos escritos, donde Marx cambia más radicalmente y se interesa mucho más en el estudio de África, América Latina, Rusia, la India. Yo pensaba escribir un breve capítulo hablando del primer Marx. Pero se hizo más y más largo, porque allí hay muchas controversias, como lo muestran las posiciones de Edward Said. 

También están quienes dicen que Marx nunca escribió nada sobre la cuestión nacional… 

Sí, ese es otro tipo de crítica. Y después, quienes plantean que Marx nunca escribió nada sobre género. Trato algo sobre el género en mi libro. Pero Heather Brown, que trabaja conmigo, escribió un libro sobre el tema: Marx on Gender and the Family [Marx sobre género y la familia]. 

Lo conozco, muy buen libro. 

Ambos tratamos de mostrar que, si miras el conjunto de los escritos de Marx, se encuentran una gran cantidad de discusiones sobre estos temas.

Sí, hay que leer a Marx, algo que no todos sus críticos hacen.

Y la conclusión del libro no es que Marx fuera un poscolonial avant la lettre. La conclusión es que Marx tenía una especie de interseccionalidad, pero que incluía el capitalismo y el trabajo. Él nunca dejó de hablar sobre la clase obrera. Mientras que gran parte de la discusión interseccional es acerca de la raza, el género, cuestiones LGBTQ, pero no discuten sobre el capitalismo y la clase. En cambio, Marx fue capaz de conectar todo eso. 

Cuando Marx discutía sobre Irlanda estaba hablando de esas conexiones: se refería al racismo de la clase obrera inglesa, y al poder que eso le otorgaba al imperialismo británico.  

Exactamente. Los escritos sobre Irlanda son de alrededor de 1870. Ahí es donde Marx dice que la actitud de los británicos hacia los irlandeses es similar a la de los blancos pobres de América hacia los negros esclavos. Y acabo de descubrir, esto estará en mi nuevo libro, que también dice eso sobre la antigua Roma. Acerca del proletariado, el proletariado libre en Roma. Dice que actuaban como los blancos pobres cuando pensaban en los esclavos.

Así que usamos esta analogía para Irlanda y Gran Bretaña y también para el proletariado romano, tratando de explicar por qué ellos nunca pudieron tener un movimiento unificado de los esclavos y los plebeyos en la antigua Roma.

Otra cuestión importante es el impacto que tiene la guerra civil norteamericana en Marx y Engels. Ellos escriben mucho sobre estos acontecimientos, pero es un tema casi desconocido para muchos, ¿no?

Marx dijo que la guerra civil era una segunda revolución americana. Allí hubo casi un millón de personas heridas o muertas. Y si la definimos como una revolución, entonces tenemos que decir que fue la mayor revolución que Marx experimentó, porque la de 1848 fue grande, pero fue derrotada. En cambio, la guerra civil fue una victoria parcial. La Comuna de París fue muy importante para Marx, pero también fue una derrota. Así que la guerra civil fue muy importante.

Creo que en Estados Unidos nunca ha habido suficiente discusión teórica sobre Marx, así que no hemos discutido lo suficiente sobre este tema. Los marxistas fuera de los Estados Unidos tampoco lo discutieron lo suficiente. En los últimos dos o tres años, algunos marxistas italianos están escribiendo sobre esto. Y hay un intelectual en los Estados Unidos, August Nimtz, que está escribiendo un gran libro sobre Marx y la guerra civil que será publicado dentro de poco. 

En Estados Unidos, en comparación con Haití, los esclavos no tuvieron tantos levantamientos o revueltas. Tuvieron algunas. Pero la mayoría de los esclavos escapaban y luego iban a luchar en el ejército del Norte, como soldados revolucionarios.

Este es el mismo período en que se forma el primer sindicato nacional en los Estados Unidos, en 1866. Marx señala esto en El Capital, luchaban por la jornada de ocho horas. Los funcionarios públicos consiguieron la jornada de ocho horas alrededor de 1870 en Estados Unidos, nadie tenía eso en aquel momento. Marx dice en la introducción a El Capital en 1867 que grandes acontecimientos revolucionarios están sucediendo en los Estados Unidos, y que la cuestión de la propiedad de la tierra estaba en la agenda. De lo que está hablando es que un ala izquierda quería dividir la tierra de las plantaciones y dar tierra a los negros libres. En el Sur, querían dividir la tierra y darles “40 acres y una mula”, como se decía entonces. La propuesta fracasó. Pero, si eso hubiera pasado, la guerra civil se habría convertido en una verdadera revolución, en el sentido de una revolución económica, un tipo más profundo de revolución económica. Es una de esas oportunidades perdidas en la historia, ¿sabes?

Usted señala en su libro que en aquellos años hay un cambio importante en Marx, que empezó a prestar más atención al mundo colonial. ¿Por qué se vuelve esto significativo en su pensamiento?

Hay varios motivos. El ala izquierda de la guerra civil no fue capaz de lograr su objetivo, por lo que aquella empieza a tomar un rumbo más conservador hacia 1875. Y en Francia estuvo la Comuna de París, pero fue derrotada. En Gran Bretaña estaba la Asociación Internacional de Trabajadores, que también es derrotada. Y el levantamiento irlandés. Así que Marx está mirando a Rusia y también a la India y a otras sociedades.

¿Por qué mira a Rusia? Se sorprende cuando los rusos traducen El Capital y lo publican, porque Rusia no tenía clase obrera. Marx esperaba que los ingleses o los franceses lo tradujeran, pero los rusos fueron los primeros. [La primera iniciativa para su traducción data de 1868]. Marx se entusiasma mucho, empieza a aprender ruso y entra en contacto con los revolucionarios de ese país. Por lo tanto, en los últimos diez años de su vida, piensa que la revolución europea va a empezar en Rusia. Está mirando el sistema agrícola y comunal de la tierra en Rusia. Pero después empieza a investigar todas esas otras áreas del mundo que tienen elementos similares. En Rusia, por ejemplo, no hay preponderancia de las mujeres. Las aldeas comunales rusas son bastante patriarcales. Pero en algunas otras partes del mundo, hay una preeminencia de las mujeres y él se interesa mucho en eso.

En sus cuadernos, queda claro que Marx estaba estudiando todos esos temas. De hecho, algunas de sus anotaciones fueron la base que después retoma Engels cuando publica su libro sobre la familia y las relaciones de parentesco en la historia. 

Claro. Y sabemos que escribió sobre los pueblos indígenas de América del Norte, pero también sobre los irlandeses. Antes de que llegaran los británicos, las mujeres tenían mucho poder en Irlanda, y la antigua ley irlandesa era mucho más igualitaria hacia las mujeres. También escribe sobre la India. Así que está mirando diferentes partes del mundo y encontrando estos elementos de comunismo indígena, aldeas comunales, movimientos de mujeres, mayor igualdad de las mujeres. Creo que él está mirando todas estas cosas porque el movimiento de la clase obrera en Europa Occidental estaba más débil. Así que estaba tratando de pensar: ¿dónde están sucediendo otros movimientos revolucionarios en el mundo?

Engels, después de la muerte de Marx, escribe sobre la posibilidad de revoluciones anticoloniales. Piensa que estas serán un punto de apoyo importante para la revolución en Europa.

Si, pero creo que Engels no pone tanto énfasis en el tema de la comuna, el comunismo indígena. Engels escribe una carta a Kautsky sobre Java, Indonesia, y habla de la propiedad comunal, pero no cree que tenga posibilidades revolucionarias. Marx pensaba no sólo que Rusia tendría una revolución porque era un estado despótico, tenía muchos movimientos democráticos y movimientos estudiantiles. Pensaba que había una forma comunal en la aldea rusa que tenía alguna relación con el comunismo del proletariado occidental. Y pensaba incluso lo mismo de Argelia, porque estudió el norte de África, habló de las comunas en las aldeas norteafricanas y lo comparó un poco con la Comuna de París.

Para terminar, lo traigo de nuevo al presente. Como profesor en la Universidad de California, ¿cómo ve el importante movimiento de apoyo Palestina que hay actualmente en los campus? 

En mi universidad, teníamos un centro de estudios multicultural y los estudiantes pusieron carteles sobre Gaza. Y entonces las autoridades se enojaron mucho y cerraron el centro. Se trataba de un centro oficial de la universidad, del que estaban orgullosos. Ahora están investigando a los estudiantes, puede que intenten expulsar a algunos de ellos. Pero los estudiantes, e incluso los profesores de áreas como sociología, no nos sentimos intimidados por esta gente. No nos van a silenciar. Los estudiantes llevan máscaras para taparse la cara cuando van a las manifestaciones porque, con el nuevo macartismo, hacen una fotografía y luego intentan encontrar el nombre y lo ponen en Google. Así que, si solicitas un trabajo, estás en esa lista. Te llaman “terrorista antisemita”.

Me recuerda a cuando era joven, con la guerra de Vietnam. Porque todos los liberales seguían apoyando la guerra, como Lyndon Johnson. A los jóvenes intentaron arrestarnos e intimidarnos. Pero había una cuestión moral que estaba muy clara.

Hoy en la televisión todos los días ves el genocidio. Y los jóvenes, la mayoría de ellos, están indignados. Creo que no solo está causando una “conciencia de oposición”, que se expresó con Bernie Sanders. La actitud es más revolucionaria que hace un año o dos atrás. Incluso, Bernie Sanders no pidió un alto el fuego. Esto es muy revelador.

La gente más joven que conozco, antes, cuando yo nombraba a Lenin, era como: ¡oh, eso es antiguo! Pero ahora hay cierta atracción por Lenin, Luxemburgo o Trotsky, por un pensamiento verdaderamente revolucionario, porque esto ha desenmascarado a los liberales y a los socialdemócratas.

¡Eso es muy bueno!

Claro, no estoy hablando de millones de personas, sino de miles. Decenas de miles de jóvenes que estaban trabajando antes para Sanders, que van a las manifestaciones y como resultado de esto se están moviendo más a la izquierda. Y están muy enojados.

¿Era Marx un pensador interseccional? Esta es la provocativa hipótesis de Kevin Anderson, cuyo libro, Marx en los Márgenes, acaba de ser publicado en castellano por Verso Libros. El libro recorre las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Josefina L. Martínez

Periodista. Autora de 'No somos esclavas' (2021)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí