1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

De la resistencia digna a la necesaria osadía

Pedro Sánchez ha sorprendido a propios y extraños con la firmeza con que ha defendido el 'no' al PP. Las presiones para que el grupo parlamentario socialista cambiara dicho planteamiento han sido y están siendo fortísimas

José Antonio Pérez Tapias 18/09/2016

<p>Pásalo.</p>

Pásalo.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El secretario general del PSOE está comprobando en sus propias carnes que no está siendo fácil mantener el “no” a un gobierno del Partido Popular, aunque sea la negativa por la que se decantó unánimemente la representación de la militancia socialista en el Comité Federal.  En las dos sesiones de investidura a las que concurrió Mariano Rajoy como candidato de la derecha quedaron claras las razones del voto del Partido Socialista, al que se sumó el “no” de otras fuerzas políticas. La indignidad de un partido anegado por la corrupción y el justificado rechazo a las políticas antisociales que desde el gobierno ha llevado a cabo el Partido Popular son razones suficientes para no dar el voto a un candidato que es, además, presidente de una formación política con tan desacreditada carta de presentación.  El secretario general  socialista desgranó de forma clara y rotunda los motivos para no votar a favor de Rajoy. Es más, situó el evitar que hubiera un gobierno del PP entre los objetivos del Partido Socialista en tal proceso de investidura. Y anunció que, ni en ese momento ni en otros que se dieran, el PSOE daría vía libre, ni siquiera mediante abstención, a un gobierno de esa derecha.

En honor a la verdad hay que decir que Pedro Sánchez ha sorprendido a propios y extraños con la firmeza con que ha defendido esa posición del Partido Socialista. Las presiones para que el grupo parlamentario socialista cambiara dicho planteamiento, agudizadas tras el fracaso del candidato popular en cuanto a ser investido presidente, han sido y están siendo fortísimas. No sólo proceden de fuera del partido, viniendo desde el poder financiero y el ámbito empresarial, desde el campo mediático y desde otras instancias de poder de nuestras instituciones políticas, sino que, recogiendo y hasta multiplicando la fuerza de dichas presiones, éstas también se están ejerciendo descaradamente desde dentro.

Díaz olvida que el PSOE gobierna en Aragón con 18 de 67 diputados, en Asturias con 14 de 45 y en Valencia con 23 de 99

Reconocidas voces del PSOE, empezando por la de Felipe González y siguiendo por las de Rubalcaba o Zapatero, lanzan mensajes directos hacia Pedro Sánchez para que éste cambie el sentido del voto socialista y, mediante abstención, permita que el PP de nuevo encabece el ejecutivo. Y ello, aun diciendo a la vez que el candidato Rajoy no lo merece, lo cual pone a quienes defienden dicha posición abstencionista en una contradicción palmaria. Animados por esos “hermanos mayores” de la cofradía socialista, se suman a ese discurso determinados secretarios de federaciones del PSOE, con Fernández Vara como vocero rompedor desde Extremadura y Susana Díaz en su papel de capitana de esos “rebeldes” a quienes llaman “críticos”, haciendo ostensible hueco en sus tareas como presidenta de la Junta de Andalucía para dedicarse a algo más que opinar sobre la inconveniencia de llegar a unas terceras elecciones.  Con indisimulada intención de afear la conducta del secretario general del PSOE en su intento de conjuntar una mayoría parlamentaria para una solución alternativa a la de un gobierno popular, la líder de los socialistas andaluces insiste en que con 85 diputados de 350 no se puede gobernar. Además de reducir la cuestión de la investidura y de la consiguiente gobernabilidad a una simpleza aritmética, olvida que el PSOE gobierna en Aragón con 18 de 67 diputados, en Asturias con 14 de 45 y en Valencia con 23 de 99, por citar tres situaciones de presidentes autonómicos hoy posicionados contra las pretensiones de Pedro Sánchez.  Podríamos mencionar otros muchos casos, que se incrementarían sobremanera si contempláramos lo que ocurre en muchos ayuntamientos.

Lo sorprendente de la manera en que se va planteando el cambio de posición del PSOE, apelando eufemísticamente a la necesidad de diálogo y a la urgencia de convocar al comité federal, es cómo se han sacado las cosas de quicio más allá de la libre y legítima expresión de diversos puntos de vista ante la situación crítica en que estamos inmersos. En cuanto a la propuesta de Fernández Vara y otros de proceder a la abstención del PSOE para que haya gobierno en España --gobierno del PP--, no debe haber nada en contra de que la exprese, como otros expresamos nuestro punto de vista distinto propugnando que el “no” al PP conduzca al “sí” a un gobierno alternativo encabezado por Pedro Sánchez. La cuestión no queda en mera contraposición de opiniones, sino que, tras no expresarse anteriormente dicha posición cuando se pudo hacer en los órganos del partido --se insistía en el “no” a Rajoy pero sin extraer las consecuencias de ello, como si fuera algo propio de mera táctica oportunista de inmediata aplicación--, cuando se formula dicha propuesta se hace a modo de lobby que, por la capacidad de ejercer presión efectiva, opera como obstáculo de envergadura para el intento que el secretario general ha puesto en marcha de cara a desbloquear la situación política de nuestro país. No obstante, el momento de la verdad puede estar al alcance de la mano si la militancia socialista es convocada de nuevo a expresar su opinión, y a tomar colectivamente una decisión, mediante su voto en consulta convocada a tal efecto.

El momento de la verdad puede estar al alcance de la mano si la militancia socialista es convocada de nuevo a expresar su opinión mediante su voto en consulta

Por lo demás, que quien es presidente de Extremadura, cuando tiene medios a su alcance en el momento que quiera, se queje de que no puede opinar o de que es perseguido por ello, no deja de ser interesada exageración que lo mejor que se puede hacer es no tomarla en serio. Quizá suceda que a quienes están acostumbrados a hablar y a que de inmediato se les aplauda, les falte rodaje para encajar las críticas cuando sus opiniones no son compartidas. En cualquier caso, toda la militancia socialista espera que el debate político en su seno se lleve de otra manera, a base de argumentos y de ninguna forma entrando en el juego sucio de descalificaciones personales. Por ello, cuando el clima ha subido varios grados en la temperatura ambiente en el seno de la familia socialista, más motivos hay para valorar positivamente el valor de Pedro Sánchez manteniendo el acordado “no” al PP y, a la vez, conservando una admirable mesura en medio de la tormenta que le rodea.

Con todo, dado que el tiempo corre imparable, emplazándonos, y que tanto la militancia como el electorado socialistas urgen una palabra de clarificación, una indicación esperanzadora, un discurso fundado acerca de adónde quiere ir el PSOE, se siente cada vez más la necesidad de explicitar las pretensiones de concitar los apoyos necesarios para que sea viable ese gobierno alternativo al PP que nos es tan urgente en España. Se puede pactar con Unidos Podemos por la izquierda, cabe contar de una forma u otra con partidos nacionalistas, es obligado poner a Ciudadanos ante el reto de ser consecuentes y al menos abstenerse si llega a ser posible un proceso de investidura de Sánchez como presidente del Gobierno. Y todo ello desde la Constitución para trabajar por su reforma.

Hace falta una buena dosis de osadía, que de ninguna manera es temeridad, para transitar desde el “no” a un gobierno del PP al “sí” a un gobierno de verdadero cambio

Como todo lo apuntado como posible, juzgándolo necesario, no es fácil, sin duda que hace falta una buena dosis de osadía, que de ninguna manera es temeridad, para transitar desde el “no” a un gobierno del PP al “sí” a un gobierno de verdadero cambio. Quien más allá de toda pose achacable a una improductiva épica de la resistencia ha tenido el valor moral y el coraje político de resistir como Pedro Sánchez lo ha hecho puede acometer la empresa de construir la alternativa necesaria. La virtú ya mostrada, dicho en términos al gusto del republicanismo de Maquiavelo, adelanta la capacidad de responder a las exigencias políticas que emergen desde unas condiciones que la fortuna, con su componente también de circunstancias desafortunadas, ha traído ante nosotros. Las izquierdas serían irresponsables si no dan de sí lo mejor en el momento en que estamos. En éste no sólo está en juego el futuro digno de España, sino también, en lo que al PSOE respecta, su digno futuro como partido de izquierda. Ha de elegir, como según la filósofa María Zambrano ocurre en medio de las inseguridades de todo tiempo de crisis, entre “adelantarse abriendo el futuro” o “retirarse horrorizado ante la confusión buscando refugio en el pasado”. Debe optar por lo primero; lo segundo es replegarse hacia el “reaccionarismo”, lo cual es lo que ya hace la derecha.

Autor >

José Antonio Pérez Tapias

Es catedrático y decano en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada. Es autor de 'Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional'(Madrid, Trotta, 2013).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jesús Díaz Formoso

    Una -relevante, pero no la única- de las razones de la financiación sistémica de los supuestos antisistemas está expuesta de manera excelente aqui - http://blogs.publico.es/tiempo-roto/2016/09/21/catalunya-puntos-de-fuga-o-contraposicion-de-estrategias/

    Hace 4 años 6 meses

  2. Jesús Díaz Formoso

    http://www.elconfidencial.com/elecciones-municipales-y-autonomicas/2015-05-25/ada-colau-y-esposo-la-dura-pareja-que-controla-el-cambio-en-barcelona_842375/ en 2003, el año de las elecciones que supusieron el desalojo de los convergentes del Palau de la Generalitat, le concedió 180.000 euros para un programa de defensa de derechos económicos, sociales y culturales en América Latina. Fue la primera pista de lo que habría de ser una fecunda amistad entre la Administración y el Observatori. las cuantiosas subvenciones recibidas por el Observatori DESC: casi 2 millones de euros desde el año 2003. Enta ONG no comenzó a ser tenida en cuenta hasta ese año, a pesar de tener detrás a Jordi Borja. Precisamente este ocupa el puesto número 37 de la lista de Colau al Ayuntamiento de Barcelona. En 2001, el Gobierno de CiU le dio sólo 1.500.000 pesetas (9.000 euros) para el proyecto “Derechos humanos: garantía para la paz (Cataluña)”. Sin embargo, en 2003, el año de las elecciones que supusieron el desalojo de los convergentes del Palau de la Generalitat, le concedió 180.000 euros para un programa de defensa de derechos económicos, sociales y culturales en América Latina. Fue la primera pista de lo que habría de ser una fecunda amistad entre la Administración y el Observatori. A partir de ahí, las partidas públicas de la Generalitat fueron constantes: 263.000 euros en 2004; 3.264 en 2005; 227.000 en 2006; 547.921 en 2007; 100.000 en 2008; 220.632 en 2009; 224.000 en 2010; y 95.000 en 2011. En total, más de 1.857.000 euros. A ellos hay que añadir pequeñas cantidades del Gobierno central hasta que el Ministerio de Asuntos Exteriores subvencionó a la ONG con 228.505 euros en 2012 para el “fortalecimiento de organizaciones campesinas paraguayas con enfoque de género para defensa y exigibilidad de los derechos humanos a nivel nacional y regional”. http://www.abc.es/espana/20130326/abci-subvenciones-colau-201303252101.html La activista Ada Colau se convirtió en un personaje popular tras llamar «criminal» al representante de la banca durante su comparecencia en el Congreso como cabeza visible de la Plataforma Afectados por la Hipoteca. Menos conocido es su cargo de encargada de Vivienda del Observatori DESC – Derechos Económicos, Sociales y Culturales, una ONG catalana que maneja unos 700.000 euros anuales provenientes, en su gran mayoría, de subvenciones públicas. Se emplean en «educar» a comunidades latinoamericanas en temas como la vivienda «de género» o la «soberanía alimenticia» de Ecuador y Paraguay. Entre 2003 y 2011 el Observatori DESC ha ingresado 3,75 millones de euros de los gobiernos central, autonómico y local. Su principal donante es la Generalitat de Cataluña, con subvenciones que suman 1.956.118,73 euros, la mayor parte de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo. Le siguen como financiadores el Ayuntamiento de Barcelona, con 971.456 euros entre 2006 y 2010, y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, que ha aportado 821.995 euros entre 2007 y 2012, según bases de datos oficiales consultadas por ABC. Las subvenciones al Observatorio Un documento revela ahora las cuantiosas subvenciones recibidas por el Observatori DESC: casi 2 millones de euros desde el año 2003. Enta ONG no comenzó a ser tenida en cuenta hasta ese año, a pesar de tener detrás a Jordi Borja. Precisamente este ocupa el puesto número 37 de la lista de Colau al Ayuntamiento de Barcelona. En 2001, el Gobierno de CiU le dio sólo 1.500.000 pesetas (9.000 euros) para el proyecto “Derechos humanos: garantía para la paz (Cataluña)”. Sin embargo, en 2003, el año de las elecciones que supusieron el desalojo de los convergentes del Palau de la Generalitat, le concedió 180.000 euros para un programa de defensa de derechos económicos, sociales y culturales en América Latina. Fue la primera pista de lo que habría de ser una fecunda amistad entre la Administración y el Observatori. A partir de ahí, las partidas públicas de la Generalitat fueron constantes: 263.000 euros en 2004; 3.264 en 2005; 227.000 en 2006; 547.921 en 2007; 100.000 en 2008; 220.632 en 2009; 224.000 en 2010; y 95.000 en 2011. En total, más de 1.857.000 euros. A ellos hay que añadir pequeñas cantidades del Gobierno central hasta que el Ministerio de Asuntos Exteriores subvencionó a la ONG con 228.505 euros en 2012 para el “fortalecimiento de organizaciones campesinas paraguayas con enfoque de género para defensa y exigibilidad de los derechos humanos a nivel nacional y regional”. Su mayor proyecto, que recibió 481.000 euros de la Generalitat en 2007, tiene como finalidad «El derecho a la ciudad y a los derechos económicos, sociales y culturales en América Latina». Sus actividades más destacada son la «monitorización de desalojos en América Latina» y el «boletín sobre Derecho a la Vivienda y a la Ciudad» en Ecuador y Colombia. Otros 209.000 euros sirvieron para el proyecto «Mujer y vivienda: construyendo dignidad», que tenía por objeto «fortalecer el conocimiento y la reivindicación de los derechos económicos, sociales y culturales y especialmente el derecho de la vivienda desde una perspectiva de género». Se llevó a cabo en «zona Andina de América Latina y Cataluña». Entre 2003 y 2004 la organización a la que pertenece Ada Colau percibió otros 430.000 euros para «defender los derechos económicos, sociales y culturales en América Latina», según figura en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña. En 2010 cayeron 102.000 euros de las arcas catalanas para «implementar con un enfoque de género los derechos constitucionalizados al hábitat, la vivienda y la ciudad en Bolivia». El Gobierno catalán también donó al Observatori DESC 18.013.73 euros en 2006 para celebrar una «consulta sobre vivienda y mujer» y 3.921 euros en 2007 para «fomentar la paz». Por su parte, desde el Ayuntamiento de Barcelona destaca la financiación de un proyecto de más de medio millón de euros que lleva por título «Ciudadanía, deuda y derechos humanos desde lo local». En cuanto a los 822.000 euros que salieron del Gobierno central, sobresalen dos subvenciones concedidas en 2010 por la Agencia de Cooperación que ascienden a 563.495 euros para «promover el derecho a la alimentación en Paraguay». Las partidas estatales corresponden a la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, salvo 3.500 euros en 2012 empleados en una «herramienta para la exigibilidad de derechos sociales en Naciones Unidas». Y LA GUINDA: PISSARELLO LO RECONOCE: http://www.diariocritico.com/noticia/431512/nacional/desc-afirma-no-ser-la-ong-de-ada-colau-aunque-admite-que-si-trabaja-en-ella.html Pisarello, que admite que las cifras que ofrece el rotativo son más o menos ciertas -3,7 millones subvencionados entre 2003 y 2011 por los gobiernos central, autonómico y local de Barcelona-, y que va a comprobar, cree que en cualquier caso son cantidades "ínfimas y ridículas comparadas, por ejemplo, con las de FAES, que no hacen ninguna labor de apoyo a los desfavorecidos". También el vicepresidente del Observatori, tras agregar que de esas cantidades, el 80% se dedica a países de América Latina, insiste en que su ONG realiza muchísimas cosas, entre ellas, y minoritariamente, la vivienda y los desahucios. LOS DIOSES LOS FINANCIAN Y ELLOS NOS PASTOREAN

    Hace 4 años 6 meses

  3. Jesús Díaz Formoso

    Los empleados de nuestros verdugos, que pagamos con nuestros impuestos; la casta financia a los suyos. // http://www.abc.es/espana/20130326/abci-subvenciones-colau-201303252101.html -- http://www.elconfidencial.com/elecciones-municipales-y-autonomicas/2015-05-25/ada-colau-y-esposo-la-dura-pareja-que-controla-el-cambio-en-barcelona_842375/ -- http://www.diariocritico.com/noticia/431512/nacional/desc-afirma-no-ser-la-ong-de-ada-colau-aunque-admite-que-si-trabaja-en-ella.html -- // -- son "noticias de a.c (antes de Colau)

    Hace 4 años 6 meses

  4. Jesús Díaz Formoso

    Podemita Molloy, tu razonamiento me deja sinargumentos; es que te los quedas todos oye. Mejor quedarse quietos mientras los botines aumentan su presupuesto. Izquierda socialista y bases podemitas, con republicanos nacionalistas es una apuesta muy dañina. PARA LA MONARQUÍA, que es a la única que molesta la independencia y el federalismo. EL Federalismo exige un Jefe del Estado, no un Rey. Y tal, contradictor podemita, valiente desde el anonimato.

    Hace 4 años 6 meses

  5. Molloy

    A Jesús Díaz Formoso: "Pedro Sánchez está –aparentemente- al margen de la conspiración del IBEX, que intenta colocarnos a sus empleados como líderes de la “revolución de los ninis agitando sus manitas en sus talleres de abrazos contra la crisis”". Qué cortito eres, Formoso...

    Hace 4 años 6 meses

  6. Jesús Díaz Formoso

    Echar a Rajoy. Esta vez, el “cambio” que nos ofrecen los de la Transición 2.0 viene hasta mal envuelto; quizás por eso hule que apesta. Echar a Rajoy … ¿y “poner” a quien? ¿No lo imagináis? A ver, vamos a dar pistas: ¿Cómo se llama la política del PP que estuvo a cargo de la promoción del 15M, de la mano de Legal Sol? http://ausaj.org/node/42 // https://legal15m.wordpress.com/2013/04/08/comunicado-de-la-comision-legal-de-sol-respecto-de-la-convocatoria-de-la-plataforma-en-pie-para-el-25-a/ // Si, CRISTINA CIFUENTES., apoyada por –y apoyando a- Legal Sol y Rafa Mayoral (con quienes se reunía en la misma plaza de Puerta del Sol durante las acampaditas de los de las manitas) – a quien podemos ver en el mismo “sendero” de Legal Sol, calentando los motores de la represión y la violencia policial contra MANIFESTANTES pacíficos http://www.abc.es/espana/20130424/abci-cifuentes-asedio-congreso-201304241633.html // http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/24/espana/1366812301.html // Por lo que yo veo, y veo bastante (los abogados disponemos de mucha información que, sin embargo no podemos divulgar, por estar protegida por el Derecho de Defensa, en el que se incluye el Secreto Profesional; y que, por tratarse de un Derecho Fundamental, en AUSAJ interpretamos de manera extensiva; a menudo con dolor), Pedro Sánchez está –aparentemente- al margen de la conspiración del IBEX, que intenta colocarnos a sus empleados como líderes de la “revolución de los ninis agitando sus manitas en sus talleres de abrazos contra la crisis”. Valoro muy positivamente su mensaje: votar no al PP, con independencia de quien fuere su candidato. Me desincentiva, sin embargo, su aceptación de Ciudadanos, el partido de los consumidores y los pequeños burgueses; ese engendro surgido de la mente infernal de Solana bomber. Sé bien lo que es Podemos; y los Ahoras varios. Sé bien que Compromis es un curioso partido; carece de militante, por lo que sus directivos pueden seguir las instrucciones del IBEX sin encontrar oposición en sus inexistentes bases; el trabajo se lo hacen los medios mediosos de este reino que se cree república. Pero, sobre todo, sé de dónde sale el Hada que nos han Colau, y su Pissarello, el financiado por P$OE y CiU ara fiananciar a la actriz sin hipoteca puesta a liderar una PAH que fagocitó la lucha de los “hipotecados” transmutándola en falso liderazgo político. Es la chaqueta de pana del S. XXI. // Nada auténtico se nos ofrece en el mercado electoral, convertido en un campo publicitario, en una democracia falsaria liderada por lo medios fraudulentos en su construcción de alternativas simuladas; para que todo cambie mientras todo permanece. Nada fluye en este engaño; todo es tan falso como parece. Pero veo una pequeña luz, encarnada por el PSOE de Pedro. Al menos podrá poner fin al oprobio del dominio de los falangistas de González GAL sobre el Socialismo español. Si en Pedro hay virtud (ni lo afirmo ni lo niego, solo expreso un deseo), mejor que mejor. Pero si en Pedro lo que hay es vicio, se tratará de un vicio del que es posible extraer virtud; el vicio de llegar –y permanecer- en la Presidencia del Gobierno le habrá de llevar hacia nuestros intereses como sociedad (la virtud del gobernante no es la virtud del gobernado; ni sus vicios son los nuestros – Montesquieu). Llegado a este punto, la lucha ha de ser nuestra; la lucha por proponer entre todos (hay modelos organizativos de construcción política “desde abajo” a nuestra disposición, en los que la posibilidad de infiltración y manipulación de nuestras expectativas políticas resulta inversamente proporcional al número de personas activas políticamente en SUS Organizaciones “de confianza” – un modelo aquí http://partidoilp.blogspot.com.es/ ). // Así, en nuestra opinión, la mejor expectativa de Gobierno para los intereses de la amplia mayoría de nosotros –Socialistas y personas de Izquierdas – es la integrada por el PSOE de Pedro y el PODEMOS que existe al margen del Central Circle Falangista y sus confluencias falsarias. La pregunta es si ERC y “otros” nacionalistas de izquierdas apoyarían a este Gobierno; porque aquí Ciudadanos no tiene cabida. Si llegamos a este punto, lo demás dependerá de nosotros, el pueblo, y nuestra voluntad perseverante de conocer la verdad; o al menos de acercarnos a ella cada vez más. Si, me arriesgaré; acepto su propuesta, Sr. Pérez Tapias; las próximas semanas nos dirán si tras las elecciones de Euskadi y Galicia, hemos de mantener esta decisión.

    Hace 4 años 6 meses

  7. Rafael S. C.

    Excelente reflexión, expuesta además de manera impecable. De acuerdo en todo con el señor Pérez Tapias. Gracias por la valentía del pensamiento libre e independiente.

    Hace 4 años 6 meses

  8. Jesús Díaz Formoso

    Bien; viajaré 2.000 km para votar a Fernández Leiceaga. Cierto, Don José Antonio. Hay que elegir: "adelantarse abriendo el futuro”. Riesgo que exige valor. Gracias.

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí