1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Hacha

Más trampas que en una película de chinos

La torpeza del Atlético de Madrid en el caso de los menores ha sido infinita, y le hace un daño terrible al proyecto deportivo

Rubén Uría 7/06/2017

<p>Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, en un acto de presentación de nuevos jugadores. Julio de 2016. </p>

Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, en un acto de presentación de nuevos jugadores. Julio de 2016. 

Ángel Gutiérrez / Club Atlético de Madrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

No, no es que el Atlético vaya a descender. No, no es que la gente no tenga confianza en el potencial de la actual plantilla, ni en su compromiso, que es a prueba de bombas. Y no, no hay drama posible en ese equipo siempre que esté al mando Simeone. Hasta ahí, perfecto. Ahora bien, la torpeza del Atlético de Madrid en el caso de los menores ha sido infinita, y le hace un daño terrible al proyecto deportivo. Primero, cuando el Barça fue sancionado, el Atlético, lejos de reaccionar ante el problema, mirar hacia adentro y regularizar una situación que podía gravar sus intereses, se pasó el tiempo bailando la conga de Jalisco. Y como la sanción en estos casos va y viene, la directiva del Atlético, que se pasó los días negando la mayor primero y agachando la cabeza después, también equivocó la estrategia para defender sus intereses. No pidió la cautelar, y aunque su caso se parece al del Madrid lo que un huevo a una castaña, no tuvo a bien ir de la mano con el Madrid, que tendrá la culpa de muchas cosas, pero no de lo mal que lo ha hecho el Atleti en este tema. Total, que con la sanción de FIFA y el ridículo espantoso de la directiva después del fallo del TAS, ahora los atléticos se preguntan cómo demonios le van a poder exigir al equipo el salto de calidad que plantilla y técnico demandaban. Es lo que tiene no poder inscribir jugadores hasta el mes de enero: que no dependes de ti mismo, sino de la buena voluntad de los futbolistas en cuestión y de los clubes que tengan a bien formar parte de una estrategia para que el Atlético pueda crecer.

Al Atleti regresarán los cedidos. Y por exigencia de Simeone, que muy feliz no está con este despropósito del TAS, el club tendrá que trabajar, a destajo, para contratar nuevos refuerzos para inscribirlos en enero. La primera opción pasa porque esos fichajes accedan a pasarse varios meses en blanco, sin disputar competición, a la espera de que se abra el mercado de invierno. Una opción terrible para cualquier jugador de nivel, teniendo en cuenta que el Mundial de Rusia está a la vuelta de la esquina y que los mejores futbolistas saben que, en caso de estar parados, podrían perder su estatus y proyección. Mal asunto para el Atlético. En todo caso, dependerá de la fuerza de voluntad y del compromiso del jugador que quiera fichar por el Atlético en esas condiciones lesivas para sus intereses. Si alguno decide apostar por esa fórmula, sinceramente, sólo cabría agradecerle eternamente el gesto.

Hay más. En las últimas horas, diferentes medios han lanzado hipótesis de fichajes en la órbita del Atlético, dibujando un escenario donde la solución pasa por la cesión del club a los nuevos jugadores, para que puedan tener minutos en otros clubes. Error. Con esta sanción, es imposible que eso pueda pasar. Como explica de maravilla Iusport en sus páginas, el periodismo está confundiendo el contrato de trabajo entre club y jugador, con los derechos federativos. En cada traspaso no se transfiere el contrato de trabajo, sino la titularidad de los derechos federativos. Por tanto, el Atlético no podrá ceder a otro club a los nuevos jugadores que fiche durante la sanción, porque previamente, debería inscribirlos para ostentar la titularidad de los derechos federativos, algo que ahora mismo tiene prohibido. Básicamente, una dificultad terrible para el Atlético. ¿Cómo esquivar ese problema? Como la sanción no permite que el Atleti compre los derechos federativos por parte del club y después cederlo a otro club puente hasta enero, al Atlético sólo le sirve un escenario: que, al negociar por un jugador con el equipo A, le pida que lo ceda directamente a otro club B, para poder rescatarlo en enero. Es decir, dependería de la buena voluntad de terceros. 

FIFA vigilará todos los movimientos del Atlético durante esta ventana de mercado, para evitar un posible fraude de ley

Ahora bien, el problema es aún mayor porque, como apunta el jurista Alberto Palomar, el Atlético podría ser sancionado por la FIFA –otra vez–, si el máximo organismo cree que el equipo rojiblanco, con esta estrategia, podría quebrantar la sanción. En ese caso, FIFA vigilará todos los movimientos del Atlético durante esta ventana de mercado, para evitar un posible fraude de ley. ¿Qué otra fórmula podría barajar el Atlético para lograr refuerzos sin saltarse la sanción? En teoría, podría pedir a un club A que compre un jugador a otro club B, que se lo traspasaría directamente al Atlético a partir del día 2 de enero, cuando la sanción expira. Esa variante podría servirle al Atlético, que dependería exclusivamente de lo que pacten otros dos clubes en cuestión, y nunca de sí mismo. No será fácil llevarlo a cabo, porque hablamos de cantidades económicas elevadas en posibles casos como los de Vitolo, Costa o Lacazette, lo cual afectaría al gasto salarial de otros clubes y además, por el mismo precio, al aspecto fiscal de las entidades. Otro palo en la rueda. Es decir, que si esa circunstancia se diera, FIFA también podría exigir toda la documentación necesaria durante el traspaso, así como los diferentes justificantes a todos los clubes implicados en esa hipotética negociación a tres bandas. Imaginen qué poco podría gustarles a clubes que no han sido sancionados, verse perjudicados o hasta castigados por actuar como cooperadores de otro club que ya ha sido sancionado de manera expresa. Sí, el Atleti acabará fichando jugadores y los inscribirá en enero, seguro. Pero va a tener que sudar sangre para cerrar una serie de operaciones que van a tener más trampas que una película de chinos. Paradojas de la vida: al fin y al cabo, como sostiene un buen amigo, el Atleti está donde está porque los que mandan quisieron entramparse con los chinos. Es decir, entrampado por presunto tramposo. De aquellos polvos, estos lodos.

Dicen que un pesimista es un optimista bien informado. Les diré que el Atlético no corre peligro de descender, ni de desaparecer, y que los hinchas pueden confiar en una plantilla que no tiene nada que demostrar, porque siempre lo da todo, y también en un entrenador que es el mejor de la historia del Atleti. Lo que sucede es que la negligencia del Atlético de Madrid en este asunto, en la inacción, en la estrategia de los abogados, en su opacidad para contar qué ha pasado y en ser transparente para defender su inocencia, ha sido bestial. Hasta la fecha, nadie ha dimitido, nadie ha pedido disculpas y nadie, al menos públicamente, se ha responsabilizado de un castigo que, además de manchar el nombre y la reputación del Atlético de Madrid, que no es sólo de dos, sino de muchos, deja al club en una situación delicada. No hace mucho, los corifeos del régimen nos contaban, a bombo y platillo, que los que mandan harían realidad “ese gran salto” que pedía Simeone. Con la sanción se ha descubierto el pastel y la realidad es distinta: la verdad es que, una vez más, sin comerlo ni beberlo, Simeone verá mermado su plan. Es la triste realidad de un Club que se mueve en dos direcciones: mientras un señor que hace lo imposible para que la entidad crezca, otros, como premio, se empeñan en estorbarle. Que tengan suerte en estas operaciones tan complejas. La van a necesitar. 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Rubén Uría

Periodista. Articulista de CTXT y Eurosport, colaborador en BeIN Sports y contertulio en TVE, Teledeporte y Canal 24 Horas. Autor de los libros 'Hombres que pudieron reinar' y 'Atlético: de muerto a campeón'. Su perfil en Twitter alcanza los 100.000 seguidores.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Emilio

    Esta claro que NO HA SIDO TORPEZA de los abogados del Atlético, tanto estos, como el FC Barcelona, pagaron sus sanciones, el problema es que hay un tercero, que sabemos todos que juega con otras normas, no es que sean más listos (menos torpes), sino que algo han tenido que hacer para que les traten de otra manera diferente, porque el "hecho" es el mismo, mismo "hecho" diferente sanción? ¿POR QUÉ? esa es la pregunta que te debes hacer Ruben, ¿por qué?

    Hace 4 años 4 meses

  2. Che

    Todos ( los atletistas) conocíamos al dúo de dirigentes del equipo y sabíamos de sus fechorías desde hace muchos años, sin embargo su negligencia ha pasado por alto para todos los medios que, lejos de censurarlos , les han reido las gracias en no pocas ocasiones. Ahora, cuando vuelven a pifiarla por enésima vez, resulta que los medios si saltan contra ellos y con inusitada vehemencia, ¿ qué ha ocurrido en este caso para atraer la atención de los medios?, ¿ por qué los medios no saltaron en otros casos?, como por ejemplo cuando el Atleti fue salvajemente atropellado por Kuipèrs y Clattenburg en las Finales de la Champions y la pareja de dirigentes, lejos de defender públicamente al equipo, calló y tragó . La respuesta es clara, en este caso, a diferencia del resto, se ha puesto en tela de juicio la honestidad del Real Madrid, por un posible agravio comparativo y, eso no lo permite el Nacional Madridismo de este país.

    Hace 4 años 4 meses

  3. Lex

    Rubén, escribes muy bonito, pero de leyes peor que los "expertos" de Iuresport.. y te cito.. "si el máximo organismo cree que el equipo rojiblanco podría quebrantar la SANCIÓN" la Sanción, como bien has dicho, prohíbe inscribir, por lo tanto el "castigo" o la sanción..es no poder tener nuevos jugadores cuando empiece la liga.. pero el resto de acciones que si se permitirían a cualquier equipo ¿porque serían vigiladas por la FIFA en el caso del Atleti? No lo entiendo.. ¿reconoces pues que hay unas normas para el Atlético y otras para los demás? ¿Que diferencia hay entre el Barcelona que fichó a Arda y Vidal y los tuvo sin jugar a lo que se plantea de que el Sevilla por ejemplo ceda a Vitolo a Las Palmas y luego en ENERO lo traiga el Atlético? El castigo, la sanción es no poder tenerlo en Agosto.. el resto, pues puede que a alguno le interese que para el Atlético haya otras normas.. cosa que en tu caso me sorprendería.. de lo contrario no entiendo estos artículos hablando de trampas legales y no se que.. (En serio que parece querer buscar donde no hay para que el Atlético no fiche) va a ser verdad eso que decía el Cholo de que molestamos...

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí