1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO EL RAJE (I)

No fue DUI y yo era el músico

Forcadell confiesa ante el juez que la República catalana era broma. Esto no se acabará nunca. Que, por otra parte, es lo que se quiere. Ha estallado la victoria, etc.

Guillem Martínez Barcelona , 9/11/2017

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito, la web exclusiva de la comunidad CTXT. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí. 

1- Ha aparecido un editorial de The Times que, me temo, dibuja el canon internacional de la cosa cat. Ahí va. El edito afea la conducta tancredista de la UE, critica a Puigdemont --es decir, al pack Procés-- por sus procedimientos poco democráticos, utiliza la alocución presos políticos –Amnistía Internacional no; pero en su razonamiento sigue considerando el encarcelamiento de procesistas bajo adjetivos como excesivo y deproporcionado--, solicita a indepes que busquen un acuerdo que no sea la indepe y, finalmente, afea la conducta represiva y no dialogante de Rajoy, a quién compara, en modos y cosmovisión, con Putin. Creo, en fin, que lo que explica este edito es lo que ha pasado y lo que, a medio plazo, pasará. Hola. Bienvenidos a Procesando el Raje. Si le gustó Procesando el Procés, la Cosa, el Caso, el Trile y la Campaña Electoral, le gustará Procesando el Raje. El título viene dado por el hecho de que hoy se ha confirmado explícitamente la tendencia procesista a rajarse, emitida ayer por la defensa de los consellers, y confirmada hoy por los chicos y chicas de la Mesa. No se pierdan, en ese sentido, el punto 10, que ha quedado mono. 

2- Bueno. Lo retomamos donde lo dejamos. Recuerden. A mi hijo se le ha roto un pie; tengo, desde hace una semana, una gripe king-size, y ayer fue Aturada de País, la traducción al procesismo de Huelga General. Gripe, me temo, debe de ser Grip de País, y pie fracturado, Peu Perfecte o Patriota.

3- La huelga, en términos generales, no existió. Salvo en algunos tramos de secundaria, en universidades y en TV3, que no paró de emitir una huelga histórica. ¿Fue una huelga histórica? No. No paró, en términos asalariados, ni el gato. Pero apuntó dos novedades importantes y a tener en cuenta. 

4- Novedad 1. Importante. La poli --las tenemos todas (GC, PN, Mossos) salvo la Montada del Canadá; Mariano, estírate-- no se empleó a fondo, como acostumbra a hacer en una Huelga General, esos días declarados de utilidad pública por el Ilmo. Colegio de Traumatólogos. Al parecer, el Gobierno y su primo canijo, el 155, tomaron nota de lo acaecido el 1O. Y lo evitaron. Si eso es así, en el próximo informe trimestral de la UE, igual vemos que el Gobierno progresa adecuadamente, por lo que habría que llevarle a un chiqui-park. 

5- El punto 4 es posible que influyera en la novedad 2. Novedad 2: los CDR. Los CDR --como esta serie, tan dinámica, van cambiando de nombre; primero eran Comitès de Defensa del Referèndum, luego de la República-- son algo novedoso y raro. Parten de la CUP, pero les sobrepasa. Están compuestos por personas que no son necesariamente procesistas --hay, en ese sentido, amigos libertarios, por ejemplo--. Son casi 300, como en la peli. Responden a agrupaciones de barrio, de municipio o de zona. Al parecer, no están metidos en el ajo ANC, si bien la ANC hace lo que puede. Están compuestos por personas con poca experiencia en la cosa liarla --me dicen--, y en la cosa asamblea, por lo que son lentos, si bien van aprendiendo. "La República és un aprenentatge de carrer/"la República se aprende en la calle", me dice, en ese sentido, una mujer CDR --esas frases, en fin, son mi sentimentalismo--. Ayer la liaron. Es decir, construyeron algo parecido a una huelga sin tener presencia en el mundo del trabajo. Vamos, que cortaron todas las principales vías cat, incluidas las fronteras y el AVE, tanto en Girona como en BCN, algo que en las pelis solo pasa coincidiendo con un Apocalipsis Zombi. Espectacular. Más si se piensa en lo siguiente: un grupo de personas no muy numeroso, pero ágil y comunicado, puede paralizar un país. La ANC, lo dicho, no participó --salvo algunos usuarios en Girona, me dicen-- en la movida, que luego fue apropiada por procesismo y ANC, as usual. Un opinador procesista, de hecho, valoró la cosa como un "ensayo del control del territorio". Ya saben, esa cosa que conforma un Estado. Y que el Govern y el procesismo pasó 8 pueblos de intentar. No lo fue. Fue una protesta llamativa. Hay que seguir de cerca a los CDRs. Ahora que todo se ha acabado --todo, pero todo; no se pierdan en punto 10; bueno, se ha acabado si el Gobierno no la lía con el derrotado, lo que no es su carácter--, los CDR son lo único que queda. Lo único que queda, como antes del 2012, no es ni Govern ni procesismo, sino una demanda social, un problema político, explotado, más que gestionado, por el Govern, y omitido y castigado por el Gobierno, como suele hacer con todos los problemas políticos.

6- Volviendo al punto 1 --subapartados "procedimientos poco democráticos" del pack procesisme y "Rajoy, a quien compara con Putin"--, la realidad ha ido matizándolos en las últimas horas. A saber. En el Parlamento belga, el entrañable partido Vlaams Belang --extrema derecha-- ha propuesto una moción para reconocer la República Cat. Lo que indica que el procesismo --matraca nacional, propaganda, patriotismo, poble, triunfo de una minoría en un parlamento gracias a cambios creativos de reglamentos-- sólo es reconocido en el exterior por la extrema derecha, a quien esa música --más española que el pasodoble o los Bonney M-- le suena y le gusta. Por lo demás, el Gobierno, o la Justicia, o Fiscalía --la división de poderes en Esp es más propia de un Club de Intercambio, si bien no resulta tan divertida--, ha (re)iniciado la ofensiva contra los alcaldes procesistas. Ampliándola. El TSJC, recogiendo una demanda de varios sindicatos piolinistas, ha encargado a fiscalía que mire a ver si también empuran a la alcaldesa de BCN. Según con quien hablo, este dadaísmo puede ser verosímil o no. Es lo que tiene tener un sistema no predecible. Es decir, poco democrático. La sospecha de que el Gobierno, más que estar preocupado por un procesismo a quien conocía íntimamente, lo está --y mucho, hasta el punto de querer encontrar una solución definitiva-- por las nuevas izquierdas post-15M, está cogiendo forma.

7- Prosigue el tsunami electoral. Que es lo que hay cuando no pasa nada, salvo elecciones. El martes finalizó el plazo para que hubiera una lista única procesista. No se hizo. Pero --el Procesismo parezco yo en La Perla: nunca acaba de decidirse-- ahora hay movimientos para hacerla. Aún tienen un cartucho legal: la fórmula “agrupación de electores” --es la propuesta del Presi Puigde--. Y tiempo: hasta el 17N. Esa lista podría solucionar las dudas del elector procesista. Un elector que ve que hay detenidos de los dos partidos, que el Gobierno y los partidos constis están planteando unas elecciones con valor estético plebiscitario, pero que también ve que cada partido procesista va a su bola. En defensa del Procés frente a su elector, se debe señalar que el elector no ha venido aquí a dudar, sino a hacer lo que le digan. Vamos, que el procesismo puede hacer lo que quiera. O, al menos, siempre lo ha hecho. Más tsunami. El PSC se presenta en coalición con el ala más derechista, y menos indepe, de la extinta UDC. Curiosamente, no es la coalición más ilógica. Viene a reivindicar el pasado, lo que había antes de 2012. Lo harán, además, contra el 155. El procesismo sólo puede surgir, en fin, en un país en el que la política es simbólica. Éste. Brrrrr. A su vez, Barcelona en Comú someterá a consulta entre su militancia su asociación con el PSC en el Ajuntament de BCN. El pack ICV está a favor, y el pack Comuns, en contra. Los resultados, el sabadete.

8- Puigde ha formado una estructura de Govern en Bélgica. Un Govern en el exilio, vamos. Algo aparente, que vete a saber cómo se traduce. Por ahora no ha emitido lo que emiten los gobiernos planetarios --sellos, monedas, decretos, escándalos financieros y sexuales--. La última vez que he visto su cuenta de Twitter estaba repleta de tuits patrióticos, más propios de una colla sardanista que de un gobierno. O no. Como en el amor, o en la ruleta rusa, en la política es importante tomar las decisiones a tiempo. Y esta llega muy tarde. Llega, verbigracia, después de no haber emitido nada en semanas, salvo tácticas electorales y de defensa --las tácticas de defensa molan; una persona debe evitar, a toda costa, ir a la trena; la trena es el mal--. Posiblemente, me temo, el Govern Deslocalitzat tendrá como principal función dar la vara para que se construya la lista única que quiere el Presi. Es decir, tendrá una función electoral, como todo en el Procés. La lista tiene, me dicen, posibilidades. Y más si el Gobierno vuelve a liarla con brutalidad jurídica o a secas, de manera que deje de progresar adecuadamente, etc.  

9- La cosa Caso. Diversos consellers han cambiado de abogados. Ante un problema penal, han abandonado al civilista que llevó el caso, y han apostado por el bufet de Roca y Junyent, el salva-infantas, agente doble que trabaja para las dos trincheras y, en el trance, se pone las botas. Roca es como Iniesta: salvó a Esp en la selección, pero también a Cat en el Barça. El cambio de defensa es un indicativo de la defensa mangui y testimonial por la que optaron al inicio. Un indicio de la inoperatividad de la defensa: esta mañana a primera hora, todas las causas por el 1O eran cosa del Supremo. Menos la cosa Govern, que era de la Audiencia. No hubiera costado nada trasladar la cosa al Supremo, de doctrina más garantista, por lo que se está viendo. O no. Se intuye que ese cambio de defensa puede relacionarse con lo que explica el ya famoso punto 10, que les espera, como siempre, entre los puntos 9 y 11. El planteamiento cutre inicial de la defensa del Govern es, por otra parte, me temo, un reflejo de los planteamientos cutres del Govern desde 2012, y del hecho de que, como todos los objetos en barrena, decidieron asesorarse y ver la realidad a través de personas que siempre les decían que sí. Un asesor vale su peso en oro cuando te dice que no. Cuando sólo te dicen que sí, y te ríen la gracia, es que estás en el búnker, y el Ejército Rojo está en trance de venir vía Amazon Premium. O como se llame.

10- Hola. Soy el punto 10 y seguramente han oído hablar de mí. He venido a explicarles lo de la Mesa en el Supremo. Ahí va. Hoy ha ido la Mesa a declarar. En el ambiente flotaba esta propuesta formal. Propuesta aparentemente formal que estaba en el aire: fiscalía estaba abierta a ofrecer libertad bajo fianza si la Mesa emitía algún tipo de desmarque de la Cosa indepe. Se ampliaba, se decía, esa posibilidad para los consellers del Govern presos, al parecer si ofrecían un auto de fe a la Consti más teatral/Audiencia. Pues bien, en su interrogatorio, Forcadell ha practicado un raje absoluto. No sólo, como viene siendo habitual desde el juicio a Mas, ha reconocido al tribunal y ha reivindicado su no-desobediencia, sino que ha reconocido el 155. Es decir, la Consti y la jerarquía del Gobierno. A su vez, como el escrito de la defensa de Junqueras y los consellers ERC, ha declarado la DUI como fake, como algo simbólico, bajo el epígrafe --que tiene guasa-- de ser algo exclusivamente político. La República que no llegó a ser iniciada ha tardado 13 días en ser desautorizada por sus ideólogos. No fue nada. Un símbolo. No te enfades, machote, no sabes encajar una broma, etc. Fue un engaño al consumidor del Procés. Que, por lo que sea --me juego una copa—nadie tomará en cuenta. El consumidor de Procés es un chollo.

11- Todo el mundo no sólo tiene derecho a un juicio justo, sino que debería tener acceso a una buena defensa. E incluso, más, es deber de toda persona, lo dicho, no ir a la cárcel. Hacer o decir lo que sea para evitarla, con el único freno, a todo ello, de la dignidad personal, esa cosa que, por otra parte, se pierde en la cárcel. Lo que ha hecho Forcadell y los miembros de la Mesa es, por tanto, razonable y humano. Pero, por otra parte, indica que muchas de sus actitudes anteriores no lo fueron. Se comprometieron a proclamar un Estado, o a ir a la cárcel, en la campaña de 2015, a la que concurrieron bajo el eslogan El vot de la teva vida. A lo largo de cerca de dos años no hicieron nada de lo que anunciaron en su programa y, diariamente, comunicaron lo contrario en los medios públicos y concertados. Aquel proceso de la ley a la ley, finalmente, no lo fue. Fue, como apuntaba la realidad para quien quiso verla, una improvisación sin planificación alguna, poco edificante, que ha creado precedentes estéticos que sólo pueden interesar a derechas postdemocráticas. Estuvieron a punto de rajarse del todo en varias ocasiones. La última, al límite, cuando el 26-O aceptaron, durante varias horas, convocar elecciones autonómicas, bajo la Ley Orgánica del Régimen Local, tal y como exigía el Gobierno. Con un par. Por lo que sea, consideraron que tendría más valor "estrictamente político", no rajarse en ese momento, sino en un momento posterior. Ese momento ya ha llegado formalmente. Previamente y después, animaron a la desobediencia --sin informar de que no había nada detrás de ella, y que ellos renunciarían a ejercerla por todo lo alto, ante un juez-- a multitud de ciudadanos, que no está claro que puedan acceder ni a un juicio justo --un bien escaso, según se está viendo--, ni siquiera a una buena defensa. 

12- En el momento en el que escribo estas líneas, Fiscalía, a pesar del raje por todo lo alto, intenso, rápido, desmesurado, carente, incluso de alguna dosis de dignidad institucional, ha pedido –zas-- prisión incondicional para Forcadell y todos los miembros de la Mesa, salvo a una, para la que ofrece fianza, y otro para el que pide libertad. Falta escuchar la decisión del juez. No es un sistema predecible, etc.

13- Finalmente, vaya, el juez dice que fianza para todos --25.000 pepinos, pagaderos en una semana--, y fianza de 150.000, pagadera inmediatamente, a Forcadell, que si no paga de manera inmediata, dormirá en el trullo.

14- Es legal. Pero raruno. Lo de Forcadell es un preciosismo evitable. Una manera --a pesar de todo, más tenue que otras anteriores-- de comunicar al mundo que el refrán “a enemigo que huye, puente de plata”, por aquí abajo se traduce como “enemigo que huye, se le tira por el puente”. El pack Gobierno no progresa adecuadamente.

15- Esto no se acabará nunca. Que, por otra parte, es lo que se quiere. Ha estallado la victoria, etc.

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito, la web exclusiva de la comunidad CTXT.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. leucipo007

    Quizás al autor le convenga informarse bien antes de escribir para evitar propagar informaciones falsas y tendenciosa. http://www.lavanguardia.com/politica/20171110/432772516134/reniega-dui-bulo-declaracion-forcadell.html. Saludos

    Hace 4 años

  2. Kike

    Gran artículo, un copia y pega de otros lares de internet añadiendo un toque personal de humor sin gracia. Felicidades.

    Hace 4 años

  3. pepe perez

    Solo los ciegos, no ven lo que ocurre en España. Por cierto, hay muchos.

    Hace 4 años

  4. Eneko

    Ya está el único vivo del país (porque los demás ya dejó claro ayer que somos zombis), descojonádose de que gente que se arriesga a que les arruinen la vida (a ellos y a sus familias) por delitos inventados intente librarse de la cárcel como sea. Muy bien, Martínez, muy bien. Vamos a hacer coñas con los presos políticos: a moro muerto, gran lanzada. Y, sobre todo, no diga nada de lo que se está viendo que es la judicatura española. No sea que los límites del humor no se queden en El Jueves y le vayan mordiendo el culo.

    Hace 4 años

  5. Viajero

    Creo un exceso de optimismo tu punto cinco. La peña alegre y aprenentgaora no ha cortado las comunicaciones, le han dejado - no ha habido oposición- cortarlas, seguramente para evitar fotos tipo 1-O. Pero no hay que confundirse, lo del 1-O era un problema político, lo del 8-N (y más que vengan) son problemas de orden público y limitación de derechos. Esta vez no, la siguiente quizá tampoco, pero si no a la segunda, a la tercera , y con la bendición de Europa, se desbloquearan vías, old style, y habrá crujir de huesos, de carteras y visitas - sin buenas defensas...- a los juzgados. A ver lo que comentas entonces...

    Hace 4 años

  6. Pep

    Molaría Forca y los intrépidos consellers no depositando fianza y la máquina regateando a la baja para sacarles del trullo "100 euros y se lleva la cafetera" Y ellos que no,que la solidaridad y tal. LOL Y lo más tronchante es que así les iría mejor

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí