1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La lucha contra el abuso sexual a menores en el deporte

Concentraciones, viajes, competiciones... en las que los niños están lejos de su entorno familiar pueden provocar situaciones de riesgo que no sepan identificar y afrontar

Ricardo Uribarri 20/02/2019

<p>Imagen de la campaña #AbusoFueraDeJuego durante el partido Movistar Estudiantes - FC Barcelona Lassa.</p>

Imagen de la campaña #AbusoFueraDeJuego durante el partido Movistar Estudiantes - FC Barcelona Lassa.

Eduardo Candel Reviejo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

Una de las amenazas más peligrosas que afectan al deporte en todo el mundo es el de los abusos sexuales a menores. A la luz de los numerosos casos que se han conocido en los últimos tiempos, no parece que los protocolos que toda federación o club deben tener para prevenir estas situaciones estén surtiendo el efecto esperado. Cabe preguntarse si la normativa vigente es insuficiente, si se cumple o no, si falta formación en la materia y si existen los controles necesarios para minimizar los riesgos que padecen los afectados por la vulnerabilidad propia de su edad. No es extraño que cada vez haya más padres a los que les surge la duda si hacen bien dejando a sus hijos con desconocidos.

 Uno de cada cinco menores europeos ha sido víctima de algún tipo de abuso sexual, según el Consejo de Europa

Los datos asustan. Uno de cada cinco menores europeos ha sido víctima de algún tipo de abuso sexual, según el Consejo de Europa. En España hubo 3.041 denuncias por agresión y abuso sexual en menores en 2017, una cada tres horas. Se estima que uno de cada tres afectados nunca se lo contará a nadie porque para los niños es muy difícil hablar. Una dura realidad a la que el deporte no es ajeno y que se representa en dos vías: la de la figura del entrenador, que puede abusar de su poder de manera inadvertida, y la que tiene que ver con situaciones abusivas que pueden darse entre los propios niños y adolescentes. En el 80% de los casos estos delitos los comete alguien conocido del afectado. “Los deportistas están acostumbrados a esforzarse y a sufrir para conseguir resultados. Un niño en esa situación puede no tener la madurez suficiente para entender que soportar conductas sexuales por parte de su entrenador, otros compañeros o personas del entorno, no forma parte de la rutina normal de entrenamiento”, afirma la directora de Sensibilización e Incidencia Política de UNICEF Comité Español, Maite Pacheco.

Las peculiaridades del deporte, con sus sesiones de entrenamiento, concentraciones, viajes, competiciones, en las que los niños están alejados de su entorno familiar, pueden provocar situaciones de riesgo que no sepan identificar y afrontar. Anna Almecija, abogada de la Asociación de Mujeres para el Deporte Profesional (AMDP) y experta en seguridad, considera que “en el ámbito deportivo se han creado algunas relaciones muy tóxicas entre los entrenadores y tutores con los menores, que no se desarrollan en las mismas condiciones, están en un plano de desequilibrio. A veces la propia víctima no sabe dónde empieza el abuso y donde no. No sabe si es normal que su entrenador le diga según qué cosa, si es normal que le invite a su casa a cenar diciéndole 'soy tu entrenador, confía en mí', o que entre al vestuario en momentos inoportunos y le diga ‘no pasa nada, pero no se lo digas a nadie porque tú y yo tenemos mucha confianza’.  Los abusadores sexuales se aprovechan de esa situación y de esa manipulación. Existe una confianza excesiva y algunas prácticas no son las adecuadas”. 

Por ello, Almecija considera que se deben delimitar a nivel normativo todo tipo de situaciones para dejar a los acosadores sin excusas. “A la vista de lo que estamos conociendo es evidente que algo se está haciendo mal. Por eso es el momento de tomar medidas, de establecer códigos de conducta y protocolos más duros para poner freno. Si hubiera una norma que dijera ‘está prohibido hacer esto con los menores’ se atajarían algunos problemas de raíz porque esa persona no podría alegar ‘si lo hago de buena fe’ porque sería algo prohibido y punto. Dado lo que está pasando, no hay más remedio que poner normas para cosas que otras personas damos por obvio pero que a algunos les vale para justificarse diciendo ‘yo no sabía que esto no se podía hacer”.

Es cierto que España fue el primer país en Europa en poner en marcha el pasado año una campaña para combatir los abusos sexuales infantiles en el ámbito del deporte. Elaborada y presentada por el Consejo Superior de Deportes en colaboración con Unicef, “Abuso fuera de juego” incluía una serie de guías especialidades por edades para chicos y chicas para trabajar la prevención, otra orientada a profesionales para detectar el abuso y una última con un listado de estándares de calidad que debían cumplir las instalaciones deportivas. Existe un certificado de Delitos de Naturaleza Sexual que es obligatorio presentar para trabajar habitualmente con menores, que afecta únicamente a los que ya tienen una condena firme.  Pero también es verdad que la Comisión Europea ha abierto un expediente sancionador a España por no aplicar la directiva contra el abuso sexual infantil, algo que debería haber hecho como muy tarde en diciembre de 2013, al darse una “posible aplicación indebida del interés superior del niño como una consideración primordial”.

Almecija aclara que “en España no tenemos una ley contra la violencia sexual como si la tienen en otros países. Cuando doy una charla tengo que ir cogiendo unos artículos del código penal, otros de la ley orgánica sobre protección de la seguridad ciudadana… Tenemos una dispersión normativa que también dificulta. Si tuviéramos una ley integral contra este tema, igual que la tenemos por violencia de género, sería más fácil detectar las conductas y saber las consecuencias, que eso a veces es también un poco disuasorio. Ahora se está revisando el código penal porque se ha visto que no daba respuesta o la que daba era muy tibia. A nivel normativo hay que revisar muchas cosas”.

Es importantísimo detectar que la gente que está alrededor de los niños y ellos mismos se den cuenta de que comportamientos no son los adecuados, de cuando hay que poner freno

Muchos casos que se han hecho públicos de forma reciente responden a las mismas características. No se supieron detectar en su momento, las víctimas las sufrieron en silencio durante mucho tiempo y sólo salieron a la luz años después, cuando alguna de ellas se decidió a compartir su experiencia. Por medio, muchas otras afectadas que quizá no hubieran sufrido esas situaciones si se hubieran descubierto antes.  Por eso, la labor por parte de las autoridades correspondientes, tanto políticas como deportivas, en la prevención, detección, y atención, se hace imprescindible. Almecija estima que “lo esencial es la prevención, que esto no llegue a pasar nunca. Tener los mecanismos para no dar esa oportunidad y que todo el mundo sepa qué hacer ante esas distorsiones cognitivas (un error en el procesamiento de la información), que cambien ese pensamiento. Y por supuesto es importantísimo detectar. Que la gente que está alrededor de los niños y ellos mismos se den cuenta de que comportamientos no son los adecuados, de cuando hay que poner freno. Y a nivel ideológico hay pensar en la atención a la víctima, en qué atención estamos dando a estos niños o a estos adultos que nos cuentan un abuso que les pasó hace años. Esto es esencial para la propia reparación psicológica de la persona”.

Hay que preguntarse dónde se localizan los principales factores de riesgo para que se produzcan estos delitos en el deporte. Cuáles son las parcelas que se deben reforzar más. La representante de la AMDP señala que “la experiencia nos dice que se debería trabajar en dos sentidos, al menos de inicio. Por un lado en revisar cómo se llevan a cabo los entrenamientos. La experiencia nos dice que hay que tener cuidado sobre todo con los deportes en los que hay más tocamientos, con la excusa de corregir una posición, por ejemplo. Se está dando mucho en los deportes individuales. Y por otro en todo lo que tiene que ver con los controles de acceso a determinadas zonas de pabellones o de gimnasios, saber quién entra en un vestuario y porqué, el tema de las reuniones a puerta cerrada o abierta... Hay que intentar evitar conductas y situaciones que son las que están propiciando y facilitando determinados delitos. A la planificación de la seguridad hay que darle una vuelta de tuerca”. 

A veces con tener voluntad de arreglar un problema no vale para que se solucione, sino que hace falta ponerse en manos de las personas adecuadas para ello. Ese es uno de los déficits que ha percibido Almecija que sufren  las federaciones. “Cuando me he dirigido a los responsables de estos organismos he percibido que están preocupados, porque quién más y quién menos ha tenido algún episodio de estos y quiere saber cómo afrontarlo. Hasta hace poco ha habido casos que se han ocultado, pero ya desde el año pasado se ha visto que todo esto tiene que salir a la luz y que no es ninguna vergüenza que te haya pasado en tu federación, y por tanto hay que explicarlo y tomar medidas tajantes. Por proteger a alguien no se puede ocultar ni hacer ver que el menor está mintiendo. Por suerte, hay un punto de inflexión. Ahora ya no se puede tolerar la más mínima conducta sospechosa. Creo que tienen muchas ganas de acabar con esta lacra, pero si es verdad que les falta formación y que dejen el tema en manos de profesionales. Hay muchos criminólogos, expertos en seguridad que nos hemos formado durante años para poder combatir esas conductas. Un protocolo no se puede dejar que lo redacte cualquiera. O saber cómo se implementa ese protocolo. Sería bueno que recibiesen una formación más especializada para atajar estas conductas y que cuando ya tengan las herramientas y las interioricen puedan ir solos”.

A la hora de abordar el problema de los abusos sexuales a menores no se puede eludir el peligro que suponen las redes sociales hoy en día

A la hora de abordar el problema de los abusos sexuales a menores no se puede eludir el peligro que suponen las redes sociales hoy en día. Hace poco se ha conocido que dos jugadoras del equipo femenino infantil del Levante hicieron unas fotos a una compañera desnuda cuando se estaba duchando y las subieron a redes sociales, lo que ha acabado en una condena de 3.000 euros que deben afrontar conjuntamente los padres de las dos chicas que tomaron las imágenes y el propio Levante, al que se condena ‘por no emplear la diligencia de buen padre de familia cuando dada la edad de las jugadoras requieren de un plus de control o tutela de sus actos’. 

Parece evidente, como señala la jurista y experta en seguridad, que “a los menores también hay que formarles en las conductas que son inaceptables, que en este país tampoco se les forma. Cuando voy a un instituto a dar una charla y les explicas que eso es delito, que si fueran mayores supondrían años de cárcel y que siendo menores pueden ir a un centro de internamiento, alucinan, porque no lo saben. No saben lo grave que es lo que hacen. Aparte del tema psicológico, de empatía y demás, también hay que contarles las consecuencias jurídicas, que sepan que eso está prohibido hacerlo. El tema de los menores y las redes sociales nos preocupa especialmente porque se hace un uso muy a la ligera y no se dan cuenta de las consecuencias que tiene que esa foto o ese video esté corriendo por ahí y en manos de quién puede acabar. A todo el que esté en un recinto deportivo hay que formarlo, ya sean menores, entrenadores, directivos o personal”.

Concienciación, formación, normativas… son muchos los aspectos que entran en juego en este tema tan delicado y que, como se aprecia, no todos funcionan como deberían. Aún hay mucho que se puede hacer y mejorar. El deporte debe ser una vía para sentirse bien, no para abrir cicatrices de las que no se ven de por vida.

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí