1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

La irradiación europea de Salvini

La fuerza del vicepresidente del Gobierno italiano puede resultar un factor decisivo en la próxima legislatura europea

Guillermo Fernández 22/05/2019

<p>Matteo Salvini</p>

Matteo Salvini

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

“Si quieres entender a la ultraderecha francesa, tienes que pensar en Sudáfrica”, me dijo una vez Pierre, un exmilitante del Reagrupamiento Nacional. ¿Cómo?, le respondí extrañado. “Sí, debes tener siempre presente que lo que más nos obsesiona es terminar siendo una minoría racial dentro de nuestro propio país”, aclaró. Puede que exagere, o puede que esa afirmación no sea aplicable a todas las corrientes de la derecha radical, pero lo que sí está claro es que, como matriz interpretativa, permite entender muchos posicionamientos y líneas estratégicas que en los últimos años ha protagonizado esta familia ideológica; al menos siempre que sustituyamos la palabra “raza” por el vocablo “cultura”.

Llamemos a la confesión de Pierre “matriz de agonía identitaria”. Pues bien, si adoptáramos esta matriz como lente y nos propusiéramos observar lo ocurrido este fin de semana en Milán con la reunión de varios de los partidos más importantes de la derecha radical europea: ¿qué veríamos? Lo primero de todo, una demostración de fuerza de Matteo Salvini, dirigida tanto al exterior de su familia ideológica, como también (y a veces esto pasa un poco desapercibido) al interior de la constelación de sus aliados potenciales. Al exterior, el líder de la Liga quiso asustar al resto de familias ideológicas, especialmente la izquierda, enviándoles una señal de su fortaleza y presentando sus credenciales a ganar las elecciones europeas en Italia. Al interior, Salvini se ha esforzado por mostrarles a todos los partidos de la constelación euroescéptica que él es, en el contexto actual, el verdadero líder y que, si en algún momento dudan entre integrarse en su iniciativa (“Hacia una Europa del Sentido Común”) o apoyar a otros grupos parlamentarios también euro-críticos pero hasta ahora más respetados desde el punto de vista institucional (como puede ser el grupo parlamentario de los Conservadores y Reformistas Europeos), quizás deban pensárselo dos veces, porque mientras unos están de capa caída, él puede exhibir una capacidad aglutinadora ciertamente notable. Es un mensaje dirigido, entre otros, a VOX, una de cuyas almas se sentiría más a gusto llegando a acuerdos post-electorales con la plataforma de Salvini, mientras que otra apuesta decididamente por aliarse con los polacos de “Justicia y Ley” y los tories británicos en el grupo parlamentario de los Conservadores y Reformistas Europeos. Pero no es un mensaje exclusivo para VOX: incluye también al Partido Popular Danés, al Partido de los Finlandeses, a los Demócratas de Suecia, y, en general, a toda la derecha radical escandinava.

Lo segundo que se percibe con las lentes de la “matriz de agonía identitaria” es una diferencia notable entre los discursos de, por un lado, Marine Le Pen y Matteo Salvini, y, por otro lado, el holandés Geert Wilders (PVV), el austríaco Georg Majer (FPÖ) y el alemán Jörg Meuthen (AfD). Todos ellos comparten la descripción de la situación como alarmante, el pavor ante un hipotético reemplazo poblacional y la voluntad angustiada de emprender un cierre identitario, físico (a través de muros), y cultural (redefiniendo las culturas nacionales); pero mientras que los segundos centran su mensaje en un “stop inmigración”, y aún más enfáticamente “stop islamización”, los primeros insertan su retórica dentro de una épica nacionalista aderezada con los sabores de la libertad, la soberanía, la defensa de lo humano y la celebración de la pluralidad cultural y civilizatoria.

S.O.S. Europa

“Acudir al socorro de Europa” fue el mensaje nuclear repetido por todos los intervinientes del norte, del este y del centro del continente. O sea, salvarla, rescatarla, alejarla de sus peligros, de sus contaminaciones y de sus demonios internos, para así ofrecerle la posibilidad de contactar con sus mismas entrañas y recuperar el hilo de su ser esencial. Pero esa operación requiere de dos fases: una, la puramente defensiva, la que construye muros, la que expulsa inmigrantes, la que dificulta los trámites para adquirir la nacionalidad, la que se cuestiona si realmente alguien puede tener una nacionalidad doble, la que, en suma, le dice a la Comisión Europea que quiere tener autonomía para hacer lo que quiera en su propia casa (véase cómo toda esta familia ideológica realiza una analogía entre los países y las casas, presentando a sus líderes, o bien como pater familias que ofrecen rumbo y decisión, o bien como verdaderas matronas firmes y protectoras). Y, dos, la que re-elabora la historia, la que propone a los ciudadanos volver a hacer grandes sus países, la que apela a recuperar el orgullo nacional herido, la que habla de la Europa de las naciones; en definitiva, aquella que postula seguridad identitaria en el mundo por venir.

Por eso no debe extrañarnos que el corazón de esta gramática empleada por los dirigentes reunidos en Milán dé vueltas en torno a verbos de clara connotación defensiva: preservar, proteger, resguardar, auxiliar, detener, impedir; y en imperativos de urgencia y rechazo como “stop” (“stop a los burócratas”, “stop a los banqueros”, “stop a los buenistas”, “stop a las pateras”, se leía en los carteles del escenario) y “basta”. Todo un arsenal discursivo dirigido, no tanto a la separación (ya nadie habla de Frexit o Italianexit), cuanto a la “transformación de la UE”.

Pero: ¿qué entienden Salvini, Le Pen o Wilders por transformación de la UE? El proyecto de mínimos de la derecha radical es devolver competencias y autonomía a los Estados miembros de la UE en detrimento de la Comisión Europa, otorgando más peso al Consejo Europeo y a los presidentes y primeros ministros de cada nación. ¿Para qué? Para que estos puedan tomar decisiones en sus respectivos países sin la amenaza de sanción por parte de la Comisión Europea. ¿Con qué argumento? Con el argumento de que son los presidentes y primeros ministros los que gozan de una verdadera legitimidad democrática. Y: ¿para hacer qué? Básicamente para poder: 1) imponer controles más duros en materia de inmigración, acceso a la nacionalidad y acogida de refugiados, 2) restringir la actividad de movimientos sociales y ONG’s, 3) aplicar medidas de proteccionismo económico y fomento de la producción nacional (en Milán hubo grandes vítores ante una evocación al made in Italy). Este último punto es el más conflictivo puesto que no sólo genera reticencias entre algunas corrientes internas de estos movimientos, sino que al mismo tiempo les separa de otras familias ideológicas colindantes, como los conservadores euroescépticos reunidos en torno al liderazgo del polaco Jaroslaw Kaczynski (cuya apuesta por el libre mercado es nítida), y, en menor medida, los sectores del Partido Popular europeo más vinculados a Víktor Orbán.

Lo más interesante, sin embargo, es la capacidad de estas formaciones (y muy singularmente de Matteo Salvini y Marine Le Pen) para engarzar esta retórica nacionalista y este proyecto de transformación de la UE en una lucha más general en favor del mantenimiento de un mundo que desaparece: el de las pensiones, el de la tradición, el del empleo estable o el de las certezas vitales. Un combate que se quiere contra la globalización y en pos de una visión del ser humano como naturalmente enraizado en una estructura social orgánica; y contra el Otro islámico al que se atribuye una incompatibilidad con el modo de vida y la civilización occidentales.

Hegemonizar la derecha

La potencia del movimiento Hacia una Europa del Sentido Común se medirá en las urnas el domingo 26 de mayo y en su capacidad de tejer acuerdos post-electorales con otras formaciones como VOX o el holandés Foro por la Democracia de Thierry Baudet; pero, sobre todo (y este punto es decisivo), se medirá en su capacidad de ejercer como polo hegemónico de una derecha y centro-derecha cada vez más perdidos en cuanto a qué desean hacer con el proyecto europeo. En este sentido, la fuerza de irradiación de Matteo Salvini como principal líder de la derecha Italia y de la Lega como partido que envíe el mayor número de diputados al parlamento europeo, pueden resultar un factor decisivo de la próxima legislatura europea. Aguardan curvas para el Partido Popular europeo.

De la izquierda, como en Italia, apenas hay señales. 

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillermo Fernández

Investigador en la facultad de Ciencias Políticas de la UCM. Especialista en política francesa, derecha identitaria, relato y comunicación.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí