1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

(No) es sólo una teoría: sobre el sujeto del feminismo

Las políticas públicas de igualdad necesitan definir a quiénes protegen

Alba González Sanz 6/07/2019

<p>'Amanecer' (1916) de Georgia O'Keeffe.</p>

'Amanecer' (1916) de Georgia O'Keeffe.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

El pasado 3 de julio estuve presente en la conferencia inaugural de Amelia Valcárcel en la Escuela Feminista Rosario de Acuña que, desde 2002, se celebra cada verano en Xixón. Es un evento de referencia y a nadie se le oculta que está vinculado a las posiciones institucionales del PSOE en materia de políticas públicas de igualdad. En cada ocasión se toma un debate candente en la esfera pública y –justo es reconocerlo– se encara de frente. El título de las jornadas de este año, Política feminista, libertades e identidades, no esconde del todo el tema fundamental que se ha tratado: ¿es la teoría queer una teoría feminista?, ¿la agenda queer colisiona con la agenda política de las mujeres?, ¿las derivadas prácticas de la teorización queer son un caballo de Troya de la lucha de las mujeres? En último término: ¿quién es el sujeto político del feminismo y cuál debe ser su agenda? En realidad: ¿qué hacemos con la categoría “género” y por qué hemos dejado de hablar de “sexo”?

Rosario de Acuña fue una librepensadora –no una anarquista, como se escuchó allí, además de otros datos erróneos sobre su persona o sus opiniones– lo que significa que el debate, el intercambio de ideas, el uso de la razón para discernir los asuntos, no le habrían provocado el menor de los miedos. La considero un referente genealógico fundamental de mi pensamiento, aunque contextualizado en su lejano siglo XIX y en el breve tiempo del XX que pudo vivir. Puedo emplear las mismas palabras hacia la directora de la Escuela que lleva su nombre, Amelia Valcárcel, a la que considero referente en mi formación intelectual y una filósofa imprescindible para pensar el poder. En su conferencia inaugural planteó las bases de la conceptualización “mujer” en la historia reciente, desde el inicio de esa modernidad de revoluciones ilustradas hasta hoy. 

Las redes se han llenado de denuncias hacia lo dicho en las diferentes sesiones de la Escuela. Creo que con razón. Para empezar, porque el punto de vista desde el que se ha tratado de responder a esas preguntas es único. Para seguir, porque lo que puede ser un debate legítimo y que creo no debemos hurtar, aunque sea incómodo, acaba convertido en una parodia de las ideas… y de las personas. En esa frontera se cruza del intercambio de posiciones teóricas –que no ha habido– hacia la mofa de quienes por otro lado padecen las condiciones de opresión patriarcal de una forma salvaje, las mujeres trans. No quiero entrar en la teorización, sospecho que requiere un poso y unas condiciones de diálogo que no se han dado: efectivamente cómo tomamos “género” y qué conceptualizamos como “sexo” es algo que puede y debe discutirse llegando hasta las últimas implicaciones prácticas del debate. 

Mientras las redes ardían en la denuncia de transfobia y del uso de dinero público para financiar posiciones que resultan, cuando menos, de dudoso principio democrático, yo pensaba en el fondo del asunto y en lo que de verdad nos jugamos: hay un choque en la concepción de las políticas públicas de igualdad de los últimos años, desde la irrupción de Podemos en la esfera política. No es casualidad que las leyes de igualdad de trato hacia el colectivo LGTBI, o de forma específica hacia las personas trans, duerman en cajones de parlamentos autonómicos o del Congreso a pesar de que se haya hecho un duro trabajo para sacarlas adelante en lo textual. Tampoco lo es, por cierto, aunque no se está conectando, la imposibilidad de que el Dictamen del Pacto de Estado en materia de violencia de género ampliara a conciencia la definición de violencia machista a la comprensión del total de las formas de violencia que sufrimos las mujeres por el hecho de serlo, sacando la protección legal del reducido espacio de las relaciones de pareja en el que la dejó el PSOE.

Las políticas públicas de igualdad necesitan definir un sujeto de protección. Las mujeres lo hemos sido históricamente aunque, desde la modificación legal que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, la agenda LGTBI ha tomado también un papel relevante. El PSOE quiere mantener el marco de las políticas de igualdad en la relación mujer-hombre y me parece legítimo. Más dudoso me parece que la alcaldesa de Xixón, Ana González, use ese binomio los días de Escuela feminista y hable de diversidad cuando recibe a colectivos LGTBI. Ella deberá aclarar sus posiciones. En el fondo del asunto late la idea de que el feminismo pueda ser una lucha por y para las mujeres o, además, una cultura política emancipatoria para el conjunto social que, en ese sentido, mire los cuerpos, sus vulnerabilidades, sus restricciones de libertad –pero libertad de verdad, no como la entiende C’s– y legisle para garantizar vidas dignas de ser vividas, vidas libres de todas las violencias. 

Creo que las mujeres no perdemos por el reconocimiento de los derechos de las personas LGTBI. Precisamente desde fuertes anclajes feministas sabemos y defendemos que nacer con coño, nacer con vagina, es un factor de opresión estructural en absolutamente todas las partes del mundo, con las convenientes salvedades de clase –y ni así, en realidad–. Creo que las compañeras trans ponen el cuerpo por nosotras como nosotras lo ponemos por ellas en la lucha política por ese horizonte de vidas vivibles desde una óptica anticapitalista. Creo que ellas mismas, como sucede con la mayor parte del colectivo de hombres gais en relación con la explotación reproductiva de las mujeres, saben dónde están las trampas del discurso liberal con la precisión de quienes lo sufren a cuchillo. No son un peligro, no son troyanas. En todo caso, son las que nos recuerdan qué queremos ser, en qué punto de la historia de la larga lucha feminista queremos situarnos. Mi aspiración es que ese obrero al que se conceptualiza desde cierta izquierda como siempre varón, siempre blanco y siempre con mono llegue a identificar la agenda feminista como la suya: porque defendemos la igualdad en el trabajo, porque apostamos por el anticapitalismo –algunas, claro–, porque atacamos y analizamos de forma compleja todas las formas de opresión, porque queremos poner la vida en el centro y eso revolucionará el mundo.

Somos muchas quienes pensamos así y, lo que es más importante, tratamos de ampliar la agenda política de lo posible al conjunto de los cuerpos sin por ello hurtar las complejidades del debate –que, insisto, las tiene, y deben abordarse sin que el mero planteamiento de la duda le lance a una la acusación de tránsfoba. Como le dice el doctor Freud al doctor Fleischman en un capítulo de Doctor en Alaska cuando Joel le pregunta cómo lleva el desmantelamiento del psicoanálisis que estaba llevando a cabo la teoría feminista (sí, en esa serie hablaban de esas cosas): “Es solo una teoría”. Las teorías lo son y ahí su grandeza: discutamos, debatamos. Pero, a la vez, no son solo una teoría. Son políticas públicas, son cuerpos en la intemperie. Eso lo sabemos las mujeres y lo sabemos las feministas que recordamos lo que las leyes sobre adulterio, la imposibilidad del divorcio, la concesión a los celos o la no conceptualización de la violencia machista ha supuesto en nuestras carnes. Desde ese saber encarnado vamos a defender los derechos de las personas trans, del colectivo LGTBI, de las mujeres en su conjunto y en sus muchas y ricas particularidades, con la vista puesta en ese horizonte democrático de un mundo justo. Porque al fondo del debate colea una disputa por la dirección política del feminismo en España y un temblor de hegemonías hasta ahora no contestadas, que muchas reconocemos como parte genealógica de nuestra formación pero que, llegadas a este punto, nos vemos en la obligación de cuestionar. 

-------------------

Alba González Sanz es investigadora y escritora. Concejala de Podemos Equo Xixón en el Ayuntamiento de la ciudad.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Alba González Sanz

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Lucecita

    Sinceramente creo que en el feminismo las personas trans son una minoria, al igual que el resto de personas LGTBI y al final esto siempre supone que las demandas del grupo mayoritario se imponen y terminan invisivilizando al resto. Creo que el que el el feminismo que defiende la autora antepone una causa puramente ideologica a las necesidades realea de las personas. Creo que lxs anticapitalistas estais rediciendo a personas a meros arquetipos que unicamente os interesan para vuestra revolucion.. Tanto las mujeres como las personas trans o el obrero de izquierdas tienen derecho a pensar en su propia agenda, en funcion de sus propias necesidades. Creo que la autora no es sincera al decir que le gustaria que el obrero o un hombre gay o una trans se sientan representados por el feminismo ya que ello necesaeiamente tendria que desplazar la agenda (necesaria en mi opinion) de las mujeres (perdiendo autonomia y capacidad de empoderamiento tanto a trans como lgtb como obreros).

    Hace 2 años 3 meses

  2. yyorepublicana

    No estoy totalmente de acuerdo las mujeres tienen que tener un espacio donde puedan hablar de lo que les pasa: acoso laboral, sexual, problemas en la pareja , maltrato etc; en un espacio donde puedan tener confianza para poder si necesario ir por la via penal. El patriarcado no trata de la misma manera a las mujeres que a los/las trans a estos ultimos dira que hagan terapias mientras que a las primeras ira a macharlas por la maternidad, el sexo, la vida familiar , el trabajo , la religión etc etc. En canada en el 2000 aparecieron teorías masculinistas que atacan el feminismo diciendo que les quita poder, que les quita ser hombres portque segun ellos tienen que ser violentos porque son hombres y que la mujer ademas les hace hijos en la espalda , esto hay que combatirlo porque lo que pretenden es utilizar la fuerza para reprimir a la mujer y justificar así las muertes de mujeres incluso llegaron a decir que era falso que hubiera mas mujeres muertas a manos de sus compis o maridos o pareja con estadisticas trucadas burdamente(eso lo hace ahora vox y sus secuaces ciudanos y pp)

    Hace 2 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí