1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

FOTOTECÉ

España viva: zona cero

Gerardo Tecé 31/03/2020

<p>Santiago Abascal en su despacho.</p>

Santiago Abascal en su despacho.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Si el despacho del presidente de una organización es el timón que debe marcar el rumbo de la misma, se confirma que Vox se dirige a los tiempos del lejano Oeste. Esta semana de restricción de toda actividad laboral no esencial, hemos conocido el despacho de Santiago Abascal. Lo que indica que el líder de Vox considera que, sea lo que sea que haga sobre esa mesa, es algo de carácter esencial.

Tras unas primeras pesquisas, lo primero que el ojo curioso echa en falta en ese despacho de dirigente político de primera línea es un ordenador. O una computadora o uno de esos aparatos de Satanás, cada cual que lo llame como quiera, que no está el patio para herir susceptibilidades entre la España viva. Si hacemos el ejercicio de creer que el líder de la ultraderecha española trabajaba en el momento de ser tomada la foto, debemos suponer que su día a día político transcurre entre mapas impresos de España. “Quiero inmediatamente un informe para saber si el Duero sigue pasando por Zamora y otro para comprobar que Cartagena sigue estando en el mismo sitio donde la dejamos ayer”, dirá Santiago I de España al entrar a la sede del partido e, ipso facto, un nutrido equipo de expertos en material escolar pondrá sobre su mesa lo mejor de la España que madruga para gastar tinta de impresora.

Como no solo de mapas vive el buen español, sino también de cierto nivel de folclore, Abascal parece sentirse a gusto rodeado por simbología cuando estudia sus estrategias para salvar España a base de proporcionarle patadas de hapkido en el lomo. De santidad va bien servida la zona cero de la España viva. Las estatuillas de Juan Pablo II –el papa anticomunista– y la de un Cristo del Sagrado Corazón, así como un cuadro del símbolo de la Reconquista, la Virgen de Covadonga –Santiago cierra España y también la puerta al salir–, acompañan los quehaceres de este salvador de la patria. No hay conquistador español que no se encomendara en su momento a todos los santos que tuviera a mano antes de emprender su aventura, y Abascal, conquistador de los corazones de la extrema derecha ibérica, no iba a ser menos.

Además de santísima, la mesa es nacional. Lo dice la bandera de España clavada en una solemne peana de mármol. ¿Tiene usted una bandera de España clavada en solemne peana de mármol sobre su mesa de trabajo? Si la respuesta es no, ya sabe que su mesa podrá tener muchas virtudes, pero la de ser una mesa nacional no es una de ellas. No es esa la única bandera de España que ilumina el despacho de Abascal. Si uno afina el ojo como un gato español lo afina en la oscuridad, podrá encontrar hasta cuatro restos de la gloriosa bandera rojigualda repartidos por el despacho. Y es que no hay soporte que se le resista a la bandera española. Lo mismo te vale para adornar una foto de boda como la que Abascal pone a disposición –en formato primicia de la revista Hola– de los invitados a su mesa, que para teñir de gloria una taza como la colocada sobre el poyete lateral. Una taza, que también podría ser, claro está, una tetera, una cuchara o un cucharón. También sirve la enseña nacional para adornar un boli como el que Abascal alcanza en el momento de la instantánea. Más que adornar, la bandera en el bolígrafo sirve para proporcionar renglones rectos con los que acompañar la escritura de la gloriosa biografía de quien pasó de ser el chico bien pagado de los recados de Esperanza Aguirre a convertirse en la referencia anímica de la derecha extrema dispuesta a lo que haga falta, incluso tirar un Gobierno aprovechando una pandemia.

Junto al busto de Juan Pablo II y a la derecha de Abascal un toro, un torito bravo que no necesita explicación y a la izquierda del líder de Vox unos libros y un bote de pimentón que sí siembran ciertas dudas: ¿qué hacen ahí unos libros? Distribuidas de forma aleatoria por el resto de la estancia, encontramos estatuas sin carácter nacional claro a primera vista. Sobre la mesa una bonita silueta –mi elemento preferido en este bodegón– de alguien sentado en el suelo con brazos estirados y piernas entreabiertas. Junto a esta, una estatua de esas que regalan en los cursos de liderazgo –leadership lo llaman para cobrar el doble de matrícula– en la que una escena representa a una masa de gente siguiendo al líder. Apartada del resto, en el poyete trasero de este espacio diáfano, agradable y luminoso, otra pequeña estatua que uno no sabe, con la vista cansada de tanto analizar las glorias de este despacho, si representa al oso y el madroño madrileños o si, cambiando de tercio, se parece al premio que se entrega en las ceremonias de los premios Grammy. Quizá Abascal haciendo como que trabaja se merezca el premio a la mejor actuación del año.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Javier

    Da penita lo sectarios que sois...

    Hace 1 año

  2. El toca pelotas de turno

    Y te habrán pagado por el artículo jajajajaja madre mía... sois exactamente iguales los unos y los otros. Extremistas, -istas en definitiva que sólo buscan dividir y el conflicto hasta con una estúpida foto que uno, que se autodenomina “actriz” (a saber...) describe cual párvulo ridículamente naïf. Y para colmo hay quien agradece el artículo jajajajaja.

    Hace 1 año

  3. Sadel

    Con ver su mesa, da idea de su capacidad para hacer algo interesante.

    Hace 1 año

  4. Jesús Gázquez

    ¿Es que los chinos de Toledo están abiertos? Esa insistencia en juntar el rojo con el gualda en todas partes, esa apoteosis de estancos, que diría Umbral, no sé, quedan como tonos demasiado antiguos, entre tanta modernidad de ideas, que diría Arturo Pérez-Requeté de aquella Falange como de esta de Abascal, la auténtica, la de siempre.

    Hace 1 año

  5. Luis

    A mí me sorprende que tampoco haya una lámpara, un flexo, algo que permita trabajar después de que caiga el sol. Será que el hombre tiene horario de verano todo el año.

    Hace 1 año

  6. Manuel

    Cualquier mesa de oficina del mundo tiene mas trabajos encima que la de este señor.

    Hace 1 año

  7. Norberto Dlaz

    Pedro Jota se pone al frente del "Sindicato del Crimen" para desalojar a la izquierda del Gobierno. ...nos hemos despertado y hemos visto que el “Sindicato del Crimen” está todavía aquí. Una conspiración política, financiera y mediática de muy alto calado, consistente en una campaña de intoxicación informativa. Emboscados en algunos medios de comunicación, y bajo el disfraz de periodistas, existen unos personajes omniscientes que cumplen la función de timoneles de la patria. En medio de esta tormenta vírica que nos sacude, estos experimentados pilotos se han puesto de acuerdo en que lo único que puede permitirnos llegar a puerto sanos y salvos es conformar un gobierno de concentración nacional, uno de esos engendros con el que en realidad, lo que premeditan nuestros avezados marinos es más de lo mismo. Si hace unos meses se trataba de impedir por todos los medios que Podemos llegara al poder y lo infectara de comunismo bolivariano, en esta ocasión se pretende una fumigación completa. Tras la gran coalición de Gobierno de concentración que sacan de su chistera subyace un denominador común: que la derecha siga gobernando o que la izquierda no lo haga, que viene a ser lo mismo. Ya que sus recetas para aliviar la carga de los que siempre pagan el pato agravarán sin remedio la deuda y el déficit, que es lo que hay que poner por delante de las personas y lo que se debe proteger a toda costa. El Gobierno de concentración es la solución porque es la izquierda la que, para nuestra desgracia, ocupa el poder. Si lo hiciera la derecha o la suma de sus tres meandros no sería necesario ya que, en esos casos, sería obligatoria la adhesión inquebrantable a sus dolorosas decisiones, so pena de incurrir en alta traición. Ni que decir tiene que el plante del PP y su negativa a apoyar las últimas medidas del Ejecutivo no representan deslealtad alguna sino muestra inequívoca de su patriotismo. Para ganar esta guerra hay que cambiar a estos generales tan advenedizos y colocar en su lugar a zorros del desierto. La retaguardia es lo menos importante. Que se apañe el gentío con las cartillas de racionamiento.

    Hace 1 año

  8. Ashraf

    La verdad es hay que tener buen ojo para describir y detallar lo que tiene su majistad Abscal en la mesa de su despacho, pero más important la lectura de cada objeto es perfecta. Gracias por este articulo

    Hace 1 año

  9. CapitanRed

    Este ppollo no ha trabajado ni va a trabajar en toda su p.vida.

    Hace 1 año

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí