1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

vivienda

Sareb. ¿Cómo hemos llegado a esto?

El Gobierno ha contratado a Blackstone y KKR para vender los bienes del banco malo, propiedad del Estado, que se están gestionando con opacidad

Manuel Gabarre de Sus 24/05/2022

<p>Sociedad parasitaria</p>

Sociedad parasitaria

La Boca del Logo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El ministro danés Kaare Dybvad ha dicho en varias ocasiones que Blackstone es el perfecto ejemplo de empresa con métodos “infames”. Este político socialdemócrata acusó al fondo oportunista de aprovecharse de los vacíos legales para aumentar el precio de los alquileres. Sus palabras no fueron mero discurso. Todo lo contrario. Fueron respaldadas por una respuesta política contundente: el gobierno danés promovió, en 2020, la conocida como ley antiBlackstone, que tiene como finalidad expulsar a los fondos buitre del sector de la vivienda.

La política española de vivienda no tiene nada que ver con la danesa. A pesar de que el Gobierno está presidido por un partido socialdemócrata, este favorece las actividades de los fondos buitre. Una prueba de ello es que el ministerio de Nadia Calviño ha contratado a Blackstone para rematar la venta de los bienes de Sareb, la gran inmobiliaria pública.

Esta contratación demuestra la falta de coherencia en la política de vivienda del Partido Socialista. En el anteproyecto de Ley de Vivienda se expone la necesidad de incrementar el parque público de vivienda y se prohíbe su venta. Sin embargo, al mismo tiempo que el Gobierno declara solemnemente estos objetivos, su Ministerio de Economía está vendiendo las viviendas de Sareb por la puerta de atrás. En realidad, estamos ante una privatización que se efectuará a través de Blackstone y de KKR, que es otro fondo oportunista de Nueva York. Dos entidades famosas por sus malas prácticas podrán vender el patrimonio público de vivienda debido a un decreto del mes de enero. La privatización se está llevando a cabo sin que la prensa ni la ciudadanía puedan identificar los bienes de Sareb ni saber por qué precio fueron vendidos. Además, el conflicto de intereses es evidente. Blackstone se ha convertido en uno de los mayores agentes del mercado de la vivienda en España.

Cabe preguntarse por qué el Ministerio de Economía es el encargado de administrar Sareb. Dado que esta entidad es una inmobiliaria, lo lógico sería que su gestión hubiese recaído en la Secretaría de Estado de Vivienda. También hubiese sido más acertado que quedase bajo la gestión del Ministerio de Derechos Sociales. El derecho universal a una vivienda digna está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Declaración que es vinculante para España puesto que la ha firmado. Sin embargo, Sareb ha quedado en manos del Ministerio de Economía porque el Gobierno considera que la vivienda es una mercancía financiera.

¿Cómo hemos llegado a esto?

Luis de Guindos creó un trampantojo normativo para evitar que Sareb fuese una entidad pública desde el punto de vista legal. Sin embargo, no es más que una gran inmobiliaria del Estado que se ha ido privatizando de manera encubierta. Sareb ha logrado saltarse los requisitos de transparencia de la Ley de Contratos del Sector Público porque era una entidad privada. De esta manera, no sabemos la dirección de las viviendas de Sareb ni el precio por el que se vendieron. La constitución de Sareb como empresa privada también evitó durante años que su deuda fuese considerada pública.

Sareb no es más que una gran inmobiliaria del Estado que se ha ido privatizando de manera encubierta

Guindos manifestó en 2012 que “Sareb no costaría ni un euro” para tranquilizar a la ciudadanía. Sin embargo, la Comisión Europea exigió, siete años más tarde, que los 35.000 millones de deuda de Sareb fuesen asumidos por el Estado. El carácter público que siempre ha tenido Sareb se materializó el pasado 5 de abril. En esa fecha, el Estado tuvo que adquirir la mayoría de su capital. El motivo era que el Estado había avalado las deudas de Sareb ante la Unión Europea. Luis de Guindos sonreía sardónicamente cuando le preguntaban por la deuda de Sareb en una rueda de prensa. Este antiguo directivo de Lehman Brothers es vicepresidente del Banco Central Europeo desde 2018. Guindos adquirió este cargo un año antes de que la Comisión Europea obligase al Estado a contabilizar como pública la deuda de Sareb. Algo tendrá de cierto el proverbio de que “las mentiras tienen las patas cortas pero los charlatanes tienen las piernas muy largas”.

¿Qué bienes tenía Sareb?

Sobre Sareb se dice a menudo que solamente tenía lo que el mercado no quería. Sin embargo, esto es falso. Los bienes que compró Sareb eran de todo tipo. Sareb manifestó que había adquirido 500.000 inmuebles que provenían de las cajas de ahorros y de los bancos que habían quebrado. Esta cifra incluye las viviendas que eran garantías de préstamos. Concretamente, los bienes de Sareb ascendían a 100.000 inmuebles, otros 400.000 en garantía y unos 70.000 préstamos. Entre estos bienes había viviendas de todas las calidades. Desde viviendas de lujo en el centro de las ciudades hasta otras sin terminar en zonas turísticas. Con los solares sucedía lo mismo. Algunos tenían una ubicación excelente en las ciudades, pero también existían algunos terrenos sin calificar como urbanos.

¿Qué bienes le quedan a Sareb?, ¿solamente se quedaba con los peores?

No tiene por qué. Sareb declara que dispone actualmente de 45.147 viviendas, 21.697 obras en construcción y 30.487 terrenos urbanizables. A estos bienes hay que añadir los créditos de los promotores inmobiliarios que suponen más de la mitad del valor de los bienes de Sareb. Recordamos que estos créditos estaban garantizados con viviendas y suelos. Sareb sigue incorporando nuevas viviendas a su patrimonio porque la ejecución de muchos de estos créditos todavía está en fase judicial. De esta manera, solamente en los primeros seis meses de 2021 la compañía incorporó 13.897 nuevos inmuebles a su patrimonio.

¿En qué situación se encuentra Sareb?

A pesar del coste económico y social de Sareb, el gobierno ha decidido mantener el modelo diseñado por Luis de Guindos. Este consistía en la venta de sus bienes a través de intermediarios financieros como Cerberus y de las inmobiliarias de los principales bancos que participaron en la constitución de Sareb. A partir de ahora, Sareb se deshará de sus bienes a través de Blackstone y de KKR, que cobrarán unas comisiones millonarias por este trabajo. Blackstone gestionará bienes de Sareb por un importe de 11.379 millones de euros a través de sus inmobiliarias (Aliseda y Anticipa). KKR gestionará 13.906 millones de euros a través de Hipoges.

Nunca se publicó dónde estaban las viviendas de Sareb ni por qué precio se iban vendiendo

La privatización se está llevando a cabo con total opacidad. Nunca se publicó dónde estaban las viviendas de Sareb ni por qué precio se iban vendiendo. En esta línea, el Ministerio de Economía de Nadia Calviño manifestó que “a pesar de ser una empresa de capital público, Sareb tendrá un régimen específico que le permita la agilidad necesaria para llevar a cabo su función desinversora”. En otras palabras, el Estado seguirá llevando a cabo la privatización de Sareb de manera opaca, es decir, a través de intermediarios financieros y saltándose la Ley de Contratos del Sector Público.

¿Qué se debería hacer con Sareb?

El consejero de Vivienda de la Generalitat Valenciana, Héctor Illueca, está promoviendo un pacto para exigir al Gobierno central que las viviendas de Sareb sean transferidas a las comunidades autónomas. Con estas viviendas se podría iniciar un parque de vivienda social con la finalidad de atender a las necesidades más acuciantes y controlar el precio de los alquileres. Desde un punto de vista contable, la creación de un parque de vivienda sería más rentable que la privatización de Sareb a través de fondos buitre. Seguramente el Estado recibiría mayores ingresos por el cobro de alquileres que por lo que va a recibir vendiendo precipitadamente el patrimonio de Sareb. Por lo tanto, sería urgente que el Gobierno detuviese el proceso de privatización de Sareb y que adoptase las siguientes medidas:

●      Auditoría del estado contable de Sareb y de qué bienes dispone, incluyendo su identificación catastral.

●      Situación de los inmuebles de Sareb.

●      Auditoría de qué ha sucedido en Sareb hasta ahora. Debería incluir la identificación de los bienes que ha vendido Sareb: su precio y su destinatario, siempre que este destinatario sea persona jurídica con la finalidad de no vulnerar la Ley de Protección de Datos Personales.

●      Publicación de las auditorías.

●      Incorporación de los bienes de Sareb a un parque público de vivienda en alquiler. Un parque que sería administrado por entidades públicas con preferencia de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos que lo deseen.

El ministro danés Kaare Dybvad ha dicho en varias ocasiones que Blackstone es el perfecto ejemplo de empresa con métodos “infames”. Este político socialdemócrata acusó al fondo oportunista de aprovecharse de los vacíos legales para aumentar el precio de los alquileres. Sus palabras no fueron mero discurso. Todo...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ecac

    El mal llamado "Centro Izquierda PSOE", anteponiéndose a "Izquierda Socialista", son unos traidores al "Espíritu Mayo 1879", "La Rosa Roja", Pablo IGLESIAS POSSE; anti "Obrero"-currantes-Españoles"; farolillo rojo en "Internacional Progresismo Izquierdas Globales-Plurales", por su derivación, agrupación con sus primos políticos "Centro Derecha PP"; uso y abuso del poder, alternándose, y editando Versión 1.0 Constitución Exprés PP-PSOE (Caso Manglano); Versión 1.1 Constitución Exprés PSOE-PP (Caso Pegasus).-XI Legislatura-Gobierno Coalición: CAÍN-Centro ¿IZQUIERDA? PSOE-65 Diputados, acoso y derribo, contra ABEL-IZQUIERDA UNIDA PODEMOS: +35-1 (baja voluntaria)-1 (en el infierno-limbo político por orden y cuenta presidenta Congreso Diputado: RODRÍGUEZ): 33 Diputados actualmente, sin ton ni son, miserablemente por parte de los "Pinochos Sátrapas Oscuros Estigmas", cancerígenos Ferraz 170.-Axioma: Una Verdad Muy Evidente Que Por Sí Sola No Necesita Demostración Ninguna.-Movimiento Indignados 15M2011-2021-2022-2023 contra el Uso y Abuso del Poder, alternándose por orden y cuenta, cambalache-trueque EL PARDO-LA ZARZUELA: "Todo Atado-Amamantado-Anexionado y Bien Atada-Aprovechada-Amoralidad", ruines, celosos, centros Derecha (PP) e ¿IZQUIERDA? (PSOE), de tal palo 1936-1939-1940-1975, tales astilla 1978-1999-2000-2010-2020-2021-2022, sin visos de caducidad ¿Hasta viernes 18-07-2036: CENTENARIO GOLPE ESTADO FRANQUISTA-FASCISTA: PP-PSOE?

    Hace 4 meses 18 horas 4 minutos

  2. enrbalmaseda

    Interesantísmo artículo porque informa sobre un hecho muy relevante de la política real de este gobierno "socialdemócrata" (y el silencio de Podemos). Gracias a la autor y a ctxt por publicarlo

    Hace 4 meses 1 día

  3. Pilar

    Hemos llegado a esto porque lo que ocurre en este pais es vergonzoso. Porque España es una basura como democracia. Porque seguimos anclados en el "Vivan las caenas". Todo es insoportable, no hay forma de romper el nudo gordiano del Atado y bien atado. Es imposible

    Hace 4 meses 1 día

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí