1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SI BREVE...

Amnistía y 11M

¿Por qué hay tres partidos mintiendo cuando defienden la amnistía? ¿Por qué otros dos mienten más aún al atacarla? Supongo que, tras 20 años, la política es algo ya autónomo, sin relación con la realidad

Guillem Martínez 12/03/2024

<p>Pedro Sánchez y Miriam Nogueras, durante una reunión mantenida el 13 de octubre de 2023. / <strong>Junts</strong></p>

Pedro Sánchez y Miriam Nogueras, durante una reunión mantenida el 13 de octubre de 2023. / Junts

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- La semana pasada hubo, como todos los niños y niñas saben, un acuerdo entre PSOE, Junts y ERC para cerrar un acuerdo para la ley de amnistía. ¿Qué supone ese acuerdo?

2- Supone que, lo dicho, va a haber una ley de amnistía. Algo que no estaba nada claro que sucediera. Recordemos que, hace un mes, el acuerdo, que ahora ha resultado fácil, resultó imposible, debido a la presión del Judicial. La aparición de la cosa terrorismo en la AN y, posteriormente, en el TS, fue eso, presión sobre el Legislativo para enviar a paseo esa ley. Así como suena. Y –ojo, cuidado– en un primer momento funcionó absolutamente, con un Junts que negó el acuerdo, al no ver en él solución a la situación de sus líderes.

El gran cambio en la ley es que la ley no se argumenta desde el Código Penal

3- Analizándolos más detenidamente, los cambios en la ley afectan al preámbulo –lo que da un poco igual; una ley, si nos ponemos minimalistas, es su articulado, y no los violines previos– y a matices como su temporalidad, o la conmutación, bajo condiciones estrictas, de los multones consecuencia de la ley mordaza, que cuando la amnistía despertó, seguía ahí. Pero también han afectado al articulado. Básicamente se recurre, para el caso de terrorismo, a la definición del género que realiza una directiva europea de 2017. Para el caso de traición –me dicen que es la figura que ahora queda, tal vez, más resuelta y apañada–, se recurre al dibujo que realizó la ONU en 1979. Y, para el caso de malversación, se refiere a lo señalado al respecto por la Comisión de Venecia. Por así decirlo, el gran cambio en la ley es que la ley no se argumenta desde el Código Penal, sino desde textos europeos e internacionales, jerárquicamente vinculantes.

4- Lamentablemente, esta ley no es esencialmente diferente a la que había hace un mes. No limita la interpretación que los jueces puedan hacer del Código Penal, ni está blindada –por utilizar un palabro muy utilizado estos días– ante los jueces.

5- El itinerario de la ley será, previsiblemente, el mismo que hubiera cursado sin estas reformas. A saber: la ley a) será aprobada en el Congreso, con facilidad. Posteriormente b) se pudrirá unos meses –dicen que dos; me parece poco; veremos– en el Senado. Será importante la forma que el Senado elija para que la ley acceda a la putrefacción. Lo más probable es que c) acudan al Senado un sinfín de personajes del ámbito jurídico y/o académico a explicar a sus señorías, entre estupor y temblores, que la amnistía es el fin del mundo. Toda esa ola propagandística, que copará portadas, telediarios, tertulias, y que se irá mezclando con la koldomanía, d) irá acompañada de la aparición sincronizada de informes de altas instituciones del Estado –hasta es posible que también de informes de las bajas instituciones; universidades, colegios, asociaciones, etc.–, que demostrarán al mundo que la ley dará lugar a simios que hablan y que dominarán el planeta. Luego la ley e) volverá al Congreso, donde cabe suponer que será votada con cierta celeridad. Antes del verano, o después del verano, la ley será f) promulgada. Y aquí empieza lo más divertido: no habrá ley de amnistía.

6- O, al menos, la ley de amnistía no será aplicada. De una manera que aún no conocemos, pero coral, con una escenografía única, jamás vista, tal vez fundadora de una nueva época, la ley será enviada al TC, mientras, a la vez –y, vete a saber, también de una manera coral, con una escenografía etc.–, uno o diversos tribunales emitirán una cuestión prejudicial al TJUE. La respuesta del TJUE, si no hay cambios en su costumbre, podría dilatarse un par de años. Lo más plausible es que el TC, a su vez, no solucione lo suyo hasta después de que el TJUE abra la boca de la cara. En todo caso, y hasta ese momento, la ley estaría suspendida. Sí, la amnistía dice sobre sí misma que, en caso de esa suspensión –normal, ya prevista–, también se suspenderían las hipotéticas cautelares sobre los afectados –ya saben, órdenes de búsqueda, preventiva, todo ese mal rollito–. Pero, en caso de suspensión de la ley, la ley que asegura eso estaría, lo dicho, suspendida, por lo que todo dependería de la buena predisposición de los jueces que, rayos, me ha dado la risa. Pasen al otro punto, mientras me realizo un masaje cardíaco.

No habrá ley de amnistía. O, al menos, la ley de amnistía no será aplicada

7- Pero pongámonos en que tanto el TJUE como el TC dan su OK a la ley. ¿Se aplicaría la amnistía? Sí. Por supuesto. Pero, tal vez, no mucho. Para ello los jueces a) solo tendrían que ubicar los delitos fueran del campo semántico procés –por ejemplo, que al manifestante acusado de desórdenes graves, detenido por la poli en una mani, no se le aplique la amnistía, en tanto la mani era, pongamos, contra el rey, y no por la indepe–. O b) los jueces solo tendrían que cambiar la descripción del delito, de manera que no sea un delito contemplado por la amnistía. Eso, por cierto, ya ha pasado recientemente. Un tribunal ha condenado, el pasado octubre, a más de dos años a un manifestante, acusado, no por el delito de disturbios graves sino, zas, por el de coacciones. Este caso, especialmente creativo, es muy importante. No solo apunta las maneras que podrían gastar algunos jueces, sino que explica las maneras gastadas por los negociadores de la amnistía. O punto 8.

8- La asociación Alerta Solidària –una asociación jurídica indepe– alertó a Junts y a ERC de este agujero negro en la amnistía, que, al menos para este caso concreto, se podría haber solucionado introduciendo este nuevo delito en la ley, durante su larga negociación. La asociación, de hecho, denuncia que las últimas reformas de la ley son para intentar solucionar –diría que de manera poco fructífera, además; recuerden puntos 6 y 7– casos concretos que afectan a los staffs de Junts y ERC, antes que a la situación de manifestantes anónimos.

9- En todo caso sorprende el optimismo generalizado generado por la ley de amnistía pactada. Sí, puede ser que, una vez promulgada la ley, el TS, pongamos, caiga de la mula y asuma la amnistía. Si bien, todo apunta más bien a que el TS, pongamos, caiga de la mula y asuma un nuevo nivel de enfrentamiento con el Legislativo y el Ejecutivo, tal vez histórico. ¿A qué se debe, por lo tanto, ese optimismo fuera de lugar?

10- Junts es, sin duda, el partido más optimista. Se trata de un optimismo sorprendente, si pensamos que, el pasado mes de enero, Junts, por medio del abogado privado que ha negociado la amnistía, demostraba, en una entrevista, un conocimiento llamativo de los puntos 6 y 7. Por primera vez en –diría– años, Junts sabe lo que se cuece. ¿Por qué mienten, por tanto, en esta ocasión? Ni idea –es decir, no se pierdan el punto 14–. Tal vez ese optimismo/retorno sería la gran baza electoral para las próximas elecciones europeas –si le votas, volverá, etc.–. O para las –más próximas que tardías– elecciones autonómicas.

11- ERC ha gastado un optimismo más matizado. De hecho, ha emitido que las últimas reformas de la ley no son importantes. Vamos, que sabe lo apuntado en los puntos 6 y 7. ¿Por qué no lo explica abiertamente? Ni idea –es decir, no se pierdan el punto 14–. Tal vez, no obstante, ese optimismo matizado de ERC responda a su dinámica –vocación casi– de no abandonar el vehículo mientras avanza a toda leche hacia el barranco, ese chicken game, ese terror a explicar que no hay nada detrás de las palabras y que tan caro han pagado algunos de sus líderes.

12- El caso PSOE es diferente. Defiende la amnistía con la boca pequeña, porque no le queda otra. La amnistía es algo que tendría que tener una dimensión cívica, que no tiene. A saber: la última es que es una ley que afectaría a 372 ciudadanos –poco–, en la que prima más la atención al dirigente que al currito, y que no está claro que se aplique en todo su potencial. Su componente cívico se sitúa, a falta de otro, fuera de la investidura y de la política, y eso no está claro que sea algo deseado por el PSOE. Se trataría de, por primera vez, un límite serio, duro, a un Judicial que –hace tiempo que– ha perdido su neutralidad. Lo que es la verbalización de un conflicto, esa cosa que ningún político quiere. Y se trataría también de un serio cuestionamiento al discurso del rey del 3-O. ¿Por qué el PSOE, el único partido que defiende el R’78 –PP, Vox y Judicial ya están en otro modelo de Estado; lo que es dramático– emite esa seria crítica implícita al R’78?

La amnistía es algo que tendría que tener una dimensión cívica, que no tiene

13- Sencillamente porque la amnistía, que no está claro que acabe siendo una amnistía, es otra cosa: el precio de la investidura. Y el PSOE no se puede permitir no gobernar, pues es muy posible que, hoy por hoy, no subsistiría a un periodo de oposición.

14- Me gustaría decir que la amnistía existe. De hecho, me gustaría sentir lo que se siente al decir eso. O al decir, ya puestos, que el procés era un meditado proceso de autodeterminación, o que, todo lo contrario, fue un sofisticado golpe de Estado. O que el Judicial está defendiendo el Estado de derecho. O que lo de Atocha fue titadyne, o que sus autores intelectuales no están en desiertos lejanos. Desde lo de Atocha, hace 20 años, el uso de la falsedad, que ya era intenso en España, ha adquirido una nueva dinámica. Única, en su profundidad y precocidad. Hoy, la dinámica de la falsedad implica, con grados y matizaciones, a toda la política y a todos –todos– sus sujetos. Permite que, a la izquierda del PSOE, haya un partido entregado a la Guerra Cultural, ese género de ficción, y otro que ha emitido que la anterior reforma laboral fue derogada. Si eso es así, imagínate lo que ocurre a la derecha de esos partidos. Ahora que lo pienso, he dedicado el grueso de mi carrera periodística, no a explicar lo que ocurre, sino lo que no ocurre, a hablar de la mentira. Mi oficio ya, supongo, consiste en eso. Lo que describe, a su vez, la política. ¿Por qué hay tres partidos mintiendo cuando defienden la amnistía? ¿Por qué otros dos mienten más aún al atacarla? Supongo que, tras 20 años, la política es algo ya autónomo, sin relación con la realidad.

1- La semana pasada hubo, como todos los niños y niñas saben, un acuerdo entre PSOE, Junts y ERC para cerrar un acuerdo para la ley de amnistía. ¿Qué supone ese acuerdo?

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marcoafrika

    Porque mentir es necesario para la continuidad de nuestro amado paradigma capitalista, disfrazado de lo que más nos guste, pero siempre el mismo tipo de desigualdad y de explotación. Maximizar beneficios a costa de lo que sea: por ejemplo continuar esquilmando y abrasando el planeta, defender el sacrosanto crecimiento económico insostenible a costa de ir decreciendo en bienestar psíquico y físico, incluso de estar cada vez más cerca del abismo de la extinción humana. Todo eso no puede decirse así que lo cambiamos por el juego del corto alcance, de aparentes elecciones democráticas sin fin, total eso es más fácil lo mismo que ir a la guerra, una solución, sí, para estar entretenidos pero no la mejor sino la peor, la que nos dejará en la paz definitiva cuando ya no haya voces disonantes, cuando ni siquiera haya voces humanas.

    Hace 2 meses 7 días

  2. ecac

    Desde hace ya tiempo no me fío ni un pelo, lo que denomino "Operetas Tragicómicas del Bipartidismo Político conformado por los primos políticos ubicados en las castizas entrecalles-esquinas FERRAZ 170 y GÉNOVA 13". Por obra y desgracia, tras el traspaso de PODERES desde EL PARDO hasta su trueque-cambalache en LA ZARZUELA: del "Todo Atado y Bien ATADO": 1936-1939-1940-1975"; "Todo Amamantado-Anexionado y Bien Atadas-Amoralidades-Aprovechadas" desde 1978-1999-2000-2010-2020-2021-2022-2023-2024". En plena segunda década del siglo XXI, tiempos democráticos irreales y tal vez por ciertas apatías o pasotismos indebidos, por parte de Juan Carlos I, Felipe VI; maestros toreros junto a sus reyezuelos políticos: ARLEQUINES-Centro Diestro PP y BUFONES-Centro Zurdo-Absurdo PSOE; en la PIEL DE TORO ESPAGNISTÁN, ignoran de que "HASTA EL RABO TODO ES TORO FRANQUISTA-FASCISTA: Dan la nota negativa en EUROPA DEMOCRÁTICA, tras los acosos y derribos en: ALEMANIA.-Hitler. ITALIA.-Mussolini. ESPAÑA.-Viernes 18-07-2036.-GOLPE DE ESTADO FFH. 88 AÑOS YA GUERRA INCIVIL ENTRE CAÍN VERSUS ABEL. 46 AÑOS YA SIN DEMOCRACIA REAL.-LA ZARZUELA.-FERRAZ 170,.GÉNOVA 13 CULPABLES.-SIGUE DIVIDIENDO ESPAÑA.-SIGUE VICENTE GUERRA INCIVIL ENTRE LOS AZULES-CURIA ECLESIAL-IGLESIA-ESTADO BAJO PALIO FRANQUISTA-FASCISTA Y LOS REPUBLICANOS.ROJOS.

    Hace 2 meses 9 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí