1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Editorial

Somos Cassandra

ctxt 30/03/2017

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente. Puedes ayudarnos aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Ya es tarde para las disquisiciones jurisprudenciales sobre la interpretación más correcta del delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación de las víctimas. La intencionalidad, el contexto, los bienes jurídicos protegidos, los límites de la libertad de expresión y las demás variables interpretativas no han podido evitar que las fuerzas policiales, la Fiscalía y la Audiencia Nacional se hayan convertido en instrumentos de represión de banalidades, chistes y sátiras expresados en las redes sociales. Además de eso, las tres instituciones ejercen esa represión de la disidencia y la libertad de expresión con más énfasis del que se ponía en la última época de la dictadura franquista, lo cual significa que en algún momento nos hemos equivocado.

Cuando se dictan sentencias que sumen en la perplejidad a la sociedad civil al condenar como delito de terrorismo conductas que son mayoritariamente percibidas con total naturalidad como simple ruido ambiental que no daña más que al que se obsesiona en escucharlo y amplificarlo para sentirse dolido, es que algo estamos haciendo mal en este país. Por eso, la brutal condena de cárcel e inhabilitación a la joven Cassandra Vera por unos tuits que venimos escuchando desde mucho antes que ella naciera, debe reconducir de una vez la cuestión al terreno de la política, es decir, al Parlamento.

Empieza a ser urgente que las fuerzas parlamentarias tomen cartas en el asunto y corrijan esta deriva inquisitorial, a menudo comandada por los fiscales y jueces más reaccionarios y conservadores. Para ello no hay que hacer muchas declaraciones: basta con unir una probable mayoría parlamentaria que asuma su responsabilidad y modifique el artículo 578 del código penal, impidiendo las interpretaciones que están conduciendo a estas condenas incomprensibles. No será muy difícil que dichas fuerzas parlamentarias se pongan de acuerdo en una redacción que exija como condición para condenar por este delito una deliberada, directa e inequívoca intención de provocar sufrimiento a las víctimas y de redoblar el daño que ya han sufrido con el atentado terrorista. Porque no puede bastar con que el más susceptible diga sentirse humillado por un tuit para que haya delito de humillación. El derecho penal no está para satisfacer las ansias puritanas de nadie ni para señalar lo correcto, sino para defendernos de lo que nos un hace daño real como sociedad.

No es fácil sustraerse a una última consideración. La historia está llena de episodios violentos que no encajan en la etiqueta del terrorismo. El asesinato de Carrero Blanco, a la sazón Presidente de un Gobierno golpista que estaba aplicando penas de muerte tras procesos seguidos sin garantías judiciales (en consejos de guerra); que llevó a cabo en sus orígenes, desde el poder, una represión a sangre y fuego de la disidencia, y que se sostenía en la inexistente legitimidad de una victoria militar sin refrendo democrático, fue un acto violento sobre cuya justificación no vamos a discutir cuarenta y cinco años después. Pero sí tenemos la obligación de subrayar que el terrorismo que se contempla en el Código Penal es el que se produce tras la aprobación de una Constitución que instituye un poder democrático. Los actos violentos de intencionalidad política anteriores a la Constitución fueron amnistiados a derecha e izquierda. Si hoy día la defensa de aquel acto violento como un momento que aceleró la transición no constituiría en sí misma un delito, sino simplemente una opinión moralmente discutible, y si se han hecho impunemente películas en las que muchos espectadores se situaron del lado de quienes prepararon el atentado, ¿cómo es posible que se condene a nadie por repetir los chistes de los que venimos riéndonos desde hace décadas?

Este medio digital ha reproducido esos tuits para denunciar la involución democrática que se esconde tras operaciones policiales y sentencias judiciales como esta, y para expresar su solidaridad con una joven que es víctima de una deriva inquisitorial de un poder político y judicial que utiliza casos como estos para distraer la atención de delitos, faltas e incompetencias de mucha mayor gravedad y que crean mucha mayor alarma social.

Necesitamos curarnos cuanto antes de la ansiedad del fundamentalismo purificador, ese que se frota las manos cada vez que encuentra algo que limpiar. Y emplazamos a las fuerzas progresistas a promover, a la mayor brevedad, el cambio legislativo que acabe de una vez con el abuso reiterado y arbitrario de un delito de opinión que es no solo anacrónico sino también liberticida. 

CTXT necesita 300 suscripciones mensuales para ser sostenible y cada vez más independiente.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. SINCERAMENTE.

    No estoy de acuerdo en todo lo que dice este artículo, es decir, discrepo y disiento absolutamente cuando dice que en España existe "un poder democrático" o bien cuando dice que en España existe una "Constitución"; en España tenemos, sufrimos las personas honradas, un RÉGIMEN DE PODER OLIGÁRQUICO-PARTITOCRÁTICO-ANTIDEMOCRACIA-ETC., y eso a lo que llaman "Constitución de 1978" no es más que otra LEY FUNDAMENTAL DEL VIGENTE RÉGIMEN, puesto que no cumple con los requisitos imprescindibles para que sea UNA CONSTITUCIÓN VERDADERA-DEMOCRÁTICA. Es más que obvio que no se puede condenar penalmente a la autora de esos tuits, Cassandra Vera; esto es algo que se da por descontado, pero que en esta España (precisamente al carecer de Constitución Verdadera-Democrática y de una forma de Gobierno que sea LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA) puede suceder, de igual modo que por ejemplo en una sociedad TEOCRÁTICA O DE IMBÉCILES DE BABA todavía pueden sostener como verdad que La Tierra es plana o que las mujeres se quedan embarazadas por meter los pies en tal o cual río o por sentarse en tal o cual piedra.

    Hace 4 años 7 meses

  2. Jesús Díaz Formoso

    No, yo no soy Casandra. Creo que tiene -tenemos- Derecho a expresar lo que el otro no quiere escuchar. Pero yo no deseo la muerte a nadie.

    Hace 4 años 8 meses

  3. Jc Ray

    Eran fundamentales los caracteres dedicados a explicarnos a Carrero Blanco,no? 1. Porque no sabemos muy bien quién es y permanece en el imaginario colectivo junto a Miguel Ángel Blanco e Irene Villa, una victima del terrorismo más, gracias x la inmersión histórica 2.Porque sería totalmente diferente si los tuits citasen a ya aludido Miguel Ángel o a la pasionaria,no?. Es una pena q se pierdan fuerzas en la lucha contra una injusticia manifiesta por el camino de meter discurso que, aunq pueda estar relacionado, no es fundamental para la causa, es más, la debilita..

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí