1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Primarísimas

Miguel Pasquau Liaño 20/05/2017

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Desde fuera se advierte más bien vértigo y reflejos defensivos entre los que apoyan a Díaz e ilusión ofensiva entre quienes apoyan a Sánchez. Es lógico. Unos tienen de facto el control del partido y pueden perderlo; los otros aspiran a conseguirlo y tienen poco que perder. La batalla de los sanchistas es más bonita y tiene algo de épica, como todas las rebeliones. Su atractivo está en el “vuelco”, en la novedad, en esos giros que las organizaciones permiten muy de tarde en tarde porque, por naturaleza, tienden a la continuidad. Lo sé, Sánchez no viene de Marte sino del aparato, pero sus muchas posibilidades de acercarse al empate no se deben a sus méritos como secretario general, ni tampoco --tengo la impresión-- a sus cualidades personales, sino precisamente a que es el candidato que no quieren quienes mandan.

Esta es una de las razones por las que sostengo que textos como este editorial de El País, tan absolutamente maniqueo, en el que sin concesiones a ningún matiz declara antiguo, egocéntrico, voluble, inconsistente y, en definitiva, enemigo a Pedro Sánchez, frente a la modernidad, generosidad, recognoscibilidad y consistencia de Díaz y López, incrementan en muchos las ganas de la victoria del maldito y maldecido. ¿No tiene El País a nadie que le diga que alabanzas así hunden, y críticas así fortalecen?

Otro tanto sucede con la idea central de la campaña de Díaz, centrada en la palabra “ganar”. Ganar es una palabra fea, sobre todo si se pronuncia desde arriba. Díaz lleva ganando toda su vida, y eso la hace una candidata poco atractiva para tantos que se sienten perdedores. ¿No creen que algún porcentaje de voto entregado a Sánchez tendrá como principal motivo la derrota de la “nacida para ganar”? Puede que no, puede que nos equivoquemos quienes seguimos marcados por una educación cuya primera regla era contener (o al menos no exhibir) la ansiedad por el éxito y fortalecer la disposición para la derrota. Aquello de la honra sin barco, que nos ha dejado sin flota.

Ganar es una palabra fea, sobre todo si se pronuncia desde arriba. Díaz lleva ganando toda su vida, y eso la hace una candidata poco atractiva para tantos que se sienten perdedores

Entre tanto, la disputa no tiene disimulos. Basta mirar Twitter o Facebook: el enfrentamiento dialéctico es, esta vez, “con acritud”, lo que seguramente se debe a que ha estado agazapado durante mucho tiempo, a que no es una simple cuestión de líderes intercambiables, y también a que el resultado es incierto, porque “los rebeldes” van a superar muy ampliamente el tercio de votantes para acercarse a la mitad.

Y luego está López y su suave llamada a la conciliación. Hace bien en jugar su baza, pero cuando se está fuera de competición tiene poco mérito. Si López acariciase la posibilidad de una victoria su discurso buscaría más el enfrentamiento. Es lo natural en procesos electivos: no son tiempo de consenso, sino de disputa. Sólo un doloroso proceso de discernimiento con todas las cartas sobre la mesa puede ayudar al PSOE a salir de sus dilemas y hacer de él algo útil ad extra. Los aficionados del Barcelona aprecian mucho al Málaga cuando juega contra el Madrid, y los del Madrid le desean lo mejor al Málaga cuando juega contra el Barcelona, pero cuando vayan a mirar la clasificación de la Liga van a mirar quién ha quedado primero y quién ha quedado segundo. Eso es lo que interesa ahora. Y no puede reprochárseles que cuando falta un partido para el final de la Liga sólo estén interesados en el resultado, y no en la belleza del juego por las bandas o en la justicia arbitral.

López hace bien en jugar su baza, pero cuando se está fuera de competición tiene poco mérito. Si López acariciase la posibilidad de una victoria su discurso buscaría más el enfrentamiento

¿Es una batalla ideológica la que se está librando en el PSOE? Yo no estoy seguro. En el grupo de apoyo a Díaz habrá socialistas de izquierda seria, y no sólo gente acomodada en cargos dispuestos a cualquier cosa para conservarlos, y en el de Sánchez habrá algún arribista organizativo. Pero lo que sí parece claro es que no se trata de una batalla de egos. Hay mareas potentes debajo de una y de otro, y esas mareas están chocando en aspectos que no tienen que ver con las cualidades de uno y otro líder, sino en cuestiones estratégicas. Hay una pregunta que no he oído hacer a ningún periodista, y que a mí me parece que sería clarificadora: si el PSOE es segunda fuerza política, pero la suma entre PSOE y Podemos alcanza una mayoría de escaños superior a la suma entre PP y C's, ¿debe el PSOE intentar un gobierno de izquierdas con Podemos, o debe dejar gobernar al PP con C's?  La respuesta, claro, sería interesante si el entrevistado no dice aquello de: “yo con quien quiero pactar es con la gente”.

Rivera e Iglesias también están pendientes del resultado. Los dos disimulan. Porque Rivera quiere que gane Sánchez, e Iglesias prefiere que gane Díaz. Cuanto más alejado esté el vencedor, más territorio de conquista.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Miguel Pasquau Liaño

(Úbeda, 1959) Es magistrado, profesor de Derecho y novelista. Jurista de oficio y escritor por afición, ha firmado más de un centenar de artículos de prensa y es autor del blog "Es peligroso asomarse". http://www.migueldeesponera.blogspot.com/

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Ex

    Aramis, discrepo en lo tocante a la última pregunta del artículo (que por lo demás me parece bastante mediocre). Creo que es la fundamental , y el hecho de que el PSOE siga negándose a responderla de una manera clara nos da la medida de su supuesto izquierdismo. Pero esa pregunta la contesta a diario con los hechos, sosteniendo este desgobierno franquista. Toda la palabrería sobre la supuesta democracia que emana de sus portavoces y adlateres, incluido tu, no es más que puro humo para camuflar su verdadera naturaleza de puntal del régimen, al servicio de los poderosos

    Hace 4 años 6 meses

  2. Aramis

    El articulista avanza aquí la derrota de su "porra" de este domingo con una frenada en seco tras una salida pomposa explicando por qué no ganaría Sánchez. En la izquierda los líderes no son compendios de virtudes floridas, sino los mandatados con la responsabilidad de abogar por las demandas y expectativas políticas de las bases a quienes representan. No son las cualidades personales de Sánchez lo que en una izquierda real interesa, sino la cualidad potentisima de ser justamente el candidato que no quieren quienes mandan; o dicho en los términos de José Borrell el candidato a quienes los que mandan asesinaron políticamente. Lo que el articulista califica de “potentes mareas” debajo de los candidatos, es justamente la voluntad y criterio de los militantes de un partido que se dice colectivista no bajo el vector parroquial del pontífice con sus feligreses, sino justamente al contrario; de modelo inductivista de vector racionalista de bases en las que reside el poder efectivo (el pueblo) y donde el líder es un simple “empleado” de alta responsabilidad. Por primera vez, después de Suresnes, Sánchez defiende la racionalidad política de la socialdemocracia original frente a una distorsión española por el que el líder carismático derrama su poder hacia abajo bajo el modelo de El caudillo que todo lo manda. Las elecciones de la izquierda expresan siempre la voluntad del pueblo que vota, no eligen el caudillo que luego proclamará cómo ha de pensar el pueblo que representa. Susana expresa diáfanamente esta distorsión española cuando dice que España es lo más importante; y el PSOE es más importante que cualquiera de sus militantes. Semejante aberración sólo es posible en el contexto histórico de España. En todo el norte de Europa rechinarían todas las cátedras de historia de las ideas políticas. Sobre toda la posverdad que los medios hostiles vuelcan sistemáticamente sobre Sánchez sorprende la fuerza de resistencia que ha tenido la soledad de Sánchez y la solidez de esos militantes que por primera vez en la historia política de España tienen sus ideas meridianamente claras. Esto es algo ciertamente novedoso y un hecho de gran valor y trascendencia ya que se ha puesto sobre la mesa –blanco sobre negro–, la incoherencia histórica del felipismo. La victoria de Susana es la derrota del PSOE, mientras que la victoria de Sánchez es un caudal de futuro con reparación de un pasado incongruente. España no esta ya en tiempos de cambiar para que todo siga igual; España tiene ya que cambiar para que nada quede igual. El cambio es urgente y necesario, los votantes de Podemos así lo expresan y los votantes de Sánchez así lo manifiestan. Por ello la pregunta final del articulista es capciosa y tramposa, además de miope, toda vez que lo relevante no es la química de los supuestos líderes, sino la mayoría de ciudadanos que piensa y quiere una misma cosa. Por si no lo conoce el autor a esto se le llama democracia; es decir al poder que emana del pueblo.

    Hace 4 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí