1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO LA CAMPAÑA (II)

Cambio de aceite y filtros

Desde el siglo XIX, la democracia en Esp se mide por su descentralización. Estamos en tiempos de centralización alegal y arbitraria. El R'78 se ha radicalizado. Parece ser una piña. Parece que está ganando

Guillem Martínez Barcelona , 8/11/2017

<p>Carles Puigdemont, en el acto de presentación del Govern de Cataluña en enero de 2016. </p>

Carles Puigdemont, en el acto de presentación del Govern de Cataluña en enero de 2016. 

Generalitat de Catalunya

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Hemos recaudado ya 4100 euros. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- El 155 ha colado como animal de compañía. El 155 es premio gordo, pero también pedrea. La pedrea es, me temo, lo que tiene miga. En este caso, es el absoluto freno a las políticas de la Gene. Incluido todo ese remanente a la baja que se llamaba Bienestar. Sobre el Gordo. Ha sido discreto, repartido y, parece ser, poco aparatoso. No se ha creado, por ejemplo, una estructura territorial ad-hoc, lo que hubiera tenido guasa norirlandesa. Se han pulido, zas, 200 eventuales de la administración cat. Es decir, 200 cargos políticos. Y, con ello, la Résistance. La publicación del listado de despedidos ha permitido observar lo que era un eventual/cargo político. Se trata, por lo general del mismo tipo de mamífero que en cualquier gobierno del sur --en el sur, el poder es un botín--, más alguna otra joya, como cargos de las asociaciones peronistas. Lo que ayuda a visualizar lo que para este gobierno del sur --es decir, para cualquier gobierno del sur-- es la sociedad civil. Nada, un invento del Gobierno. La supresión de la Gene, por otra parte, ha sido rapidita y, al parecer, sin la Résistance feroz que prometía, por ejemplo, Romeva, el ministre d'afers exteriors --le recordarán por su peinado de malo de James Bond--. Lo que, a su vez, ayuda a entender el desnivel en el que nos encontramos entre propaganda y realidad, y hasta qué punto se llegaron a creer la propaganda sus propios emisores. El 21D, ha dicho el ministro Català, se acaba la performance 155. Vete a saber. Si eso es así, lo que iba a ser un Vietnam se ha quedado en un bombardeo preventivo en Belgrado. La cosa les ha salido tan apañada que incluso han enviado a su pueblo-con-banderas a medio Piolín, que a este paso acabará siendo un kayak. Sobre el carácter revolucionario de los funcionarios cat --y, me temo, planetarios--: desde que los han intervenido, ha desaparecido de mi TL el pack de trolls provenientes del alto funcionariado Cat, que afeaban a berridos mi escepticismo sobre la Cosa. Lo que la ha aumentado, si cabe. Hola. Bienvenidos a Procesando la Campaña.

2- En el momento en el que les escribo esto no hay résistance --y, si la hay, no se pierdan el punto 12, está en las Quimbambas de pack procesismo--. Sólo hay, sorprendentemente, campaña. Esta campaña Cat está siendo más mediatizada por el Gobierno/el 155 que por el dinero negro surgido del cobro de comisiones ilegales, no te digo más. La rapidez con la que Exilio e Interior han asumido las elecciones --las asumieron, más contentos que un chinche, cuando Rajoy aún estaba paladeando las cuatro 'ssss' que siempre cuelga de los plurales, como eleccionessss--, ha dejado al descubierto que el happy end del procesismo siempre es, indefectiblemente, unas elecciones. Eso, en otra cultura, hubiera supuesto, tras 5 años de propaganda, mixed emotions y espuma, una crisis cultural descomunal, un enfrentarse, por fin, ante el hecho de que la política local es puro trile. ¿Lo ha supuesto en Cat?

3- Diría que no. Los tertulianos y opinadores procesistas siguen en la cresta, con un par y sin enmendarse. Simplemente, por lo que veo, han matizado el discurso anterior con más sentimentalismo. De hecho, estamos en pleno bucle sentimental. Una especie de Sálvame Deluxe, en el que políticos y tertulianos lloran mientras explican su vida. Me temo que ese será el eje de la política Cat en los próximos tiempos. Lo que supone un cambio. El procés --no se pierdan el punto llamado MANOLO; es tan importante que no lo numeraré, sino que le pondré nombre propio y con personalidad-- bajará, al parecer, de intensidad, mientras subirá, a tenor de lo que se va observando, la reivindicación sentimental de resistencia --a falta de otro tipo de resistencia--. Una vindicación de los valores llibertat-amnistia-Estatut-d'autonomia. O, lo que es lo mismo, contra el 155, por una suerte de amnistía de los detenidos habidos y por haber, y por el autogobierno. Sorprende lo rápido --horas-- que se tarda en cambiar un marco indepe, por también otro sentimental, sin itinerario claro y consistente también en una espera, pero que ya no alude a la indepe. Pero es así. Lo que indica que la indepe no era un gran qué entre la clase política que la defendía y que ahora, zas, olvida. Los valores de reivindicación y resistencia aludidos son, según se está viendo, los valores en alza que compartirán el grueso de las listas catalanas para el 21D, salvo los partidos constitucionales. El PSC pinta que apostará por la reforma constitucional --por ahora, otro Procés, sin fecha--, y PP y C's por el gran tema, una vez que el Procés ha despertado, en lo que quizás sea su gran y verdadera aportación, la otra bestia, el nacionalismo Esp. Vamos, irán en modo banderita. Sí, parece poco. Pero, visto lo visto, no es necesario mucho más para vertebrar un programa político por aquí abajo, me temo. El PP está tan seguro de la bandera experience, que pondrá de cabeza de lista, incluso, a Albiol, esa mezcla de hombre y bandera. 

Se ha acabado eso de prometer un referéndum con fecha y hacer girar en torno a esa fecha toda la política y el periodismo locales. Ese fue el gran error del procecismo

4- Ayer se presentó, de hecho, un manifiesto en BCN, en el que diversos ideólogos --desde un exPP, hasta CUP, pasando por PSC, ERC, PDeCAT y Comuns--, pedían puntos comunes en las listas Cat. Los aludidos en el punto 3 más otro: la petición de un referéndum pactado, pero sin fecha concreta. Se ha acabado eso de prometer un referéndum con fecha y hacer girar en torno a esa fecha toda la política y el periodismo locales. Ese fue el gran error del procecismo. O, lo que es lo mismo, el procesismo --la supresión de políticas en un momento de crisis social, económica y democrática, en beneficio de una sola que, a su vez, se posterga--, ahora puede verse liberado, incluso, de la única obligación ante la galería que aceptó. Poner fechas al asunto, lo que fue su perdición. Algo me dice que el manifiesto de ayer está repleto de futuro.

5- La crisis moral y ética que no ha afectado a la sociedad ni a sus comunicadores tras observar que, tras una DUI y cinco años de dar la vara con ella, no había nada --pero es que nada--, ¿ha afectado a su clase política? Diría que no. Bueno, no lo digo yo. Lo dice MANOLO.

MANOLO- Ayer, la defensa del Govern en el Interior, emitió recurso contra la prisión incondicional. El recurso carece de castaña --la familia Mason, en fin, me dicen, tuvo una mejor defensa--, pero aporta un potosí en valores lacanianos. Verbigracia: una de las razones esgrimidas para salir del trullo es poder hacer campaña. Vamos, que la campaña para las autonómicas es lo más. Algo curioso cuando aseguras a la sociedad que has proclamado una república tras un sesudo plan. En el argumentario del recurso, ojo, se informa al mundo de que la DUI, por la que acabó en chirona un Govern, tenía un valor "estrictamente político". Un valor "estrictamente político", en cualquier otra cultura equivaldría a decir que era muy seria y que iba a misa. Pero, por aquí abajo, viene a significar lo contrario. "Estrictamente político" viene a significar fake, no-nos-lo-creíamos-ni-nosotros, o ya tal. Es una confesión de alto trilismo. O, en el mejor de los casos, de incompetencia, de grandes carencias éticas. Es, vamos, asumir que el procés sólo tenía un valor "estrictamente político". Tal vez un valor equivalente a 1 dólar confederado. Gracias al sistema propagandístico pueden decir eso, que no pasa nada, me temo. La construcción creada en 5 años no ha implosionado, en fin. Supongo que lo hará lentamente y por otro lado. Como todo en la Península. Los individuos y las sociedades tenemos miles de mecanismos para, en fin, no ver algo que no queremos ver. Si se confirma la estancia en prisión de los consellers por años --algo probable y no deseable; algo que ilustra antes una carencia democrática en el Estado, una determinada cultura política, que no un efecto de la justicia--, me pregunto en qué estado anímico cumplirán condena unos tipos que sabían que el Procés era una construcción electoral, que creían que acabaría con cierta comprensión, por eso mismo, por parte del enemigo.

6- Ayer fue el último día para presentar coaliciones. La cosa ha quedado así, en el momento en el que escribo esta línea. No hay gran coalición. Se nos ha olvidado el concepto gran coalición, pero JxS era, básicamente, eso, derecha y centro-izquierda unidas en la austeridad. Y protegidas de la realidad por el procés. La gran coalición solo la reivindica Puigdemont, un nuevo partido --escisión de PDeCAT, poco dada a la lírica, hasta el punto que se llama Nova Convergència-- y ANC. Es importante el argumentario de la ANC. Entre otros valores patrióticos, recuerda que se han de pagar multas. Vamos, que hará frío, y que es mejor estar juntitos. Es importante que la ANC no se haya comido una rosca con lo de la lista única. El Presi de la ANC, hoy en el trullo, fue una de las piezas fundamentales para que hubiera gran coalición en 2015. Es decir, en aquel momento, la ANC representaba una amenaza para quien no quisiera ponerse bajo el paraguas de CDC. Hoy, pues no, por lo visto. ERC, verbigracia, se ve más libre de presión como para intentarlo en solitario. El cabeza de lista de ERC será Junqueras. ERC ha despreciado una lista única, repleta de presos y de personajes de esa sociedad civil Cat proclive a no serlo. Tener muchos presos es un lío cuando tienes que votar en el Parlament. Unos cuantos, que adornen y que después, tal vez, dimitan, mola. Pero los políticos vuelven a necesitar políticos. El Procés, tal y como lo conocíamos está cambiando, sin esa catarsis que nunca se da en la península, por otra parte. Ya no será necesaria tanta propaganda. O se asume que la industria propagandística asumirá que está a las órdenes del Govern. 

7- Puigdemont, el cabeza de lista del PDeCAT, sigue emitiendo gran coalición desde Bruselas. Su táctica política y, supongo, defensiva, consiste en permanecer en Bruselas todo el tiempo que le dejen. Y emitir --por fin, cinco años más tarde; es decir, tarde--, crisis política en el R'78. Para poder emitir relato diferenciado hasta el 21D necesitaba estar en Bruselas. Es decir, no en el trullo. El discurso no unificado de PDeCAT, ERC y ANC, aún sutil, evidencia ya que es partidista. Igual permanece cohesionado hasta el 21D. Es posible que después, los usuarios del procés, otra vez separados, se saquen los ojos. El procés, muy lerele, poco larala, un léxico que no se responde con la realidad, ha acabado en catástrofe política. De alguna forma --aunque sólo sea por lo bajini y sin aspavientos, à la catalane--, tendrán que decirse de todo entre ellos, y luchar para no ser los culpables.

Podemos, verbigracia, aprovechando que todo el mundo estaba mirando el 155, le ha aplicado un 155 a Podem. Albano Dante Fachín ha dimitido antes de que lo dimitieran

8- La resaca del procés, no verbalizada; es tan amplia que afecta a todo el arco parlamentario. Podemos, verbigracia, aprovechando que todo el mundo estaba mirando el 155, le ha aplicado un 155 a Podem. Albano Dante Fachín ha dimitido antes de que lo dimitieran. La crisis responde a dos claves. Fachín es el único líder peninsular del pack Podemos que en su día se plantó ante jefatura. Por la cosa confluencia. Fachín es, creo, un tipo de líder que se buscaba en los partidos desde el 15M. Ya saben, personas normales, alejados de la lógica política y sin el espectro de la profesionalización. Para bien y para mal ha sido todo eso. Lo que es un indicativo de que todo eso ya no encaja en los nuevos partidos. Su marcha envejece un tanto a Podemos --el PCE no llegó nunca a tanto con el PSUC en democracia--, y no sienta bien al pack Comuns, que por fin ha realizado su confluencia con Podem, pero con un ruido raro de fondo. En el patrimonio de Fachín quedan originalidades como las siguientes: es el único líder que aún habla de, snif, R'78, intentó participar en la cosa Procés desde un lado raro, propio --exemplum: aceptó la consulta del 1O como acto de protesta, algo a lo que luego se sumaron Comuns--.

9- Es posible que Fachín y su pack acaben presentándose en las listas de ERC, que se presentarían como rupturistas, con indepes y no indepes. Lo que tendría guasa. En lo "estrictamente político", cabe todo. 

10- Sobre R'78. CTXT ha publicado una carta llamativa. Está firmada por algo que podríamos llamar la Academia planetaria --juristas, autores, pensadores; algo raro, sin precedentes ni parangón--. Y --en lo que afea el grueso de las firmas-- por eurodiputados procesistas. La carta, dirigida a autoridades UE, explica a la UE lo siguiente. En el trance de defender el Estado de Derecho, ante la crisis cat, el Gobierno ha atacado el Estado de Derecho, y ha vulnerado derechos, como el de expresión o reunión. Por eso mismo se compara, de manera ya abierta, a España con Polonia y Hungría, esas aportaciones a la ley y la legalidad sin Estado de Derecho detrás.

11- Esto es una crisis de régimen. Una crisis democrática. Me temo que el procesismo no ha estado en el bando correcto. El de la democracia. El de su ampliación. Ha confundido una mayoría social con la sociedad --o con el poble/pueblo ese, tan esp, húngaro y polaco-. El Gobierno ha estado, a su vez, en el bando que describe la carta mencionada en el punto 10. Lo de Cat es espectacular, pero es sólo una parte de la regresión democrática que se vive en todo el Estado. Esta mañana a primera hora, Montoro, verbigracia, ha intervenido las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. Que, por cierto, en tiempo récord ha encarrilado su déficit heredado. Esto es un 155 para todos. Desde el siglo XIX, la democracia en Esp se mide por su descentralización. Estamos en tiempos de centralización alegal y arbitraria. El R'78 se ha radicalizado. Parece ser una piña. Parece que está ganando. Su enemigo no era el procesismo --un viejo amigo al que la fuerza se le iba por la boca--. Era el radicalismo democrático. Se ha moderado por sí solo y, cuando eso no es suficiente, se le cientocincuentaycincosea.

12- Hoy [8 de noviembre] es Aturada de País. Un suerte de huelga procesista. Parece ser que triunfará en educación. Parece ser que poco más. El paro será la prueba de fuego para los CDR, un pack rupturista, que congrega indepes y libertarios no procesistas. A lo largo del día se sabrá cuántos son, cómo actúan, su poder real. Esta semana han cortado carreteras y vías de tren. 

13- Sorprende, en todo caso, que sin Govern el procesismo haya desaparecido en su rotundidad. Sí, prosiguen las movilizaciones cursis de la ANC. Poco más. No hay résistance, no hay catarsis, no hay una respuesta social, periodística y política a lo que ya es, científicamente, una tomadura de pelo incomprensible --es decir, con presos--. La reacción del Gobierno es lo único que no es un chiste. El chiste, a su vez, prosigue con esta campaña en la que, definitivamente, no se hablará de indepe o de república. Los expartidos exProcesistas seguirán hablando de sentimientos. Le han cambiado el aceite y el filtro al procesismo, que ahora hablará de sus mártires y del dolor. El Gobierno podría emitir una ley para que fuéramos con la ropa interior por fuera. Colaría. No habría résistance. Habría mártires y dolor. Es decir, nada.

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Hemos recaudado ya 4100 euros. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Andric

    Gallineta, el opresor siempre ha sido la derecha, llámese PP o CiU. Tiene huevos que os manifestéis a favor de los mismos que nos quisieron entalegar por los fets del parlament 2011. Allá cada cual con su conciencia, pero flaco favor le hacéis a la clase trabajadora lamiendole el trasero al Puchi. Ah, y lo de la República..los números siguen sin cuadrar. Irreversible es el hartazgo de la mayoría de la gente, muchos mas a la izquierda que tú, de la barrila fake que lleváis 5 años vendiendo

    Hace 4 años

  2. Antonio

    Gallineta, ¿qué fumais en los piquetes? Yo también quiero. Si la declaración de independencia hubiera ido en serio, sería una ley, no el numerito que se hizo en el Parlament, con la bofetada añadida del voto secreto. El "legítimo gobierno de la República Catalana" no tomó NIINGUNA medida tras la DUI. Aceptaron la legitimidad de las medidas del 155, y la de los tribunales españoles, y van a ir a las elecciones de Diciembre. Sus actos desmienten de forma cortante sus palabras. Puigdemont se dio el piro la misma noche. Glorioso. Han dejado tirados a todos aquellos que sí creyeron. Qué cara se les ha quedado a los de la CUP después de tragar el sapo de la investidura; y al final incluso ellos pasarán por el aro electoral. Ya me extrañaba a mí que un partido que ha sido hasta ayer parte integral de la Restauración se echara al monte de esa manera. Ahora entiendo: en realidad, una huida hacia delante ante la erosión de su proyecto político.

    Hace 4 años

  3. Facundo

    Sin ánimo de ofender, pero usted, sr. Martínez, se empieza a parecer a Mariano, con lo que no nunca acierta. En el fondo es igual de útil; cuando dice que algo no pasará, uno puede estar seguro que pasará.

    Hace 4 años

  4. Pep

    Jajaja! ¡Genial! ¡ Todo ! Los calzoncillos por fuera de los pantalones.... Voy entrenando; ¿con o sin zurraspa? (Ojo, la diferencia es importante) Y qué artículo más completo, con el troll procediera apareciéndose por alusiones y todo... Gracias D. Guillem, no ceje

    Hace 4 años

  5. Javier

    Verbigracia

    Hace 4 años

  6. jose

    Horroroso y cansino trabajo además de engorroso.

    Hace 4 años

  7. gallineta

    Esta muy bien para un escritor que sus sentimientos atavicos jueguen con la realidad en pos de una novela, pero para un periodista esos sentimientos le alejan de la objetividad y le llevan a deducciones ficticias. Los indepes tenemos muy claro que 1- nuestros consellers estan en la carcel y en Bruselas para evitar enviar a la gente a proteger instituciones con el consiguiente rioesgo vital (sobretodo en los colectivos mas debiles abuelas y jovencitas) 2- las listas separadas las queremos todos porque ahora precisamos ERC en el gobierno.3- se declaro,y por tanto somos una Republica que tardara en ser efectiva- no mas de dos años- pero el camino ya es irreversible,, y te traduzco una pancarta de uno de los numeros cortes de trafico que se han producido hoy -mas que en toda la historia de huelgas- dice asi " ante la INJUSTICIA quien no la denuncia es parte del OPRESOR".

    Hace 4 años

  8. Marina

    Magnífico artículo, como todos los capítulos de la serie "process/trila/cosa/caso"... En mi opinión la verdadera clave está en el punto 11. Es decir, que todo este gigantesco FAKE, es una (otra más) maniobra de distracción masiva con medidas cada vez más desesperadas, esperpénticas, surealistas, radical/reaccionarias y autoritarias con el objetivo de mantener el drama increscendo (con espectaculares giros de guión y nuevas tramas de villanos como 15M, Venezuela, Grecia, Catalunya, los colores de una camiseta, etc...) para mantener a la plebe entretenida mientras los verdaderos problemas se ignoran y se cronifican. Vivimos un realidad distópica tan "entretenida" como aterradora de fin de ciclo en primera persona y el R/78 parece que ha escogido morir matando aunque cada vez haya menos costuras y más grietas.

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí