1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

REPORTAJE

“El hambre se palpa en cada contenedor de basura”

El gobierno de Mauricio Macri prometió “pobreza cero”. Tras sus cuatro años de mandato en Argentina hay 4,5 millones de nuevos pobres

Andrés Actis Rosario (Argentina) , 23/10/2019

<p>Un grupo de personas esperan para recibir alimentos en el comedor San Cayetano, de Rosario.</p>

Un grupo de personas esperan para recibir alimentos en el comedor San Cayetano, de Rosario.

Rosarioplus

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

“Estoy casi fundido”. Leonardo Silveyra tiene 44 años pero aparenta muchos más. La crisis que su negocio atraviesa desde mediados de 2016 lo avejentó. Toma pastillas para la ansiedad, le cuesta dormir y sufre de bruscos cambios de ánimo. Este empresario de Rosario, la tercera metrópoli más grande de Argentina, ubicada a 300 kilómetros de Buenos Aires, padece las consecuencias de lo que las fuerzas políticas opositoras al presidente Mauricio Macri llaman un “industricidio”, neologismo que utilizan para referirse a la destrucción de la industria nacional. 

Desde diciembre de 2015 a junio de 2019 cerraron 23.051 pymes (pequeñas y medianas industrias) y se perdieron 146.855 puestos de trabajo industrial, según la última medición del Centro de Economía Política (CEPA), una entidad no gubernamental creada en 2012 por un grupo de académicos y profesionales. Los datos oficiales también dan cuenta de una fulminante contracción. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) lleva reflejados 17 meses consecutivos de caída industrial, una planilla que, según la estimación de todos los economistas, seguirá sumando cifras rojas durante varios meses más. 

En las elecciones primarias del 11 de agosto, la fórmula peronista conformada por Alberto Fernández le sacó 15 puntos porcentuales de diferencia (casi cuatro millones de votos) a la lista que encabeza el actual presidente

Silveyra encabeza la tercera generación de una familia dedicada a la industria del cuero. Empezó a trabajar con su papá en el negocio familiar cuando terminó el instituto, en el amanecer de los años noventa, en las mieles de una década que culminó con otro crack industrial y con el fatídico estallido social, político y económico de 2001.  

Aquella crisis la padeció al lado de su padre, sin la responsabilidad de la toma de decisiones. Recuerda su angustia cuando tuvo que malvender galpones, propiedades y vehículos para sostener el negocio. La de ahora la sufre como jefe de familia –tiene una hija adolescente– y como el único capitán de un barco que, literalmente, se hunde.

El empresario habla de una “tormenta perfecta” compuesta por “tarifazos” (como se conoce a la decisión del gobierno de Macri de quitar los subsidios a los servicios y dolarizar los servicios básicos); caída de consumo; aumento exorbitante de los costos de producción por una inflación acumulada de casi el 300% desde 2015; tasas de interés muy altas (superiores al 60% desde agosto del año pasado) que hacen imposible la financiación; y la apertura del mercado nacional a las importaciones. 

A fines de 2016, Silveyra cerró una de sus fábricas, la de calzado. Concentró todo el negocio en la otra, en la producción de plantillas. Pero los proveedores empezaron a irse. De 120 clientes pasó a solo cuatro. En 2015 tenía pedidos de 4.000 pares por semana, la misma cantidad que vendió en lo que va de año. A principios de octubre, asfixiado por las deudas, vendió el galpón donde producía las plantillas. “Junté todo, lo llevé a casa y me puse a vender por Internet. Estoy sobreviviendo con eso”, cuenta resignado. 

Silveyra está convencido de que Macri y su Gobierno recibirán este domingo [27 de octubre] en las urnas un “duro cachetazo” por haber destruido la rentabilidad de las empresas y por haber “secado los bolsillos” de trabajadores y pensionados. 

En las elecciones primarias del 11 de agosto, la fórmula peronista conformada por Alberto Fernández –quien fuera jefe de Gabinete del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007)–  y la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015) le sacó 15 puntos porcentuales de diferencia (casi cuatro millones de votos) a la lista que encabeza el actual presidente. Todos los encuestadores hablan de una “diferencia irremontable”.

De confirmarse, la derrota de Macri tendrá una única explicación: la economía. Su gobierno, que, es cierto, heredó cuentas desequilibradas, sumergió al país en una crisis de la que nadie sabe cómo salir. Prometió “pobreza cero” y dejará un país con 4,5 millones de nuevos pobres. En 2015, según el Indec, sobrevivían en Argentina 11 millones de pobres y dos millones de indigentes. En 2019 son ya 14,4 millones de pobres y 3,1 millones de indigentes, en un país de 44,9 millones habitantes. Prometió “terminar con la inflación” y dejará al país en el podio de las naciones con mayores aumentos de precios, solo por debajo de Venezuela y Zimbabue. Desde la hiperinflación de 1989, hace 30 años que Argentina no tenía índices inflacionarios tan elevados: 40,3% en 2016; 47,6% en 2018; y 57% (estimado) para 2019. 

Prometió una “lluvia de inversiones” y los únicos capitales que en estos años apostaron por Argentina fueron los “golondrinas”, que aprovecharon el carry-trade (estrategia financiera en la que un inversor vende una cierta divisa con una tasa de interés relativamente baja y compra otra diferente con una tasa de interés más alta) para obtener rentabilidades exorbitantes sin necesidad de invertir en la economía real. 

El Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex) estima que, en lo que va de 2019, por cada 1.000 millones de dólares financieros que arribaron, se fugaron más de 1.400 millones. “En Argentina se configuró un teatro de operaciones financieras de corto plazo prácticamente sin parangón a nivel mundial”, concluye el último informe de este organismo. 

El Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior estima que, en lo que va de 2019, por cada 1.000 millones de dólares financieros que arribaron, se fugaron más de 1.400 millones

Y donde hay ganadores, hay perdedores. Silveyra y su negocio son uno de ellos. Aunque los más afectados por la crisis son los sectores populares, las miles de familias a las que se les destruyó el poder adquisitivo. El dinero ya no alcanza ni siquiera para garantizar las comidas del día. Con las heladeras vacías, muchos argentinos se agolpan en comedores y centros asistenciales para poder alimentarse. 

“Nunca pensé que iba a tener que venir a buscar comida a un comedor”, admiten algunos de los nuevos asistentes al comedor San Cayetano, un emblemático establecimiento social del noroeste de Rosario que funciona desde la década del ochenta. 500 personas concurren todos los días con sus ollas, tupper u otros recipientes a buscar su almuerzo. La lista de espera suma un promedio de 20 vecinos por mes.

Angélica y Mirta, dos de las cocineras, hablan de gente que se quedó sin trabajo y de trabajadores a los que el sueldo les rinde mucho menos que antes. Son los nuevos peregrinos del lugar. Por desgracia, los recursos del comedor son limitados. La lista de comensales está completa. “Estamos colapsados, queremos atender a todos pero no podemos. La demanda se desbordó desde fines del año pasado. Nos preocupa mucho esta situación”, explican.

Sus recuerdos las llevan a la hiperinflación de 1989, a la pobreza sin freno de la década del noventa y a la dramática crisis del 2001. Las dos mujeres vivieron todos esos cachetazos dentro del comedor, ayudando a atenuar las consecuencias de los estallidos. Dicen no entender las variables de la macroeconomía. Saben poco y nada de los mecanismos que atentan contra el poder adquisitivo de la gente. Pero saben de miradas, gestos y comportamientos. “Lo único que sabemos es que hay menos plata en los bolsillos y que crece la desesperación. Eso es lo que me asusta”, repiten.

Un diagnóstico parecido hace Mónica Crespo, referente de la Cooperativa de Cartoneros de Rosario. Esta mujer, de 60 años, lleva más de veinte juntando lo que otros tiran. Pero una cosa era “cartonear” cuando la mayoría de la gente tenía alguna changa o algún trabajo y otra es hacerlo ahora, en medio de un “hambre que se palpa en cada contenedor de basura”. “Nos chocamos en la calle”, dice en su afán de graficar el incremento de los carros.

Son unas 450 las familias que están organizadas alrededor de esta cooperativa. Todos los días se acerca un nuevo desocupado a aprender lo que Mónica define como un “oficio como cualquier otro”. Argentina tiene hoy la tasa de desocupación más alta en catorce años. Un ciudadano de cada diez está desocupado. Son más de dos millones de personas en todo el país las que no tienen empleo (el 10,6% de la población activa). Hay que remontarse al segundo trimestre de 2005 para encontrar un nivel más elevado, aunque en aquel momento la tendencia era de recuperación tras el estallido de 2001. Según datos de Naciones Unidas y Cepal, Argentina es el tercer país del mundo en el que más aumentó la desocupación entre 2015 y 2018. 

La cooperativa calcula que en Rosario la actividad de juntar cartones se duplicó en los últimos dos años. Se pasó de 3.000 a 6.000 cartoneros. “Tan grande es la miseria que muchos se pelean por un pedazo de cartón”, señala Crespo. La materia prima escasea, ya no hay tanto cartón en los contenedores como antes. Hay menos actividad, menos producción y más locales comerciales vacíos.

La pobreza en la infancia y adolescencia alcanzó en 2018 al 51,7%, la cifra más elevada de la década, indicó el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina

Los pensionados más empobrecidos no tienen la fuerza para “cartonear”, pero sí para hacer la cola en los comedores en busca de un plato de comida. La mitad de los jubilados (2,8 millones) cobra el haber [la pensión] mínimo, hoy de 12.937 pesos (193 euros), un monto que no alcanza para cubrir la canasta básica de la tercera edad. El costo de vida de la población no activa subió un 57,2% en el último año. Las medicinas, por ejemplo, se encarecieron un 85% en lo que va del 2019.

El gobierno de Macri avanzó a fines de 2017 con una reforma previsional que modificó la fórmula para calcular los haberes. El presidente prometió que los jubilados iban a “ganarle a la inflación” con la nueva ecuación. Ocurrió lo contrario. Entre marzo de 2018 y diciembre de 2019, un jubilado que percibe la pensión mínima habrá perdido 35.000 pesos, lo que equivale a casi tres meses de cobro. 

Ernesto Sosa, representante de la Mesa Coordinadora de jubilados y pensionados de Rosario, dice no recordar un “panorama tan desolador”. “Hoy el jubilado deja remedios para poder comer todos los días. Debe elegir de qué manera morir. Cuando tienen que comprar cinco medicamentos miran los valores de cada uno, compran los más económicos y dejan otros que necesitan porque no les alcanza para comer. Somos uno de los sectores más débiles, junto con los niños, y necesitamos el apoyo de los activos porque ellos tendrán los mismos problemas cuando les toque jubilarse”, razona sobre el presente y el futuro del país.

El destino de las nuevas generaciones parece estar hipotecado en Argentina. La pobreza en la infancia y adolescencia alcanzó en 2018 al 51,7%, la cifra más elevada de la década, indicó el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA). El porcentaje será aún mayor en 2019. 

La vulneración de las infancias alcanza también a la vida social y recreativa. En Casilda, una pequeña localidad ubicada al sur de la provincia de Santa Fe (35.000 habitantes), no saben si en 2020 los chicos podrán utilizar la piscina climatizada. La última boleta de gas del club Casilda, la institución más concurrida y popular de la ciudad, llegó con un importe de 200.000 pesos (3.000 euros), el doble en la comparación interanual con 2018.

Según un relevamiento de la Universidad Nacional de Avellaneda, las tarifas de servicios públicos, como la electricidad, acumulan hasta un 3.624% de aumento desde 2015. El incremento del gas es de un 2.401% y el del agua, de un 1.025%.

El presidente del club Casilda, Mauricio Vittone, explica que este último mes consumieron 17.000 metros cúbicos y el mismo mes del año pasado 20.000. Sin embargo, el monto de la factura a pagar fue el doble. “Nos cuidamos lo más posible, pero más no se puede. Se usa para calentar el agua de la pileta, por eso es climatizada. Uno en su casa puede apagar un calefactor, pero acá es imposible”, indica. 

La piscina la utilizan los socios, alumnos de centros educativos y chicos con discapacidades. Vitonne se plantea no habilitar el ingreso el año que viene, una medida de urgencia que nunca se tomó en la historia de la entidad. “No sé cómo le vamos a decir a los padres que no van a poder traer a sus hijos a la piscina”, se lamenta.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jose

    Pues no se habla de Argentina en la prensa, Sí de Venezuela. Qué estafa la de los medios de comunicación mayoritarios.... Ahora querían ir a por Bolivia.

    Hace 1 año 5 meses

  2. Laura Cruz

    Muy buen artículo

    Hace 1 año 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí