1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

No pussy, sí ‘riot’

Ninguna propuesta de referéndum será aceptada en la sociedad Cat si pertenece y satisface a un bloque. De lo que se deduce que quieren el bloque, no el referéndum

Guillem Martínez Barcelona , 26/10/2019

<p>Disturbios en Passeig de Gràcia, en Barcelona, la noche del 16 de octubre. </p>

Disturbios en Passeig de Gràcia, en Barcelona, la noche del 16 de octubre. 

Elise Gazengel

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Hola. Ya estoy en BCN. Frío moderado, incluso calor. Monturas de gafas meditadas, medias negras y, en general, esa manía de vestir de negro. En esa Selva Negra humana, los abuelos aportan una nota de color con sus lacitos amarillos. Bueno, vamos que nos vamos.

2- Conforme la sentencia se va asentando, se va asentando su percepción. Hemos hecho, en ese sentido, un par de debates, organizados por CTXT y CTXT.cat, en MAD y BCN, con prestigiosos juristas, periodistas y abogados. Ha aparecido una sentencia desmesurada, con alegres piruetas que niegan la rebelión y la sedición pero que, zas, cae en sedición. Con un gran aparato defensivo –vamos, la sentencia se defiende mucho a sí misma; utiliza para ello un espacio comparativamente desmesurado– y un curioso apartado, en el que se dan pistas para que los acusados salgan del trullo lo antes posible, no sea que. No obstante, hay un detalle, incluso marginal, que es el que me impresiona más y que, tal vez, explica la magnitud de la tragedia. Su redactado. Su estilo. Es, en ese sentido, una sentencia redactada con el XXXX, con errores, con saltos, con desaparición de testimonios, intercambio de sus nombres, hasta de sus cargos y hechos. Un texto, vamos, impropio de un TS. Puede ser consecuencia del hecho de que ha querido ser una sentencia coral –que no; que con un redactado final se lijan los niños del coro y ya tal–. O quizás es fruto de la desidia. La sentencia, vamos, castiga por todo lo alto algo inconcreto, que el TS considera muy gordo, antes que algo concreto, que es lo que toca en esos casos. Se castiga, vamos, una actitud, no unos hechos. Una actitud –cobarde, deshonesta, trilera– que, en mi opinión, debería haber recibido una penalización política de la sociedad cat y no una condena a galeras por parte del Estado.

3- Ese es el drama. Griego, pero mangui. Alguien le dice a Edipo ¿a que no hay güevos de matar a tu padre? Y Edipo contesta: ¿qué te juegas? Momento en el que le detienen los 300, y lo envían a galeras trirreme, que eran las más chungas.

4- Pero, por el mismo precio, tenemos otro drama. Colectivo.

5- Esa sentencia, que penaliza la tesitura moral del político medio esp, pero solo en Cat, es metafórica. Carece –ya se cuidaron de ello con la acusación de rebelión– de segunda instancia. Irá al TC, donde igual se rebaja algo. Y luego al TEDH, que no es la panacea. Es un cementerio de elefantes. Recordemos, hermanos, que el presi del TC, que colaboró en montar esta juerga de manera ilegal –era presi del TC y militante del PP, algo penalizado hasta en el Trivial–, fue el candidato esp a ingresar en el TEDH. No pasó la nota de corte porque, en un gesto que le honra, fue pillado mintiendo como un poseso sobre su competencia idiomática. Bueno, ahora que releo esto, no le honra nada. Pues bien, ese pollo, pero en políglota, es el percal del TEDH. Lo que indica que hay poco que hacer en el TEDH, incluso con esta perita en dulce de sentencia. Y ese es el drama. Esta sentencia, sus casillas anteriores y posteriores, indican que no hay nada que hacer. Lo que nos lleva, de cabeza, al punto 6.

6- El Régimen, esta mañana a primera hora, consiste en una Consti sin título territorial ni tramos de bienestar, y un código penal abultado en los tramos terrorismo y protesta. Tan abultados que se tocan, como los michelines en alguien en verdad abultado. Y ante ello –ello: casi nada; un cambio de sistema, una reformulación de la democracia– no hay nada que hacer. Sirve de poco votar, protestar, participar, no participar. Incluso puedes ir al trullo por no hacer nada de eso. Por trilear. Lo que es un indicio de que esto es inamovible. Irreformable. Lo que, a su vez, nos lleva al inquietante punto 7.

7- En momentos de involución, de imposibilidad de participación, de cambio, de democracia real, salen los riots. Sí, ahora no los hay en BCN. Pero supongo que volverán. Volverán, y lo harán en más ciudades, porque es imposible ningún cambio en ningún frente. Volverán porque, en toda esta confusión, es una forma de expresar la confusión. No aportarán ningún cambio. Lo que no les diferencia, en ese sentido, de cualquier otra opción. Quizá rebajarán las posibilidades de la protesta. O aumentarán la crispación social. Pero, de todas formas, ya estamos en ello. 

8- Y volverán, supongo, porque hay dos gobiernos implicados que no aportan ninguna solución. Sí, discuten –a gritos, sin capacidad de acuerdo, sin ganas; en modo trile– por el tema nacional, la anécdota que igual envía a paseo al R'78, pero no su obra. No discuten, así, de la obra del R'78. Su incapacidad para defender a la ciudadanía de la involución democrática. Si vuelven, cuando vuelvan, serán la consecuencia de un Govern trilero, y de un Gobierno inamovible. Es decir, de la ausencia de movimientos. 

9- Los puntos 7 y 8 no sólo son graves. Son yuyu. Y explican lo que pasa debajo de lo que pasa bajo la aparente calma.

10- La AN está investigando los riots –caóticos, como su nombre indica– de la semana pasada. Ha descubierto en su laboratorio que estaban organizados a tutiplén. Un segundo más de organización y, en vez de riots, hubieran hechos apartamentos en régimen de multipropiedad. Es decir, que no eran riots. Lo que es la peor manera de encarar un riot. Pero si al trile le llamaron rebelión, al riot le pueden llamar OMS.

11- Sánchez ha apelado al PP y a C’s para que no bloqueen la próxima investidura, porfa, ante la “discrepancia abismal” con UP sobre la cosa Cat. Vamos, que la próxima emisión de inmovilidad tendrá a la inmovilidad cat como motor. Es decir, otro nacionalismo. Yupi.

12- Sobre la inmovilidad cat. Prosiguen los actos autorreferenciales, en sustitución de los riots, e intentado evitarlos. Mi favorito: un grupo de patriotas se fue al consulado chino a cantar canciones de Hong Kong en chino. El resultado fue un chino cabreado –igual era un melómano; en todo caso, sabía karate, o lo que sea que sepan los chinos–, que le pegó un viaje a una manifestante. Por lo demás, cada día hay manis y cortes de número variable de personas. Los medios públicos y concertados no los cuantifican, por primera vez en la historia.

13- Òmnium y ANC están recogiendo autoinculpaciones. La idea es colapsar los juzgados. Al inicio del juicio, un grupo de 30 antiguos insumisos, escritores y escritoras y periodistas de MAD o en MAD, nos autoinculpamos por el juicio a dos asociaciones, en nada de nuestro gusto, pensando que podía limitar el derecho de asociación y manifestación. El día de autos me llamaron varios patriotas y miembros de asociaciones diciendo que muy bien, que lo estaban valorando. Por lo visto lo han acabado de valorar ahora. Demasiado tarde, diría, cuando ilustra más inmovilidad que movimiento.

14- Algunos partidos nacionalistas del Estado han firmado una declaración en BCN. Contra la sentencia, por la autodeterminación. Puede sonar a algo importante. Pero a) no están los grandes fuera de Cat: PNV y Compromís. Y, b), la política, en este final de época, parece poder asumirlo todo sin que salga nada de ella.

15- Un poco eso –la política como agujero negro, en el que entran cosas importantes, y no sale nada– es la resolución que el Parlament ha aprobado que aprobará después de elecciones. Les decía el otro día que era más procesismo/construir un objeto con el que negociar. Hoy creo que es otra cosa más. Miedo a los riots. Ver cómo va la cosa hasta noviembre. Utilizarla como emblema, si procede, para que los políticos cat no sean riotizados, superados estéticamente por personas que dicen lo mismo que ellos en las calles, pero que igual se lo creen.

16- Como en octubre de 2017, hay vías de diálogo precario entre Govern y Gobierno. Por lo visto entre Aragonès/ERC y Carmen Calvo –una mujer que no para de hablar y que, en ese ínterin, no crea diálogo–. No es la traición que esperábamos –un gran pacto entre dos frikis que traicionan a sus bandos–, sino una primera emisión de la traición esperable –dos mandados que acabarán, en el tiempo, pactando en las alturas algo predecible–. Como siempre que el procesismo –esa cosa que explicitó sus demandas: reconocimiento de nación, mejoras en financiación, nuevo Estatut– quiere pactar lo que sea, Aragonès ha dicho que la autodeterminación es innegociable. La inmovilidad, sea como sea, será, en ambas trincheras, aún mayor de lo habitual hasta elecciones.

17- Comuns ha movido ficha. Ha sacado una propuesta que pide blindaje de la autonomía, liberación de presos –no vía milagro, sino vía indulto–, y discusión y negociación de un nuevo pacto. No creo que esta propuesta funcione –ningún gobierno quiere terceros, y aquí tenemos dos gobiernos–. Por lo mismo, creo que es de uso interno. Un comunicado que se hace Comuns a sí mismo, sin los palabros monopolizados por el procesismo, que sólo son autorreferenciales y propagandísticos –amnistía, poble...– para distanciarse, por fin, del procesismo, ese oso que abraza y que solo quiere inmovilidad. No utilizar el lenguaje del oso es un paso de gigante.

18- En el Ajuntament, por cierto, se ha votado una condena a la sentencia. Colau, que ha votado afirmativamente, ha venido a decir que vale, no problem, pero que para estas cosas ‘currároslo y hablar en el Parlament, donde no lo habéis ni intentado ni conseguido’. El procesismo ha respondido con un tono crispado, combativo. En sus respuestas han salido dos cosas que deben señalarse: a) el aludido tono y b) el palabro equidistante.

19- Sobre el tono. Es una novedad. Derechas nítidas –caso JxC–, e izquierdas abrazadas por el oso –caso ERC–, lo utilizan en la sala. Pero también se utiliza en el Parlament, en la ruedas de prensa del Govern, en las tertulias, en la radio, en la tele. Es el tono COPE, cuando los glory days. El tono en-verdad-os-digo, sobre el que se van insertando coletillas y frases hechas. Es el sentido común, el menos común de los sentidos, modulado por un Govern. Lo llamativo, lo importante es que ese tono ha accedido a muchos lugares en los que nunca había existido ese u otro tono. En una ciudad en la que nadie habla en voz alta, lo escuchas en el metro, en grupos que quieren que les escuches. O en el restaurante, en una mesa larga en la que al final paga el abuelo, que tiene la pensión y la otra. Ese tono, su escucha, es algo inaudito. Sobre él se insertan, por lo que oigo, defensa de las manis de nuestros fills –que, lo dicho, no se han vuelto a producir, por lo que esas frases son indicios de que se volverán a producir–. Los fills, además, han cambiado de nombre. Ahora son el nostre jovent/nuestra juventud. A diferencia de cualquier otro manifestante, pegarles a estos va contra los derechos humanos, por lo que escucho. Me alegro sinceramente. Como ven, un riot viene de lejos. Si participa un govern, aumentando contradicciones, de menos lejos. Participa creando léxico. Recién llegado a BCN, por ejemplo, escuché las noticias de TV3. Se habla de criminalització dels manifestants/criminalización de los manifestantes –por primera vez en su historia. Pero para hablar de actos vandálicos en locales del PSC no se dice local-saqueado, sino el PSC ha denunciat una agressió. Vamos, una cosa es el punto de vista de todos y otra, el punto de vista de los que no forman parte de ese punto de vista.

20- El palabro equidistante es el gran insulto desde hace tres años. Con él se penaliza la disidencia y, como decía Joan Grau, en un fantástico artículo en CTXT hace un par de días, la ecuanimidad. Se utiliza contra periodistas, pero incluso contra el gato. Los equidistantes se alejan del poble y abrazan el españolismo y los valores gubernamentales del otro gobierno, del que suelen cobrar un sueldo. Como cualquier valoración intelectual en una CT, se alude a ese comportamiento en términos de enfermedad mental o patología moral. El uso de la palabra, ahora utilizada por cargos del govern u otras instituciones, explica lo que hace el Govern desde hace años. Marcos. Y, con ellos, bloques. Ninguna propuesta de referéndum será aceptada en la sociedad Cat si pertenece y satisface a un bloque. De lo que se deduce que quieren el bloque, no el referéndum. Cat va un par de años por delante del resto. Prepárense para recibir de la bandera allá donde vivan. No tardará mucho. Permite la inmovilidad. Y aún da gustirrinín.

21- En cierta manera, ellos son el riot. Hacen política riot/no sé lo que quiero/estoy cabreado/nada cambia/no quiero más cambios que los míos, que para eso la he liado.

22- Paralelamente a ellos, estudiantes con las tasas más altas del Estado, personal sanitario o profesores con los recortes mayores del Estado, se manifiestan contra la inmovilidad y, a la vez, a favor de sus mártires y su govern inmóviles, este último, como mínimo, anclado también en el léxico del riot.

23- Hoy, mani procesista. Gansa, supongo. Por lo visto, Tsunami abrirá la boca de la cara, que no lo hace desde hace dos lunes. Tsunami, por cierto, ha anunciado actos durante la campaña. Uno, en la jornada de reflexión. Todo un decálogo si resulta que es una organización gubernamental. Mañana, mani ultra-constitucionalista. Gansa, pero menos. Y, en medio, la equidistancia. O nos cortaríamos la venas. Ya les explicaré las manis. La equidistancia, llevo años.

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. zyxwvut

    Mismo discurso desde hace meses, señor Martínez, crítica al secesionismo con la boca pequeña y defensa de sus tesis sobre "Cataluña", crítica al constitucionalismo en tono duro. Y políticos, muchos políticos, y al 68% de la sociedad de Cataluña que no apoyamos al secesionismo "que nos den"; todos pendientes del 32%. Ya se sabe, son un bloque, el bloque protagonista. Los jueces, policías, políticos, la mayoría que no aceptamos el chantaje (o "referéndum", o nada), a observar en silencio.

    Hace 4 años 8 meses

  2. JT

    "Lo que más me preocupa es la contradicción en la base de las personas. Nuestras contradicciones internas más profundas." (Joan Grau) El miedo a la razón produce mónstruos. Y ahí anida la propaganda, para que el miedo entre en circuito cerrado. Vale para todos. Gracias por el enlace al esclarecedor artículo.

    Hace 4 años 8 meses

  3. amaia

    Estoy nuy HARTA !... De todo en general, aunque he de decir que cuanto más soberana (y más soberanos/as en genera en todos los sentidos) mejor,,, Quiero decidir sobre todo lo que me afecta, todo !... Con mi espacio, con mis gentes, con mis contradicciones, con mis neuras, etc... Queremos decidir nuestro rumbo !

    Hace 4 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí