1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SHOCK INMOBILIARIO

La inmobiliaria de Blackstone y el Santander, en riesgo alto de insolvencia

Quasar, creada ad-hoc para vender 80.000 viviendas y 40.000 préstamos, la mayoría procedentes del Popular, aún debe el 60% de los 10.000 millones de deuda. Solo tiene dos años para hacer frente al pago

Manuel Gabarre de Sus 19/06/2021

<p>Fondos buitre.</p>

Fondos buitre.

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Quasar, la gran inmobiliaria creada por Blackstone y por el Banco Santander, se encuentra en un riesgo alto de insolvencia. Por este motivo, el consorcio de bancos que financió la venta de los bienes inmobiliarios del Banco Popular ha intervenido sus cuentas. Los malos resultados de Quasar ya han tenido como consecuencia el cese de Diego San José, el principal ejecutivo de Blackstone en España. Entre los logros de San José se encuentra el haber dirigido grandes operaciones inmobiliarias de Blackstone en España, como la compra de las 1.860 viviendas sociales del Ayuntamiento de Madrid, que fueron vendidas por Ana Botella.

La operación Quasar es la mayor venta de vivienda privada que se ha llevado a cabo en España. La finalidad de la compañía era vender los bienes inmobiliarios procedentes del Banco Popular. Estos bienes eran 80.000 viviendas y 40.000 préstamos. Quasar los adquirió por 10.261 millones de euros y provenían, principalmente, de daciones en pago, garantías de préstamos a promotores inmobiliarios, adjudicaciones en procedimientos judiciales y desahucios. Las consecuencias de que Quasar no pueda hacer frente a sus deudas podrían ser muy graves para el sistema financiero. 

La causa de este riesgo es el endeudamiento. Los fondos oportunistas pretenden ganar la mayor cantidad de dinero posible en el menor periodo, obteniendo además una rentabilidad muy superior a la que proporciona el mercado. Para esto, recurren a un gran endeudamiento para multiplicar sus beneficios. 

Este endeudamiento conlleva un riesgo: un contratiempo grave puede acarrear la quiebra de toda la operación. Por esta razón, las últimas operaciones llevadas a cabo por los fondos oportunistas Blackstone, Cerberus o Lone Star en Europa resultan muy vulnerables ante una adversidad como la pandemia de covid-19.  

La articulación de la operación Quasar

Aunque Blackstone tiene su sede en Nueva York, opera principalmente desde paraísos fiscales. Varias sociedades del grupo domiciliadas en las Islas Caimán invirtieron 226 millones de euros en la operación. Blackstone constituyó en Luxemburgo una sociedad llamada Quasar que recibió esa cantidad como capital. 

La manera de operar de los fondos oportunistas se basa en crear fondos en los que invierten los gestores de otros fondos de inversión, cuyo origen suele ser el patrimonio de personas adineradas y, sobre todo, los fondos de pensiones. En Estados Unidos las pensiones son mayoritariamente privadas por lo que estos fondos tienen allí una gran fuente de financiación.

Los fondos como Blackstone administran el dinero ajeno a cambio de una rentabilidad más alta que la que suele proporcionar el mercado. El compromiso de Blackstone es devolver el dinero a los inversores añadiendo un interés. El plazo habitual para efectuar las devoluciones es de cinco años.  En lo que respecta al negocio inmobiliario, este plazo implica que el fondo debe vender buena parte de las viviendas que ha comprado en esos cinco años para poder devolver el préstamo.  

De esta manera, la sociedad Quasar de Luxemburgo tomó prestados 1.312 millones de euros de otros fondos que la propia Blackstone había promovido. Desde Luxemburgo, Blackstone creó otra sociedad Quasar en España, a la que traspasó los 1.502 millones que había acumulado para la operación. 

El Banco Santander aportó a esta sociedad 1.434 millones. De ellos, 1.373 millones eran bienes inmobiliarios y solamente 63 millones de euros fueron aportados en dinero. Los bienes aportados provenían también del patrimonio inmobiliario del Banco Popular. 

De esta forma, Blackstone tenía el 51% del capital de la sociedad Quasar en España y el Banco Santander era propietario del 49% restante. Quasar contaba así con casi 3.000 millones. Sin embargo, los bienes inmobiliarios del Banco Popular fueron valorados en algo más de 10.000 millones. 

¿Cómo consiguió comprarlos? 

La respuesta es muy sencilla: mediante un gran endeudamiento. Las sociedades Quasar de España contrajeron un préstamo de 7.332 millones de euros con un consorcio bancario en el que participaron algunos de los mayores bancos del mundo. También otra sociedad de Blackstone participó en el préstamo aportando mil millones de euros. De este modo Quasar obtuvo el dinero para pagar 7.787 millones de euros al Banco Santander por los bienes inmobiliarios del Banco Popular. 

Los problemas de Quasar y el empeño de sus bienes

Quasar debe devolver el macro préstamo en cinco años, plazo que terminará en marzo de 2023. Esto le obliga a vender buena parte de los bienes del Banco Popular antes de que termine este plazo. Quasar todavía debía 6.605 millones de euros según sus últimas cuentas presentadas. Debido a las dificultades para vender los pisos, el Banco de Santander y Blackstone han recurrido a algunas estrategias de venta que delatan una necesidad apremiante por vender las viviendas de Quasar. 

Por ejemplo, Aliseda, que forma parte de Quasar, lanzó una campaña promocional en octubre. En ella se comprometía a reembolsar el 10% del valor de adquisición de la vivienda adquirida por un cliente si los precios caían más de un 10% en los tres meses siguientes a la compra.

El Banco de Santander ofrece hipotecas, cuya financiación alcanza hasta el 90% del valor de tasación de las viviendas comercializadas por Aliseda

Del mismo modo, el Banco de Santander ofrece hipotecas, cuya financiación alcanza hasta el 90% del valor de tasación de las viviendas comercializadas por Aliseda, que pertenece a Quasar. Esto es una excepción en el mercado hipotecario español, puesto que los bancos no suelen conceder hipotecas por más del 80% del valor de tasación. El motivo es que este tipo de préstamos tienen un efecto extremadamente perjudicial para la estimación del riesgo que un banco puede soportar. Esta regulación del riesgo fue establecida en los Acuerdos de Basilea III, que es la normativa que rige la actividad bancaria en todo el mundo.

Por otro lado, Quasar empeñó los bienes que compró como garantía de la devolución del préstamo. Por lo tanto, si no devuelve el préstamo antes de marzo de 2023, las viviendas y los préstamos que no haya vendido pasarían a ser propiedad del consorcio de bancos, salvo que estos optasen por refinanciar la enorme deuda de Quasar. 

El fracaso del modelo de vivienda

Es evidente que los fondos oportunistas han financiado sus operaciones con un endeudamiento excesivo y que la supervisión financiera está en esencia mal concebida. De hecho, las entidades como Blackstone forman parte de lo que se conoce como la banca en la sombra. Es decir, estas entidades escapan de cualquier control debido a que operan desde paraísos fiscales. 

Las instituciones internacionales diseñaron un sistema de control denominado Basilea III. Mediante este sistema el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea controla estrechamente la solvencia de la banca. Su finalidad es impedir un colapso financiero como el que sucedió en 2007. Sin embargo, este sistema de control ignora la existencia de estas entidades en la sombra, aunque estas constituyen una parte crítica del sistema financiero. 

Las entidades en la sombra, como Blackstone, han desempeñado un papel fundamental en la vivienda durante los últimos años. Por un lado, han obtenido unos beneficios ingentes. Por otro lado, han vulnerado el derecho a la vivienda de una manera proporcional a los beneficios obtenidos. Fondos como Blackstone han propiciado los desahucios sin alternativa habitacional. Durante los últimos años también se ha generalizado la sobrecarga en el gasto destinado a la vivienda. Por ejemplo, en Barcelona, que es la única ciudad importante que proporciona datos fiables sobre vivienda, el 39% de los inquilinos tiene que destinar más de un 40% de sus ingresos al pago de un alquiler. 

Además, la actividad de los fondos oportunistas pone en riesgo al sistema financiero en su conjunto, porque puede arrastrar a la banca a una quiebra debido a que estos fondos están estrechamente conectados con ella. Aunque el control institucional sobre los bancos se haya sofisticado, sigue habiendo grandes riesgos. Riesgos que en buena medida provienen de la mercantilización del derecho a la vivienda. 

Sin embargo, la solución para evitar el riesgo de una nueva crisis es mucho más fácil de aplicar que lo postulado en los modelos planteados por Basilea: bastaría con que los gobiernos protegiesen el derecho a la vivienda para que el sistema financiero fuese mucho más seguro.

Quasar, la gran inmobiliaria creada por Blackstone y por el Banco Santander, se encuentra en un riesgo alto de insolvencia. Por este motivo, el consorcio de bancos que...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí