1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PETER KORNBLUH / ANALISTA POLÍTICO

“Hay más pinochetistas que nunca”

Sebastiaan Faber 9/09/2023

<p>Peter Kornbluh durante la presentación del libro 'Pinochet Desclasificado' en Santiago de Chile, el 1 de septiembre de 2023. / <strong>Museo de la Memoria</strong></p>

Peter Kornbluh durante la presentación del libro 'Pinochet Desclasificado' en Santiago de Chile, el 1 de septiembre de 2023. / Museo de la Memoria

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

“El mayor experto sobre la intervención de Estados Unidos en Chile” y “el hombre clave para lograr que los más profundos secretos de esa historia salieran a la luz”. Así es como, la semana pasada, la televisión chilena describió a Peter Kornbluh, un analista político que lleva casi 40 años investigando documentos clasificados del gobierno norteamericano –después de haber conseguido él su desclasificación– para revelar cómo Estados Unidos desestabilizó el gobierno democrático de Salvador Allende, ayudó al Ejército chileno a derrocarlo y acabó por apoyar el sangriento régimen dictatorial de Augusto Pinochet.

Kornbluh (Michigan, 1956) trabaja en los National Security Archives, una ONG radicada en Washington DC que, bajo la dirección de Tom Blanton (entrevistado en estas páginas hace poco), se dedica a analizar la política exterior norteamericana a través de archivos gubernamentales. Estos días, Kornbluh está en Chile para presentar la traducción al castellano de su último libro, Pinochet desclasificado. Los archivos secretos de Estados Unidos sobre Chile (Ed. Catalonia) y un largometraje documental basado en su trabajo (Operación Chile, estrenado este 5 de septiembre en la televisión chilena). Y también, claro está, para participar en la conmemoración del 50 aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. Me atiende por videoconferencia desde Santiago de Chile.

En Chile, la memoria histórica del golpe de Pinochet se ha convertido en una batalla por el relato. 

Los debates sobre las causas y las consecuencias del golpe aquí son tremendamente cáusticos. La derecha chilena está intentando blanquear los crímenes de Pinochet, retratándolo como un hombre de Estado. Demasiados chilenos siguen creyendo que hizo cosas maravillosas para el país, cosas que le absuelven de cualquier problema que también pueda haber causado. Y mucha gente no conoce, o subsestima, la contribución de Estados Unidos en el golpe contra Allende –a pesar de lo documentadísima que está esa contribución hoy–.

¿Qué cambios ha observado en estos últimos diez años?

Pues bien, da la casualidad que también estuve aquí para el 40 aniversario. Te puedo decir que fue una cosa completamente diferente. Entonces, se avecinaba una batalla electoral entre dos candidatas a la presidencia [Michelle Bachelet y Evelyn Matthei], ambas hijas de generales activos durante el golpe, pero de lados opuestos. A pesar de ello, el consenso era que nadie quería ser identificado como pinochetista, entre otras razones porque no te aportaba ningún voto. Incluso el entonces presidente, Sebastián Piñera, hizo amagos por disculparse por los abusos de la dictadura.

Hace diez años nadie quería ser identificado como pinochetista, entre otras razones porque no te aportaba ningún voto

¿Y hoy?

El cambio es total. Los pinochetistas pretenden aprovechar el 50 aniversario para celebrar el golpe más que conmemorarlo. Hay más pinochetistas que nunca. Como sucede en Estados Unidos, aquí crece la extrema derecha mientras los partidos tradicionales pierden apoyos. Y el debate sobre el legado de Pinochet no solo es cáustico, sino que está repleto de desinformación y negacionismo, de mentiras instrumentalizadas para justificar el golpe. Aun así, es un debate que tiene una gran relevancia.

¿En qué sentido?

Es importante no solo para el futuro de Chile, sino para el futuro de Estados Unidos y, francamente, para todos los países de tradiciones democráticas –sean Suecia, Italia o España– donde está creciendo una derecha que ya no es simplemente conservadora, sino que pretende sustituir la democracia por la autocracia. Esa amenaza, que es tremenda, también explica por qué tantos países hoy tienen los ojos puestos en Chile para ver cómo conmemora este 50 aniversario.

¿Cómo debería conmemorarse, en su opinión?

Como un intento, apoyado por Estados Unidos, por abortar la santidad constitucional de la vida política chilena para instaurar una brutal dictadura militar que Estados Unidos, a su vez, ayudó a consolidar. Esto es lo que hay que recordar, porque nos incumbe a todos.

Está creciendo una derecha que ya no es simplemente conservadora, sino que pretende sustituir la democracia por la autocracia

Usted ha dedicado su vida profesional a la desclasificación, el análisis y la difusión de los hechos sobre el golpe y el papel de Estados Unidos en él. Gracias a ello, hoy sabemos más que hace diez años. Sin embargo, según lo que usted acaba de decir, la imagen de Pinochet entre los chilenos es más positiva hoy que hace diez años. ¿Es hora de cambiar de táctica?

No lo creo. Para empezar, Estados Unidos sigue reteniendo documentos que pueden desempeñar un papel muy significativo en el debate chileno.

¿Los hechos documentados siguen teniendo peso, entonces?

Ya lo creo. Sin ir más lejos, mi libro y el documental basado en él, que se acaba de estrenar, están teniendo impacto. Revelan, entre otras muchas cosas, que Pinochet preparaba un segundo golpe para la noche del plebiscito de 1988. No se llevó a cabo porque la cúpula militar se opuso.

¿Una nueva oleada de revelaciones desde Estados Unidos ayudarían a cambiar el debate en Chile?

Claro. Si Estados Unidos desclasificara la investigación del atentado en Washington, DC de 1976 en que fueron asesinados Orlando Letelier y Ronni Moffitt –atentado que fue iniciativa del propio dictador–, Pinochet quedaría retratado como lo que era: no como un hombre de Estado, que es como pretenden pintarlo sus admiradores, sino un terrorista internacional.

Si Estados Unidos desclasificara la investigación del atentado en Washington, DC de 1976, Pinochet quedaría como lo que era: un terrorista internacional

¿Pero no hay mucha documentación ya?

Sí, pero la publicación de documentos nuevos generaría titulares y ayudaría a ganar este debate en que hay tanto en juego. No queremos más Pinochets, ni en Chile ni en Estados Unidos ni en ningún otro lugar del mundo.

¿A qué espera Estados Unidos para desclasificarlo todo? ¿La resistencia, a estas alturas, aún es política?

No lo creo. Te doy un ejemplo. En una pieza en The Nation, explico que hace muy poco, el 25 de agosto, la CIA decidió desclasificar dos documentos que llevábamos pidiendo desde hace muchos años: los President’s Daily Briefs (PDBs) –el resumen diario de la CIA para el presidente Nixon– del 8 y del 11 de septiembre de 1973. Se convocó un grupo de trabajo especial para aprobar esa desclasificación, pero no deben de haber tardado más de tres minutos en dar su visto bueno, porque la verdad es que no contienen nada especialmente secreto. Sin embargo, es significativo que se hayan desclasificado esos documentos porque la administración de Biden lo hizo a petición expresa del gobierno chileno del presidente Gabriel Boric. Ahora bien, estos dos documentos encabezaban una lista más larga, que también incluye los archivos de la investigación norteamericana sobre el papel que tuvo Pinochet en el asesinato de Letelier [ministro de Estado con el Gobierno de Salvador Allende].

¿Si no hay resistencia política, por qué se tarda tanto?

A mí me parece que es una resistencia más bien burocrática. Lo que ocurre con el caso de Letelier, por ejemplo, es que las fuerzas de seguridad no suelen compartir investigaciones que no resulten en un juicio. La idea es que hay que proteger la presunción de inocencia de los ciudadanos. Claro que, en este caso, es un argumento débil porque estamos hablando de un caso de terrorismo internacional, donde rigen otras normas. Aun así, es muy difícil convencer al Departamento de Justicia. Pero aún no hemos perdido la esperanza.

¿La CIA también se resiste por motivos burocráticos?

Aparte de que la CIA tiene la cultura institucional muy determinada –una cultura secretista que pretende proteger a sus fuentes a toda costa y que no se preocupa demasiado por respetar o hacer cumplir la ley–, la Agencia no tiene un especial interés en revelar los detalles de su relación con la DINA, la policía secreta chilena.

La CIA no tiene un especial interés en revelar los detalles de su relación con la DINA, la policía secreta chilena

Que no dejan de ser sus colegas y aliados, o exaliados.

La CIA ha sabido desde el 77 o el 78 que el asesinato de Letelier obedeció a una orden personal de Pinochet. Si en aquel momento –ya con Jimmy Carter en la Casa Blanca– la CIA hubiera dicho: “¿Saben qué? Esto es un acto de terrorismo internacional”, entonces a Pinochet le habrían destituido sus propios generales. El caso Letelier habría sido su Watergate. Hay documentos que demuestran que Pinochet consideró matar al propio jefe de la DINA, Manuel Contreras, porque era el único que sabía que la orden de matar a Letelier había sido suya. Pero, desgraciadamente, así no es como trabaja la CIA.

Así que Estados Unidos tenía información comprometedora sobre Pinochet… ¿La usaron para algún tipo de chantaje?

No. Estados Unidos sí intentó que Chile extraditara a Contreras y a Pedro Espinoza, su adjunto. Al final no funcionó. Pero todo el material que se juntó con ese fin acabó almacenado en una caja que suponemos que está en los archivos del Departamento de Justicia. Llevamos años intentando que se localice y abra.

Ha dicho que una nueva entrega de documentos desclasificados ayudaría a cambiar el relato chileno sobre el golpe y la dictadura. ¿Tendría un impacto similar en Estados Unidos? Quiero decir, ¿también serviría para cambiar el relato sobre el papel que tuvo Estados Unidos en Latinoamérica?

Yo soy un hombre viejo, voy camino de los 70 tacos. Tú, supongo, eres millennial.

No crea. Soy del 69.

Vale. Entonces tenías 6 años cuando, en el Senado de Estados Unidos, se convocó el Church Committee para investigar los abusos de la CIA, de la NSA y del FBI. Su formación fue provocada por un sonadísimo artículo del periodista Seymour Hersh en el New York Times, en diciembre de 1974, que fue una bomba. El escándalo que se armó fue del tamaño del Irán-Contra, para darte una idea. Fue la primera investigación real de las operaciones encubiertas de la CIA y otras agencias. Un caso en que se fijó ese comité fue, precisamente, el de Chile –que, casualmente, ha sido el único de la media docena de casos investigados por el comité que acabó desclasificándose–. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que la rendición de cuentas ya se dio. Fue entonces, a mediados de los años setenta, cuando mucha gente en Estados Unidos estaba furiosa por las atrocidades que estábamos cometiendo en Vietnam. Fue entonces cuando nos enteramos de las atrocidades cometidas por la dictadura chilena y cuando el término desaparecido entró al léxico del movimiento por los Derechos Humanos. De hecho, fue entonces cuando nació lo que hoy conocemos como el movimiento por los Derechos Humanos.

O sea, la verdad sobre el papel de Estados Unidos en Latinoamérica se conoce desde entonces.

El Comité nos dio ese relato, aunque no nos dio los documentos que estudió para escribirlo. Estos solo se empezaron a desclasificar en la época de Bill Clinton, después de la detención de Pinochet en Londres. Y en los años posteriores logramos que se desclasificaran cada vez más documentos.

Para usted, ha sido el trabajo de su vida.

Esta historia ha sido muy importante no solo para mí, sino para toda mi generación. El 50 aniversario del golpe no deja de ser una oportunidad para volver a prestarle la atención que merece. Es precisamente lo que pretendo hacer con mi libro y con el documental.

¿Y después?

No lo sé. Lo único que podemos hacer es aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

“El mayor experto sobre la intervención de Estados Unidos en Chile” y “el hombre clave para lograr que los más profundos secretos de esa historia salieran a la luz”. Así es como, la semana pasada, la televisión chilena

Autor >

Sebastiaan Faber

Profesor de Estudios Hispánicos en Oberlin College. Es autor de numerosos libros, el último de ellos 'Exhuming Franco: Spain's second transition'

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. antonio-perez-herrera

    Pinochet es el dictador mas criminal, asesino, terrorista y sanguinario después de Franco y los imperialistas yanquis tuvieron mucho que ver y en el golpe de estado del sanguinario Pinochet, estos yanquis cuando ayudan o invaden un país es para comerse la merienda y cagarse en el morral, esto es, se llevan los beneficios y dejan la mierda, la destrucción y la miseria y el mundo los tienen como la mayor democracia que existe. Para mear y no echar gota.

    Hace 9 meses 8 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí