1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

JAVIER TOBÍAS / Colectivo Harinera

“El Ayuntamiento PP-Vox de Zaragoza sustituye el trabajo cultural de los colectivos por macroeventos”

Diego Delgado 27/03/2024

<p>Javier Tobías. / <strong>Cedida por el entrevistado</strong></p>

Javier Tobías. / Cedida por el entrevistado

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

El pasado 26 de marzo se hizo pública la intención del Gobierno de PP y Vox en Zaragoza de suprimir la gestión comunitaria de Harinera, un espacio cultural de referencia que, desde su apertura en 2016, organiza actividades de todo tipo, con especial atención en aquellos colectivos más vulnerabilizados.

Javier Tobías forma parte de su estructura, dentro del colectivo Llámalo H, desde 2014 y destaca el elemento de participación que ofrece Harinera, lugar en el que cualquier persona puede proponer actividades e incluso participar de la gestión cultural del espacio. Una inclusión total que difiere del enfoque propuesto por el Ayuntamiento, sobre el que Tobías habla con CTXT.

¿Qué es Harinera?

Harinera es un espacio que se abre en marzo de 2016, pero que realmente se empezó a cocinar en septiembre de 2014, cuando un antiguo espacio industrial abandonado se reivindica desde la asociación vecinal y el Ayuntamiento accede a iniciar un proceso participativo para que sea un lugar de creación cultural que aúne la pata cultural y la pata vecinal.

Desde septiembre de 2014 a marzo de 2016 se van haciendo asambleas para definir qué usos va a tener ese espacio, cómo se va a organizar… Todo esto de manera puramente activista, es un trabajo que hace la asociación vecinal, artistas, agentes culturales y sociales… En 2016 se abre oficialmente Harinera. En ese momento contábamos con una partida presupuestaria que nos dotaban desde Zaragoza Cultural, de 150.000€ al año, para programar actividades culturales.

Durante ese periodo la convivencia fue bastante pacífica. Íbamos trabajando en un convenio para darle mayor legitimidad a ese modelo de cogestión. Un documento en el que el Ayuntamiento y los agentes culturales nos comprometiésemos a esa gestión colectiva. Ese documento se acaba firmando en 2019.

En mayo de 2019 cambia el Ayuntamiento, entra un gobierno de PP y Ciudadanos apoyado externamente por Vox y, ya ese primer año, se nos recorta la partida presupuestaria a 120.000€. Ese dinero se utilizaba exclusivamente para organizar actividades; todo el trabajo de redes sociales, gestión de programación, etc. ha sido siempre activista, no hemos cobrado nada por esa gestión.

En mayo de 2019 cambia el Ayuntamiento y se nos recorta la partida presupuestaria

Vuestra pelea contra los ataques de la Administración, por lo tanto, no es nueva. ¿Cuál ha sido el proceso de destrucción paulatina de este espacio de gestión comunitaria y cómo ha culminado ahora?

Todo arranca en 2019. Nosotras habíamos presentado, junto al Ayuntamiento, el proyecto de Harinera para un premio europeo. Se nos concedió el premio a la participación. Como colectivo solicitamos ir a esta entrega de premios y se nos negó. Esto puede parecer algo menor, pero sí anuncia unas intenciones. Además de que en ese año se había recortado también el presupuesto de 150.000€ a 120.000€.

Luego, en 2020, durante la pandemia, Harinera cerró solo en el confinamiento estricto. Quisimos abrir cuanto antes porque había muchos espacios del barrio que permanecían cerrados y muchos colectivos y entidades del barrio necesitaban un sitio. Es decir, excepto en el confinamiento puro y duro, nuestra actividad no se vio reducida en lo más mínimo. Sin embargo, en ese 2020 se nos redujo más aún la partida presupuestaria, hasta 95.000€.

En 2021 se nos anunció que, debido a la saturación del centro de servicios sociales del barrio de San José, en parte por las modificaciones de aforo que impuso la covid-19, se iba a trasladar a la mitad de sus trabajadores y trabajadoras a la tercera planta de Harinera, ocupando la mitad de esa planta. Ya no es solo que se nos quitase un espacio que era necesario para Harinera, sino que se hizo en unas condiciones nefastas. La planta tercera de Harinera no tiene un techo recto, así que para meter los espacios en los que se atendía a la gente que acudía a servicios sociales hicieron una especie de peceras que ni siquiera estaban cubiertas por arriba. Entonces tú podías estar atendiendo a una persona que había sido víctima de violencia de género y toda la planta se podía estar enterando de la conversación. De hecho, esta situación sigue así tres años después.

En mayo de 2023 caducaba el convenio. Nosotras informamos de esa situación y fuimos solicitando reuniones con Zaragoza Cultural; tuvimos una en octubre de 2022 y otra en enero de 2023, porque tenían algunas reticencias respecto al planteamiento actual. Volvimos a escribirles en mayo, antes de las elecciones, y nos dijeron que en campaña electoral les parecía mal firmar ese convenio. Desde mayo hasta octubre/noviembre de 2023 seguimos llevando a cabo nuestras funciones como lo habíamos hecho siempre, pero sin una figura que nos albergara. En noviembre firmamos una prolongación del convenio durante un año, hasta mayo de 2024.

Seguimos reuniéndonos con Zaragoza Cultural para intentar resolver sus dudas y mantener la actividad del espacio. Había un visto bueno por parte de gerencia, cuya persona encargada cambió a principios de 2024. En enero solicitamos formalmente una reunión y la prórroga del convenio durante un año más para tener tiempo, esta vez ya sí, de poder trabajar la solicitud conjuntamente.

Esto se tramitó y, supuestamente, se estaba revisando, pero nunca se nos ha dado respuesta. Después de más de dos meses, se nos convocó el día 26 de marzo y se informó a las compañeras del colectivo que se iba a dejar de lado la cogestión del espacio, que pasaría a ser un espacio de gestión puramente municipal. Y que el modelo de residencia quería cambiarse para atender única y exclusivamente a entidades vinculadas con la inclusión social. Realmente algunos ya son colectivos con los que se trabaja desde Harinera, como por ejemplo DFA.

La nota de prensa de PP-Vox habla de convertir Harinera “en un centro dedicado a la inclusión, la accesibilidad y la innovación cultural y artística”. ¿Qué hay detrás de esa afirmación?

Se trata de un ataque a la participación de un espacio que ya era inclusivo

Creemos principalmente que se quiere eliminar la parte participativa del proyecto, y que esa apuesta de plantearlo como un proceso de aumento de la inclusividad del espacio es simplemente una manera de vender esta modificación. Se trata de un ataque a la participación de un espacio que ya era inclusivo y en el que muchísimos colectivos de personas en riesgo de exclusión social o personas con diversidad física o psíquica llevaban trabajando años. Por ejemplo, el colectivo de madres y padres de jóvenes con trastorno del espectro autista (TEAdir Aragón) lleva trabajando en Harinera desde que abrió sus puertas, allí hacen talleres cada semana.

Se está planteando como un espacio de inclusión cuando lo que vemos es que realmente es un paso atrás hacia un espacio de integración. La diferencia en política social es que con la integración tú dejas un espacio a un colectivo, pero limitado a ese colectivo, mientras que Harinera siempre ha sido un espacio inclusivo en el que esos colectivos y esas personas vinculadas a ellos participaban como una más. No había una segregación. Gente de toda diversidad participaba en las actividades, en la programación o en la gestión en algunos casos.

Al perder el elemento de cogestión, que permitía poder participar más activamente aún de Harinera, también se está produciendo un desempoderamiento de la población en general y de esos colectivos en particular, porque es más difícil que su voz se oiga si lo único que pueden hacer es participar en actividades ya programadas desde fuera, en vez de participar, programar y decidir.

¿Cuál es el futuro de los colectivos que participaban en Harinera?

Nosotras hemos contactado con algunas de las asociaciones anunciadas en la nota de prensa del Ayuntamiento y no nos consta que hayan recibido información aún de si iban a estar incluidas en la nueva gestión de Harinera. Otras, como TEAdir Aragón, puede que queden fuera por no estar bajo el paraguas utilizado para negociar desde la Administración.

A muchos colectivos que trabajan con población en riesgo de exclusión social no sabemos cómo les va a afectar. Las compañeras que realizan las actividades de teatro comunitario, que son gratuitas y en muchos casos dirigidas a población en riesgo de exclusión social, no sabemos si van a entrar en la nueva gestión. Lo mismo con las compañeras de Orquesta Escuela, que hacen algo parecido desde lo musical. Hay muchos colectivos que trabajan lo comunitario de manera transversal y que, en el momento en que empiezas a levantar paredes, los estás excluyendo y, con ellos, a la población que engloban.

En Zaragoza ya hay experiencias previas de este tipo, con la persecución y el cierre de proyectos similares. La iniciativa Etopia dejó de existir para dar paso a un programa de emprendimiento para niños y niñas de primaria. ¿Cuál es el objetivo del Ayuntamiento de PP-Vox?

Nosotras vemos que se está tendiendo a una eliminación de la cultura local en beneficio de modelos de mucha mayor escala. Se está sustituyendo el trabajo diario de hormiguita que hacemos un montón de colectivos, de ir programando y haciendo actividades para generar interés hacia lo cultural, por macroeventos como el Vive Latino, que ocupan 3-4 días al año y que no tienen impacto alguno en el tejido local.

La principal afectada de todo esto es la participación de colectivos y sociedad en la gestión de lo municipal. Es un ataque a la cultura local en favor de organizaciones de mucho mayor tamaño, con las que parece que el Ayuntamiento está mucho más cómodo negociando.

El pasado 26 de marzo se hizo pública la intención del Gobierno de PP y Vox en Zaragoza de suprimir la gestión comunitaria de Harinera, un espacio cultural de referencia que, desde su apertura en 2016, organiza actividades de todo tipo, con especial atención en aquellos colectivos más vulnerabilizados.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Diego Delgado

Entre Guadalajara y un pueblito de la Cuenca vaciada. Estudió Periodismo y Antropología, forma parte de la redacción de CTXT y lee fantasía y ciencia ficción para entender mejor la realidad.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí