1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El tratado de los secretos y las renuncias llega al Parlamento

Para sus defensores europeos, el Acuerdo de Libre Comercio e Inversión negociado con poca transparencia entre EEUU y UE es una oportunidad de negocio; para sus detractores socavará el Estado del Bienestar y devaluará los derechos de los trabajadores

Mirentxu Arropi Bruselas , 3/06/2015

Miembros de la ONG Amigos de la Tierra, delante del caballo de Troya, símbolo de protesta en contra del TTPI, el pasado 2 de junio en Madrid.
Miembros de la ONG Amigos de la Tierra, delante del caballo de Troya, símbolo de protesta en contra del TTPI, el pasado 2 de junio en Madrid. Marcos del Mazo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Una réplica de un caballo de Troya ha viajado estos últimos meses por diferentes ciudades europeas. Detrás de esta alusión a la Ilíada se esconde la protesta de diferentes colectivos de izquierda y ecologistas contra la firma por parte de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos (EEUU) del Tratado Trasatlántico de Inversión y Comercio (TTIP por sus siglas en inglés), que puede convertir a las dos regiones en la zona de libre comercio más grande del mundo. La firma del tratado, prevista para 2017, puede generar, según defiende la Comisión Europea (CE), un aumento de ingresos anuales de 500 euros para cada hogar de cuatro personas. Pero estos cálculos no son compartidos por estas asociaciones, que creen que el enemigo se está introduciendo de forma sigilosa en territorio europeo. Las sospechas han aumentado dada la poca transparencia del proceso negociador, que ha levantado suspicacias a ambos lados del Atlántico. El texto será votado por el Parlamento Europeo el 10 de junio en una primera prueba no vinculante. 

Por parte europea, la CE es la institución encargada de reunirse con los representantes de Washington desde julio de 2013, pero no ha sido hasta enero de este año, con la llegada del nuevo ejecutivo europeo de Jean Claude Juncker, cuando la Comisión ha empezado a publicar algunos de los documentos.

Los eurodiputados de las diferentes comisiones parlamentarias que están accediendo a los textos deben enfrentarse a unas medidas de control más propias del imaginario colectivo de películas de espías que de un trámite normal: prohibición de móviles, firma de un documento de confidencialidad, compañía de un funcionario durante la lectura de unas textos que no se pueden reproducir en su totalidad tan sólo tomar notas…

¿Por qué tanto secreto? El Tratado pretende la eliminación de todas las trabas no arancelarias. Actualmente, las tarifas aduaneras entre EEUU y los Veintiocho son bajas (una media de un 3%) y por lo tanto, lo que se está dirimiendo es una homogeneización de las diferentes legislaciones en la distribución de productos y servicios, que abarca todo tipo de áreas, desde los transgénicos (muy reducidos en Europa y presentes en el 70% de los cultivos estadounidenses), la posibilidad de alimentar con hormonas al ganado, la prohibición de ciertas sustancias químicas --mucho más laxa en EEUU que en territorio europeo-- o la disparidad en la protección de datos entre uno y otro continente, que puede rebajar los estándares en Europa a través del comercio electrónico.

El 10 de junio el Parlamento Europeo vota una primera resolución con un carácter más simbólico que legislativo, pero que servirá como pistoletazo de salida para calibrar el estado de ánimo de la opinión pública europea.

Los críticos con el Tratado ven en la mayor competencia entre las dos regiones la posibilidad de socavar el Estado de Bienestar Europeo y los derechos de los trabajadores. Para sus defensores, se están aumentando las oportunidades de negocio de las empresas europeas y la Unión Europea está defendiendo sus especificidades legislativas en ciertos ámbitos, al igual que hace EEUU. El 10 de junio el Parlamento Europeo vota una primera resolución con un carácter más simbólico que legislativo, pero que servirá como pistoletazo de salida para calibrar el estado de ánimo de la opinión pública europea ante un tema de gran complejidad técnica y de gran sensibilidad política.

El primer gran caballo de batalla reside en la puesta en marcha de procesos ad hoc fuera del sistema judicial ordinario que se encarguen de proteger a los inversores privados frente a los Estados a través de unos mecanismos de arbitraje, conocidos como ISDS por sus siglas en inglés. Estos tribunales ya operan en tratados de libre comercio o de inversión entre diferentes países o regiones del mundo, y su propósito es proteger a los inversores ante cambios en la legislaciones públicas potencialmente lesivos para sus intereses en ámbitos tan dispares como el medio ambiente, los estándares sanitarios, los derechos laborales o posibles expropiaciones. Uno de los tribunales más conocidos es el CIADI, dependiente del Banco Mundial.

Sus críticos aseguran que este sistema da la última palabra a arbitrajes privados con el veredicto final de un experto del sector en los que el único sujeto con derecho a presentar una reclamación son los inversores ( en su mayoría poderosas multinacionales) y no el Estado. Estos arbitrajes privados también perjudicarían a la pequeñas y medianas empresas europeas que, en su gran mayoría, no pueden sufragar las multimillonarias facturas de estos procesos.

La Comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara (INTA) votó una resolución el 28 de mayo con el apoyo de populares, conservadores, liberales y socialistas. La izquierda europea considera que la enmienda negociada por parte de los socialdemócratas europeos (con tan sólo oposición del representante francés) con los populares supone una "traición". 

El texto en discordia insta a "proponer una solución permanente" para resolver este tipo de litigios de manera que sean tratados con la transparencia debida por parte de "jueces de carrera independientes, elegidos en audiencias públicas y con un mecanismo de apelación" incluido en el engranaje de las jurisdicciones nacionales y europeas. El mismo texto, sin embargo, reconoce de manera velada que esto no será factible a corto plazo. En la misma enmienda, se asegura que "a medio plazo un Tribunal Internacional Público de Inversiones sería el medio más adecuado para tratar estas disputas", sin mencionar más detalles.

"Es la carta a los Reyes Magos. No existe este tribunal internacional, se habla en condicional y no hay plazos en el documento", explica Florent Marcellesi, portavoz de Equo en la Eurocámara. "En la enmienda que nosotros presentamos y que se supone que iban a apoyar los socialistas se prohibía de manera expresa la existencia de las cláusulas ISDS, y aquí ni siquiera aparece el término", se queja el eurodiputado, que define la actitud de los socialistas como "un giro de 180 grados", en línea con el texto propuesto por la Comisión Europea y no con las directrices de la izquierda.

La eurodiputada Marina Albiol, de Izquierda Unitaria, habla de un mero "maquillaje" que "asume las tesis de la derecha en lo que no dejan de ser tribunales privados".

La eurodiputada Marina Albiol, de Izquierda Unitaria, habla de un mero "maquillaje" que "asume las tesis de la derecha sobre lo que no dejan de ser tribunales privados".

Inmaculada Rodriguez Piñero, eurodiputada socialista miembro de la Comisión de Comercio, no comparte esta interpretación. Asegura que para poner en marcha una carrera de jueces especializados en este tema dentro del sistema vigente será necesario tiempo y de ahí la falta de concreción de un texto que sin embargo defiende de manera clara la independencia y transparencia de los procesos.

Según Rodriguez Piñero, "está faltando perspectiva" a la hora de valorar la "importancia estratégica" de esta resolución. "Lo importante es mandar un mensaje claro a los dos interlocutores con las líneas rojas de las nuevas reglas del juego que hay que establecer", dice, ya que el Parlamento Europeo sólo podrá dar el visto bueno general y no enmendar el texto definitivo.

Para la eurodiputada de la Comisión de Comercio Internacional, no se han resaltado suficientemente los grandes progresos en las negociaciones. "Hemos conseguido que en el texto se recoja la obligatoriedad de que Estados Unidos firme todos los convenios laborales internacionales de defensa de los trabajadores con la abstención del PPE, que fue muy difícil de conseguir [EEUU solo ha ratificado hasta ahora dos de los ocho convenios básicos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)], y también hemos logrado que se blinden los servicios públicos europeos".

En este sentido, Rodriguez Piñero recuerda que los tratados europeos hacen recaer en los Estados las competencias de cómo ofrecer los servicios públicos a sus ciudadanos, por lo que no corresponde a Bruselas ni a ningún Tratado internacional abogar por la privatización de un servicio ni tampoco prohibir esta posibilidad. Lo que pretende la Unión Europea con el TTIP es conseguir que las empresas europea accedan a licitaciones públicas en los estados aplican las denominadas restricciones Buy American, que priorizan a las empresas y productos de EEUU.

Marina Albiol resume así la diferencia sustancial entre los socialdemócratas y el resto de fuerzas consideradas de izquierdas y ecologistas: "Ellos quieren un Tratado de cara amable, nosotros no queremos ninguno porque vemos en el texto un atentado contra la democracia y una dictadura de las multinacionales".

Quizás la votación plenaria del 10 de junio en Estrasburgo aclare algo las cosas, aunque solo será un primer ensayo de carácter no vinculante. Se trata de que los negociadores a ambos lados del Atlántico conozcan el veredicto de la Eurocámara con su posible impacto sobre la opinión pública y su capacidad para generar debate en la sociedad; pero las siguientes rondas CE-EEUU (hasta ahora se han realizado ocho) seguirán perfilando el texto definitivo.

Después, el Parlamento Europeo tendrá solamente la potestad de aprobar o rechazar el tratado por mayoría simple, pero no podrá introducir ningún cambio [eso mismo ha conseguido Obama en Estados Unidos]. La alianza entre populares, liberales y socialistas sería suficiente para la luz verde, con estos últimos como bisagra si no hay movimientos entre las diferentes delegaciones nacionales. Los Verdes, las izquierda europea, euroescépticos, y extrema derecha lo harán en contra. 

Cuando el PE apruebe el texto final, los Estados europeos, gobernados en su inmensa mayoría por fuerzas defensoras del Tratado, deberán votar por mayoría cualificada y no por unanimidad en el seno del Consejo, y emprender luego posibles procesos de ratificación parlamentaria nacional según su ordenamiento jurídico. 

Una réplica de un caballo de Troya ha viajado estos últimos meses por diferentes ciudades europeas. Detrás de esta alusión a la Ilíada se esconde la protesta de diferentes colectivos de izquierda y ecologistas contra la firma por parte de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos (EEUU) del Tratado...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Mirentxu Arropi

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí