1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

La vía Villares

El proceso de formalización de En Marea como organización política y la elección del nuevo portavoz han venido acompañados de tensiones organizativas internas, consecuencia del incumplimiento de compromisos y del resultado de las elecciones gallegas

Ana Luísa Bouza 3/05/2017

<p>Presentación de la candidatura de En Marea en Santiago de Compostela. Agosto de 2016.</p>

Presentación de la candidatura de En Marea en Santiago de Compostela. Agosto de 2016.

En Marea

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Hace unas semanas el proceso de formalización de En Marea como organización política avanzó un paso con la conformación de la Coordinadora del Consello das Mareas, el inicio de su expansión territorial y el nombramiento formal de un portavoz. Luis Villares fue su candidato a la presidencia de la Xunta en las pasadas elecciones gallegas, es ya su portavoz parlamentario, y encabezaba la lista ganadora en el proceso interno de selección celebrado dos meses atrás, así que parece obvio que estaba destinado a ser el elegido y puede extrañar la polémica que ha rodeado este proceso. También puede sorprender que, en la Asamblea que inició el proceso de construcción organizativa el pasado diciembre, el mayor debate se produjera alrededor de los obstáculos para definir la expansión organizativa y un liderazgo fuerte para En Marea. Más aún, que las dos listas alternativas a la de Villares para el Consello se decantaran por él como portavoz, mientras la suya propia no lo hacía.

En la Asamblea que inició el proceso de construcción organizativa, el mayor debate se produjera alrededor de los obstáculos para definir la expansión organizativa y un liderazgo fuerte

Algunos de los elementos que llevan a esta paradoja se han analizado ya en detalle en los medios, a veces con gran carga de dramatismo y otras atribuyendo a las diferencias un importante calado ideológico, cuando no adjudicando papeles de buenos y malos. Por el conocimiento que tengo del tema, a mí me parece sobre todo una cuestión organizativa, se trata de tensiones internas consecuencia del incumplimiento de compromisos alcanzados para gestionar la diversidad de posiciones, todas ellas legítimas pero difíciles de conciliar. Una dificultad que se agrava con el resultado de las elecciones gallegas: demasiado bueno para desechar la vía Villares, ya que En Marea pasa a ser primer partido de la oposición al PP, demasiado escaso para consolidarla al quedar muy lejos de recuperar el Gobierno gallego y empatar en actas con PSdeG. 

En Marea es hoy formalmente un partido de adscripción individual que evoluciona desde una coalición por un acuerdo asambleario. Pero los actores que la conforman deben conciliar objetivos diferentes y eso está en la base de los debates abiertos. Para las cúpulas de los principales partidos promotores --incluyo como tales a Marea Atlántica y Compostela Aberta, además de Anova, Eu y Podemos-- se trata fundamentalmente de un instrumento electoral. Más potente que una coalición, porque da cabida a otros protagonistas y visibiliza la idea de unidad popular, pero sin autonomía política, sin agenda propia más allá de ser la correa de transmisión de los acuerdos de los partidos, que no parecen tener intención de desaparecer como organizaciones ni de pasar a un segundo plano. Desde esta posición resulta contraproducente la idea de consolidar En Marea territorialmente a través de la constitución de agrupaciones locales y resultan comprensibles los obstáculos que se ponen a esta expansión: si el partido/movimiento crece, también crecen paralelamente las dificultades para conducirlo y la necesidad de un auténtico debate político, hoy desgraciadamente ausente. En cambio, para las decenas de “mareas municipales” participantes en el proceso, se trata de una oportunidad para trascender lo local y convertirse en nodo de una red nacional que les dé cobertura y recursos. Su peso organizativo dependerá de que se constituyan estas agrupaciones locales y sean representadas en la dirección. Es lógico que promuevan esta expansión con la mirada puesta en las próximas elecciones locales. También lo es el apoyo de las personas sin doble adscripción, cuyo vínculo militante es solamente con En Marea, que conforman probablemente la mayoría del censo, y que en este momento no tienen ni espacio donde ejercer su militancia, ni muchas ocasiones de realizar política activa. Todo ello cuando se va a cumplir un año del acuerdo de su constitución. Demasiado tiempo para la inacción o para que la ilusión inicial continúe paliando carencias.

Otro de los ejes más conocidos de tensión se produce en torno al liderazgo. Son las cúpulas de los partidos promotores las que proponen a Luis Villares como candidato a la Xunta en unas primarias sin competidores. Una vez que se descartan el líder histórico Xosé Manuel Beiras y los alcaldes de A Coruña y Santiago, Xulio Ferreiro y Martiño Noriega, la figura de Villares emerge como una solución de suma cero. Un nacionalista que puede restar votos a BNG, un independiente que no desequilibra el balance interno de poder, sin un grupo organizado detrás y la intención declarada de no construirlo. Para unos se tratará de una solución provisional, forzada por los tiempos electorales, a la espera de la maduración de otros liderazgos emergentes. Para otras, seguramente para el propio candidato, se trata del principio de un largo camino de construcción de liderazgo político y organizativo, con la meta de crear un partido nacional gallego. 

El tiempo que ha pasado –más de dos meses-- desde la constitución del Consello nos habla de las dificultades para conciliar estas posiciones y de los esfuerzos para encontrar una salida de consenso –unanimidad-- que no ha sido posible. Quizás este pobre resultado nos devuelva a una realidad que ya es visible en otras organizaciones semejantes: que en su interior, como en toda organización humana, se produce una lucha por el poder, que la nueva política no se sustrae a la ley de hierro de la oligarquía que Michels tan dramáticamente describió allá por 1915 en su partido socialista. Que, como en toda sociedad humana, la tendencia a la fragmentación convive –y muchas veces triunfa-- con la tendencia a la convergencia y que quizás no podemos aspirar a más que a acuerdos temporales y contratos inestables. Una realidad que ha sido dulcificada por las connotaciones naíf de las expectativas que genera, en el ámbito organizativo, el relato de la unidad popular. 

Lakoff define como origen de la fragmentación de la izquierda que las personas que asumen los valores progresistas piensan que sus prioridades son el único modo de ser progresista y no un caso especial de algo más general, así que la unidad popular precisa de un previo cambio de mentalidad en el interior de sus actores. Parece que la derecha lo ha conseguido, desde luego lo ha hecho en Galicia, con la ayuda del reparto de un poder institucional que compensa el sometimiento interno de las minorías. Esa forma de unidad no parece funcionar en el otro lado del hemiciclo del Hórreo, las creencias no cambian sólo porque el cambio sea útil a un modelo organizativo o a un proyecto político. El proceso de centrifugado del BNG debería alertar sobre las dificultades y los peligros de una mala gestión de la diversidad interna. Igual resulta más sencillo que cambiar las creencias, adaptar a esa realidad las formas organizativas.

El proceso de centrifugado del BNG debería alertar sobre las dificultades y los peligros de una mala gestión de la diversidad interna

En Galicia sabemos que el minifundio no es bueno ni malo: es nuestra realidad. Hemos vivido su estigmatización y los intentos de acabar con esta forma de estar en el mundo por la fuerza. Han fracasado. En tiempos de la globalización, una buena gestión del minifundio puede ser una oportunidad.  Las redes, dice Castells, tienen vida mientras tienen un objetivo y sus nodos –no importa su tamaño-- tienen capacidad de innovar y de conectarse. La confluencia está hecha de nodos que se suman a ese objetivo sin perder su autonomía, su capacidad para conformar otras redes y crecer.

La sociedad red, líquida, en construcción que definen Castells, Sassen o Bauman, que genera nuevas desigualdades y escenarios para la exclusión, donde las identidades nacionales, de clase y género alimentan formas de rebeldía complementarias, precisa organizaciones políticas que adapten su estructura a complejas realidades. No será fácil. Villares repite en sus declaraciones públicas la necesidad de no dejar a nadie atrás. Ese tiene que ser, además de un objetivo político, el lema organizativo de su liderazgo. Deberá tomar la responsabilidad de tejer la red de En Marea sin dejarse un nudo fuera. Puede ser la forma de construir una organización útil para el país, con objetivos claros, capacidad de innovar y conectar, que recupere el gobierno para la gente. 

 -------------------------------

Ana Luísa Bouza. Analista política, militó en el BNG, fue parlamentaria y directora xeral de Igualdade en la Xunta de Galicia. Colabora con En Marea desde la Asamblea fundacional.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ana Luísa Bouza

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Xabier

    Tanto en el presente artículo como en el anterior llamado “En Marea: nueva política atrapada por viejas prácticas” (en donde ya una lectora apelaba al mismo problema), se olvidan los articulistas de hablar de Vigo. Para ponernos en antecedentes, Vigo es la ciudad más poblada de Galicia (292.817 habitantes frente a los 243.978 de Coruña o los 95.966 de Santiago), con una de las edades medias (44,3 años) más bajas de toda Galicia y solos superada por Pontevedra (43,2 años) y donde el movimiento obrero, la izquierda y Podemos (que no En Marea) ha arraigado con más fuerza en la población. A las Pruebas me remito, en las últimas elecciones a la Xunta de Galicia el porcentaje de votos a En Marea en Vigo (26,39 %) ha sido superior al conseguido en Coruña (23,31 %), Santiago (20,84 %), Ferrol (21,95 %), Lugo (18,49 %), Pontevedra (17,13 %) y Ourense (16,69 %). Si los datos en Vigo fueran extrapolables al resto de Galicia una coalición En Marea PSGPSOE gobernaría, cosa que no sucedería con los datos de ninguna otra ciudad gallega. Por todo ello el análisis realizado tanto en este artículo como en el anterior, por muy sesudo que parezca citando a Bauman, es totalmente e ¿intencionalmente? Sesgado. No se pueden decir cosas como > haciendo ver que la política se juega solo en el Norte de Galicia. Como conclusión, volver la vista a la ciudad más poblada, más joven y con mejores resultados en la izquierda ya va tocando.

    Hace 4 años 5 meses

  2. Gali Matías

    Resumen: La Marea aspira a crear algo parecido al Bloque. Premio al que sepa explicar a que coño vino entonces todo este dislate.

    Hace 4 años 5 meses

  3. Costadamorte

    Pregunto a autora... Se "Para otras, seguramente para el propio candidato, se trata del principio de un largo camino de construcción de liderazgo político y organizativo, con la meta de crear un partido nacional gallego"..., non tíñamos xa iso no BNG?..., para que ista viaxe?..., para que deixar a Galiza sen voz nas cortes do estado?... Canto dano fixéchedes ao país!... Parodiando a Cayetana..., "No te lo perdonaré jamás, Ana Luisa!"...

    Hace 4 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí