1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El día que Bono rindió honores al fascismo

El ministro de Defensa en 2004 puso a desfilar con las Fuerzas Armadas a un falangista junto a uno de los españoles que liberó París de los nazis

Cristina Fallarás 27/05/2017

<p>Arriba a la izquierda y de perfil, Luis Royo. Abajo, en el extremo derecho de la imagen, Ángel Salamanca. En el centro, José Bono</p>

Arriba a la izquierda y de perfil, Luis Royo. Abajo, en el extremo derecho de la imagen, Ángel Salamanca. En el centro, José Bono

Ministerio de Defensa

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Martes, 12 de octubre de 2004, Madrid. Dos ancianos caminan abriendo el desfile de las Fuerzas Armadas. Encabezan un pequeño grupo vestido de civil que desfila ante la Familia Real por decisión del entonces ministro de Defensa, José Bono, y del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. El grupo avanza en columna de a dos desprovisto de la energía castrense que le rodea, y sorprende la distancia que los dos ancianos mantienen entre ellos, mayor que la del resto de parejas. Una voz va narrando al gentío que ha acudido a la plaza de Colón lo que sucede. La inmensa mayoría masculina y marcial que espera a desfilar con sus armas en ristre no alcanzará a oír a esa voz pronunciar las palabras “La paz y la concordia han quedado para siempre establecidas”.

Viendo a los dos ancianos, uno no puede adivinar sus pensamientos, pero ambos son conscientes de protagonizar dicha frase. Quizás su único modo de expresión, ya que no se les dará voz, reside en la elección de su indumentaria.

El que camina a la derecha se llama Luis Royo. Viste cazadora oscura sobre polo pardo. Ha prescindido de la corbata y lleva un libro en la mano cuyo título no se alcanza a distinguir, aunque también podría ser una publicación. El de la izquierda se llama Ángel Salamanca. Viste traje oscuro y corbata, gafas de sol y una medalla otorgada por el Ejército español a raíz de su lucha junto al Ejército nazi.

Royo, republicano, participó junto a la División Leclerc en la liberación de París, ocupada hasta entonces por los nazis. Salamanca se unió a las tropas fascistas de Adolf Hitler junto a la División Azul.

Royo, republicano, participó junto a la División Leclerc en la liberación de París. Salamanca se unió a las tropas fascistas de Adolf Hitler junto a la División Azul

El ministro de Defensa, José Bono, con el beneplácito de Rodríguez Zapatero, ha decidido que desfilen juntos, formando pareja, públicamente. Con ese gesto han decidido que “la paz y la concordia han quedado para siempre establecidas”. Con ese gesto, equiparan a los combatientes fascistas y a aquellos otros que lucharon por la democracia y la libertad. En el siguiente vídeo del desfile de las Fuerzas Armadas de 2004 se puede observar el paso de Royo y Salamanca a partir del minuto 19:04 .

Royo, Legión de Honor de la República Francesa

El primer grupo de soldados que entró en París para liberarlo de la ocupación nazi se llamaba La Nueve y estaba enteramente formado por soldados españoles. Entre ellos, el anarquista Luis Royo, que ya había luchado en la Guerra Civil contra el ejército franquista.

Royo falleció hace menos de un año. En su obituario (El País, 31/8/2016), la escritora Evelyn Mesquida, autora del libro La Nueve, los republicanos españoles que liberaron París, recordaba las palabras de Royo: "La verdad es que nunca pensé que luchaba para liberar a Francia sino que estaba luchando por la libertad. Para nosotros aquella lucha significaba la continuación de la Guerra Civil”.

Setenta años después de su entrada en París, Francia, representada por la alcaldesa Anne Hidalgo, rindió homenaje a aquellos republicanos.

Salamanca, medalla del Ejército Español

El 18 de julio de 1998, siendo Eduardo Serra ministro de Defensa del Gobierno de Aznar, se le impuso a Ángel Salamanca, miembro de la División Azul, la Medalla Militar Individual. Defensa decidió que Salamanca merecía recibir tal distinción por su participación en una batalla librada en 1943 junto al Ejército nazi.

En el acto militar de distinción a Salamanca, José Faura, jefe del Estado Mayor del Ejército, declaró: “El tiempo ha pasado, pero los sentimientos perduran. Esos ideales [los de la División Azul] no caducan, son permanentes y deben inspirar en todo tiempo, en paz o en guerra, la conducta de las Fuerzas Armadas”.

Tanto la revista El Abanderado Falangista como la Fundación Nacional Francisco Franco aplaudieron dicho premio y loaron la figura del condecorado y su lucha junto a las tropas de Hitler.

Sin embargo, el hombre elegido por Bono para desfilar no solo formaba parte de la Falange y los herederos del dictador. La comunidad internacional neonazi Stormfront, cuyo lema reza We are the voice of the new, embattled White minority! (¡Somos la voz de la nueva y combativa minoría Blanca!), también reclama a Ángel Salamanca como uno de los suyos.

Bono y su “concordia”

El 12 de octubre de 2004, cuando el ministro de Defensa José Bono puso a desfilar a Salamanca junto a un republicano antinazi, hacía solo seis años que el falangista había recibido la medalla, celebrada en círculos fascistas y de extrema derecha españoles e internacionales, premio que algunos sectores del Ejército habían cuestionado.

Más allá de lo que supone identificar a un combatiente fascista con otro republicano, la elección de quiénes iban a hacerlo resultó por fuerza delicadísima. O sea, que Ángel Salamanca no fue elegido al azar, lo que hace suponer que Defensa conocía sus inclinaciones, no ya cuando de joven luchó junto a los nazis, sino las que sostenía en ese mismo octubre de 2004.

Dos días antes del desfile, numerosas asociaciones españolas firmaron un comunicado de repulsa del que se hicieron eco diversas asociaciones pro Derechos Humanos europeas

También se supone que, si no lo habían leído, sabían de la existencia de su libro Esclavos de Stalin, publicado solo dos años antes, en 2002, por la Editorial Fuerza Nueva.

Dos días antes del desfile, numerosas asociaciones españolas firmaron un minucioso comunicado de repulsa del que se hicieron eco diversas asociaciones pro Derechos Humanos europeas. Entre las firmantes estaban la AFARIIREP (Asociación de Familiares y Amigos de Represaliados de la II República por el Franquismo), los Amigos de los caídos por la libertad (1939–1945), Asociación para la creación del Archivo de la Guerra Civil, las Brigadas Internacionales, los Niños de la Guerra, la Resistencia y el Exilio Español, la Asociación de Descendientes del Exilio Español, la Asociación Manuel Azaña, los Desaparecidos de la guerra civil y el exilio republicano, el Foro por la Memoria, o el Instituto Republicano de Derechos Humanos.

Bono les acusó de mantener “planteamientos antiespañoles”, y declaró: "Es mucho más solidario, moderno e inteligente buscar la concordia entre todos, entre los de uno y otro bando, que leer la cartilla a unos o a otros".

L’Humanité y la indignación

El jueves 13 de octubre de 2004, un día después del desfile, la periodista Meriem Djebari publicaba en L’Humanité una crónica titulada La mémoire républicaine insultée (AQUÍ).

En ella afirmaba, sobre la apelación a la concordia de Bono: “Una declaración indignante para las víctimas del franquismo cuya rehabilitación es todavía incompleta y para los españoles que combatieron la dictadura. Es aún más despectivo ya que tiende a negar el necesario trabajo de memoria. El consenso político de la era pos-Franco para establecer la democracia se ha hecho sobre la base de una amnistía que equivale a una amnesia sobre ese periodo. La "reconciliación" en España, que tanto aprecia José Bono, no puede mezclar a los combatientes que permanecieron fieles la República, e incluso a aquellos asesinados, con el apoyo entusiasta de las fuerzas del Eje”.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Maggnus Provius

    Joax: Ignorancia la tuya, para poder hablar primero se tiene que tener algo de cultura. El FASCISMO es un régimen de ODIO, racism0, xenof0bia, hom0fobia, además de eso el ultra-nacionalismo y el odio a los comunistas y socialistas eran sus pilares. Añade en España el odio a la masonería, de la que Franco intentó ser miembro al menos en dos ocasiones, fracasando. Por eso en la Europa libre se intentó parar al FASCISMO, recuerdo que los régimenes fascistas por excelencia el siglo pasado fueron: El nazi de Adolf Hitler, el PNF de Mussolini y la Falange de Francisco Franco. Adolf Hitler asesinó a más de 15 millones de seres humanos, población civil e inocente, sólo por su odio racial, heredado de Mussolini. La mayoría fueron judios, pero también había gitanos, eslavos o españoles. Por su parte Francisco Franco asesinó a 150.000 personas TRAS la Guerra Civil, por su odio hacia los republicanos. Más de MEDIO MILLON más fueron REFUGIADOS, que tuvieron que huir a paises de Europa y America donde fueron recibidos con los brazos abiertos. Lo digo por como actúan en nuestros días los fascistas con los refugiados. Que tomen nota. La cifra de represaliados por Franco es similar a la de Stalin proporcionalmente a la población de ambos paises. La diferencia es que mientras el Comunismo parte de un ideal maravilloso como es la solidaridad, el fascismo parte del odio al diferente. Lo que que falló en la Rusia socialista de Stalin fue que se convirtió en un dictador, como Franco. Pero hablamos del hace casi 100 años, los movimientos políticos mejoran y se transforman, actualmente por ejemplo los PAISES NORDICOS son claramente nuevos comunismos, países progresistas con unos muy altos impuestos, que se SOCIALIZAN, es decir todas las personas independientemente de sus ingresos reciben unos magníficos servicios públicos de alta calidad. Mientras como vemos los fascismo siguen igual, con sus odios al inmigrante, con su xenofobia, homofobia, y su odio al progresismo. Es por eso que hemos de tener mucho cuidado con personajes como Trump, Putin, Le Pen, Wilders, Farage o Le Pen.

    Hace 4 años 4 meses

  2. Maggnus Provius

    Joax: Ignorancia la tuya, para poder hablar primero se tiene que tener algo de cultura. El FASCISMO fue un régimen de ODIO, racismo, xenofobia, homofobia, además de eso el ultra-nacionalismo y el odio a los comunistas y socialistas eran sus pilares. Añade en España el odio a la masonería, de la que Franco intentó ser miembro al menos en dos ocasiones, fracasando. Por eso en la Europa libre se intentó parar al FASCISMO, recuerdo que los régimenes fascistas por excelencia el siglo pasado fueron: El nazi de Adolf Hitler, el PNF de Mussolini y la Falange de Francisco Franco. Adolf Hitler asesinó a más de 15 millones de seres humanos, población civil e inocente, sólo por su odio racial, heredado de Mussolini. La mayoría fueron judios, pero también había gitanos, eslavos o españoles. Por su parte Francisco Franco asesinó a 150.000 personas TRAS la Guerra Civil, por su odio hacia los republicanos. Más de MEDIO MILLON más fueron REFUGIADOS, que tuvieron que huir a paises de Europa y America donde fueron recibidos con los brazos abiertos. Lo digo por como actúan en nuestros días los fascistas con los refugiados. Que tomen nota. La cifra de represaliados por Franco es similar a la de Stalin proporcionalmente a la población de ambos paises. La diferencia es que mientras el Comunismo parte de un ideal maravilloso como es la solidaridad, el fascismo parte del odio al diferente. Lo que que falló en la Rusia socialista de Stalin fue que se convirtió en un dictador, como Franco. Pero hablamos del hace casi 100 años, los movimientos políticos mejoran y se transforman, actualmente por ejemplo los PAISES NORDICOS son claramente nuevos comunismos, países progresistas con unos muy altos impuestos, que se SOCILIZAN, es decir todas las personas independientemente de sus ingresos reciben unos magníficos servicios públicos de alta calidad. Mientras como vemos los fascismo siguen igual, con sus odios al inmigrante, con su xenofobia, homofobia, y su odio al progresismo. Es por eso que hemos de tener mucho cuidado con personajes como Trump, Putin, Le Pen, Wilders, Farage o Le Pen.

    Hace 4 años 4 meses

  3. Maggnus Provius

    Joax: Ignorancia la tuya, para poder hablar primero se tiene que tener algo de cultura. El FASCISMO fue un régimen de ODIO, racismo, xenofobia, homofobia, además de eso el ultra-nacionalismo y el odio a los comunistas y socialistas eran sus pilares. Añade en España el odio a la masonería, de la que Franco intentó ser miembro al menos en dos ocasiones, fracasando. Por eso en la Europa libre se intentó parar al FASCISMO, recuerdo que los régimenes fascistas por excelencia el siglo pasado fueron: El nazi de Adolf Hitler, el PNF de Mussolini y la Falange de Francisco Franco. Adolf Hitler asesinó a más de 15 millones de seres humanos, población civil e inocente, sólo por su odio racial, heredado de Mussolini. La mayoría fueron judios, pero también había gitanos, eslavos o españoles. Por su parte Francisco Franco asesinó a 150.000 personas TRAS la Guerra Civil, por su odio hacia los republicanos. Más de MEDIO MILLON más fueron REFUGIADOS, que tuvieron que huir a paises de Europa y America donde fueron recibidos con los brazos abiertos. Lo digo por como actúan en nuestros días los fascistas con los refugiados. Que tomen nota. La cifra de represaliados por Franco es similar a la de Stalin proporcionalmente a la población de ambos paises. La diferencia es que mientras el Comunismo parte de un ideal maravilloso como es la solidaridad, el fascismo parte del odio al diferente. Lo que que falló en la Rusia socialista de Stalin fue que se convirtió en un dictador, como Franco. Pero hablamos del hace casi 100 años, los movimientos políticos mejoran y se transforman, actualmente por ejemplo los PAISES NORDICOS son claramente nuevos comunismos, países progresistas con unos muy altos impuestos, que se SOCILIZAN, es decir todas las personas independientemente de sus ingresos reciben unos magníficos servicios públicos de alta calidad. Mientras como vemos los fascismo siguen igual, con sus odios al inmigrante, con su xenofobia, homofobia, y su odio al progresismo. Es por eso que hemos de tener mucho cuidado con personajes como Trump, Putin, Le Pen, Wilders, Farage o Le Pen.

    Hace 4 años 4 meses

  4. Joax

    Que ignorancia,que sectarismo,ambos eran soldados nobles y valientes y por eso fueron reconocidos.Ni los alemanes eran los malos absolutos,ni los aliados los buenos absolutos.Además,durante la SGM el único genocidio que se conocía era el que hacían los comunistas.Tan legítimo es luchar en la división azul(división noble sin crímenes de guerra en sus manos) como luchar contra los alemanes en Francia,si no entendéis eso sois unos sectarios.Este diario es comunista y como comunista que es es irracionalidad y odio puro,no matizan,no contextualizan,según ellos toda persona que no prefiera el comunismo al fascismo es un criminal,aunque haya elegido el fascismo por descarte.En una guerra ambos bandos son victimas y verdugos,y os recuerdo que fue Francia la que le declara la guerra a Alemania.Por suerte nunca podréis imponernos vuestra visión de la historia

    Hace 4 años 4 meses

  5. Raimon

    Las dos Españas en una...

    Hace 4 años 4 meses

  6. CapitanRed

    Resulta que al final no es que "ya están aquí" si no más bien "están por todas partes".

    Hace 4 años 4 meses

  7. A

    Al margen de la vida ejemplar o no del Sr. Salamanca. Aquí lo que duele de verdad es que nos tomen por tontos a todos los españoles. Una obra de teatro de semejante cutrez no puede reconciliar tanto dolor. La voz en off: "La paz y la concordia han quedado para siempre establecidas" me recuerda a los discursos insulsos y casposos de sus altezas reales. Está casi claro que a nadie le gusta ver morir a sus compañeros, ni morir de hambre o frío es de agrado. Pero las acciones pasadas de los hombres tambien nos definen, y si este señor "ex-división azul" ha dado lo suyo junto a los fascistas, al César lo que es del César. El peor asunto lo ocupa que este dichoso país se ocupa de hacer las cosas "por las bravas". Cuando has provocado un lavado de conciencia obligatorio tras la transición, sabes que vas a dejar muchas heridas sin cerrar, enquistándose por dentro. No pretendas, por favor: Gobierno de España, que con un desfile vas a limpiar esas heridas, ni sueñes que va a comenzar un proceso de hermanamiento histórico...no, no. Nada de esto tiene sentido cuando circulamos con nuestro vehículo sobre los cadaveres de nuestro pueblo.

    Hace 4 años 4 meses

  8. A

    Al margen de la vida ejemplar o no del Sr. Salamanca. Aquí lo que duele de verdad es que nos tomen por tontos a todos los españoles. Una obra de teatro de semejante cutrez no puede reconciliar tanto dolor. La voz en off: "La paz y la concordia han quedado para siempre establecidas" me recuerda a los discursos insulsos y casposos de sus altezas reales. Está casi claro que a nadie le gusta ver morir a sus compañeros, ni morir de hambre o frío es de agrado. Pero las acciones pasadas de los hombres tambien nos definen, y si este señor "ex-división azul" ha dado lo suyo junto a los fascistas, al César lo que es del César. El peor asunto lo ocupa que este dichoso país se ocupa de hacer las cosas "por las bravas". Cuando has provocado un lavado de conciencia obligatorio tras la transición, sabes que vas a dejar muchas heridas sin cerrar, enquistándose por dentro. No pretendas, por favor: Gobierno de España, que con un desfile vas a limpiar esas heridas, ni sueñes que va a comenzar un proceso de hermanamiento histórico...no, no. Nada de esto tiene sentido cuando circulamos con nuestro vehículo sobre los cadaveres de nuestro pueblo.

    Hace 4 años 4 meses

  9. Carlos

    Conocí personalmente al Sr. Angel Salamanca en una conferencia, era un anciano que repudiaba la guerra, los horrores y compañeros que vio morir en ella, y los 11 años que le toco chuparse en Gulags sovieticos, donde como el decía, los guardias les daban de culatazos para que no comieran, de puro hambre, las hierbas de los caminos...porque luego esos mismos guardias las recogian para comerlas ellos. No había rencor alguno en su discurso, ni era un nazi o un fascista comeniños como quieren pintarle. Bono quiso hacer una reconciliacion, cosa que medios como este Pravda-Publico se niegan reiteradadamente. Menos mal que dentro de 20 años harán100 de la Guerra Civil, y será ya historia antigua... a ver de que van a vivir algunos ja ja ja.

    Hace 4 años 4 meses

  10. Atila no.

    Vivís demasiado en el pasado, Bono es un demócrata antifascista, en sus obras se demuestra... Pero alguna vez habrá reconciliación y eso es lo que intentó, lo ha explicado bastantes veces, aunque el que "No quiere saber siempre será un ignorante"

    Hace 4 años 4 meses

  11. Alfonso

    Cristina está mal informada : Así es como el Partido Comunista de España justificó la invasión nazi-soviética de Polonia http://www.outono.net/elentir/2017/02/24/asi-es-como-el-partido-comunista-de-espana-justifico-la-invasion-nazi-sovietica-de-polonia/ vía @ElentirVigo

    Hace 4 años 4 meses

  12. Pepone

    Cada vez tengo más claro que los infiltrados franquistas en el PSOE de la transición se hicieron con el control del partido. Ahí están sino González, Corcuera, Cháves, Bono…

    Hace 4 años 4 meses

  13. Jesús

    José Bono, este mal autodenominado socialista, es una burla a la inteligencia humana. Hacer desfilar juntos a un asesino con su víctima, solo se le ocurre a una mente enfermiza, porque se trata de un escarnio insoportable contra quien ha padecido todo tipo de humillaciones, desprecio y persecuciones por haber defendido la legalidad vigente. Este ex Ministro del PSOE y ex Presidente del Congreso carece de un mínimo de sensibilidad hacia la condición humana. Su esperpéntica iniciativa de querer dar por zanjado el enfrentamiento de la Guerra Civil a base de volver a hacer sufrir aún más a quien tanto sufrimiento hubo de soportar durante tantos años, solo se le puede ocurrir a un descerebrado. Los verdugos golpistas ya han sido largamente satisfechos y homenajeados durante más de 40 años, mientras que los vencidos a la vez sufrían la persecución, el asesinato vil y el abandono de sus cuerpos en las cunetas, y esto Bono lo sabe. Solo una mente pervertida puede olvidar estas circunstancias para enfundarse la medalla indigna de una supuesta y forzada reconciliación. ¿Y este personaje abominable ha sido un alto cargo del PSOE? ¡Cuánta bajeza para un partido que dice proteger a los desprotegidos, vender equidad, justicia y derechos humanos! Son la misma porquería que la derecha y la mentira sistemática a los ciudadanos.

    Hace 4 años 4 meses

  14. Jesús

    José Bono, este mal autodenominado socialista, es una burla a la inteligencia humana. Hacer desfilar juntos a un asesino con su víctima, solo se le ocurre a una mente enfermiza, porque se trata de un escarnio insoportable contra quien ha padecido todo tipo de humillaciones, desprecio y persecuciones por haber defendido la legalidad vigente. Este ex Ministro del PSOE y ex Presidente del Congreso carece de un mínimo de sensibilidad hacia la condición humana. Su esperpéntica iniciativa de querer dar por zanjado el enfrentamiento de la Guerra Civil a base de volver a hacer sufrir aún más a quien tanto sufrimiento hubo de soportar durante tantos años, solo se le puede ocurrir a un descerebrado. Los verdugos golpistas ya han sido largamente satisfechos y homenajeados durante más de 40 años, mientras que los vencidos a la vez sufrían la persecución, el asesinato vil y el abandono de sus cuerpos en las cunetas, y esto Bono lo sabe. Solo una mente pervertida puede olvidar estas circunstancias para enfundarse la medalla indigna de una supuesta y forzada reconciliación. ¿Y este personaje abominable ha sido un alto cargo del PSOE? ¡Cuánta bajeza para un partido que dice proteger a los desprotegidos, vender equidad, justicia y derechos humanos! Son la misma porquería que la derecha y la mentira sistemática a los ciudadanos.

    Hace 4 años 4 meses

  15. Roberto Rapalo Blanco

    Ver Bono,¡ministro de un gobierno socialista! comulgar con devoción y servilismo religioso en un acto militar, es uno de los espectáculos mas ... divertidos que vi en mi vida. Tenía razón mi padre cuando decía"Solo hay una cosa mas repugnante que un burgués, un socialista".

    Hace 4 años 4 meses

  16. floretino

    Infumable, la Transición- Trama les ha dado buenos dividendos ha estos sátrapas vende obreros. Sociolistos! de salón. Metidos entre el fango de las cloacas. No tienen dignidad humana. Socialistas!. ¡ Ja !. El tiempo, no lo borra todo.. ¡¡Falsarios!.

    Hace 4 años 4 meses

  17. Mangel

    Por eso no se les puede esperar a que recuperen la OE, están absolutamente perdidos. Ahora estamos exigiendo, por supuesto con toda la razón, al PP que repare daños de la guerra civil y parece que olvidamos que el P..E ha gobernado más años que el PP; olvidamos que Felipón no hizo absolutamente nada, gastó en memoria histórica lo mismo que Rajoy.

    Hace 4 años 4 meses

  18. Jesús Díaz Formoso

    Cosas de los Socialistas Monárquicos y católicos. Si, además, han abjurado del Marxismo y abrazado las Neoliberales Puertas Giratorias, peor. Peo cuando se trata de Socialistas que han promovido legislaciones sobre "La Nobleza" que suponen un título nobiliario para su retoño consorte, los Socialistas como SEÑORES FEUDALES, necesitan DINERO. Mucho dinero, para comprar caballos de pura raza con los que blasonear en las fiestas de los Muchimultimillonarios con sus fotos del Hola y el TELVA de Monseñor Escrivá, y vaya si escribió. Los Socialistas Feudales, recirdemos, soo LA MITAD DEL PSOE, digo P$*e. O todo, vete tu a saber. El P$*e, que creó el 15M, con los quintacolumnistas de IU; el P$*e, que refundó Ciudadanos, de la mano de Solana Bomber. El P$*E, al que debemos la pérdida del Estad Democrático, Social y de Derecho prometido ... por el Dictador y sus herederos. EL PSOE de las dos españas en un mismo cajón ... ¿Hasta cuando Pedro?

    Hace 4 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí