1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Periodismo blow job

¿Quién puede matar a un milenial?

Pilar Ruiz 16/06/2017

<p>Fotograma de la película ‘Quién puede matar a un niño’, de Chicho Ibáñez Serrador.</p>

Fotograma de la película ‘Quién puede matar a un niño’, de Chicho Ibáñez Serrador.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Mientras Irene Montero subía a la tribuna del Congreso para convertirse en la primera mujer en la historia democrática española que presentaba una moción de censura, un artículo muy crítico con los jóvenes se hacía viral en las redes sociales. Por esa razón no será reproducido aquí, todo sea que contribuyamos a los efectos perniciosos que denunciaba su autor.

“El lado oscuro de Antonio Navalón, el columnista que odia a los millennials”

“Navalón, muy conocido en los 90 por su relación con Mario Conde y las comisiones de Banesto, sienta cátedra en El País sobre por qué los nacidos entre los 80 y los 2000 no aportan nada al mundo. Llega a acusar a los jóvenes de provocar la llegada de Trump al poder, cuando los datos dicen todo lo contrario”.

“El presente de los millennials, según el columnista, es el de jóvenes sin ‘responsabilidades, ni obligaciones y tampoco un proyecto definido. Lo único que les importa es el número de likes, comentarios y seguidores en sus redes sociales. (…)’. Navalón destaca por estar inmerso en escándalos. Por ejemplo, apareció  en la primera lista de morosos de Hacienda de diciembre de 2015, por dos millones de deuda con el fisco. (…) Antonio Navalón era uno de los accionistas de Star Petroleum, la petrolera a cuyo consejo pertenecía Juan Luis Cebrián después de que el dueño de la misma, Massoud Zandi, le regalase un paquete accionarial. Zandi también fue acusado por la Fiscalía de fraude a Hacienda el pasado año. Navalón, junto a Cebrián, salió del consejo de administración de la empresa después de las acusaciones de querer invertir en Sudán del Sur en plena guerra civil del país”. (eldiario.es, 12-6.2017)

Navalón publicó una carta de disculpa, pero la polémica mediática se solapó con la intervención en la moción de censura de Irene Montero, considerada por muchos como perteneciente a la generación denostada.

“La generación Y, también conocida como generación milenial, del milenio o milénica —del inglés millennial generation—, es la cohorte demográfica que sigue a la generación X. No hay precisión o consenso respecto de las fechas de inicio y fin de esta generación”. (Wikipedia).

¿Nacidos en los 80 o 90? ¿En los 2000? En esta cuestión nadie se pone de acuerdo. Aunque es seguro que los de la generación Y son más jóvenes que los de la X (cuarentones caídos con ellos en la crisis); también que los intocables de la Generación T (de Transición), si nos permiten acuñar el término.

“Osorio, ministro de Adolfo Suárez, dice que ‘grupos como los GRAPO y el FRAP’ se manifiestan ahora en los de la coleta"

“Alfonso Osorio, ministro de la Presidencia durante el Gobierno de Adolfo Suárez y militante de base del PP, ha dicho este miércoles que durante la Transición había ‘grupúsculos’ como los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) y el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) que ‘ahora se manifiestan’ en ‘los de la coleta y algún profesor universitario’ (…)  Ha lamentado que haya personas que estén ‘hablando de la Transición’ pero que ‘no habían nacido’ cuando ‘se produjeron los acontecimientos’. ‘Se han dejado influir por personas que estaban en una situación marginal, y no han escuchado a los protagonistas del problema” (eldiario.es, 14-6-2017).

Ya se sabe que cuando hablan los Padres de la Patria los niños han de callarse, más si tienen presuntas tentaciones terroristas. ¿Pretensiones censoras de otras épocas, quizá? Para mayor abundamiento, ver Ley Mordaza.

“Con la Transición ya no era necesaria esa figura --el censor--. Adolfo Suárez nos dijo que ahí no había más censura que la autocensura”. (Chicho Ibáñez Serrador).

“Superstición”

“La opresora violencia de chats, redes sociales, tuits, o como quiera que se llame esa nube de palabrería, cada día se ve con mayor claridad que es una herramienta de extorsión” (…) Nada anuncia que ese fenómeno sea controlable. Es muy posible que haya comenzado uno de esos trastornos colosales que provocan un giro global, como el que sustituyó el paganismo por el monoteísmo. Para nosotros vendría el fin de la democracia y el comienzo de una nueva era demagógica”. (Félix de Azúa, El País, 13-6-2017).

Hay que pararlas, controlarlas. Porque las redes sociales, esos apocalípticos logaritmos creados por niñatos como Mark Zuckerberg, son una fuerza pseudopolítica animada por el espíritu de Cthulhu. Las mentes más preclaras del país ya sospechaban que internet propagaría una dictadura tiránica desde aquel aciago día de mayo de 2011. No ocurrió, pero lo mismo da; hay que avisar mil veces de los peligros que entrañan las redes sociales (terrorismo, totalitarismo, censura y estupidez general). Si el tremendismo amarillista se lanza desde una tele generalista, mejor.

“Siempre es posible una televisión de calidad. La calidad para mí es algo que a los telespectadores les quede, les sirva, les enseñe. La televisión debe entretener y debe formar”. Chicho Ibáñez Serrador. El genio del cine y la televisión --sí: en España los hay-- estrenó en 1976 su película Quién puede matar a un niño. Cumbre del cine de terror, aún hoy tremendamente subversiva al proponer una ficción de terror en la que los asesinos son niños, cuando en la realidad representa las más indefensas víctimas de los desmanes que los adultos cometen en el mundo. El filme llegaba a las pantallas un año en que otros “niños” se rebelaban contra el mundo adulto dueño de un pasado dictatorial y antidemocrático.

Entrevista a Ibáñez Serrador en El Diario Montañés:

--Ha realizado muchos programas y series para la televisión. Pero siempre se le identifica popularmente con Un, dos, tres. ¿Se convirtió el concurso en una condena?
--No, se convirtió en un aburrimiento.

"Es mejor mentir que aburrir": así critica Moncloa el extenso discurso de Iglesias contra Rajoy y el PP”

“Fuentes del Gobierno han comentado en los pasillos del Congreso el larguísimo discurso que está realizando Pablo Iglesias en el Congreso. Consideran que los dirigentes de Podemos están aburriendo desde la tribuna, y creen que la estrategia a seguir por el Ejecutivo está siendo la más acertada” (La Sexta, 13-6-2017).

En la televisión está prohibido aburrir y los invitados saben que deben “dar juego”, como se dice en el argot. Juego da el milenial Jorge Bustos (1983) diciendo: “Prefiero un corrupto en el Gobierno que un comunista en el Gobierno” o “Los comunistas no pueden ser demócratas. Es imposible que eso ocurra”. Ante la bronca en el plató, matizó: “Cuando yo digo comunista no me refiero a ideología marxista. Me refiero a aquellos comunistas que impusieron un gobierno autoritario como Pol Pot”. (La Sexta, Al rojo vivo, 8-6-2017).

Bustos, que no ha vivido la época de la clandestinidad antifranquista --como podría achacarle un ministro de Suárez--, parece tener mucho miedo de, pongamos un ejemplo,  Alberto Garzón. ¿Es posible imaginar al joven líder comunista como un alevín de genocida?  Cuidado: Chicho, el amo del horror patrio, avisa de que el miedo mal contado provoca todo lo contrario a lo que se pretende, es decir, hilaridad.

Logorrea castrista vs. habano marianista

“Su programa es un refrito naif de muros de Facebook (…)  En esta vida se puede ser de todo (incluso comunista) menos un coñazo. (…) El caso es que Irene estuvo mejor que Pablo. Disparató, mezcló el rencor puro con los hechos probados, pero dio a su público la clase de merca que le coloca”. (Jorge Bustos, El Mundo, 13-6-2017).

Redes sociales, rencor, disparates, dictadura comunista y hasta tráfico de cocaína: el terror está servido. O la carcajada.

“Pablo Iglesias: autopsia de un fracaso”

“En otros países el populismo triunfa porque tiene un líder carismático, con tirón, transformador, atractivo, positivo, ilusionante, con personalidad constructiva. Con Iglesias, el populismo socialista español jamás triunfará. Esa es la suerte de nuestro país”.

“El fracaso ha sido tan clamoroso que el resto ha salido fortalecido. Rajoy, porque le ha permitido figurar como una opción sensata frente a la perorata vocinglera y gesticulante, el chiste sórdido y el eslogan mediocre. Iglesias y Montero le han brindado gratis este triunfo. Albert Rivera dio la impresión de ser un político fiable, votable, incluso maduro, que tiene todavía mucho que aportar. Incluso Ábalos, con ese estilo poscomunista –para bien y para mal, ojo--, salió airoso: ahora el PSOE parece una opción más centrada, hasta europea”. (Jorge Vilches, VozPópuli, 15-6-2017).

En este cuento con autopsias, sustos  y mociones encontramos, a pesar de todo, salvación, encarnada en señores de edad sensatos (Rajoy) junto a milenials fiables (Rivera) y poscomunistas (Ávalos) buenos. También populistas “transformadores, atractivos, positivos e ilusionantes”. Aquí ya es más complicado encontrar ejemplos: ¿No eran perversos todos ellos? ¿Se referirá a Orbán o Le Pen? ¿Quizá a Trump? La incógnita --terrorífica-- queda en el aire.

“¡El Milenarismo va a llegar!” Fernando Arrabal (TVE, 1989)

Algunos diputados llevan años o décadas cubriendo de vergüenza pavorosa los pasillos del Congreso, asustando con sus decisiones y declaraciones, aterrorizando con sus políticas, pero es más cómodo llenar portadas, tertulias y hasta informativos (sí: informativos) afirmando que Montero fue pesada, agresiva, grosera, mitinera, vociferante, maleducada y soberbia.  Un rosario de descalificativos a los que añaden otros de índole personal directamente insultantes. A pesar de ellos, lo sustantivo queda nítido: hay una joven política en una tribuna. Defiende una moción de censura al Gobierno ante un país entero y dice cosas aburridas, importantes. Es mujer y da miedo.

“España descubrió ayer a un remedo de Pasionaria, con cierto parecido hasta en el físico, sin el carisma de Dolores pero con tanta mala leche como Ibárruri, con mucho veneno encima, capaz de mantenerse dos horas largas en la tribuna sin quebrarse, y capaz también tanto de entusiasmar a la claque morada como de asustar a una mayoría de españoles”. (Jesús Cacho, VozPópuli, 14-6-2017).

Como bien decía el maestro Chicho, “nos causa placer sentir miedo desde el patio de butacas porque nos sentimos a salvo”. Fuera de esa butaca, al otro lado de la tele o de la pantalla del ordenador, no estamos a salvo. Sea usted un buen ciudadano aterrorizado y no se fíe de esos inventos diabólicos descontrolados, ni tampoco de quienes los usan a pesar de sus rostros infantiles, cutis tersos y voces inocentes, porque un milenial puede ser una amenaza mortal. Un terror más que añadir a todos los demás. Puro Milenarismo. 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pilar Ruiz

Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió tres novelas: "El Corazón del caimán", "La danza de la serpiente" (Ediciones B) y "El jardín de los espejos". (Roca, 2020).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí