1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Documentos CTXT

“El municipalismo socialista está renaciendo”

Discurso de Jeremy Corbyn a los concejales laboristas de Nottingham

Jeremy Corbyn 14/02/2018

<p>Corbyn se dirige a la gente después de reunirse con los concejales laboristas, en Nottingham, el 3 de febrero.</p>

Corbyn se dirige a la gente después de reunirse con los concejales laboristas, en Nottingham, el 3 de febrero.

Yotube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

Estamos reunidos aquí, en Nottingham, en una época de crecimiento para nuestro partido tras el aumento vertiginoso del apoyo laborista en las elecciones generales del año pasado, y en un momento, este año, en el que se dice que, en las elecciones de mayo, los laboristas ganarán en ayuntamientos que nuestro partido no gobierna desde hace mucho tiempo.

Se trata de una transformación de empoderamiento público impulsada por el enorme aumento de nuestros afiliados, gracias a un gran número de activistas que entran en el partido y salen a las calles para llamar a las puertas y montar puestos callejeros, tal y como harán de nuevo este año. 

Y es empoderamiento público porque, actualmente, la financiación de nuestro partido depende de la gente. No tenemos donantes superricos, ni oligarcas o grandes empresas que nos respalden, únicamente las miles de pequeñas donaciones procedentes de nuestros afiliados o seguidores, así como de sindicalistas que hacen causa común para apoyar a un partido que les representa.

En los próximos años, muchos de estos nuevos afiliados serán concejales laboristas e incluso jefes del consistorio que seguirán vuestros pasos.

En nuestro partido debemos dar la bienvenida a gente nueva, ideas frescas y energía joven. Se trata de una participación masiva que todos debemos asumir. Porque nuestras comunidades se están enfrentando nada menos que al desmantelamiento de la sociedad civilizada que tanto estimamos.  Esta solo se podrá defender si luchamos todos juntos: afiliados, concejales y diputados juntos.

Hay que destacar la estupenda labor que los gobiernos laboristas, alcaldes laboristas y ayuntamientos laboristas han realizado en nuestro país y en nuestras comunidades, así que gracias por todo lo que habéis hecho, todo lo que estáis haciendo y todo lo que haréis en el futuro al trabajar de la mano de un gobierno laborista transformador.

nuestras comunidades se están enfrentando nada menos que al desmantelamiento de la sociedad civilizada que tanto estimamos.  Esta solo se podrá defender si luchamos todos juntos: afiliados, concejales y diputados juntos

Y hablo como concejal público que soy, de hecho el primer líder laborista que ha sido concejal desde Clement Attlee.

Sin embargo, el actual gobierno conservador ha ahogado nuestros servicios públicos en un recrudecimiento de la crisis. Tras casi 8 años de gobierno conservador, los ayuntamientos han perdido el 50% de la financiación del gobierno central. Y ayer supimos que el ayuntamiento de Northamptonshire, gobernado por los tories, está en quiebra efectiva. 

¿Necesitamos más pruebas? La austeridad está provocando el caos por todo el país, al oprimir a nuestras autoridades locales y poner en peligro empleos y servicios. Cuando los ayuntamientos se enfrentan a recortes, es la población local la que paga las consecuencias.

El miércoles [7 de febrero]  se anunciarán los acuerdos económicos municipales. Podemos esperar más de lo mismo, los mismos antiguos conservadores restando financiación y poder a los municipios. Y este año su crueldad se ha agravado por culpa de la incompetencia o algo peor: hicieron mal los cálculos en diciembre y retiran la financiación prometida en algunas de las zonas más pobres de Inglaterra.

Quiero felicitar a nuestro portavoz en la oposición para asuntos relacionados con las comunidades y administraciones locales, Andrew Gwynne, por exigir responsabilidades a Sajid Javid y salir en defensa de los ayuntamientos.

Nuestras escuelas se enfrentan a recortes significativos: otro 5% de reducción hasta 2020. Los profesores están abandonando la profesión masivamente en una cantidad sin precedentes: 50.000 solo el año pasado. El tamaño de las clases aumenta y actualmente hay 24.000 profesores no cualificados trabajando en nuestras escuelas. Los presupuestos para las universidades y la educación de adultos se han reducido, arrebatándoles oportunidades a los jóvenes y a trabajadores que quieren reciclarse.

En los últimos años se han cerrado más de 600 centros para jóvenes y se han perdido más de 3.600 empleos juveniles. Y aquí, en Nottingham, los recortes ponen en peligro vuestra capacidad de alcanzar el objetivo, ambicioso y vital, de convertiros en la primera ciudad del mundo que no está sometida a la esclavitud. 

La labor que realiza la Universidad de Nottingham en la lucha contra la esclavitud moderna es importantísima y muestra lo que se puede conseguir cuando todo el mundo aúna esfuerzos: la universidad, el ayuntamiento, las iglesias, los negocios y las organizaciones benéficas. Porque, tal y como ha señalado el informe sobre tráfico humano y esclavitud moderna, hay que tomar medidas de manera global para poner fin a este mal para siempre. 

Y el papel de las administraciones locales es clave puesto que han de ser los primeros en reaccionar ante las primeras señales de alarma de tráfico, explotación y esclavitud. 

Nuestros municipios han perdido más de 21.000 agentes de policía y casi 7.000 agentes de policía de apoyo a las comunidades. La delincuencia está creciendo: los delitos violentos han aumentado un 20% solo el año pasado. Por todo el país, los jefes de policía le están diciendo al gobierno actual que no pueden mantener la seguridad de sus comunidades debido a los recortes en sus presupuestos.

El año pasado, los delitos con armas de fuego aumentaron un 20%. El jefe de policía de Merseyside dijo recientemente: “¿Dispongo de suficientes recursos para luchar contra los delitos con armas de fuego? No”.

La inspectora jefa de la policía metropolitana, Cressida Dick, dijo que era inevitable que, si no se recibía más apoyo, disminuiría el número de agentes de policía.”

Y el jefe de policía de Avon & Somerset afirmó: no podemos asumir más recortes presupuestarios sin padecer consecuencias muy graves”.

El año pasado, los delitos con armas de fuego aumentaron un 20%. El jefe de policía de Merseyside dijo: “¿Dispongo de suficientes recursos para luchar contra los delitos con armas de fuego? No

Una situación similar de recortes ha afectado a nuestro servicio contra incendios y salvamento, con una reducción de 11.000 bomberos y el cierre de muchísimas estaciones de bomberos.

Cuando el Partido Laborista dice “la austeridad no está funcionando”, no es un eslogan. Es la realidad que lleva a la desesperación a los empleados del sector público mientras nuestras comunidades sufren las consecuencias.

Esto es particularmente cierto cuando se trata de nuestro Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés). El NHS sufre su peor crisis por múltiples causas: los recortes a los servicios sociales, la pérdida de médicos de cabecera, los recortes a los presupuestos para salud pública en los ayuntamientos y la privatización progresiva que está desviando recursos a los bolsillos de unos pocos.

Y los problemas se agravan aún más con la austeridad: aumentan la pobreza, la falta de vivienda, la gente que acude a los bancos de comida y el número de personas diagnosticadas con malnutrición en los hospitales. La malnutrición –en la Gran Bretaña moderna– se ha triplicado en los últimos años. Las viviendas de mala calidad, las precarias condiciones debidas a un aislamiento deficiente, a la humedad y el moho, que se calcula que cuesta 1.400 millones de libras al año a nuestro NHS.

Asimismo me gustaría felicitar a Karen Buck por su incesante campaña para conseguir que todos los hogares sean aptos para vivir, y a aquellos ayuntamientos laboristas que han implantado la concesión de licencias a los arrendadores en municipios como Liverpool, Newham, Waltham Forest, Barking & Dagenham y Croydon.

Estos programas demuestran la experiencia de ayuntamientos laboristas que saben que no podemos dejar que el mercado decida porque el poder no se reparte equitativamente.

La austeridad y privatización están desmantelando nuestra sociedad civilizada y están provocando miseria. Debemos dejar atrás urgentemente la austeridad tory y la fallida obsesión privatizadora que ha permitido que los servicios de muchos se conviertan en la gallina de los huevos de oro para unos pocos.

En el último mes, los argumentos a favor de la privatización –siempre gastados y deficientes– han quedado expuestos con toda su crudeza por los acontecimientos.

El rescate de la concesión de la línea ferroviaria principal de la costa este que ha llevado a cabo Chris Grayling. La implosión de la empresa subcontratista Carillion. El informe del tribunal de cuentas sobre proyectos desorbitados de Iniciativas de Financiación Privada (PFI, por sus siglas en inglés) 

Toda la estructura del dogma “privado bueno, público malo” se ha venido abajo. Hemos visto lo que significa la privatización: los servicios empeoran o se pierden, se recortan los empleos, se permite que los fondos de pensiones de los trabajadores queden a la deriva, mientras los grandes ejecutivos perciben enormes sobresueldos además de exorbitantes salarios y los accionistas privados se alimentan de los servicios públicos.

Por estos motivos, los ayuntamientos laboristas están tomando medidas para que la administración local recupere los servicios y rechace costosos modelos al estilo PFI y demostrar así la eficiencia y la capacidad de los gobiernos locales. Y felicito a los miembros de Unison, GMB y Unite que trabajan tan arduamente para prestar los servicios públicos municipales día tras día.

 Hemos visto lo que significa la privatización: los servicios empeoran o se pierden, se recortan los empleos, se permite que los fondos de pensiones de los trabajadores queden a la deriva

Sin embargo, lo que los ayuntamientos laboristas están haciendo por todo el país es mucho más que eso: con una sorprendente creatividad en la peor de las épocas, estamos viendo los primeros síntomas del renacimiento de la administración local para una mayoría y no para unos pocos, el renacimiento del municipalismo socialista.

Basta con mirar aquí, en Nottingham, con Robin Hood Energy  que además está sirviendo de modelo para Liverpool Leccy y Angelic Energy en mi municipio de Islington.

En Newcastle, donde la administración local ha recuperado Tyne & Wear Metro tras una forzada externalización, el servicio funciona mejor y atiende las necesidades de la gente. 

También es una lección para ayuntamientos como el de Cardiff y aquí, en Nottingham, que han mantenido las empresas municipales de autobuses y servicios regulares de autobús. En Redbridge, la administración local recuperará los servicios de eliminación de residuos el año que viene al igual que muchas otras municipalidades.

Y ha llegado el momento de que reconozcamos una verdad que todos sabemos:  cuando se trata de administrar los servicios públicos, es el sector público el que trabaja mejor, que provee a la mayoría y no a unos pocos, responde ante los ciudadanos y actúa por interés público.

Las administraciones locales pueden ser increíblemente innovadoras, razón por la que insto a todo el mundo a leer 100 Innovations in Local Government (100 innovaciones en las administraciones locales) del Partido Laborista. Los laboristas en el poder pueden ser creativos e innovar para atender las necesidades de los ciudadanos y crear valor público.

En muchos municipios de Londres y en muchas de nuestras ciudades más importantes la vivienda es un problema clave.

Y el historial del lamentable fracaso de los tories demuestra el por qué: la compra de viviendas ha caído, la falta de vivienda se ha duplicado, hay más familias viviendo en alojamientos temporales: más de 120.000 niños pasaron las pasadas Navidades sin una casa a la que llamar hogar, los alquileres privados han aumentado más rápido que los salarios, la construcción de viviendas es menor y la construcción de nuevas viviendas de renta social está al nivel más bajo en un cuarto de siglo. 

Con nuestro ministro portavoz en la oposición para asuntos relacionados con la vivienda, John Healey, trataremos de resolver la crisis de la vivienda: construir los alojamientos que necesitan nuestras comunidades, incluidas más viviendas sociales, frenar a los malos arrendatarios que alquilan alojamientos deficientes, proporcionar más seguridad a todos los arrendatarios respecto a los inquilinos y a alquileres estables, y detener la epidemia de personas sin hogar que está arruinando tantas vidas. 

Y sé que muchos de vosotros os estáis implicando en el plan de vivienda pública que está emprendiendo John.

Y permitidme que me ocupe brevemente de la polémica cuestión de las propuestas de rehabilitación de HDV [Vehículo de desarrollo de Haringey, por sus siglas en inglés], en Haringey. Para un programa masivo de rehabilitación con la empresa privada Lendlease. Ante los recortes llevados a cabo por los tories y una necesidad enorme de viviendas, el ayuntamiento consideró que esta propuesta público-privada era el mejor acuerdo para sus residentes.

Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos los concejales y ayuntamientos laboristas de todo el país por su servicio y fortaleza cuando se enfrentan con la toma de terribles decisiones impuestas por los recortes tories. Sin embargo, HDV es muy controvertido y los ciudadanos están preocupados por su futuro. Por este motivo el 40% de los concejales laboristas se opusieron a las  propuestas, así como la mayoría de los miembros del partido en las circunscripciones del partido laborista, tanto diputados como sindicatos locales.

Ha sido una situación sin precedentes por la cual el comité ejecutivo nacional ha solicitado unánimemente al ayuntamiento suspender sus planes y participar en un proceso de mediación para reunir a todos. Porque cuando se reúne a todo el mundo y se escuchan todas las voces se toman mejores decisiones.

La democracia obtiene mejores resultados para las comunidades.

Por ese motivo fue un placer estar con Sadiq Khan, alcalde laborista de Londres, cuando ayer anunció en Barnet, gobernada por los tories, sus planes de otorgar a los residentes un control real a través del derecho a voto antes de que se lleven a cabo las reurbanizaciones.

La renovación debe priorizar a la población  y no a los especuladores inmobiliarios, razón por la cual el Partido Laborista se compromete a otorgar a los residentes el derecho a votar por todo el país, de modo que, cuando estemos en el gobierno podamos ofrecer una renovación real para la mayoría y no para unos pocos.

En la campaña electoral, los tories eludieron los debates porque desprecian la democracia y subestimaron a la gente;  llegó el día de la votación y se llevaron el susto de su vida. El próximo mayo agravemos su desgracia y asegurémonos de que haya más gente que despierte con un ayuntamiento laborista que les proteja todo lo posible de este destructivo gobierno conservador.

Incluso en las circunstancias más difíciles, muchos de vosotros habéis logrado, en gran medida, proteger a vuestras comunidades e innovar.

El próximo mayo agravemos su desgracia y asegurémonos de que haya más gente que despierte con un ayuntamiento laborista que les proteja todo lo posible de este destructivo gobierno conservador

Un gobierno laborista os permitirá hacer mucho más de lo que hacéis porque nos aseguraremos de que disponéis de los recursos que necesitan vuestras comunidades y del poder necesario para proporcionárselos.

En nuestro manifiesto expusimos cómo un gobierno laborista habría financiado la inversión en el NHS, en la atención social, la policía y el servicio de bomberos, así como en escuelas y universidades.

Asimismo, sabemos que el sistema de financiación de la administración local –recortado a la mitad desde 2010– no es sostenible, de modo que este año, habremos añadido dos mil millones de libras adicionales en el gobierno local.

Los tories parecen querer el gobierno local solo para conseguir niveles decentes de financiación en las zonas más ricas que puedan permitírselo. Sin embargo, nosotros habríamos iniciado una revisión de la financiación del ayuntamiento para que sea sostenible a largo plazo.

Sin embargo, no solo se trata de dinero, sino del poder que se necesita. El poder para pedir un préstamo para construir las viviendas municipales que nuestras comunidades necesitan desesperadamente. Y esa es la razón por la que crearemos un Banco Nacional de Inversiones con los bancos regionales de desarrollo que escuchen a los ayuntamientos sobre las necesidades de inversión de sus comunidades. La administración local es impulsora de desarrollo económico y estará el centro de nuestra estrategia de inversión.

Porque solo conseguiremos un crecimiento real que se traduzca en empleos buenos y estables  en todo el país si trabajamos en el ámbito local.

Y solo frenaremos la crisis habitacional si los ayuntamientos pueden pedir préstamos para construir viviendas, de modo que eliminaremos el límite arbitrario y permitiremos que los ayuntamientos de nuevo puedan pedir préstamos para construir.

Este es el contraste entre este gobierno conservador que ha quitado los recursos y solo ha transferido recortes.

El próximo gobierno laborista os dará el poder y los recursos para ayudarnos a construir un país para la mayoría y no para unos pocos.

La próxima  semana, Andrew Gwynne, nuestro portavoz en la oposición para asuntos relacionados con las comunidades y administraciones locales, y el de asuntos económicos John McDonnell, participarán en una conferencia sobre fomento de la riqueza en las comunidades en Preston. Preston es un ayuntamiento laborista que ha obtenido grandes resultados y compartirán sus experiencias junto a los activistas de la comunidad del Reino Unido y Estados Unidos. 

Como miembros y políticos del Partido Laborista sabemos que siempre hay que hacer mucho más, podemos aprender mucho más, y que somos mucho más fuertes cuando escuchamos, cuando somos integradores y cuando trabajamos juntos.

Y lo que marca la diferencia es la aplicación de nuestros principios en el poder. Y sé que compartís mi determinación de que, después del próximo mes de mayo, haya más personas con un ayuntamiento laborista que ponga en práctica los principios y prioridades laboristas.

Y después,  que haya un gobierno laborista en Westminster que cumpla su deber, por todo el país, para la mayoría y no para unos pocos.

Gracias.

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Jeremy Corbyn

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí