1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

La carrera más codiciada del mundo

Desde la irrupción del Sky, convertido a mitad de esta temporada en el Ineos, el Tour de Francia es una carrera sumisa ante los nuevos dominadores, que este año buscan igualar el registro de Armstrong

Sergio Palomonte 4/07/2019

<p>Varios corredores del Sky (Thomas en primer plano, Froome al fondo) durante el Tour de Francia de 2015.</p>

Varios corredores del Sky (Thomas en primer plano, Froome al fondo) durante el Tour de Francia de 2015.

@ruby_roubaix / Flickr

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

El Tour 2019 será forzosamente uno de alternativa, ya que por diversas circunstancias no estarán presentes en la salida ni el segundo, ni el tercero ni el cuarto de la edición 2018. Simplemente por esto habrá un relevo inducido por el vacío en el escalafón, un relevo de nombres y de corredores que subirán al podio del Tour –tradicionalmente se vende como equivalente a ganar una gran carrera, especialmente en el ciclismo español–, sin más mérito que haber estado ahí. Y no haberse caído. 

Así es el ciclismo contemporáneo. Basta evocar el no muy lejano ejemplo del Tour 2017, donde Froome ganó su cuarto título sin hacer ni un solo ataque, y sin recibir ni un mísero ataque del segundo clasificado, encantado de verse en un lugar tan alto. El ciclismo, que vende una épica anclada en el pasado –este año tocan los 100 años del maillot amarillo y la salida de Bruselas como homenaje a los 50 años del primer Tour de Merckx– parece incapaz de renovar ese relato, cuando teóricamente mantiene los mismos elementos con los que se forjó. 

Efectivamente existen las mismas carreras, las mismas subidas legendarias y el mismo carrusel de tópicos sobre un deporte que lleva al límite el esfuerzo humano. Sin embargo, en algún momento se ha perdido la épica, y este Tour 2019 es un magnífico ejemplo: se regala la primera semana de cara a la galería turística, la etapa reina de los Pirineos tiene 117 kilómetros y, lo que es peor, las dos últimas etapas de los Alpes tienen 123 kilómetros y 131, unas distancias más propias de un juvenil que de un ciclista profesional. 

Es lo que ha querido la todopoderosa organización del Tour, la misma que ha programado una única etapa de contrarreloj individual de únicamente 27 kilómetros, la distancia más corta jamás vista en esta disciplina en la mejor carrera del mundo, que ha pasado a convertirse, por méritos adquiridos y aquí expuestos parcialmente, en la carrera más codiciada del mundo, una diferencia sustancial que hace esperar estos meses de julio con un entusiasmo muy matizado. 

Desde la irrupción del Sky –convertido a mitad de esta temporada en el Ineos– el Tour de Francia es una carrera sumisa ante los nuevos dominadores, que en este 2019 buscan igualar el registro de los siete Tour ganados por Armstrong. El hecho de que no vayan a ser de forma consecutiva no tiene que oscurecer que, de las últimas siete ediciones disputadas, seis han ido a parar al equipo británico con tres corredores diferentes. 

Por eso, aunque esta edición vaya a estar marcada por la ausencia por grave lesión de Chris Froome –ha subido siempre al podio cuando su equipo ha ganado la carrera–, el peligro sigue presente, porque el Ineos es una estructura donde las piezas son intercambiables en una maquinaria perfecta construida para ganar la carrera más relevante del calendario, y por la que ha entrado el nuevo patrocinador. 

Es cierto que el vigente ganador estará de partida, como también es cierto que no ha ganado ninguna carrera desde su triunfo en julio de 2018, y que es un corredor con una acusada tendencia a caerse, como muestra el reciente abandono en la Vuelta a Suiza. Sin descartar que pueda ganar –le favorece enormemente un recorrido poco exigente, perfecto para ir a rueda de su todopoderoso equipo–, el interés se ha centrado en su joven compañero colombiano. 

El caso de Egan Bernal es digno de estudio. El año pasado debutó en una carrera de tres semanas, y fue un pilar fundamental en el triunfo de G. Thomas, llegando sobrado a la tercera semana. Este año ha ganado la París-Niza, la mejor carrera de una semana del calendario, y la Vuelta a Suiza, considera como la cuarta grande aunque solo sea por sus nueve días de competición. Sus armas son la escalada –donde curiosamente no saca grandes diferencias– y, especialmente, saber moverse en el pelotón y no perder nunca esos segundos que últimamente han decidido las grandes carreras, esos segundos que se pierden en las mal llamadas etapas intranscendentes.

Cuesta mucho poner como gran favorito al triunfo final a un corredor que solo tiene 22 años, y en su segunda gran vuelta. Sin embargo, cualquier pábulo que se quiera plantear cede ante la evidencia del equipo en el que corre, el más poderoso en el llano –el segundo día hay una CRI de 27 kilómetros que seguramente será más decisiva que cualquier montaña– y también subiendo, porque transmuta a rodadores en escaladores: estén atentos a Dylan Van Baarle. 

Los rivales se mueven a otro nivel, baste ver lo que han sido los Tour de Francia desde la irrupción del Sky. Es por esto que el Movistar vuelve a repetir la tricefalia que tan escaso resultado le dió en 2018, en una armata brancaleone donde Valverde intentará el lucimiento personal escudado en su maillot de campeón del mundo, Quintana se tropezará con el muro de que ya no se va de nadie subiendo, y Landa intentará hacer verdad eso de que cada década el Tour agracia a un escalador, incluso alguien con un palmarés donde las únicas vueltas por etapas que figuran son a Burgos y al Trentino. 

Fuglsang es un corredor danés que jamás ha acabado entre los cinco primeros en una gran vuelta por etapas, y que ha alcanzado la provecta edad de 34 años con ese vacío en su palmarés. Como el ciclismo está hecho de esos mimbres tan conocidos, un corredor así puede aspirar legítimamente a ganar el Tour de Francia, porque para algo está siendo de los mejores de la temporada, enrolado en un equipo vinculado históricamente al dopaje, y que presenta en la línea de salida de Bruselas un conjunto donde la mitad de sus corredores son españoles. 

Ante la ausencia de Dumoulin, Froome y Roglic, el comentado movimiento natural del escalafón daría en el podio con Kruijswijk, el opaco corredor holandés carente de palmarés, que acabó quinto en 2018 y fue el único que hizo un ataque lejano para ganar la general. Su equipo, antes anónimo, se presenta en la línea de salida de todas las carreras con un candidato a ganar, en una mejoría colectiva de esas tan consustanciales al ciclismo. 

Sin embargo, nadie duda de que será el Tour de los franceses. Hace pocos días L´Equipe –que es al Tour como el Pravda era al PCUS– dedicó toda la portada a los tres franceses más destacados, bajo el titular “Ahora o nunca”, en alusión a la concatenación de lesiones y ausencias que abre una ventana de oportunidad a unos corredores francamente incapaces contra el reloj –de ahí este recorrido anémico en esta disciplina– e incapaces de ser decisivos en montaña. Pinot, Bardet y el resucitado Barguil estarán delante, azuzados por un país que no gana desde hace 34 años la carrera que organiza.

El resto de nombres será una sorpresa, como será sorpresa que en los primeros diez de carrera pase entre los favoritos algo más allá de caídas y pinchazos. Solo hay una etapa para marcar diferencias individuales, y es la agotada fórmula de la Planche des Belles Filles, una subida en Alsacia descubierta en 2012 y que afronta su cuarta ascensión en el Tour, a razón de una vez cada dos años. 

Como les debía parecer poco, han alargado el final disputado ya tres veces con una innecesaria rampa apta para cabras al 24% de pendiente, y que algunos profesionales han subido en zig-zag mientras entrenaban. Es el complemento perfecto a esas etapas de montaña de ciento y pocos kilómetros, la épica del Youtube y el ¿cuándo llegan a meta?, que finalmente ha devorado a los organizadores. 

En los Pirineos una etapa acaba por segunda vez en la carrera en el Tourmalet, un puerto que no decide nada desde hace una década, pero que sigue conservando su aura de subida legendaria, y solo por eso parece que no llegará la fuga, al revés de lo que pasó en el reciente Giro de Italia, donde hasta la etapa del Mortirolo fue regalada a los secundarios del pelotón. 

En los Alpes se disputa la etapa reina con tres puertos por encima de los 2000 metros de altura (Vars, Izoard y Galibier por el lado más fácil, para acabar en bajada), para una edición del Tour donde se subirán por primera vez siete puertos por encima de esa cota. En las otras dos jibarizadas etapas alpinas será el turno de sus equivalentes Iseran y Val Thorens, que habrá que ver si surten algún efecto en la clasificación con un kilometraje total tan bajo. 

La tautología más elemental define lo que es el Tour de Francia en el universo ciclista: el Tour es el Tour porque es el Tour. Aquí se contiene todo lo que da de sí: vemos la carrera porque es “el Tour”, y si es aburrida y un equipo domina de una manera absurda y durante un periodo tan prolongado como el de Armstrong se responde diciendo que “hay que ver el Tour”, porque “es el Tour”. Pues eso, a ver el Tour, con su realización televisiva propia de una película, con su enaltecimiento de Francia como un lieu de mémoire en movimiento, como una ópera coral donde el final decepciona, y también el desarrollo y ya hasta el libreto, conocido de antemano por todos. A por el séptimo Tour del Sky/Ineos, el de igualar a Armstrong. 

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sergio Palomonte

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Domingo

    Qué cansino me resulta este tipo, siempre cuenta las mismas cosas, se queja de todo, acusa y se cree el más listo de los seguidores del ciclismo. Además es un clasista, pedante y maleducado.

    Hace 2 años 2 meses

  2. Un suscriptor

    Yo no se porque a este señor le encanta tanto escribir sobre ciclismo cuando parece que lo odia tan intensamente. No hay nada que vea bien, todo es negativo. Etapas cortas y nerviosas, mal por no marcar tiempos. Etapas largas, mal por predecibles. Mucha crono, mal por favorecer a unos. Poca crono, mal por favorecer a los mismo (Por cierto, en el Tour de 2015 sólo hubo 13,8 km de CRI y una CRE de 28 km. Menos que ahora. Por aquello de que te informes antes de soltar tu odio). Si un ciclista se queda a la sombra del INEOS, mal porque no tiene ambición y quita emoción a la carrera al hacer un equipo imbatible. Si se va para tratar de liderar otro equipo, mal porque no supo tener paciencia y esperar su oportunidad. Mal también porque se va a un equipo con un "líder con mucho mejor palmarés y trayectoria" pero que ahora no sirve para nada escalando. Si las cosas pasan como siempre, mal por predecible. Si hay sorpresas, mal porque seguro que es dopaje. O indicación de lo previsible que es porque es demasiado joven y muestra el dominio de su equipo. Yo le recomendaría que dejase de seguir este deporte que sólo le crea traumas y disfrutase de su vida viendo algún otro tipo de acontecimiento. Así los lectores no tendremos que aguantar su bilis soltando desprecios a todo sobre lo que escribe. Que también podría taparse un poco y disimular sus filias y fobias y no dedicar su artículo a vomitarlas. P.D. A CTXT le pediría que dejase de pedirle artículos sobre ciclismo a este señor. No llevaba ni 2 parrafos y ya sabía que era él quién escribía de lo predecible (sí, como el Tour) que es su forma de despreciar todo. Y eso que cuando le bloquee en twitter fue con su alias y no sabía su nombre. Ahora podré hacer caso a mi consejo y evitar leer su basura, algo que sólo hice para poder criticar con una base (no como él)

    Hace 2 años 3 meses

  3. Anónimo

    Enhorabuena por el artículo! Creo que INEOS va a decidir la carrera a las primeras de cambio (en la CRE y La Planche), como ya ha hecho recientemente en otros Tours. Por supuesto, tendrá la colaboración inestimable de los equipos que lucharan por el puestometro o clasificaciones secundarias (Vomistar?), acrecentada este año porque habrá equipos que no se verán en otra (EF, Trek, Mitchelton,...

    Hace 2 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí