1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

GUERRA JUDICIAL

Un guion perfecto para un ‘lawfare’

Cristina Fernández de Kirchner denuncia al Grupo Clarín como artífice de una “mafia judicial” tras ser condenada a seis años de prisión. La vicepresidenta de Argentina no será candidata a ningún cargo

Sebastián Lacunza 7/12/2022

<p>Cristina Fernández de Kirchner.</p>

Cristina Fernández de Kirchner.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Cristina Fernández de Kirchner, la figura central de la política argentina, fue condenada el 6 de diciembre por un tribunal federal a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de administración fraudulenta en la construcción de obras públicas en la provincia de Santa Cruz.

Tras la divulgación de la sentencia, la actual vicepresidenta anunció que no aspirará a ningún cargo electivo en 2023, ni a presidenta ni a senadora, ni brindará a la oposición el argumento de que busca el aforamiento para no ir a la cárcel.

Desde su despacho en el Senado, la vicepresidenta se dirigió en un discurso transmitido en redes al principal accionista del Grupo Clarín-Telecom, a quien considera artífice de la condena. “Una muy buena noticia para usted, (Héctor) Magnetto, porque el 10 de diciembre de 2023 no voy a tener fueros. Así que le va a poder dar la orden a sus esbirros de la [Corte de] Casación y de la Corte Suprema (dos instancias de apelación) de que me metan presa. Pero mascota de usted, nunca, jamás. ¿Entiende? Nunca, jamás”.

De esta manera, el martes 6 de diciembre en Argentina hubo dos novedades cruciales y entrelazadas. Una de índole judicial, ya que el Tribunal Oral Federal Número 2 de la Ciudad de Buenos Aires escribió la primera sentencia en contra de la vicepresidenta y expresidenta (2007-2015), y la otra, política.

Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo la líder argentina con mayor intención de voto individual

En los últimos meses, allegados a Fernández de Kirchner aceleraron el clamor para que encabece la candidatura del peronismo en 2023 (primarias en agosto o septiembre; generales en octubre o noviembre) en un contexto en el que el actual gobierno presidido por Alberto Fernandez es percibido como ajeno por la militancia kirchnerista, y ella misma dio señales de que barajaba esa posibilidad. Aunque la dos veces presidenta tiene un alto índice de rechazo en la opinión pública, sigue siendo la líder argentina con mayor intención de voto individual. Cerca de un tercio de los argentinos reivindica su figura o, al menos, la considera como la principal bandera para resistir nuevos experimentos de “apertura económica” e “integración al mundo” que en Argentina suelen terminar en dramas sociales. La hipótesis de Cristina postulante a jefa de Estado, que reordenaría el sistema político, habría quedado descartada con la renuncia pública, aunque nada puede darse por descontado en la política argentina.

La confirmación de la sentencia por parte de la Cámara de Casación Federal y la Corte Suprema podría demorar años, de manera que lo decidido por el tribunal no afectará el actual ejercicio de Cristina como segunda del Ejecutivo y presidenta del Senado hasta diciembre de 2023. La abogada nacida en la ciudad de La Plata tiene 69 años. En el caso más gravoso para ella, es muy improbable que vaya a la cárcel aun cuando quede sin aforamiento dentro de un año, ya que la ley argentina estipula la posibilidad de la prisión domiciliaria para los mayores de 70, edad a la que la líder justicialista llegará el próximo 19 de febrero.

El 2 de diciembre de 2019, Cristina Kirchner desafió al tribunal que comenzaba a juzgarla tras el proceso de instrucción. “La condena está escrita”, dijo entonces en una sala del edificio de Comodoro Py, calle en la que funciona el fuero federal penal de la ciudad de Buenos Aires. Faltaban días para que asumiera el mandato como vicepresidenta, tras el triunfo electoral ante el conservador Mauricio Macri. Este martes, la vicepresidenta rememoró aquellas palabras y puso un título al proceso: “Estado paralelo y mafia judicial”.

El tribunal compuesto por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso se limitó a dar a conocer ocho condenas por administración fraudulenta y cuatro absoluciones a otros imputados en la denominada causa Vialidad. Los fundamentos del fallo serán leídos en marzo, anunció Gorini, presidente del cuerpo. Los jueces, que comunicaron la decisión desde la sala de audiencias conectados de modo virtual, absolvieron a Cristina del delito de asociación ilícita que había sido imputado por el fiscal federal Diego Luciani y habría supuesto una condena de 12 años.

Uno de los absueltos fue el exministro de Planificación Federal durante los 12 primeros años de gobiernos kirchneristas, Julio de Vido, figura clave de la obra pública. En cambio, José López, viceministro de De Vido y famoso por haber intentado esconder unos nueve millones de dólares en un convento en el invierno de 2016, recibió una pena de seis años, como Fernández de Kirchner.

La misma pena recayó sobre Lázaro Báez, empresario condenado por lavado de dinero en otro proceso, y amigo del fallecido Néstor Kirchner, bajo la acusación de partícipe necesario de administración fraudulenta. El exdueño de Austral Construcciones y cliente de la familia Kirchner en negocios inmobiliarios en la Patagonia fue el que llevó a cabo las 51 obras en la provincia de Santa Cruz que se juzgaron en este proceso.

La sentencia no solo era prevista por Cristina Fernández de Kirchner, sino por todo el sistema político y mediático

La sentencia no solo era prevista por Cristina Fernández de Kirchner, sino por todo el sistema político y mediático. De hecho, el tribunal había filtrado cuál sería la horquilla de la pena y la exclusión del cargo de asociación ilícita, lo que tuvo amplio recorrido en la prensa conservadora antes de que se oficializara la decisión.

La relación de la familia Kirchner con Báez despierta muchos interrogantes, entre otros, cómo pasó de ser un directivo del Banco de Santa Cruz a convertirse en el principal contratista de la provincia patagónica en el mismo momento en que Néstor Kirchner asumía la Presidencia de la República, en mayo de 2003. No obstante, la acusación a cargo del fiscal Luciani no pudo encontrar ningún indicio de depósitos bancarios, empresas o propiedades vinculados a los Kirchner, ni siquiera en manos de testaferros, que reflejaran un retorno por los negocios otorgados.

El proceso estuvo envuelto en polémicas infinitas desde el inicio. Los fiscales apuntaron a Báez y lo que aparentaba ser un nítido direccionamiento de la obra pública, sospecha sumada al alquiler de hoteles de los Kirchner. El protagonismo de un puñado de contratistas locales en cada provincia argentina es casi una norma en el país, y a Báez pareció tocarle Santa Cruz en el período en que los dos políticos más importantes de la historia de la provincia patagónica se trasladaron a la Casa Rosada.

Más allá de los indicios, agigantados por la fortuna acumulada por Báez y el hallazgo de decenas de millones de dólares depositados en Suiza a nombre del empresario y sus hijos, los peritajes no acreditaron sobreprecios ni demoras excepcionales para la construcción de rutas y obras públicas en una provincia de condiciones climáticas extremas. Tampoco se demostraron sobreprecios en los alquileres pagados por Báez a los Kirchner. De hecho, ese vínculo comercial ya fue objeto de otro proceso que afectó a la vicepresidenta y que acabó sobreseído. La versión del kirchnerismo es que el empresario derivó a Suiza dinero evadido del pago de impuestos, no sobornos como supuesto testaferro.

En la mirada de Cristina y los suyos, la inexistencia de pruebas es evidencia de que la acusación era política y orquestada por el macrismo, el poderoso Clarín, los servicios de Inteligencia y los tribunales de Comodoro Py. Para el histriónico fiscal Luciani, se jugaba el destino de la República y el tribunal se hallaba ante la disyuntiva de “justicia o corrupción”. Vialidad se había transformado en una causa bisagra, luego de que en 2021 y 2022 cayeran otras acusaciones contra la vicepresidenta.

Durante el proceso se debatió que Cristina Fernández de Kirchner, como presidenta del país, no intervenía en licitaciones a cargo de la provincia. Luciani adujo, y el tribunal pareció corroborar el criterio, que la exmandataria benefició a Báez al enviar al Congreso presupuestos que incluían el pago de las obras millonarias requeridas por Santa Cruz. Ante ello, la vicepresidenta se defendió diciendo que mal podía delinquir mediante presupuestos anuales votados por ambas cámaras del Congreso, incluso por legisladores de la oposición.

En la mirada de Cristina y los suyos, la inexistencia de pruebas es evidencia de que la acusación era política y orquestada por el macrismo

Más allá de los argumentos, entra en juego la turbiedad tóxica de Comodoro Py, sede de la Justicia Federal. El juez de Instrucción (que arbitra el proceso, pero no sentencia) de la causa Vialidad, Julián Ercolini, es uno de los dos del fuero federal que centralizaron las múltiples acusaciones contra Cristina, algunas de ellas muy polémicas, como la muerte del exfiscal Alberto Nisman, expediente oscuro anclado en su despacho. Sobre Ercolini ya había datos de connivencia espuria con el macrismo, pero el pasado fin de semana se acrecentaron luego de que se revelaran detalles de un viaje organizado por directivos del grupo Clarín a una estancia en la Patagonia en el que participaron cuatro jueces, dos exagentes de Inteligencia y dos funcionarios del alcalde de Buenos Aires y precandidato presidencial conservador Horacio Rodríguez Larreta.

Por lo demás, el fiscal Luciani, el integrante del tribunal Giménez Uriburu y otro juez se vieron sorprendidos este año cuando se dieron a conocer fotografías de su participación en partidos de fútbol organizados en una quinta del expresidente Macri. Su equipo de fútbol se llama Liverpool y Macri le metió un gol de tiro libre, consta en las imágenes.

Cristina encontró en los últimos cuatro minutos de su discurso posterior a la sentencia la retórica brillante que le reconocen incluso sus enemigos.  “Mi nombre no va a estar en ninguna boleta en 2023”, dijo la vicepresidenta, y volvió a desorientar a todos. “No voy a someter a la fuerza política que me dio el honor a que la maltraten en el período electoral con una candidata condenada. No voy a tener fueros, pero mascota de usted (Magnetto), nunca”, declaró la jefa del peronismo de izquierda. “A mí, administración fraudulenta contra el Estado, y éstos, los amarillos (por el color del partido de Macri), que nos dejaron 45.000 millones de dólares de deuda con el FMI, se pasean orondos en los aviones de Clarín”, sentenció.

Durante buena parte de su alocución, de casi una hora, la vicepresidenta repasó el obsceno contenido del intercambio de Telegram en el que participó el citado Ercolini, que bien pudo haber sido difundido por un servicio de Inteligencia paralelo o por una interna del macrismo. El grupo debatió la estrategia para contrarrestar una noticia publicada en Página 12 el 17 de octubre, que revelaba el viaje a la estancia de Joe Lewis, un empresario inglés amigo de Macri.

En el diálogo, traman todo tipo de ilegalidades como fraguar facturas, trasladar la causa iniciada en su contra a los tribunales federales de Buenos Aires –su terreno–, detener ilegalmente a un funcionario actual a quien le atribuyen haber filtrado su presencia en la excursión y hasta ironizan sobre cometer un asesinato. Todo ello condimentado con frases machistas, homofóbicas y racistas.

El intercambio trasunta que los directivos de Clarín y organizadores de la aventura, Jorge Rendo y Pablo Casey, les hablan a sus contertulios –jueces, un fiscal, altos funcionarios del Gobierno de la Ciudad y agentes de Inteligencia– como si fueran sus jefes.

Si el lawfare necesitaba un guion perfecto, lo encontró.

 

--------------------

Este artículo se publicó originalmente en La Diaria.

Cristina Fernández de Kirchner, la figura central de la política argentina, fue condenada el 6 de diciembre por un tribunal federal a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de administración fraudulenta en la construcción de obras públicas en la provincia de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sebastián Lacunza

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí