1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Hamid Hosseini / miembro del Partido de la Izquierda de Irán en el exilio

“Hay mucha hipocresía en el comportamiento de EE.UU. y Europa con Irán”

Gorka Castillo Madrid , 3/01/2023

<p>Hamid Hosseini.</p>

Hamid Hosseini.

G. C.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Hamid Hosseini (Teherán, 1951) es un hombre grande incluso sentado. Pausado y culto, se le enciende la vena crítica cuando habla del sentimiento que acompaña a la rebelión popular que crece en su país, Irán. “Mujer, Vida, Libertad. La revuelta tiene un trasfondo sociopolítico que afecta a todos los ámbitos de la vida. Hay ira contra el régimen islamista”, dice. Hosseini llegó a España en 1983 huyendo de la represión implacable que se impuso desde el triunfo de la revolución islámica. Como miembro del Partido de la Izquierda de Irán, la antigua organización Fedayín del Pueblo Iraní, que llegó a aglutinar a miles de militantes, estaba sentenciado a muerte. Su compromiso con los derechos humanos es inquebrantable y un motivo para continuar en la lucha hasta que la República Islámica sea derrocada. “Las mujeres y los universitarios siempre han tenido un papel decisivo en los cambios sociales que han sabido conservar un espacio para el pensamiento crítico y liberador”. Hamid Hosseini, con su pelo blanco y su exquisita educación, asegura que siente nostalgia de la familia, de los amigos, de Irán en general. Pero guarda un último dardo para la comunidad internacional. “Occidente nunca ha actuado de verdad contra la República Islámica porque no le viene mal la existencia de este régimen. Hay mucha hipocresía en el comportamiento de Estados Unidos y de Europa”. Un persa no se calla ni tiene miedo de hablar.

Comienzan las ejecuciones públicas en Irán. La represión aumenta. ¿Está perdiendo el régimen el control de la situación?

Aunque el asesinato de Masha Amini fue el detonante de esta última revuelta popular, la realidad es que la resistencia nunca ha desaparecido desde que se instauró el régimen, en 1979. La intelectualidad iraní siempre percibió que la revolución islámica era una versión retorcida del fascismo. Así lo denunciaron destacadas figuras opositoras como el escritor Mostafá Rahimi o el científico Shapur Bajtiar, al ver cómo empezaban a ejecutar a miles de personas por el simple hecho de no considerarse musulmán, por no abrazar el chiismo o por no jurar fidelidad al líder supremo. En la República islámica se ha practicado un exterminio. El actual presidente, Ebrahim Raisi, era uno de aquellos jueces que dictaban sentencias de muerte. Pero el desgaste por tanta inmovilidad empieza a pasarles factura. Ya no controlan la situación. Es un hecho irreversible. Hay más pobreza, más dificultades. La gente ve cambios a su alrededor, en otros países, y exige transformaciones profundas. La gente en la calle exige libertad. 

La intelectualidad iraní siempre percibió que la revolución islámica era una versión retorcida del fascismo

El régimen juega con el miedo. Amenazó con represalias a los integrantes de la selección de fútbol y ha sembrado dudas sobre la sentencia a muerte del futbolista Amir Nasr-Azadani. ¿Cuál es la situación actual?

El movimiento revolucionario ‘Mujer, Vida, Libertad’ es un levantamiento popular contra la República Islámica que ha tenido la capacidad de incorporar a todos y todas las ciudadanas iraníes que sufren de una u otra forma la política discriminatoria que esta tiranía viene aplicando a lo largo de 43 años. Han pasado ya más de 80 días desde el comienzo de las movilizaciones y sabemos que han matado a más de 450 personas, que 60 de ellos son adolescentes, que hay más de 19.000 detenidos y miles de heridos. Ya no tenemos otra opción que la victoria porque la revuelta contra el régimen tiene un trasfondo sociopolítico que afecta a muchas profesiones y a todos los ámbitos de la vida. Hay ira contra un régimen al que sólo le queda la represión para mantener un control que ha comenzado a perderlo.

Hay unos elementos comunes para todos los partidos que conformamos la oposición al régimen. El principal es lograr el secularismo del Estado

Pero ahora han sido las mujeres quienes han movilizado a la sociedad.

Sí. Es una generación apabullada por la discriminación. Estamos hablando de 40 millones de mujeres que llevan cuatro décadas de humillaciones y sufrimiento. Pero también quiero destacar el papel de los y las universitarias. Las mujeres y los universitarios siempre han tenido un papel decisivo en los cambios sociales que se han producido en Irán porque, a diferencia de los trabajadores que siempre han tenido prohibida su organización sindical, han logrado conservar un espacio para el pensamiento crítico y liberador. Poetas, músicos, pintores, deportistas o cineastas juegan un papel relevante en la estructura social de Irán. El régimen, sin embargo, los ve como algo peligroso porque escapan de su control social. A mí no me extrañó que detuvieran a la actriz Taraneh Alidoosti tras la denuncia pública que hizo de las ejecuciones. La teocracia en el poder ha demostrado que es incapaz de responder a las demandas elementales de los ciudadanos y que son una banda mafiosa con un Estado en sus manos.

¿Cree posible una revolución democrática en Irán?

¿A qué se refiere con democrática?

Una revolución popular.

Sí, lo creo profundamente. Ya ha comenzado. Pero es una revolución con unas características muy particulares. Hay mucha diversidad, sin un líder definido, pero con un gran nivel de autoorganización creada a través de redes sociales que el propio régimen utiliza para subsistir. En Irán, más de 7 millones de personas hacen negocios por internet por lo que es posible esquivar la censura. Pero lo sustancial del movimiento actual es que, a diferencia de las protestas reivindicativas anteriores, hoy busca un cambio de régimen. Quieren derrocarlo.  

A EE.UU. no le gusta lo que está sucediendo en Irán porque la democratización puede servir de inspiración a las fuerzas opositoras de otros países del entorno

Y en caso de lograrlo, ¿hacia dónde prevé que se encaminaría este movimiento que hoy carece de líderes y de una ideología definida?

Para empezar hacia una profundización del desarrollo humano. Los propios eslóganes lo definen: No queremos la República Islámica, muerte al dictador. Mujer, vida y libertad. Hay unos elementos comunes para todos los partidos que conformamos la oposición al régimen. El principal es lograr el secularismo del Estado. Acabar con la jefatura religiosa de la  política. Hay una coincidencia, desde republicanos a monárquicos, desde liberales a comunistas, de que la religión debe ser barrida en todas las estructuras de poder. También le diré que gran parte de los iraníes son partidarios de la república como modelo de Estado más libre porque ya sufrimos la tiranía de la monarquía y el recuerdo aún perdura.

Pero hay precedentes de revoluciones frustradas por intereses externos. Ahí están Siria, Libia o Egipto. Irán es la joya de la corona para las potencias hegemónicas que buscan controlar los recursos energéticos. ¿Confía en que, llegado el caso, respetarían la decisión soberana del pueblo iraní? 

Harán todo lo posible por interferir en nuestras políticas para imponer un poder bajo su control. Tengo pocas dudas sobre esto. El pueblo deberá demostrar inteligencia para emprender el camino adecuado a sus deseos como Estado democrático y laico. Estados Unidos intentará empujar a sus candidatos. Lo mismo harán China y Rusia, que gracias al régimen islamista hoy tiene una presencia muy importante en el país. Sin embargo, le diré algo. Que en Irán haya más de 7 millones de universitarios y que el 90% de la población está alfabetizada nos proporciona una madurez política suficiente para no depender de países extranjeros. Los partidos políticos no han desaparecido. Siguen presentes en la vida cotidiana de la ciudadanía, por supuesto de forma clandestina.  

Cuando nosotros gritábamos contra el régimen, el representante de Ali Jamenei estaba en Londres abriendo cuentas bancarias

¿Cree que a Occidente le preocupa el derrocamiento de la República Islámica?

Estados Unidos y la Unión Europea miran con preocupación los acontecimientos en Irán pero lo hacen de una manera contradictoria. Estados Unidos lleva 43 años conciliando con el régimen iraní, tolerando su política regional. A la administración Biden no le gusta lo que está sucediendo en Irán porque la democratización puede servir de inspiración a las fuerzas opositoras que existen en otros países del entorno. Dictaduras como Arabia, Irak, Siria, incluso Turquía observan con intranquilidad que la lucha de nuestras mujeres, jugándose la vida por sus derechos, pueda extenderse y afectar a sus estructuras sociales medievales. Y no hablo sólo del mundo árabe sino también de Occidente, que empieza a percibir cómo las posiciones retrógradas de las extremas derechas avanzan. Por ejemplo, con el aborto.

¿Cómo ha logrado mantenerse la tiranía en Irán?

Porque han comprado a políticos occidentales. Han tenido grupos de presión en Estados Unidos y en Europa. Cuando nosotros gritábamos contra el régimen, el representante de Ali Jamenei estaba en Londres abriendo cuentas bancarias. Occidente nunca ha actuado porque no les viene mal la existencia de un régimen así en Irán. Hay mucha hipocresía. Hace dos meses, Bélgica acordó un intercambio de presos con Teherán. Entre los presos hay un diplomático que quiso provocar una masacre en un acto organizado por la oposición iraní.

¿Quién es Hamid Hosseini?

Pues un iraní que cree en el restablecimiento de un Estado laico con justicia social en mi país, que confía en la decisión democrática de mi pueblo. Volveré cuando la República Islámica sea derrocada pero mientras no se produzca seguiré trabajando para que se escuchen las voces del exilio. Ese es mi compromiso y mi lucha.  

Hamid Hosseini (Teherán, 1951) es un hombre grande incluso sentado. Pausado y culto, se le enciende la vena crítica cuando habla del sentimiento que acompaña a la rebelión popular que crece en su país, Irán. “Mujer, Vida, Libertad. La revuelta tiene un trasfondo sociopolítico que afecta a todos los ámbitos de la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. marcoantonio-mira

    No sé quien es el Sr. Hamid Josseini, pero hay ciertas evidencias en esta entrevista que no dejan en un lugar especialmente progresista o democrático y lo que dice parece demasiado alejado de la realidad y del pueblo iraní en general. Desde luego desde el punto de vista marxista o simplemente "socialista" sin matizar, sus respuestas no dejan de ser contradictorias y disparatadas porque no tiene en cuenta como se hizo la revolución popular que barrió a la monarquía sangrienta del Sha, un aliado del colonialismo y el imperialismo que mantenía en la pobreza a la mayoría de los ciudadanos iraníes. Tampoco tiene en cuenta la religión absolutamente mayoritaria de las clases populares de Irán, ni su cultura, ni sus sentimientos. Parece claro que cualquier cambio revolucionario en ese país donde la mayoría de la población es bastante joven y donde existe una proporción de mujeres universitarias que no se da en ningún otro país islámico, lo deberán hacer precisamente esas clases populares cuya mentalidad científica avanza de forma incontenible. Cada pueblo avanza según sus posibilidades y sus creencias. Es obvio que en occidente identifiquemos revolución y progreso social con un estado laico, pero la realidad no es homogénea en todos los países. El discurso de este señor parece hecho a medida de aquellos asesinos que promovieron las denominadas "primaveras árabes" y que destruyeron estados con un considerable desarrollo social y económico como Libia o Irak y lo siguen intentando con Siria o Yemen. No sé si es necesario identificar a los autores de ese Imperio que todos conocemos y sufrimos. Durante mi juventud y adolescencia en plena dictadura fascista española, cuando leíamos algo así, una proclama tan "revolucionaria" siempre sospechábamos que se trataba de una provocación policial por su alejamiento y exageración de la realidad social circundante...supongo que nos equivocamos alguna vez pero acertamos en bastantes ocasiones. Siento decir que "más sabe el diablo por viejo que por diablo" y a eso me huele este artículo.

    Hace 1 año 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí