1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Investigación

Barcelona-Enríquez Negreira: certezas, dudas e interrogantes

Los pagos realizados por el club catalán durante 17 años al excolegiado mientras era vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros por unos supuestos informes suponen uno de los mayores escándalos en la historia del fútbol español

Ricardo Uribarri 21/02/2023

<p>Enríquez Negreira cuando ejercía como colegiado, en un partido entre Zaragoza y Valencia.</p>

Enríquez Negreira cuando ejercía como colegiado, en un partido entre Zaragoza y Valencia.

RTVE

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Pasan los días y, a la vez que van surgiendo nuevas informaciones sobre los pagos que el FC Barcelona hizo durante 17 años a José María Enríquez Negreira durante su etapa como vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, destapados por el programa ‘Què t’hi jugues’, de Radio Barcelona, aumentan los interrogantes, el debate y la sensación de que un hecho tan grave puede quedar impune, al menos en la vía deportiva, pues ha pasado más tiempo del que marca la Ley del Deporte para que sea analizado y juzgado por los organismos correspondientes. Solo queda la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía que, si encuentra argumentos suficientes que apunten a algún delito de tipo económico, pondrá el asunto en manos de un juez. En este punto conviene recopilar lo que se sabe del asunto e intentar dar respuestas, las que se puedan, a las numerosas dudas existentes.

¿Quién es Enríquez Negreira?

Se trata de un colegiado que dirigió partidos en la máxima categoría del fútbol español entre 1979 y 1991, y actuó un año más, hasta 1992, en Segunda. Adscrito al comité catalán, pitó 132 partidos en Primera y llegó a ser internacional. En 1994 fue nombrado vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, cargo que ostentó hasta 2018. En 1995, fundó la empresa Dasnil 95, cuya labor inicial era “la comercialización al por mayor de productos alimenticios”, aunque en el año 2000 cambió su objeto social para ofrecer “servicios de publicidad a empresas, promociones, objetos de regalo, impresión de textos y realización de videos deportivos”, tarea, esta última, de la que se encargaba su hijo, Javier Enríquez Moreno, que en 2004 se convirtió en administrador único de la sociedad.

¿Cuál es su relación con el Barcelona?

Según los datos conocidos, vendió entre 2001 y 2018 a través de Dasnil 95 unos vídeos al club azulgrana en los que se hacían análisis de los árbitros que iban a pitar en cada partido al equipo. Se informaba de sus características, su modo de dirigir los encuentros, si eran más o menos dialogantes, etc. Por este servicio, la entidad culé abonó, según El Mundo, un total de 6.659.488 euros. El servicio cesó cuando Enríquez Negreira dejó de ser vicepresidente del comité, en 2018.

¿Cómo se descubren estos hechos?

A raíz de una inspección de Hacienda por irregularidades en la tributación de los ejercicios correspondientes a 2016, 2017 y 2018, en los que el Barcelona pagó a la empresa Dasnil 95 unos importes de 532.752 euros en 2016, 541.752 euros en 2017 y 318.200 euros en 2018. En total hubo 33 pagos durante esos años. Ante las sospechas de posibles fraudes, Hacienda puso el caso en manos de la Fiscalía.

Ernesto Valverde y un ayudante del ‘Tata’ Martino han negado conocer los supuestos informes

¿Qué ha dicho Enríquez Negreira y el FC Barcelona?

En su declaración inicial ante los inspectores de Hacienda, Enríquez Negreira aseguró que el Barcelona contrató sus servicios “para asegurarse de que no se tomaban decisiones arbitrales en su contra” y de que recibiría un trato “neutral” en los partidos. También afirmó que no disponía de documentación porque el asesoramiento técnico que prestaba “era verbal”. Sin embargo, su hijo Javier contradijo esa versión, asegurando que los informes se entregaban por escrito al club, como corroboran miembros de la entidad, que aseguran tener esos documentos, además de DVD’s. Enríquez Negreira no ha declarado posteriormente ante la Fiscalía; su abogado presentó un justificante médico que dice que el exárbitro sufre principio de Alzheimer. 

El Barcelona emitió un comunicado tras conocerse la información en el que reconocía la vinculación con el exárbitro para lograr “informes técnicos relacionados con el arbitraje profesional a fin de complementar información requerida por el cuerpo técnico del primer equipo y del filial, una práctica habitual en los clubes de fútbol profesionales”, al mismo tiempo que lamentaba que esta información saliera “en el mejor momento deportivo de la presente temporada”. Cabe señalar que uno de los técnicos que pasó en esos años por el equipo, Ernesto Valverde, al ser preguntado por esos informes, declaró que “no sabía ni que existían esos informes sobre los árbitros en el Barcelona. Ha sido también una sorpresa para mí. No tenía ni idea de esto”. Jorge Pautasso, ayudante del ‘Tata’ Martino, otro de los técnicos que estuvo en el equipo en esa época, ha negado también que tuvieran ningún tipo de informe de los árbitros.

Cuatro presidentes tienen implicación en este asunto: Gaspart, Laporta, Rosell y Bartomeu

¿Con cuantos presidentes del Barcelona se llevaron a cabo estos pagos?

El hecho de que la relación entre el club y Enríquez Negreira abarcara 17 años ha provocado que hasta cuatro presidentes tengan implicación en este asunto: Gaspart, Laporta, Rosell y Bartomeu. El primero ha dicho “que no le constan” esos pagos. Rosell, que ya se los encontró cuando entró al club, la misma versión que Bartomeu, que ha explicado que puso fin a la vinculación en 2018 por una política de “recorte de gastos”. Con Laporta como presidente, la cantidad que se pagaba a la empresa del colegiado ascendió de 145.000 euros anuales a nada menos que 573.000 euros. El Mundo ha publicado una comunicación interna entre el jefe de administración del club, Ángel Rocamora, y un despacho de abogados contratado para este asunto, cuando en 2021 la Oficina Nacional de Investigación del Fraude pidió al club la documentación relativa a los pagos a Enríquez Negreira. En ese mensaje se dice: “No tenemos contrato, ¿lo decimos o nos hacemos los locos?” 

Joan Laporta, durante un acto del F.C. Barcelona, el 6 de julio de 2008. | Fotografía de Mutari.

¿Se destinó ese dinero a presuntas ayudas arbitrales al Barcelona?

Esa es la gran pregunta que aún no tiene respuesta. Hasta el momento no hay ninguna prueba concreta de que eso haya ocurrido, no hay evidencias físicas de pagos a colegiados, ni mensajes o conversaciones coaccionando en ese sentido. En cualquier caso, el problema ético es evidente. Un club deportivo no puede estar pagando unas importantes cantidades económicas durante 17 años al vicepresidente de la entidad de la que dependen los árbitros. Es fácil pensar que un club no va a estar tanto tiempo pagando una alta cantidad de dinero, que está fuera absolutamente del baremo establecido en el mercado por esa tarea, incluso lo triplica en un momento dado, por unos simples informes y DVD’s. Hay quien por el contrario opina que Enríquez Negreira ha sido un mero estafador y que el club se ha dejado engañar con la promesa de recibir un beneficio. Los fríos números dicen que en las tres Ligas que coinciden con los años investigados por Hacienda, al Barcelona le pitaron 33 penaltis a favor y tres en contra, mientras que en las cinco posteriores lleva 31 a favor y uno en contra, y en lo que hace referencia a las expulsiones tuvo 23 de los rivales y cuatro propias en esos tres años y 24 de los rivales y 20 propias de 2018 para acá. ¿Casualidad? Otra pregunta: ¿Hacían falta esos informes cada temporada cuando el 90% de los árbitros eran los mismos, año tras año? Se supone que el informe sobre Mateu Lahoz, por decir uno, sería igual en 2016 que en 2017…

¿Hay alguien que haga ahora en el Barcelona los servicios que prestaba Enríquez Negreira? ¿Cuánto gana? 

Sí, se trata de Ricardo Segura, que llegó a ser árbitro de Segunda División y en noviembre de 2021 renunció a su labor como observador arbitral y adjunto en la Federación Catalana de Fútbol para incorporarse al club blaugrana como asesor arbitral. Su sueldo por realizar esa función está cerca de los 30.000 euros anuales. Obsérvese la enorme diferencia respecto a lo que cobraba Enríquez Negreira por la misma tarea. Es cierto que muchos clubes tienen personas que les asesoran en materia arbitral y que normalmente son exárbitros los contratados para esa misión, pero la diferencia con el caso de Enríquez Negreira es que no tienen ninguna vinculación con el CTA.

¿Qué funciones tenía Enríquez Negreira en el Comité de Árbitros?

Era uno de los vicepresidentes y cuando alguien ostenta ese cargo en una institución se presume que tiene cometidos importantes. Sin embargo, escuchando a dirigentes de los árbitros en aquellos momentos o a colegiados de esos años, parece que era poco menos que una figura decorativa. El actual presidente del CTA, Medina Cantalejo, ha llegado a decir que era “un hombre en la sombra” y que no se sabía cuál era su cometido. Uno de los integrantes del comité de designación de entonces, López Nieto, ha señalado que no tenía ninguna influencia a la hora de poner a un árbitro u otro en los partidos. Otras fuentes señalan que era el encargado de comunicar a los propios árbitros los que descendían de categoría y los que ascendían. Sí estaba presente en las concentraciones que hacían los colegiados en pretemporada, por lo que conocía lo que se decía en esas charlas técnicas.

¿Qué papel ha jugado el hijo de Enríquez Negreira en el caso?

Javier Enríquez Romero empezó haciendo funciones de analista de rivales en distintos equipos. Conoció a Luis Aragonés y acabó en la selección española. Entró en el Comité Técnico de Árbitros realizando funciones de entrenador mental, como experto en preparación psicológica, estando presente también en las reuniones que hacían los colegiados de forma periódica, por lo que conocía bien a los árbitros. Según comentó uno de ellos, ya retirado, Andújar Oliver, iba a recoger al hotel a los árbitros que pitaban en Barcelona y los llevaba al campo.

¿Qué volumen de negocio tenía la empresa de Enríquez Negreira?

Prácticamente su único cliente fue el Barcelona. Al menos durante los años investigados por Hacienda. Valga como ejemplo que en 2019, el año posterior a cesar su relación con el club, su cifra de negocio fue de solo 7.384 euros, mientras que en 2020 ya pasó a ser de cero euros. Nunca llegó a tener más de dos empleados.

Enríquez Negreira no se tomó muy bien que el club decidiera poner punto final a la relación que tenía con él

La amenaza de Enríquez Negreira al Barcelona

Enríquez Negreira no se tomó muy bien que el club decidiera poner punto final a la relación que tenía con él. Por eso, después de hablar por teléfono con el presidente, Josep María Bartomeu, para recriminarle la medida, mandó un burofax a la entidad culé, según desveló El Mundo, en el que decía lo siguiente: “Mi sorpresa ha sido mayúscula. Después de todo este tiempo juntos, me lo tomo como un insulto personal absolutamente injustificado”, y lanzaba una amenaza nada velada: “No dejaré pasar la oportunidad de llegar a un acuerdo justo por ambas partes. En caso contrario, daré publicidad, sin miramientos, a todas las irregularidades que he conocido y vivido de primera mano con relación al club”. ¿A qué irregularidades se refiere el exárbitro? ¿Por qué no llevó a cabo su amenaza si el club se mantuvo firme y no volvió a utilizar sus servicios? ¿Hubo algún acuerdo “justo” entre las partes para evitar más problemas? 

Papel de otras empresas vinculadas en el caso

La Fiscalía también está investigando a la empresa Tresep 2014 SL, que pertenecía al exdirectivo azulgrana Josep Contreras Arjona, ya fallecido, al tener la sospecha de que se pudo utilizar para realizar parte de los pagos tanto a Dasnil 95, la empresa de Enríquez Negreira, como a Soccercam SL, sociedad de Javier Enríquez Romero (el hijo), por los servicios prestados al Barcelona, según El Confidencial. Por hacer esta labor de intermediación, quitando al club del foco, Contreras Arjona se habría llevado un 50% de comisión, de acuerdo con el diario. El exdirectivo habría facturado 728.420 euros a la entidad entre 2015 y 2018 y de ahí habría pagado, presuntamente, a los Enríquez, padre e hijo.

Respuesta del resto de clubes de la Liga

Después de unos primeros días en los que ningún club dijo nada acerca del caso, han sido el Sevilla y el Espanyol los primeros en emitir comunicados públicos en los que se muestran preocupados e indignados por la gravedad de los datos conocidos, piden que se investigue a fondo y que se depuren las oportunas responsabilidades, pues queda en tela de juicio la integridad de las competiciones. El Atlético de Madrid intentó en una reunión de LaLiga acordar un comunicado conjunto de todos los equipos, pero no se llegó a ningún acuerdo. El Barcelona no estaba por la labor, como era de esperar, y el representante del Real Madrid en la reunión tampoco se mostró a favor. Al día siguiente, durante la celebración de la de la Comisión Delegada de LaLiga, que está compuesta por 14 clubes, siete de Primera y siete de Segunda, entre los cuales no están azulgranas ni merengues, se redactó un comunicado en el que se afirma que “rechazan y repudian los hechos, y están profundamente preocupados y trabajando activamente por esclarecer cualquier irregularidad que se haya podido producir alrededor del caso Negreira, ya sea de carácter deportivo o de cualquier otra índole”.

El Barcelona ha anunciado que va a realizar una investigación externa al club en relación con este caso para garantizar la máxima eficiencia. Tebas ha afirmado que si Laporta no da explicaciones convincentes debería presentar su dimisión, una declaración que encontró una dura respuesta por parte del dirigente azulgrana: “Tebas se ha quitado la careta. Sigue con su obsesión con el Barça, con su fobia con nuestro club. No le daré el gusto de dejar de ser presidente del Barcelona. Eso lo deciden los socios”.

Consecuencias y posibles penas

Que la Ley del Deporte, tanto la antigua, como la que se aprobó en diciembre del pasado año, recojan, de manera incomprensible, un máximo de tan solo tres años de plazo para poder investigar las infracciones consideradas muy graves desde que se cometieron, impide que pueda estudiarse el caso y que haya posteriores sanciones en el ámbito deportivo en caso de probarse alguna irregularidad. Queda la vía judicial. La Fiscalía intenta descubrir si ha podido haber un posible delito de corrupción entre particulares, que está castigado con penas entre seis meses y cuatro años de cárcel. La otra posibilidad de delito sería la de administración desleal si el pago hubiera sido por servicios inexistentes, con penas hasta los tres años de cárcel. Fuera de España podría darse el caso, según lo que se descubra, de que organismos internacionales como UEFA y FIFA entren a investigar el caso. Ahí sí que podría llegar a haber sanciones deportivas.

Pasan los días y, a la vez que van surgiendo nuevas informaciones sobre los pagos que el FC Barcelona hizo durante 17 años a José María Enríquez Negreira durante su etapa como vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, destapados por el programa ‘Què t’hi jugues’, de Radio Barcelona, aumentan los...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ecac

    La doble vara de medir, siempre la guerra incivil política y deportiva entre Madrid vs. Barcelona.-Por hache o por ver, resulta que "Actividades Crematísticas Sumergidas Madrid Florentino Casino (a) CODERE".-Por un lado financiaba al PP y cómo contra-valor le daban obras por acá y por acullá.-Por otro laso, en " Concha-ronchas-malas-Espinas-antideportivas"-confeccionaba su colección de futbolines euros-peseteros mercenarios egocéntricos-y por a-v-i-o-n aprisa enviaba petisú "Chapuzas Técnicas Arbitrarias" y "Variaciones Arbitrarias Reseteadas" a los efectos oportunos e informativos, cómo cuando su ex-jugador-Casimiro-despotricaba que CODERE "pagaba el triple ey", una vez que efectuaban los "trencillas de marras" las ayuditas precisas y concisas para ganar los tres puntos en liza en la mal llamada "Liga de las "Estrellas" (principalmente el Realísimo Merengue Empalagoso líder; denigrando al Barça) , de los "Estrellitas y de los Estrellados" próximas pasadas.-Inversiones multimillonarias para títulos UEFA CHAMPIONS LEAGUE metidos con calzador ACS-Madrid Sociedad Irregular en Comandita desde 2009-2010-2020-2023-2024...

    Hace 1 año 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí