1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LEYENDAS DEL DEPORTE

Tom Brady: una perseverancia de récord

Se retira uno de los mejores deportistas de la historia, tanto por palmarés como por trascendencia en su disciplina, el fútbol americano

Ricardo Uribarri 12/02/2023

<p>Tom Brady lanza un balón antes de la victoria de los Wolverines de Michigan ante los Buffaloes de Colorado (17 de septiembre de 2016).</p>

Tom Brady lanza un balón antes de la victoria de los Wolverines de Michigan ante los Buffaloes de Colorado (17 de septiembre de 2016).

Brad Muckenthaler

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Llegar a ser el mejor en un deporte durante los años en que has desarrollado una carrera profesional tiene mucho mérito. Que te consideren el mejor de la historia en esa disciplina es más loable aún. Y que te incluyan ya no solo entre los mejores de tu actividad, sino a la altura de los deportistas más destacados de siempre en cualquier modalidad habla del nivel alcanzado. A esa altura se encuentra Tom Brady, la leyenda de la NFL, la liga de fútbol americano, que a sus 45 años ha anunciado que se retira después de 23 temporadas en la élite. Ya declaró lo mismo el año pasado y luego volvió, pero parece que esta vez será la definitiva, poniendo así fin a una exitosa trayectoria en los campos en la que también aparecen algunas sombras importantes fuera de ellos, como su relación de amistad con el expresidente Donald Trump, que le llevó a convertirse en uno de sus grandes apoyos electorales en la carrera hacia la presidencia de los EE.UU.

Retrocedamos en el tiempo hasta el 10 de enero de 1982. En el estadio Candlestick Park de San Francisco se juega el partido decisivo por el título de la NFC, la conferencia Oeste, entre los San Francisco 49ers y los Dallas Cowboys. Entre los miles de asistentes se encuentra un niño de cuatro años que presencia cómo, a falta de 58 segundos para el final del partido, el quarterback de los 49ers, Joe Montana, daba un pase impresionante a su compañero Dwight Clark, que finalizaba en un ensayo que suponía la victoria del equipo y su clasificación para la Super Bowl, la gran final de la NFL, en la que lograrían su primer título. Aquel niño se llamaba Tom Brady y salió del estadio camino de su casa en la localidad de San José, a 25 kilómetros, con un nuevo ídolo, Joe Montana, y con una idea en la cabeza: quería hacer lo mismo que él.

El deporte estuvo muy presente en sus años de estudiante en el instituto Junípero Serra. De hecho, además del fútbol americano también practicó baloncesto y béisbol. Este último no se le dio nada mal, hasta el punto de que en 1995 fue seleccionado en la decimoctava ronda del draft de la Liga Mayor de Béisbol por los Montreal Expos. Pero Brady rechazó la oportunidad. Tenía claro que lo que más le gustaba era el fútbol americano y estaba decidido a cumplir su ilusión de convertirse en un jugador profesional, a pesar de que la experiencia que tuvo en esa etapa escolar no fue del todo positiva. Jugó con los “Padres”, el equipo del centro educativo en el que estaba, pero el primer año fue suplente y no ganaron ningún partido. Una lesión del compañero que ocupaba su puesto le permitió terminar jugando de titular hasta que se graduó. Pero ningún equipo universitario le ofreció de inicio una beca para que se uniera a su equipo.

En la carrera de Brady hubo una constante: en los momentos de mayor dificultad siempre sucedió algo que le permitió avanzar

Los Brady no se rindieron. Tom y su padre grabaron un vídeo con alguna de sus mejores jugadas que mandaron a una gran cantidad de universidades. La USC y UCLA mostraron interés, pero prefirió aceptar la oferta de Michigan a pesar de que en su equipo de fútbol americano, los Wolverines, tenía a varios jugadores por delante en su posición. En sus dos primeros años apenas jugó. Su frustración fue tan grande que incluso llegó a ponerse en manos de un psicólogo y pensó en pedir el traslado a otra universidad. Sin embargo, en la carrera de Brady hubo una constante: en los momentos de mayor dificultad siempre sucedió algo que le permitió avanzar. En esta ocasión fue la marcha del quarterback titular del equipo a la NFL. Ahí encontró Tom una oportunidad para empezar a jugar y demostrar que era mejor que el resto de los compañeros que optaban al puesto. Comenzó a batir récord de pases y con él de titular lograron ganar en 1999 el Orange Bowl, el torneo nacional universitario.

En el año 2000 llegó un momento decisivo en su vida. El ansiado salto a la NFL. Antes de afrontar el draft, el sorteo donde los equipos eligen cada temporada a nuevos integrantes de sus plantillas, los jugadores que han acabado la universidad deben afrontar un evento llamado Scouting Combine, en el que a lo largo de una semana realizan distintas pruebas físicas y técnicas delante de los responsables técnicos de los clubes. Vean lo que pusieron en el informe técnico sobre él: “Mala constitución física. Delgado. Le falta altura y fortaleza. Carece de movilidad y capacidad de quitarse la presión dentro de la bolsa de protección. No tiene un brazo fuerte. No puede completar pases largos. No lanza pases con buena espiral. Es un quarterback de sistema que puede ser expuesto cuando tiene que improvisar. Va al suelo mucho”.

Con esa valoración es lógico que los equipos no le tuvieran entre sus primeras preferencias. Tom confiaba en salir entre la segunda y la tercera ronda, pero no fue hasta la sexta, en el puesto 199 en el global, cuando fue elegido por los New England Patriots, de Boston. Hasta seis quarterbacks fueron escogidos por otros equipos antes que él. Su sueño de ser seleccionado por los San Francisco 49ers no se hizo realidad. La decepción fue tan grande que tras ver el acto por televisión se fue a llorar a las escaleras de su casa.

Los Patriots no tenían un gran historial de éxitos. Dos finales perdidas de Super Bowl eran su mayor logro. Al mismo tiempo que llegó Brady al equipo lo hizo Bill Belichick como entrenador-jefe. En aquel momento nadie podía suponerlo, pero esas dos incorporaciones iban a cambiar el destino de la franquicia. Y eso que, una vez más, los inicios fueron muy complicados para Tom. En su primer año apenas jugó los últimos minutos de un único partido. Por delante tenía a tres quarterbacks, entre ellos a un número uno del draft. Pese a ello, seguía confiando en sus posibilidades. El dueño del equipo, Robert Kraft, siempre recuerda lo que le dijo un día tras un entrenamiento: “Sé que soy una elección de sexta ronda, pero voy a ser la mejor decisión que la franquicia haya tomado nunca”.

De nuevo, cuando peor pintaban las cosas, apareció un hecho que le favoreció. El quarterback titular recibió un duro golpe en el cuello que le tuvo un tiempo de baja. Belichick le dio la oportunidad de jugar y Brady la agarró y no la soltó. Con él al mando, el equipo llegó a la final de la NFL, donde se impuso a los St. Louis Rams, logrando en 2002 el primer título para la franquicia y para él. Una temporada que empezó siendo un desconocido para el gran público terminaba siendo designado el MVP, el jugador más valioso, de la Super Bowl.

En más de 100 años de trayectoria de fútbol americano en EE.UU., solo tres equipos tienen más coronas que Brady

A partir de ahí llegaron seis títulos más, cinco con los Patriots, en 2003, 2004, 2014, 2016 y 2017, y uno, en 2020, conseguido con los Tampa Bay Buccaneers, equipo al que se fue ese mismo año buscando nuevos desafíos y en el que ha terminado su carrera. Como verán hubo una travesía de nueve años sin que cayera ningún cetro. Durante ese tiempo llegaron a dos finales más de Super Bowl, en 2007 y 2011, perdiendo ambas en el último minuto cuando iban en ventaja, mientras que en 2006 y 2013 cayeron en la final de su conferencia. En 2008 sufrió una lesión de rodilla en el primer partido de la temporada que le tuvo de baja todo el curso.

Habrá quien piense que siete títulos en 23 años de carrera no son tantos (Montana se quedó en cuatro), pero el dato adquiere la trascendencia histórica que tiene si decimos que es el jugador con más cetros de campeón en toda la historia de la Super Bowl. En más de 100 años de trayectoria de fútbol americano en Estados Unidos solo hay tres equipos que tengan más coronas que él, y si contamos a partir de cuando empezó a jugarse con el actual formato de Super Bowl, en 1966, ninguna franquicia tiene más triunfos que Brady. Además es el jugador que ha disputado más finales de la Super Bowl, 10; el que más veces ha sido designado el mejor de la Super Bowl, cinco; el quarterback con más victorias tanto en la temporada regular (251), como en los play-offs (35); el jugador con mayor número de pases dados para hacer ensayos (649); y el mayor número de pases conseguidos (7.753). Por estos, y por otros muchos más récords que podríamos citar, Brady o TB12, el logo por el que se le conoce y que registró en 2008, es el mejor de la historia.

A lo largo de su carrera, Brady ha tenido que hacer frente a algunos episodios controvertidos. Como la sanción de cuatro partidos que le impuso la NFL en 2015 al considerar que conocía que los Patriots habían quitado algo de aire a las pelotas, después de ser revisadas por el árbitro, en el segundo tiempo de un partido ante Indianápolis en el que lograron la victoria que les dio el pase a la Super Bowl. De esa manera eran más fáciles de agarrar en condiciones de frío y lluvia como las que había aquel día. Brady siempre negó las acusaciones y recurrió a la justicia, que le dio la razón meses más tarde. También ha generado mucha polémica su cercanía con el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el que ha jugado al golf en varias ocasiones, apareciendo en 2015 en público con una gorra con el lema que popularizó el político y empresario: “Make América Great Again”. A raíz de la controversia que generó esa relación, Brady ha preferido no dar muchas explicaciones al respecto cuando ha sido preguntado por ello, aunque nunca ha negado su amistad. En 2017 no dudó en acudir a la Casa Blanca a la recepción dada por Trump a los Patriots por el título obtenido. Varios de sus compañeros, por el contrario, se negaron a ir al acto.

Padre de tres hijos, el primero de la relación que tuvo con la actriz Bridget Moynahan y los otros dos con la modelo brasileña Giselle Bundchen, de quien se separó hace un año, según se dice, por culpa de la decisión de Tom de volver a competir. A lo largo de su carrera se calcula que ha ganado unos 300 millones de dólares solamente por su desempeño deportivo. A eso habría que añadir el dinero obtenido por sus numerosos patrocinios y por los negocios que ha desarrollado, entre ellos una marca de ropa, una productora audiovisual llamada 199 Productions (haciendo referencia al número con el que fue elegido en el draft), una empresa dedicada a la venta de productos y experiencias relacionadas con deportistas y artistas a través del uso de NFT (non-fungible token, piezas de contenido digital), y una compañía de fitness y alimentación, un aspecto al que ha dado mucha importancia en su vida y que ha podido ayudarle a estirar su carrera. Por si fuera poco, ha firmado un contrato con la cadena Fox Sports para ser comentarista de partidos de la NFL durante 10 años que le va a hacer ingresar 375 millones de dólares. Hasta en eso, Brady es el hombre récord.

Llegar a ser el mejor en un deporte durante los años en que has desarrollado una carrera profesional tiene mucho mérito. Que te consideren el mejor de la historia en esa disciplina es más loable aún. Y que te incluyan ya no solo entre los mejores de tu actividad, sino a la altura de los deportistas más destacados...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí