1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

MALOSERÁ

Podemos, secuencia de detonación

La formación morada ya no compite sólo con Sumar. Compite con todos los demás, y el gramo de influencia se pagará a precio de oro durante toda la legislatura

Antón Losada 8/12/2023

<p>Los cinco diputados y diputadas de Podemos que se han pasado al Grupo Mixto, con Ione Belarra a la cabeza. / <strong>Twitter (@m_tere_perez)</strong></p>

Los cinco diputados y diputadas de Podemos que se han pasado al Grupo Mixto, con Ione Belarra a la cabeza. / Twitter (@m_tere_perez)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

La casualidad no existe en política. La decisión de Podemos de pasarse al Grupo Mixto debe contemplarse como un final abrupto, pero natural, tras una secuencia de detonación activada por la renuncia del ministro que pudo reinar, Nacho Álvarez. Luego vino el fichaje de Noelia Vera –antigua segunda de la ministra Irene Montero, dimitida para cuidar su salud y afortunadamente ya recuperada– como directora de comunicación de la vicepresidenta Yolanda Díaz. Finalmente llegaron la renuncia a la militancia en Podemos de Jéssica Albiach, la líder de los comunes en el Parlament, y el sonoro portazo del máximo responsable de Podemos en Madrid, Jesús Santos, el mismo día de la mudanza. De no hacer algo, y rápido, el destino estaba escrito. Era cuestión de tiempo que el polo de atracción fatal que representa ahora mismo Sumar en el Gobierno fuera desguazando a Podemos por trozos hasta su extenuación. Irse al Grupo Mixto eleva los costes de salida del partido y baja la barrera; no para impedir entrar, sino para dificultar la marcha.

Si se detona una explosión y los destrozos resultan mayores de los calculados, la culpa recae en el artificiero por no haber echado bien los números. Hablar a estas alturas de transfuguismo, cuando todos los diputados y las diputadas que se mudan al Grupo Mixto pertenecen a un mismo partido, suena tan estrambótico como afirmar que no estás en política para aferrarte al sillón, pero llevarte contigo el acta de diputado, que te permite aferrarte al escaño. Menos melodrama calderoniano y menos juicios de Dios sobre la pureza de las intenciones de unos y otros. Entre tantos repartidores de carnés como pululan por España, pocos tan plomazos como los entregadores del título de verdadero español y los expendedores del salvoconducto de político del pueblo.

La decisión de Podemos parece una huida hacia adelante para una organización que arrastra una curva descendente

La decisión de Podemos resulta perfectamente entendible en la lógica de un grupo político que se siente víctima de una OPA hostil disimulada. Pero no deja de parecer una huida hacia adelante para una organización que arrastra una curva descendente en resultados y expectativas. Puede que la carrera no pase del Grupo Mixto, puede que lleve a ninguna parte, aunque también puede conducir a algún sitio. El resultado final es incierto y depende de múltiples factores. Destacan dos: que su capacidad de obtener resultados y negociar con el Gobierno de coalición resulte apreciable, y que sus expectativas ante las elecciones europeas de junio 2024 se cumplan en el pico más alto posible.

En un juego de negociación ya de por sí complejo por el elevado número de jugadores, irrumpe ahora uno más –relativamente– inesperado. Eso complica la vida a ambos socios del Gobierno, pero también a los aliados parlamentarios, que ya habían alcanzado un equilibrio trabajoso y más o menos razonable para los pactos de la investidura. El margen de negociación que maneja Podemos se antoja mínimo. Irse al Grupo Mixto puede concederle mayor visibilidad y poco más. No le facilita la posibilidad de votar en contra. Nadie que votase el 23J a las fuerzas que apoyan a este Ejecutivo entendería que su voto acabase mezclado con los de Vox o el PP. Cada centímetro de capacidad para demostrar su influencia deberá arrancárselo a otras fuerzas que ya habían incluido ese activo en sus balances de la legislatura. Ahora no compite sólo con Sumar. Compite con todos los demás, y el gramo de influencia se pagará a precio de oro durante toda la legislatura.

Entre esos competidores figuran también sus posibles compañeros en una hipotética candidatura conjunta al Parlamento Europeo. Desde la perspectiva de ERC, Bildu o BNG, la pregunta pertinente hoy es qué les aporta a ellos incorporar a Podemos a una lista conjunta. O si prefieren las formulaciones menos teóricas y más mundanas: ¿en qué puesto de esa lista iría la hipotética apuesta por Irene Montero? No sé ustedes, pero uno no ve ni a vascos, ni a catalanes, ni a gallegos cediendo la cabecera de su papeleta a nadie. En las europeas del 2019, la candidatura conjunta, Ahora Repúblicas, obtuvo tres eurodiputados; uno por barba; no cuatro o cinco. Si en Podemos están pensando que los nacionalistas vascos, gallegos o catalanes les van a reconocer el liderazgo que les han negado en Sumar, ya pueden olvidarse. Es cierto que la opción de concurrir en solitario a las europeas siempre estará disponible, pero la soledad es la única compañera segura en el final.

La casualidad no existe en política. La decisión de Podemos de pasarse al Grupo Mixto debe contemplarse como un final abrupto, pero natural, tras una secuencia de detonación activada por la renuncia del ministro que pudo reinar, Nacho Álvarez. Luego vino el fichaje de Noelia Vera –antigua segunda de la ministra...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Antón Losada

Profesor Titular de Ciencia política y de la administración en la USC. Doctor europeo en Derecho por la USC. Máster en Gestión pública por la UAB. Escritor y analista político. Padre de Mariña.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

7 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cutus

    Gracias, Gerardo, un placer. Lo mismo digo de los tuyos. Un saludo.

    Hace 6 meses 9 días

  2. Carlos

    Antón Losada, Antonio Maestre etc etc etc ,lo mismo da ,que da lo mismo es todo como un disco rayado, son izquierda caviar o solo caviar del barato, nos vemos en las europeas apreciados amigos.

    Hace 6 meses 10 días

  3. juan-ab

    Parecerá una exageración, algo fuera de lugar, una salida de tono, del tono correcto, educado y concertado, pequeñoburgués (a su pesar venido a menos), pero estoy viendo la otra cara del espejo de la enardecida manada con sus banderitas en Ferraz, en esta ocasión contra una organización que ha tenido la osadía de decirles ahí os quedáis con vuestras componendas, se acabó. Y a la vista están, salvo inverosímiles y honrosas excepciones, todas esas bocas, las habituales en las tribunas de los medios acostumbrados, que no les basta con decretar una vez más su muerte política, no, quieren asegurarse y ver el cadáver, asistir al entierro y echar la primera palada de tierra y la última. Nada de lápidas, nada de flores, nada que recuerde que algún día existió. Exterminio.

    Hace 6 meses 12 días

  4. gerardo

    No deja de resultar paradójico que un partido al borde de la extinción, según la prensa canalla, los analistas del IBEX 35, la familia Aznar-Botella al completo y el resto de la comitiva de camisas pardas mediáticas y financieras, suscite tantos artículos, columnas, comentarios, pies de página y charlas de café. El fascismo ya está en el escenario, la obra es cada vez más sombría mientras los cadáveres se amontonan en Gaza y, no obstante, una parte importante del periodismo progre de este país que acaba en la M-30 sigue acumulando caracteres en su ofensiva contra Podemos, Pablo Iglesias, Irene Montero, Ione Belarra y cualquier paisaje que exhiba un ligero tinte morado en sus acuarelas. La patria financiera ya ganó por goleada, ¿qué sentido tiene continuar gritando en la grada? Es lo que hay. Yo no olvido. Nota: excelentes tus comentarios, estimada Cutus.

    Hace 6 meses 12 días

  5. cutus

    Prometo que he puesto puntos y aparte en el comentario anterior. No sé que ha pasado. Ya que estoy aquí otra vez, diré, abundando en el comentario anterior, que no me han gustado nada los terminos en los que está redactado en acuerdo entre el PSOE y Sumar en lo que se refiere al asunto de Igualdad. Ambiguos y sin ninguna concreción. También me ha parecido una indecencia, y muy grave, en la misma línea, que lo anterior, que Marlasca y Redondo hayan acordado apelar a la responsabilidad de familia, amigos y conocidos de las víctimas para evitar las desgracias. Igual que cuando nos echan la culpa a los ciudadanos del colapso climático porque reciclamos mal o no llevamos la fiambrera para comprar a granel. Eso sí, ni una sola medida para protejer a las mujeres en peligro. Por supuesto de más dinero y recursos tenemos las mismas noticias que de Gurb

    Hace 6 meses 12 días

  6. cutus

    Qué mala memoria tenemos, Antón, sobre todo los columnistas y contertulios considerados de izquierdas. No he oído ni leído nada sobre el histórico de deserciones de personas y grupos a la izquierda del PSOE en ningún análisis. Las mencionadas deserciones comenzaron en cuanto el Partido Socialista ganó las elecciones en 1982. Los segundos escalones del gobierno de Felipe Gonzaález los cubrieron cuadros del PC, que se pasaron con armas y bagajes a la socialdemocracia blandita al calorcito del cargo y el sueldo. En el PSOE después de cuarenta años de descanso no tenían gente preparada para gobernar (ahora da igual la preparación, con gente como Gallardo y otros indocumentados al frente de gobiernos, se ve que ni los propios partidos se respetan a si mismos). A partir de ahí echa cuentas. La mecánica fue igual en todas las ocasiones. Un grupo del PC, después de Izquierda Unida, empezaba con la crítica política, después se escindían con el objetivo, decían, de conseguir más representación a la izquierda del PSOE. Más representación no conseguían, pero a los pocos meses, o se habían integrado en el partido o los socialistas les habían nombrado cargo público. Pérez Royo, Llamazares, ¿te suenan?. No quiero ponerme exhaustiva. Deseo que lo de Sumar no sea lo mismo, pero me temo lo peor. Ya se han visto cosas lamentables y tristísimas y no hemos hecho más que empezar. Las mujeres estamos muy acostumbradas a que cuando hay que pactar, no solo nuestros derechos, también nuestras reivindicaciones, caen las primeras. El PSOE, de toda la vida de dios nos ha puesto como moneda de cambio, ya contamos con ello. Pero es que Yolanda Díaz ha hecho lo mismo. Por no enfadarme diré que ha consentido, espero que disgustada, que Sumar se ponga departe de los amigos de Pedro Sánchez, molestos por nuestras demandas y nuestros gritos pidiendo ayuda para que no nos maten. Si ellos están molestos por tener que oír nuestras quejas porque nos matan, explotan, abusan y ningunean, imagina como estamos las que sufrimos todo eso. A esos cuarentones les molesta mas el ruido de los gritos y que lo pongamos todo perdido de sangre, que las cuchilladas que causan tanta suciedad. Es más, nos instan a limpiar la sangre a nosotras mismas y nos obligan a dejarlo como los chorros del oro. Vosotros, los supuestos aliados, ¿no podéis hacer un esfuerzo por entender esto? Pues bien, yo siento y muchas mas mujeres que conozco, que Díaz, una vez más, nos ha dejado caer a las mujeres y a nuestros DERECHOS a la puta basura. Mucho me temo que si podemos mantener lo obtenido en la anterior legislatura, ya nos tendremos que dar con un canto en los dientes. De conseguir avanzar, ni hablamos.

    Hace 6 meses 12 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí