1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica judicial

Los teloneros de Rajoy en la Gürtel lo niegan todo

Si uno se creyera sus respuestas la conclusión sería terrible: la acusación se levanta sobre facturas, papeles y pruebas malinterpretadas por funcionarios de justicia torpes o conspiranoicos

Esteban Ordóñez San Fernando de Henares , 20/06/2017

<p>Javier Arenas, durante su testimonio ante la sala.</p>

Javier Arenas, durante su testimonio ante la sala.

E.O.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Lo primero que hizo Javier Arenas al terminar de declarar y abrir de nuevo la entrada a la salita en la que esperan los testigos fue reírse. Una risa guasona que se oyó por un error de cálculo; no esperó a cruzar el marco de la puerta. No sabemos cómo respondieron dentro los pesos pesados que esperaban: Ángel Acebes, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja. Si rieron, lo disimularon bien cuando aparecieron más tarde, caminando con hartazgo y --sobre todo Mayor Oreja-- con una visible voluntad de castigo reprimida: los ojos marcados con la acritud de quien sabe que no puede tomarse ninguna revancha, ni siquiera por cauces pasivo agresivos.

Desfiló por delante del tribunal una era de la política española. Dijeron poco y negaron mucho, pero representaron a la perfección el broche de cieno con que se ha cerrado un periodo histórico cuyos protagonistas pretendieron vender como apoteosis de la prosperidad. España iba bien, lo decían en los mítines y lo sentían de verdad porque dopado uno se percibe exultante. Plazas de toros, banderitas azules; los peperos presumían como colibríes mientras detrás de ellos corrían comisiones, donaciones fraudulentas, tratos de favor, defraudación, malversación: estafa económica, política y humana. Estos cuatro hombres, citados como testigos, llevaban restos de aquella gloria en el rostro, pero había que escarbar bien para encontrarlos, ahora se han convertido en pura irritación.

Estos cuatro hombres llevaban restos de aquella gloria en el rostro, pero había que escarbar bien para encontrarlos, ahora se han convertido en pura irritación

Una tónica general: negaron todo, aseguraron haberlo olvidado todo y lo que recordaron, lo hicieron con debilidad, adornando las afirmaciones con creos y supongos. Si uno se creyera las respuestas de los cuatro de Aznar con bigote, la conclusión sería terrible: la Gürtel se levanta sobre facturas, papeles y pruebas malinterpretadas por funcionarios de justicia bien torpes, o bien conspiranoicos. Ya no dicen que la Gürtel “es una trama contra el PP” como en aquella famosa comparecencia en la que salió Rajoy escoltado por toda su guardia como si fuera Pablo Iglesias. No lo dicen así porque esa línea no engarzaba bien con su discurso de colaboración con la justicia (que sirve para cobijarse mientras se lobotomizan discos duros); pero en lo que se desprende de sus maniobras de defensa, el resultado es el mismo. Negar tan categóricamente la práctica totalidad del caso Gürtel sólo puede significar que existen voluntades oscuras para destruir a los conservadores.

Llegaron pronto los protagonistas y ninguno se dejó ver por el vestíbulo. Salió primero Javier Arenas, antiguo secretario general de los populares (1999-2003), exministro de Trabajo primero y luego de Administraciones Públicas, además de un rosario de cargos más que lo sitúan como hombre fuerte del PP. “Nunca, nunca el partido recibía una donación a cambio de algo; eso me lo decía don Álvaro Lapuerta, que era conocido así (don) dentro de la sede”, comenzó Arenas. Su citación, por iniciativa de Bárcenas, pretendía aclarar las funciones y responsabilidades del extesorero y arrojar luz sobre la campaña para las elecciones autonómicas de 2003, uno de los acontecimientos aprovechados por la trama para atascarse el bolsillo. Arenas afirmó no estar muy al tanto de adjudicaciones y contrataciones para la campaña. Era un hombre ocupado: “Hacía muchos mítines diarios y no participé (en las reuniones de campaña), además era ministro de Administraciones Públicas”.

Algunas pistas, sin embargo, sugieren que sí conocía de cerca los contactos y contrataciones entre las empresas de Correa y el PP. La sala proyectó una carta que le envió Álvaro Pérez El Bigotes reclamando el pago de una deuda del partido en Galicia. En ella se aludía a unas instrucciones previas que él mismo había indicado a Bárcenas. Su secretaría, sentenció Arenas frente al juez, remitió automáticamente la misiva a tesorería por tratarse de un asunto económico. Durante la vista, había asegurado no acordarse de  situaciones en las que había participado él directamente; no obstante, en este caso, su memoria mejoró y garantizó sin dudar que la carta había sido reenviada a tesorería y que, por eso, no había podido leerla ni tenía constancia de ella. Arenas se esforzó por desconectarse de Gürtel. Encontró una estrategia tan gráfica como carente de sentido: negó haber celebrado reuniones privadas con Correa y sus acólitos. Cosa poco relevante teniendo en cuenta su fluida amistad con Bárcenas en aquel momento.

Ministros, diputados, secretarios generales y, en un mes, un presidente del Gobierno. Los testigos lo son porque han visto algo y el PP, como mínimo, ejercía de ‘voyeur’ mientras la banda de la Gürtel se empachaba

Cuando llegó la hora de hablar de sobresueldos y de los papeles del extesorero, Arenas inauguró el estilo que seguirían sus compañeros. “No conocía ninguna contabilidad, y menos una contabilidad B”, “todo lo que he percibido lo he declarado a la Hacienda Pública”, y así.  Negó de múltiples formas, hasta que se le ocurrió emplear la palabra “jamás”. La pronunció una vez como si aguantara una calavera en la mano, se gustó y la usó para todo. Por ejemplo: “Jamás he tenido un encuentro con Luis del Rivero”, expresidente de Sacyr que, según la investigación, recibió dinero en Suiza procedente de Correa. A veces decía “nunca” y luego remataba: “Jamás, nunca jamás”. Algo en la sonoridad le seducía, quizás esa ‘j’ o la ‘s’ final que podía arrastrarse y crear un pequeño silencio. Los políticos suelen confundir la retórica excesiva con la credibilidad.

Otro negador profesional, Ángel Acebes, tomó asiento. El exministro deL Interior mantiene todavía la expresión apática con que tropezó en la crisis del 11M. Tiene el pelo más blanco y la piel más rojiza, pero conserva los ojos huidizos de entonces. El testimonio del político debía aclarar qué pasó con la compra de acciones de Libertad Digital, presuntamente, a cargo de la caja B de Génova. Alberto Recarte, expresidente de la cadena, se había reunido con él para anunciarle la ampliación de capital. “Iría a verme como miembro del PP igual que fue a ver a decenas de miembros del PP”, relativizó Acebes, certificando una sintonía entre la televisión y los conservadores que iba más allá de la simpatía ideológica. El testigo necesitaba a la sazón apoyos mediáticos para su teoría de la conspiración sobre los atentados yihadistas.

La fiscala Concepción Sabadell lo interrogó sobre los más de 100.000 euros que se le atribuyen como pagos en efectivo de la caja B. “No tengo ni la más remota idea de a qué se debe”, esquivó él, “las retribuciones siempre eran con las retenciones correspondientes”.

Jaime Mayor Oreja, en directo, es un hombre compacto al que resulta imposible imaginar en chándal. Debió acabársele la “extraordinaria placidez” el día en que murió Franco: se le notaba huraño, aunque contenido, por aquello de no conjurar la mala suerte. Tiene la voz marrón y cuarteada como la piel de un puro. Se le requería para que aportara su versión como exdiputado del Parlamento Europeo (2004-20014) sobre los viajes que se facturaron desde el Partido Popular Europeo y la Fundación de Estudios Europeos y que, según el escrito de acusación,  sirvieron a Bárcenas para sacarse un pellizquito más. Expresó que “en modo alguno” el PP podía disponer de los fondos del partido en Europa y que eran los propios eurodiputados quienes se gestionaban los viajes y la mayor parte de los eventos. El abogado de la acusación popular del PSOE, Virgilio Latorre, le preguntó sobre los 93.000 euros que le atribuyen los papeles del extesorero. Mayor Oreja no sabía nada del tema.

El último de los que pueden considerarse los cuatro teloneros de Mariano Rajoy en el juicio fue un tipo al que, a fuerza de verlo por la Audiencia Nacional, se le cogería cariño si no fuera porque se llama Rodrigo Rato. A pesar de estar en su casa, al Jesucristo económico de España no se le veía cómodo en la sala. Se le citó para explicar si existía trato de favor en las adjudicaciones de contratos para las campañas electorales. Admitió participar en los comités, pero solo con un enfoque comunicativo: “Teníamos muchas reuniones para decidir mensajes, leer noticias, ver qué estaban diciendo los otros partidos…”, explicó. Al mismo tiempo, aseveró que Lapuerta y Bárcenas nunca le solicitaron ayuda para colocar ciertas adjudicaciones públicas. Con respecto a los pagos que le achaca el registro de la caja B, siguió la línea de sus compañeros: “Ni Lapuerta ni Bárcenas me entregaron dinero en efectivo”, le faltó cerrar el argumento con éxito, él podía hacerlo mejor que nadie. Solo necesitaba añadir una idea: para qué iba a querer más billetes si entre la tarjeta black y todo lo defraudado a Hacienda llegaba a fin de mes como un jeque.

Ministros, diputados, secretarios generales y, en un mes, un presidente del Gobierno. Los testigos lo son porque han visto algo y el PP, como mínimo, ejercía de voyeur mientras la banda de la Gürtel se empachaba.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Enri

    ¡¡¡ Qué íbamos a esperar de eso famosos y grandes políticos del PP de Rajoy.----!!!!----Pues eso: "yo no sabía nada de eso".---toma ya.---y todo español lo sabe todo.---!!!

    Hace 5 años 5 meses

  2. Luis

    Que nadie se preocupe con ley o sin ley vivirán siempre bien.

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí