1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Ética política igualitaria y vida privada

Ser político determina que tu credibilidad no depende de lo que eres, sino de lo que pareces, pues quienes deben conocerte no son amigos privados sino miembros de una comunidad política

Javier Franzé 20/05/2018

<p>El J.R. Mora de hoy: " />

El J.R. Mora de hoy: "bipartidismo inmobiliario"

J.R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

La controversia pública alrededor de la vivienda comprada por los dos máximos dirigentes orgánicos de Podemos es rica porque muestra los distintos criterios circulantes para evaluar la ética de las acciones políticas.

Un argumento esgrime que los adquirientes se han ganado honradamente su dinero y pueden hacer con él lo que les parezca mejor. Otro, que resulta incoherente que aquellos que predican la igualdad y critican los privilegios de la clase política adquieran un bien al alcance de pocos. Finalmente, encontramos el relato según el cual esto sólo favorece a los adversarios —incluidos los medios dominantes— y que por tanto la crítica a los dirigentes de Podemos es caer en la trampa de sus opositores, hacerle el juego al adversario. Una variante de este último argumento es circunscribir la crítica a un error estratégico impropio de dirigentes lúcidos como los de Podemos.

La ética política camina entre dos precipicios: el de la moralina a lo Savonarola y el del exitismo anti-maquiaveliano según el cual el fin justifica los medios.

El criterio de que cabe disponer con libertad del dinero ganado honradamente es ambiguo. Por una parte, convoca a nuestro sentido común respecto de la libertad individual y el respeto de la vida privada. Por otro, deja de lado que se trata de dirigentes políticos con un ideario crítico del poder del dinero. Ser político determina que tu credibilidad no depende de lo que eres, sino de lo que pareces, pues quienes deben conocerte no son amigos privados sino miembros de una comunidad política a los que te has ofrecido a representar. Si un político quisiera convencer por lo que es contra lo que parece, no estaría enfatizando la autenticidad, sino privatizando la política, al obligar a sus conciudadanos a creerle desde una posición de debilidad para comprobar ese presunto ser. En definitiva, les quitaría poder de control a base de fe. Por otra parte, resulta paradójico que sea el dinero —si bien honradamente ganado— el que para este argumento habilita a ejercer la voluntad libre. ¿Por qué no decir lo mismo de otros bienes? ¿Qué diríamos si un político en su libertad dejara en su casa correr el agua, maltratara a sus amigos o no reciclara su basura? Cabe aducir que esos bienes son comunes. También lo es la cultura cívica, cuyo pilar es la exigencia éticopolítica para con los dirigentes. Sólo que es intangible y no viene dominada por el dinero, que en el reino del capital consagra el derecho de uso y abuso. Para quien sostiene la igualdad, lo privado nunca es neutral ni un refugio personal, sino que más bien contiene importantes trazos políticos.

Ser político determina que tu credibilidad no depende de lo que eres, sino de lo que pareces, pues quienes deben conocerte no son amigos privados sino miembros de una comunidad política 

El argumento que mide a quién le conviene “el caso” es débil porque renuncia a construir una ética política propia, en este caso la de aquellos que luchan por la igualdad. Elige subordinarse al cálculo comercial de ganancias y pérdidas en la economía diaria de la relación de fuerzas. Si el hecho favorece al adversario, debe ser olvidado y es de tontos útiles mentarlo. La ética quebradiza de este argumento sólo es superada por su contracara lógica: si el hecho nos favorece… hay que explotarlo. ¿Cómo podría ser legítima la crítica del mercado capitalista como regulador social sin una ética política que determine lo deseable y lo rechazable para una cosmovisión sustentada en la igualdad?

Desde mi punto de vista, para una ética política igualitaria, el caso en cuestión presenta dos problemas. Uno, el más claro y central, es la contradicción entre el bien adquirido y las declaraciones del máximo dirigente orgánico de Podemos acerca de que un político no puede vivir “encerrado” en una urbanización, pues pierde contacto con “la gente”. No cuenta aquí la endeblez argumental del axioma principal: no hace falta decir que “el contacto” con “la gente” no depende de dónde se viva físicamente, pues eso haría inexplicable que mucha “gente” que habita barrios obreros vota a la derecha. Salvo que se caiga en la moralina de considerar “que no hay nada más tonto que un obrero de derechas” y no se quiera saber ni analizar nada más. Por cierto, también haría inviable la comprensión histórica y la imaginación y sensibilidad literarias que un político cabal debe tener para comprender a los otros dada la imposibilidad fáctica de  conocerlos directamente. Tampoco cuenta que se trate de “palabras”, pues éstas conforman el mundo; la contradicción es por tanto entre dos prácticas: lo dicho y lo hecho.

Esto conduce a otro problema. Si no se hubiera afirmado ese axioma antecitado ¿sería ético políticamente que un político igualitarista adquiriera el bien de marras? Volvemos por una parte al parecer. Pero, aun visto en términos del ser, no deja de haber algo malsonante: resulta difícil entender que se pueda disfrutar de un bien al alcance de pocos, en un país en el que la crisis ha establecido una relación especialmente cruel entre los sectores populares y la vivienda. No se trata de coartar la libertad privada del político, sino de imaginar que alguien imbuido de los valores de la igualdad pueda reclamar esa libertad para el disfrute de esos bienes en esas circunstancias.

No se trata de coartar la libertad privada del político, sino de imaginar que alguien imbuido de los valores de la igualdad pueda reclamar esa libertad para el disfrute de esos bienes en esas circunstancias

Otra característica de la ética política es que, si bien define una serie de acciones deseables y rechazables, ninguna de éstas lo es en términos absolutos e incondicionados, pues el mal no es una foto sino una película: en el caso más doloroso y extremo, incluso un pacifista debe a veces entrar en el mal de la guerra para restaurar la paz. Esto quita centralidad al análisis del hecho en sí: el problema no es en definitiva lo adquirido, sino su justificación pública. Coherentemente dentro de una ética política igualitaria, los adquirientes podrían haber explicado la operación en clave de mal menor. Para ello deberían haber asumido la contradicción política que generaron con aquellas declaraciones axiomáticas respecto del “vivir aislado de la gente”.

En cambio, lo que tenemos es una primera rueda de prensa de la número dos de Podemos en la cual elige como mal menor negar que ha dicho lo pronunciado un minuto antes: que esa compra es para vivir, mientras que la de los adversarios es para especular. Y una segunda comparecencia conjunta en la que ambos dirigentes eligen como mal menor no afrontar la situación al no identificar el problema que motiva la consulta (¿la compra en sí, la contradicción con las declaraciones previas sobre “el encierro de la casta”, la honestidad, la credibilidad?) y, consecuentemente, transfieren la responsabilidad éticopolítica inexcusablemente íntima y personal a las bases partidarias, al inconmensurable precio del descabezamiento de la formación. En ambas comparecencias, a la fragilidad argumental se suma un innecesario ejercicio del arte del simular, que remata la inconsistencia éticopolítica de todo el suceso.

 

----------------------------------

Javier Franzé es profesor de Teoría Política en la Universidad Complutense de Madrid

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Javier Franzé

Javier Franzé es profesor de Teoría Política en la Universidad Complutense de Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

21 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Homo Academicus

    A cayetano: Bienvenida toda esa retahíla de diversidad interna, siempre y cuando quede claro que la cuestión social tiene prioridad frente cuestiones identitario-simbólico individuales derivadas del postmodernismo y tan funcionales al neoliberalismo. Además ocurre que a veces perderse en tantas “diversidades” impide identificar al enemigo. Por tanto, menos carnavales y batucadas con plumas y prioridad absoluta a la Renta Básica Incondicional y la defensa de una República que rompa con el anquilosado y tan poco democrático régimen borbónico del 78. En cuanto a la cuestión del líder, existe ese tipo de líder que citas que confunde su voluntad con la de la organización. No es el caso de Pablo Iglesias que si por algo se caracteriza es por hacer suya la voluntad de la organización como recientemente se ha comprobado -por mucho que los medios reaccionarios y “progres” se empeñen en intentar convencernos de que estamos ante el mismísimo Josef Stalin-. Por otra parte, en la actual etapa histórica no tengo muy claro eso de que el hombre no esté “predestinado”, porque bajo el capitalismo, en cualquiera de sus versiones, no hay salvación. Buenas tardes.

    Hace 3 años 4 meses

  2. cayetano

    A Homo Académicus, y tú me preguntas que es diversidad interna, diversidad interna eres tú. Diversidad es disensión conviviendo el proyecto colectivo de formas diferentes, así como la relación con liderazgos, con "modas reivindicativas simbólico-culturales postmodernas" y con ejes centrales de la dinámica sistémica. Diversidad interna es tener una organización viva con iniciativa y empuje social e institucional, que amplia sus bases sociales construyendo mayorías, cuando concluimos que estamos ante un período convulso de reconfiguración del capitalismo hacía no sabemos qué, cómo y cuándo. Infantilismo de izquierdas es confundir la voluntad o el ideario del líder, con el de toda la organización; es confundir la voluntad y/o deseo del líder u organización con el hilo del momento socio-político y económico; es pensar que el hilo del momento histórico depende de la voluntad del líder u organización. Todos somos producto de la historia, hasta nuestros semidioses fueran faraones, cesares, bonapartes..., son producto de la historia y no creadores de la misma. Aunque bien es cierto que el hombre no esta predestinado, sí está más bien delimitado que determinado, y aunque el libre albedrio puede moverse en diferentes direcciones, sin las condiciones previas no habrá tal, y siempre dentro de las limitaciones materiales y culturales del tiempo y lugar dados. Un saludo.

    Hace 3 años 4 meses

  3. Homo Academicus

    Estimado cayetano: Quizá el problema consista en que entendamos por “diversidad interna”. Que en un partido político existan posiciones ideológicas diferentes entre sus militantes es asumible siempre y cuando se priorice el proyecto político-ideológico que define al partido. En tal caso sí podríamos hablar de “diversidad interna”. Pero en el caso de la consulta sobre la compra de una casa de campo, el 30% que ha votado en contra de Pablo Iglesias no forma ninguna “diversidad interna” de nada. Tan solo lo que han demostrado -independientemente a la corriente ideológica a la que pertenezcan o no- es un infantilismo preocupante derivado de un complejo izquierdista-misionero-cristianoide no superado, así como una aplicación del concepto “coherencia” más que discutible que coincide con el esgrimido por el circo mediático y demás “expertos académicos” (que siguen sin bajar de su “tribuna”). El objetivo de todo esto está claro: acabar con Pablo Iglesias para dar paso a un Podemos domesticable, amable, que no grite, preocupado por modas reivindicativas simbólico-culturales postmodernas más que en las condiciones materiales de vida, y en definitiva comodín servil del PSOE. Para tal “cambio” mejor quedarse en la cama roncando como Oblomov.

    Hace 3 años 4 meses

  4. cayetano

    A Homo económicus, me sorprende tu comentario, comparto mejor la interpretación que da Iglesias de los resultados, más en sintonía con cuidar la diversidad interna. Entre otras cosas, porque la ampliación de bases sociales y diversidad van unidas de las manos. No puede pretenderse ampliar las bases desde la univocidad uniforme, aunque parece no importarte pues estas invitando a marcharse al distinto. Muchos y muchas interpretamos la realidad en blanco y negro, como sesgo de necesitar seguridad. Nuestra civilización es deudora del Uno, tan deudora del Uno que la idea de cero y nada se desarrolló mucho después. Incluso las viejas mitologías no contemplaban la Nada anterior a la creación, idea de Nada que guarda relación con la abstracción de cero. ¿A qué viene este último rollo? Pues a que no hay mayor terror que el producido por el desconocimiento (lo desconocido), y por eso pretendemos crear seguridades y/o certezas donde no hay, para lo que simplificamos, siendo insulto y/o descalificación una expresión de ésta. De ahí que se requieran conceptos y mensajes dicotómicos que eluden la diversidad real, pretendiéndola encerrar en 1 y 0 , todo o nada, vida y nemesis…. Cuando la realidad es resultado de diversidad contradictoria y enriquecedora, que niega lo Uno, pues la unidad pura no existe. Con ello pongo de manifiesto que todo es proceso, incluida nuestras vidas y la de nuestros “superhéroes o villanos”, líderes que son personajes que no conocemos, desconocimiento que rellenamos con superpoderes e ideas propias para crear certezas. La realidad es mucha más compleja, por ejemplo, quién provocó realmente la marcha de Berlusconi. Todos conocemos al “individuo”, corrupto hasta las trancas, machista hasta lo aberrante, capitalista hasta el extremo…, pero ¿quién lo desalojó del poder? Pues resulta que del Poder lo desalojo un fantasma que recorre Europa, al que llamamos Mercado, y cuyo estado intermedio ha corpóreo denominamos UE. Sí, fue el mercado y la UE quién combinadamente forzaron la marcha de Berlusconi, ¿por qué? Joder, que realidad más contradictoria, por la corrupción conocida de tiempo, por …, no por oponerse al austericidio bestial del neoliberalismo en Italia, con independencia de sus motivaciones. Esa es la realidad encuadre o no en nuestra mentalidad. Y viene al pelo ahora con España y su moción de censura con visos de prosperar: por la corrupción; por la desigualdad; por el tratamiento dado a los nacionalismo independentistas o no; por la movilización de las calles; por poner en tela de juicio un Poder del Estado (judicial) a otro Poder (gobierno); por retroceso en libertades públicas. No, ninguno de esos motivos es determinante aunque todos coadyuven, tampoco porque Mariano o el PP se opongan al austericidio como Berlusconi. Pero sí determina en ésta ocasión, que su debilidad convierta dicho austericidio en propio suicidio, y hayan tenido que ceder con Ayuntamientos y Comunidades, con los funcionarios y pensionista…, de manera que el déficit público, santo grial del fantasma mercado y UE no es satisfactorio para los espectros. Así las cosas, como el PP está agotado y no da síntomas de posible y suficiente recuperación, sin necesidad de violentar tan descaradamente como en el caso de Berlusconi, ahora conviene renovar al equipo y desplazar al PP, pretendiendo en corto nueva mayoría que pueda retomar el relevo al exhausto corredor. Varios síntomas: ahora todo el mundo está por la catarsis, sea de una u otra manera (el PNV, inteligentemente dice: lo que sea ya lo veremos, pero después de la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales). Y con todo el mundo, se incluye a todos los sectores del PSOE, el cambio de actitud de PODEMOS Y ERC es lógico sin introducir esta variable, por lo que no son un síntoma; pero fíjate en el comportamiento de la bolsa, no cayó según explicaron en telediario de la Sexta, por la moción de censura del PSOE, sino cuando anuncio Ciudadanos su negativa a la misma. Lo dicho, no es que no deba llevarse a efecto la moción de censura, sería una simplificación a la que llegaríamos por señalar como responsable determinante a los Mercados. En absoluto, son muchos los motivos expuestos y coadyuvantes al determinante-impropio-, que debieran haber sido suficientes hace ya mucho, impidiendo este gobierno con calzador de unas segundas elecciones generales. Pero no está de más percatarse que intereses determinan ahora que sí avance la moción, y prevenirnos con ello de posibles desagradables sorpresas (aunque puedan minarse posibles certezas). La ola intentarán navegarla a sus ascuas con elecciones anticipadas o gobierno débil y breve, que anticipe una mayoría absoluta para sus políticas con más fuerza y vitalidad que el actual PP.

    Hace 3 años 4 meses

  5. Homo Academicus

    A cayetano: Teniendo en cuenta el continuo bombardeo informativo por tierra, mar y aire de los aliados mediáticos ultra-progres, más unos cuantos académicos y filósofos decostructivistas en horas bajas y un tal Kichi despistado, el resultado de un 30% en contra de Pablo Iglesias no me parece demasiado. La pregunta que me surge ahora es, si tras el fracaso de todos los que han votado contra Pablo Iglesias e Irene Montero aceptarían marcharse del partido aplicándose a sí mismos el cuento ese de la “coherencia”. Probablemente no. Son los que forman esa “diversidad interna” que señalas. Una diversidad en la que se apoyará la “alianza mediática de periodismo ultra-progre” para el siguiente round contra Pablo Iglesias. La campana no tardará en sonar…

    Hace 3 años 4 meses

  6. cayetano

    A Homo Academicus, si hubieran convocado una consulta por cada revuelo orquestado por…, habríamos perdido la cuenta de tanta consulta. El debate socio-político al que hemos asistido es sobre el derecho a vivir como clase media, si te lo ganas con tú esfuerzo –como es el caso-. Así que con independencia de voluntades, hemos asistido a la desdemonización y destigmatización del líder y su proyecto político ante las clases medias, o ante quienes en sus imaginarios se creen tal o aspiran a serlo. Respecto a lo que planteas de la menguante clase media, la desigualdad y precariedad en España no hay nada que añadir, se comparte. Respecto a los resultados de la consulta han sido favorables a Pablo, pero también han sido sorprendentes, pues ha sido una consulta de records para todos: record de participación en la elección del líder; amplia mayoría favorable para el mismo; pero también record desconocido para quienes no han optado por el líder. A partir de estos resultados, se consolida el liderazgo de Pablo (esperable), pero también debe ejercer el mismo con más cuidado a su diversidad interna (sorprendente un casi minoritario 31% diciéndole que se marche, pues también es un record desconocido a las posiciones que no defendía Pablo, y además sin referente o liderazgo alguno de dicha posición interna).

    Hace 3 años 4 meses

  7. Homo Academicus

    A cayetano: El motivo de convocar una consulta a los inscritos del partido supongo que responde al revuelo social que ha levantado la compra de la casa de campo. Un revuelo impulsado desde el circo mediático y al que se han sumado articulistas, profesores y diferentes tertulianos. Y que hasta en el propio Podemos algunos han compartido. Quizás por eso se haya decidido consultar a los inscritos del partido. Supongo. Pero lo más llamativo de todo es el reciente descubrimiento del viejo término “coherencia” por tan amplio espectro ideológico, en el mismo yacimiento. En cuanto a que la compra de una casa de campo responda a una estrategia consistente en ganar confianza entre las “clases medias” y ampliar así electorado, no lo creo. Entre otras cosas porque la categoría social “clase media” es bastante difusa y poco concreta. Esos mismos medios que ponen el grito en el cielo por la “coherencia” son los que hacen creer a la gran mayoría de la población española formada por desempleados o trabajadores precarizados que son “clase media”. Sin embargo, España es el país más desigual de Europa y sus asalariados, desempleados y pensionistas están más cerca de la pobreza material de vida que del imaginario burgués inducido de “clase media”. Ya lo señaló la difunta Margaret Thatcher, el problema no son la existencia de clases sociales, sino la conciencia de clase. Conviene por tanto que los “desgraciados” vayan interiorizando que son “clase media” -bien sea empujando carros entre sus semejantes por el supermercado, adquiriendo teléfonos móviles, tatuándose, comprando mascotas, celebrando bodas, comuniones, etc.- y para pagar ya les facilitará el BBVA un crédito. Recapitulando: mientras las condiciones materiales de vida de la mayoría de la población empeoran, no veo mucho sentido dirigir el discurso a atraer la cada vez más estrecha franja de “clase media” asustadiza. Mejor dirigirse a todos los puteados que apenas llegan a fin de mes, a base de trabajos absurdos, poniendo en primer plano lo económico (urgente puesta en marcha de una Renta Básica Incondicional) y dejando el cansino rollo identitario-simbólico, animalista, y demás multiculturalismos postmodernos a un lado.

    Hace 3 años 4 meses

  8. cayetano

    A Homo academicus: también pensaba lo mismo que respondía a un proyecto de pareja y personal, hasta que ellos mismos lo convirtieron en evento político convocando un revocatorio ante todas las y los inscritas. No sé si en principio fue una decisión personal de vida en pareja, lo desconozco. Pero desde el momento que convocaron el revocatorio, le dieron una significación política que implicaba al conjunto de la organización. Y es a esa cuestión a la que no das respuesta, ¿por qué convocan un revocatorio? No se entienden los términos planteados de la consulta. Orientan la respuesta de las bases a esquivar su pronunciamiento sobre la compra del chalet, que en teoría es el elemento que provoca el cuestionamiento y la consulta, para convertirla en la adhesión al líder y el proyecto de PODEMOS respecto a sus detractores, y también respecto a las disonancias de la pluralidad interna. Es en ese marco orientado, donde tienen cabida todas las respuestas, desde enemigos a muerte, pasando por amigos críticos, hasta quienes le idolatran. Por eso no tiene sentido alguno el revocatorio, e intentando encontrar lógica política, la explicación racional que hallo, es la de desdemonización al líder y su proyecto. Podemos ha hecho de la vida de sus dirigentes ejemplificación de su discurso, significándose como el partido del 15-M, los indignados. Pero la coyuntura política es de desmovilización, y siempre se han presentado con voluntad transversal, luego es posible que sobrepasar su % de electorado requiriera “legitimarse” ante “las asustadizas “clases medias”. Por ejemplo, cuando UCD se hundió, se vivieron largos años de gobierno PSOE, y algo aprendió la derecha de AP, que no sólo necesitó refundarse primero con una coalición y después con un partido que recogió a todas esas fuerzas coaligadas, sino también cambiar el liderazgo de Fraga Iribarne porque era difícil desdemonizarlo para parte del electorado de clases medias, vinculado por entonces de forma mayoritario con políticas centristas. Pablo con la compra del chalet y la dimensión política que cobra gracias a la consulta, logra desdemonizarse y dar credibilidad a la identificación con imaginarios de las clases medias. Con ello, se supera el hándicap personal del líder para encabezar el objetivo de ampliar sus bases electorales (con significantes aún más vacíos, cuanto más amplias son las bases). De otra parte, respecto de la vida de la coalición o confluencia, serán las circunstancias quienes determinen su futuro, si acabarán como partido al igual que Syriza, si se fracturará y romperá, o si continuarán en forma similar como es esperable para las próximas elecciones. Pero Pablo estará destigmatizado para llevar adelante iniciativas para ampliar las bases electorales entre las clases medias, y contará con el aval de la militancia para introducir los cambios que considere oportunos al respecto. En relación a la peligrosidad política para el sistema, sinceramente creo que hoy por hoy –quizás no mañana-, está capacitado para elegir al gobierno, sus apoyos y la oposición que considera suficientemente elásticos a sus intereses, cabalgando y domeñando las contestaciones sociales que hasta la fecha se han dado.

    Hace 3 años 4 meses

  9. Homo Academicus

    A cayetano: Desconozco si la compra de una casa de campo obedece a una táctica política de atraer a las asustadizas “clases medias” o simplemente a un proyecto personal de vida en pareja. Mas bien creo lo segundo. A diferencia del articulista Profesor Franzé que utiliza un argumento ad hominen, me cuesta ver incoherencia alguna entre criticar a la burguesía y las injusticias del modo de producción capitalista y vivir en una zona de casas caras o hasta en un palacio. O simplificándolo en un ejemplo: no porque un médico fumador indique a sus pacientes que fumar es malo, la afirmación de que fumar es malo se convierte en falsa. Intentar desacreditar al médico fumador a través de la verdad de lo que afirma es un contrasentido. En el caso de Pablo Iglesias sin otro objetivo que cuestionar el proyecto político que representa, inasumible para la “izquierda-desnatada ”(PSOE y su coro mediático “progre”) a su vez ejemplo de lo que está dispuesto a tolerar el establishment como garantía para que nada cambie.

    Hace 3 años 4 meses

  10. cayetano

    A Homo Academicus, la consulta no es sobre el proyecto político colectivo, ni tan siquiera sobre la compra del chalet, sino sobre el liderazgo de Pablo. Si despejas de la ética, la coherencia..., el debate, se está decidiendo si Pablo Iglesias puede llevar una vida de clase media o media-alta. El discurso político en Podemos se ha ejemplificado en la vida de su líder, y quizás este cambio obedezca a su desdemonización para superar la barrera electoral, y "legitimar y legitimarse" con discursos más transversales que abarquen ha dicha clase media. No sé que repercusión tendrá en el proyecto político que expones, pero creo que la naturaleza de Podemos esta cambiando o ha cambiado. Y ya no pretende ser sólo el partido del 15-M y los indignados, que ya no están en las calles, y piensan más en clave de transversalidad. La verdad, no creo que la compra y posterior consulta sean error y huida hacía adelante, sino cálculo político, en absoluto subvaloro a la figura de Pablo e Irene, ni a sus colaboradores. Lo planteado encaja muy bien en la política comunicativa de PODEMOS, y el debate político ya se habría tenido al respecto de la naturaleza del proyecto, pero en clave rosa, debatiendo sobre la vida (siempre ejemplificadora como corresponde a nuestra cultura occidental: judía, musulmana y cristiana). Piénsalo.

    Hace 3 años 4 meses

  11. Homo Academicus

    Para cayetano y el Profesor Franzé (si es que se digna a bajar de su “tribuna”): No se trataría tanto de “vincular la vida de la organización a la de su líder” sino en el caso de Podemos más bien que todo proyecto político que cuestione el actual modelo de Estado borbónico, capitalista y que no se ciña al terreno de juego circunscrito por la tríada PP-PSOE-C’s con partidos bufones tipo PNV y regionalistas, habrá de ser eliminado. Por eso, el problema no se trata tanto de no poder sustituir a Pablo Iglesias, como de que el que viniese a ocupar su puesto, con mismas intenciones, sería igualmente descabezado. En este país el mensaje de los medios de comunicación “progres” (El País, la Sexta, cadena SER, etc. y hasta la revista CTXT como hemos visto) es claro: ¿es usted de “izquierda”? pues sepa que solo vamos a tolerar PSOE y en su caso, tras descabezar a Pablo Iglesias, el sucedáneo que quede de errejonismo como algo pintoresco y simpático. Es decir, más de lo mismo una y otra vez. Ningún cambio real a la vista. España no tiene solución.

    Hace 3 años 4 meses

  12. cayetano

    Como decía en el primer comentario, no hay interés por la ética en la política y ningún comentario cuestiona la coherencia del planteamiento ético del artículo. Cualquier solución dada ahora mismo parece perjudicar electoralmente a Podemos, por lo menos al actual Podemos por pérdida en su actual base electoral. Pero hemos de caer en la cuenta que ese mismo acto personal de compra del chalet, puede servir para legitimar discursos transversales dirigidos a las clases medias y su new deal, y desdemonizar a Podemos ante dicho electorado o cuerpo social, aún falta un año para las elecciones, que da para mucho. Ahora bien, al respecto de lo dicho antes, sobre gusto colores. Pero el argumentario de Homo Academicus se reduce a la identificación absoluta entre líder y partido –al caso Podemos-, partido al que no se le discute su valor –actual- en el panorama político. Y no es la primera vez que se vincula la vida de la organización a la de su líder. Así ocurrió por ejemplo con Felipe González y el PSOE; o Fraga y el PP, o posteriormente con Aznar y tantos otros ejemplos. Sin embargo dichas formaciones sobrevivieron a sus líderes e incluso mejoraron sus resultados inmediatamente, en algunos casos. En el caso de Felipe González, la puesta en valor de su liderazgo como garantía de supervivencia del PSOE se planteó en varias ocasiones como trágalas, e incluso su liderazgo fue tal en la sociedad española y no sólo su partido, que llegó a plantear el trágala del referendo de la OTAN. Sinceramente, si el mantenimiento y la implantación de PODEMOS dependen del liderazgo de Iglesias, apaga y vámonos. No por desmerecer a Pablo, sino por la insolvencia que supondría PODEMOS como proyecto político colectivo. La verdad, no se entiende el debate que se está promocionando en la consulta, sin cuestionarse el liderazgo de Pablo, si no es porqué detrás del mismo se encuentre un cambio en la naturaleza política de Podemos. Quizás para mejor, como dije, para gustos colores, al tiempo.

    Hace 3 años 4 meses

  13. Homo Academicus

    Farlow: Desconozco lo que hace la gente. Sé lo que hago yo. Y me temo que Podemos sin Pablo Iglesias es como una bici sin ruedas (aunque probablemente el postestructuralista Profesor Franzé considere más efectivo modificar la bici y darle como combustible una mezcla de significantes vacíos, unos puños y unas rosas). Ya se cargaron a Julio Anguita y la historia se repite. Primero fue Monedero y no pararán hasta descabezar a Pablo Iglesias. Lo preocupante a mi entender es que a tal menester está entregada toda esa “progresía” periodístico-artístico-nostálgica de 1982, capitaneada por Ferreras y esposa, el “gran” Sardá, José Sacristán el amargado, con Serrat a la guitarra, Llamazares, Almeida… y todos esos que orgullosamente nos recuerdan lo mucho que corrieron delante de los grises. Pero todavía hoy 40 años después, son incapaces de cuestionar abiertamente la monarquía o reivindicar un referéndum democrático para Cataluña. Así nos va.

    Hace 3 años 4 meses

  14. farlow

    Entonces es preocupante que Podemos no pueda contar con un recambio para Pablo Iglesias .Me parece que la gente vota por Podemos no por Pablo.

    Hace 3 años 4 meses

  15. Homo Academicus

    En respuesta a Farlow: Depende de en qué modelo de Estado quiera usted vivir. Si usted aspira a que exista alguna posibilidad de cambio real en las precarias condiciones de vida de asalariados, desempleados y pensionistas de este país, si además rechaza la monarquía borbónica en cuanto a modelo de país heredado e impuesto del que se deslizan graves deficiencias democráticas, y en definitiva desearía la no perpetuación del régimen del 78 con su inherente estructura económica neoliberal, miseria social y aborregamiento cultural, entonces a mi entender el único político español capaz de albergar alguna esperanza en cuestionar todo eso sería Pablo Iglesias. Ahora bien, si usted es de los que definiéndose de “izquierda” continúa votando al PSOE por inercia, por engaño, o por estar inmunizado ante 40 años de auténticas incoherencias de ese partido político y considera además que no debe de haber vida más allá de la triada PP-PSOE-C’s tal y como la prensa “progre” al servicio del establishment (la Sexta, la cadena SER o El País entre otros emporios mediáticos de cuyos dueños nunca nos hablan) se encarga de recordar día y noche, entonces probablemente le sobre Pablo Iglesias. Consulte con su almohada. Y me cuenta…

    Hace 3 años 4 meses

  16. farlow

    Señor Homo Academicus , ¿merece el señor Iglesias No ser "cargado" ?. Entren en materia y no se vayan por las ramas.

    Hace 3 años 4 meses

  17. Uno que se rinde

    Profesor Franzé, simplemente agradecer su colaboración en todo este circo mediático que se ha formado en torno a la “coherencia”. Suena a sarcasmo que en un país donde llevamos aguantando 40 años de incoherencias del PSOE (aceptación de la monarquía, OTAN, reconversión industrial, medidas neoliberales, reciente negativa a plantear moción de censura a Rajoy, nacionalismo español exacerbado vía 155, etc.) ustedes inmunizados ante todo eso de repente se lancen al cuello de un político por haberse hipotecado en la compra de una casa de campo. Sigan pontificando desde CTXT a coro por el mismo fin con la extrema derecha mediática o la “progresía “de la Sexta, cadena SER o El País. Suyos son los altavoces. Demasiados huelepedos a los que poder rebatir. Tengo la sensación de que en este país no hay nada que hacer. Con razón muchos catalanes quieren la independencia.

    Hace 3 años 4 meses

  18. A

    Le honra a PI e IM lo que hacen si es que hay tanta discrepancia dentro de su partido. Se llama democracia pero es normal que a algunos les resulte raro etc . A ver si otros siguen el ejemplo. No hay errores ni contradicciones en nada lo que ha hecho Iglesias ha perdido la posibilidad de hacer vida privada en un espacio de pública concurrencia, Incluso está amenazado. La derecha está hundida : piden mas explicaciones por que alguien compra un piso que por la corruppcion del PP. Y en fotrocoches, ese foro donde necesitas invitacion o pagar para entrar, ( estan de los mas "listos" : se lamen los pies pensando que es un privilegio), dicen que en la villa deberian meter a los inmigrantes, cuando es aznar-PP quien ha metido mas gente ( para bajar salario-derechos incluso a los que le votan, explotarles, luego pedir echarles sacando redito electoral, crear sicosis y demas ) y su hijo compra a la banca los pisos que esta deberia usar para pagar su deuda : que los metan en los pisos del hº de aznar. España , un pais dirigido por "40 ladrones franquistas y catolicos" jaleados por gente que le importa mas su soberbia que la corrupcion de sus lideres y que les roben tambien a ellos (que seran dejados de lado cuando ya no sirvan a las elites). Y esta es la gente que quiere gobernar España : traidores superfluos mamporreros vagos y mentirosos. Nivel de debate de la derecha : emotivo visceral y de analisis superfluos. Que miedo tienen que gobierne la izda que la atacan con infantilidad. Si buscan sitio para los inmigrantes que mete la misma derecha ( aznar-PP durante 8 años para bajar derechos-salarios, crear sicosis etc etc o mputorahoy no arregla patrulleras de la GC en Senegal ), que los metan en los pisos de los aznar que estan comprando pisos a la banca con la que esta deberia pagar su deuda al estado. La izda no promueve la pobreza ni hace penitencia de pobreza sino distribucion de la riqueza . La derecha critica a los demas lo que ella hace , empobreciendonos a todos para beneficiar a una elite minoritaria y ademas roba : http://blogs.publico.es/david-bollero/2018/05/18/montero-iglesias/ : Desprevenidos ante la manipulacion, se ama al opresor y se odia al tocayo oprimido. Para ser un revolucionario en el S-21º lo 1º es tener claridad ante los matices, la demagogia el victimismo y la emotividad de la derecha que no avala derechos y en las opiniónes de los fachas: sino te engañaran para enfrentarnos a su beneficio. La izquierda avala derechos e igualdad d eoportunidades. Los derechos no son una entelequia sino algo importante para ser personas y convivir en paz y prosperidad. Que risa floja la derecha haciendo de izdas por criticar a PI que se compre una casa y por anti-ecologico al hacerlo en el campo fuera de la ciudad donde se ha edificado y carreteras y tal y cual : Me parece muy bien que siendo ecologistas, con dos hijos etc, se vayan a una zona rural. Han ido alli donde tener huerta , poder plantar un poco de todo y recibir amistades en nudismo etc Es lo que deberiamos poder hacer cualquiera , pero las elites nos han culpabilizado y vemos envidia, y en vez de culpar a las elites de nª frustracion les atacamos a ellos. La ciudadania esta tan alienada y lavada de cerebro por los explotadores, que en vez de protestar por que no tienen casa , envidian desconfian y critican de y a quien puede tenerla .Y encima quieren tapar toda la corrupcion del PP , y su especulacion y rescates a empresarios privados y a la vez privatizaciones a amigotes etc ( que C$ apoya y ademas tiene las cuentas opacas ), ademas de sus politicas neoliberales que explotan y precarizan a la mayoria y privatizan derechos Es culpa d ela propaganda populista de derechas que busca lo emotivo lo visceral y el analisis superfluo, que haya gente convencida de que endeudarse 30 años con un banco es ser casta... ¿ No es modesto poder comprars e una casa ? La derecha acusa a la izda de lo que ella misma hace por quintiplicado En Podemos los diputados donan parte del sueldo y tambien son transparentes en respecto a lo que tienen y ganan y salvo IU, los demas NO lo hacen. No seamos bipolares e hipocritas : los demas, si pudieramos y nos gustase comprarlo, lo hubieramos comprado , otra cosa es la envidia y la culpa que nos mete la derecha en la cabeza . Y ¿ acaso van a dejar de comprarlo por que haya gente que no pueda ni remotamente hacerlo pero a la cual ellos ayudan a tener una casa desde su puesto de diputados ? acaso impide esa ayuda el que se hayan comprado el caserio ? En vez de quejaros por que mo os unis para que todos podais tener una casa ? Malcom X : “ Desprevenidos ante la manipulacion de la info, te harán amar al opresor y odiar al oprimido” : http://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2018/05/18/no-se-lo-pongais-tan-facil-a-los-poderosos/ La izda no hace penitencia de pobreza sino distribucion de la riqueza . La derecha critica a los demas lo que ella hace : http://blogs.publico.es/david-bollero/2018/05/18/montero-iglesias/ Hoy 200 mil € cuesta cualquier casa, y si se compara con un atico de lujo, tenemos que un atico es mucho mas pequeño por el mismo precio y ademas se encarece por el lujo precisamente. Ademas se han explicado de donde han sacado el dinero y son de los pocos que lo hacen y que tiene transparencia en sus cuentas y lo han notificado : https://www.facebook.com/IglesiasTurrionPablo/posts/2001710489901347 ¿ y por que de los demas no se dice nada ? : http://www.cope.es/noticias/politica/donde-viven-cuanto-cuestan-las-casas-rajoy-sanchez-rivera-iglesias-garzon_215584 Les critcan por lo de anti-ecologica como si : las urbanizaciones y las infraestructuras para hacer urbanizaciones (con pelotazos mordidas especulacion etc ), fueran cosa de ellos y no del PP y no pudieran comprar un coche electrico y como si fueran ellos y no el PP quien no apoya lo ecologico , etc etc Nada que con ecologia no se pueda arreglar que muchos que les critican no adoptan. Y ¿ entonces no repoblamos el medio rural por que es contaminante - etc ? : este el argumento de conveniencia para "ecologistas " ( en realidad neoliberales ) , que solo se acuerdan de ello para echar a la gente del campo y que 4 multinacionales se queden por 4 duros toda la tierra con los fines de hacer dinero y de echar a la ciudad a la gente para precarizarla y explotarla. Nada que no se arregle con ecologia, precisa y paradogicamente. Y encima la agencia inmobbiliaria ha vendido al mejor pustor y por 150 mil € que se han comprado una casa ... nivel miserable ( esto está en Publico.es ) . https://www.eldiario.es/zonacritica/chalet-relevante_6_772432777.html Un caro de la Ag tributaria con un piso que no le corresponde : https://www.eldiario.es/economia/Agencia-Tributaria-disfruta-vivienda-kilometros_0_772373632.html ............

    Hace 3 años 4 meses

  19. Homo Academicus

    Sr. Franzé, le doy el título: “Mayo 2018: súbito ataque de coherencia o cómo cargarse a Pablo Iglesias”. Recopile todo lo escrito por usted y sus compañeros de CTXT sobre el tema y publique un libro. Pasará a la historia. Servirá para confirmar a futuros alumnos que España en pleno siglo XXI seguía sin ser un país normal.

    Hace 3 años 4 meses

  20. cayetano

    No sé si es la coherencia ética que destila el artículo, o el desinterés por la ética en la política, pero es sorprendente que no haya ningún comentario, más aún de aquellos que no compartan lo publicado.

    Hace 3 años 4 meses

  21. AustinLTD

    Artículo pésimamente redactado. Vaya, que no he podido ni siquiera terminar de leerlo...

    Hace 3 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí